Tag Archives: España

El Senado argentino aprueba la expropiación de YPF

El Senado argentino aprueba la expropiación de YPF

El proyecto de ley recibe 63 votos a favor, 3 en contra y 4 abstenciones

Cristina Fernández consigue arrastrar a la mayoría con el argumento de que Repsol devuelve a Argentina la soberanía sobre sus hidrocarburos

Buenos Aires
El presidente del senado argentino, Amado Boudou, muestra el proyecto de ley aprobado por la Cámara. / JUAN MABROMATA (AFP)

La presidenta argentina, Cristina Fernández, ha logrado hoy el apoyo del Senado para expropiar la petrolera YPF al grupo español Repsol tras cerca de 15 horas de debate que permitieron a la oposición advertir que su respaldo no supone un cheque en blanco para la gestión de la mayor empresa del país.

El proyecto de ley ha sido aprobado por 63 votos a favor, 3 en contra y 4 abstenciones, en una jornada maratoniana en la que las acciones de la petrolera cayeron un 5,11 %.

El texto, que la próxima semana se someterá a votación en la Cámara de Diputados, declara de utilidad pública y sujeto a expropiación un 51% de las acciones de YPF propiedad de Repsol, titular de una participación total del 57,43% en la petrolera argentina. También prevé la expropiación de las acciones de Repsol en YPF Gas, la mayor distribuidora minorista de gas licuado de petróleo envasado de Argentina.

El oficialismo ha arrastrado a la mayoría del Senado con el argumento de que la expropiación de YPF a Repsol devuelve a Argentina la soberanía sobre sus hidrocarburos, aunque la oposición ha matizado su postura, ha cargado contra la política energética del Gobierno y ha advertido sobre la necesidad de garantizar un buen manejo de la petrolera.

Críticas a la familia Fernández

Las críticas han salpicado a Cristina Fernández, y a su esposo, el fallecido expresidente Néstor Kirchner, a quien varios senadores recordaron como uno de los defensores de la privatización impulsada por el expresidente Carlos Menem, aunque uno de los más cuestionados de la jornada fue el ministro de Planificación, Julio de Vido, que encabeza al equipo de interventores de YPF, y al que la oposición responsabiliza del problema energético del país.

El presidente del bloque radical, el principal partido de oposición, Luis Naidenoff, ha apoyado la propuesta oficialista pero ha sido tajante sobre los motivos que precipitaron la decisión del Gobierno de hacerse con el control de YPF: “Se avanzó con el proyecto porque la caja no cierra”. “Fue la coyuntura energética asfixiante la que motivó al oficialismo a iniciar este debate”, ha agregado el senador radical refiriéndose a los 14.000 millones de dólares que Argentina gastará este año en la importación de gas y petróleo.

Mario Cimadevilla, también radical, ha pedido una revisión de las concesiones petroleras y ha recordado que en su provincia, Chubut, la mayor productora de petróleo del país, y pese al conflicto que enfrenta a Buenos Aires con Londres por la soberanía de Malvinas, la británica British Petroleum (BP) explota el yacimiento más importante de Argentina como socia de Panamerican Energy (PAE). Según el senador, BP consiguió prórrogas y concesiones del Gobierno argentino en 2005 por 40 años “violentando la ley de hidrocarburos”.

Entre las voces más críticas se ha alzado la de María Eugenia Estenssoro, de la Coalición Cívica, hija de José Estenssoro, expresidente de YPF, que ha decidido abstenerse tras alertar contra un modelo de “hiperconcentración de la riqueza y el poder” y recordar que Kirchner apoyó “enérgicamente” la privatización de la petrolera en 1992. “No podemos subsanar ese grave error con otro acto de corrupción”, ha advertido Estenssoro, para quien “culpar a la gestión de Repsol por la mayor crisis petrolera de nuestra historia, es una simplificación y una trampa”.

En contra del proyecto ha votado Liliana de Alonso, de la Alianza Compromiso Federal, convencida de que “el fin no justifica los medios” y “la seguridad jurídica es un valor que debe ser preservado”.

Desde el oficialismo, los senadores cargaron con dureza contra la gestión de Repsol, e insistieron, como explicó Daniel Filmus, en que la aprobación de la iniciativa marca “un cambio de patrón de desarrollo, de soberanía y de modelo de Estado”.

La expropiación de YPF es un acto “derivado de una consecuente e imperiosa necesidad de concretar en materia energética la reversión fundamental de paradigmas que caracterizaron el neoliberalismo”, ha dicho el oficialista Marcelo Fuentes, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado.

Tras la aprobación del Senado, el proyecto de ley cumplirá el último trámite parlamentario en la Cámara de Diputados, previsiblemente el próximo 3 de mayo.

Anuncios

España, Grecia, Italia, Irlanda y Portugal en manos del FMI

Hemos visto como semanas atrás un jubilado se suicidaba en Grecia por culpa de que los tecnócratas que están puestos por el FMI en el gobierno Griego, en la línea de “ajustes” económicos determinados por la organización de la “Lagarta”. Ya vimos como en su día quitaron de en medio a su antecesor el “pseudo-violador” Strauss Kahn y digo pseudo no por exculparlo, si no por que era un secreto a gritos lo que hacen muchos de estos altos cargos (lo mismo pasa en la cúpula de la UE) pero mientras son “útiles” parece que se les permitan todo tipo de prácticas.

Mucho se habla del “buen rollo” o la buena onda de los tiempos que están por venir y la verdad es que últimamente me cuesta creer cada vez más. Por múltiples causas, se habla de detenciones masivas de dirigentes y otro tipo de “teorías”, que a priori estarían muy bien, el problema que puedo ver de base es que si no es todo lo cierto que se dice o no llega lo suficientemente rápido, no va a quedar nadie para verlo.

Hay un dicho que dice algo tal que así “las buenas intenciones asfaltaron el camino hacia el infierno” y la verdad que es algo que tenemos que tener en cuenta, pues bajo ese paraguas de “nueva era” que se nos quiere hacer creer, lo único que puedo ver es que nadie hace nada. Ningún juez, ni policía, ni político Español, tiene o tendrá el suficiente poder para meter en la cárcel a ninguno de estos, pues mientras los órganos judiciales y policiales, estén a las ordenes de políticos nada se podrá hacer.

Como diría en amigo Hovik, el “amor mueve el mundo”…. jojojo.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=qCQDCC2d8Lc
Mientras en España se le sube el 10/20% de los medicamentos a los jubilados, cuando ya vimos que las medidas ya llevaron a un jubilado al suicidio en Grecia.

Vemos como Grecia está “estrenando” campos de concentración para inmigrantes y si lo he dicho bien “campos de concentración”, al más puro estilo de la FEMA en EE.UU y nadie se queja…. ¿Cuanto tardará España y los demás en “estrenar” sus nuevas instalaciones?

Seguir durmiendo Españolitos, el buen rollo creo que se quedó con los de la CIA-Comando Ashtar y los extraterrestres/terrestres han venido a seguir poniéndonos la bota encima y vamos camino al Gobierno Único. Solo os puedo decir algo que se desde hace tiempo, como diría el amigo Freixedo, están aquí desde hace mucho, pero no son nuestros amigos. Nosotros somos su ganado y esto es la granja humana.

Podéis pensar que deliro, podéis intentar mirar a otro lado, pero si no despertáis y os comenzáis a mover, seguiréis durmiendo para el resto de la eternidad. El anticristo que iba a sorprender a toda la humanidad y la iba a engañar ya lo conoceis, se llama Julian Assange, el resto si investigáis un poco lo encontraréis.

La verdad que muchos quieren callar a los disidentes y a los demás teneros en la búsqueda de verdades que nunca encontraréis o la vieja táctica de los EE.UU, te dan los documentos “importantes” pero solo tienes 2 días para leerlos y resulta que te los han dado en medio de 5.000 documentos sin importancia, pero lo siento hay muchas voces que nunca callaran y esas voces son de consciencia y antes o después os atraparán si no hacéis nada, la pasividad es la muerte en vida. ¡DESPERTAR!

Camino al Gobierno Único……..

Aquí os dejo un viejo programa de TV que recuperé del olvido, donde podemos ver a “oficialistas” y “alternativos”, entreteniendo al personal, mi queja no viene por como se comportan los “oficialistas” si por lo menos debatieran de forma inteligente, pero si alguien puede fijarse como el encargado de “NASA” se encarga de desprestigiar a los “no titulados” y en cambio no puede hacer más que callar frente a un Teniente Coronel que habla sin tapujos de “TODO” incluido de quien Gobierna al mundo, ese poder que fue juez y parte en la muerte de Andreas Faber Kaiser.

Esta batalla lleva muchos años jugandose y es hora de terminarla, despertar personas del mundo, el Gobierno Único se acerca. Puede parecer que mezclo temas al azar y nada está más lejos de la realidad, todo tiene que ver con todo, ya es hora de que abráis los ojos y no miréis en una sola dirección como los animales “manipulados”.

http://www.youtube.com/watch?v=Rj9YXExb9iY&feature=player_embedded

 

Niño Becerra: “España, haciendo cosas por su cuenta, sólo conseguirá morirse

Niño Becerra: “España, haciendo cosas por su cuenta, sólo conseguirá morirse”

elEconomista.es
Mapa de España

El Catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llul ha vuelto a realizar una análisis exhaustivo de la situación en la que se encuentra España después de las previsiones lanzadas la semana pasada por el FMI. Ante estos datos, el economista propone varias posibles soluciones que puede acatar el país para superar la crisis.

Después de repasar todos los datos clave que el FMI puso sobre la mesa – el crecimiento español no superará el 2% hasta el 2017, la deuda seguirá su tendencia ascendente y las exportaciones continuarán teniendo un “ritmo famélico”-, el experto pone de manifiesto que lo único que le sucede a España es que “está muy enferma”.

Para Niño Becerra esto “se manifiesta en su déficit porque su economía no muestra signo alguno de recuperación: la tendencia es una seguir ‘estancadamente en declive’, explica en su artículo de La Carta de la Bolsa, al tiempo que aclara que “sus posibilidades son verdaderamente muy reducidas debido a que ni crece para atender su enfermedad ni puede crecer lo suficiente para nutrir su recuperación”.

“En resumen, la imagen que se forma en mi cerebro cuando veo estas cifras sobre España es la de uno de esos esqueletos que debía haber sido un edificio y de los que nuestra geografía está hoy repleta” continúa el economista.

En este sentido, señala que con la situación actual, lo más sencillo es que le echemos la culpa al Gobierno “cuando otro tampoco tendría ninguna opción”. Por ello, lo que el economista quiere dejar en evidencia es que “España, haciendo cosas por su cuenta, lo único que va a conseguir es morirse toda ella (todos los países, pero España antes porque está peor)”.

Un futuro para España

El economista tiene muy claras las dos prioridades que tiene el país: superaligerar la deuda total y limpiar los bancos de forma conjunta. “España tiene mucho que decir y que hacer aquí. Y sí habrá gente que no cobrará lo que se les debe, pero de todos modos hoy ya no cobra” destaca.

Asimismo, el experto recomienda que se debe hacer un inventario de recursos y de puntos fuertes que tiene la economía y después, “hay que decidir algo crucial: que como no hay recursos para todo y el café para todos se acabó, lo que supone centrar esfuerzos y recursos en aquellas zonas con auténticas posibilidades, en aquellas actividades con auténtico futuro, en aquellas compañías que puedan desenvolverse solventemente en un escenario de escasez”.

“Esto implicará cosas: agrupaciones de municipios, segregación de territorios, planificación de necesidades, intervención y regulación de decisiones” apunta el experto, para quien la idea es muy sencilla: “no hay de todo para todos de forma continuada, luego es imprescindible que lo que haya sea utilizado de la forma más eficiente. Empiécese a trabajar por aquí, lo del déficit se resolverá sólo”, sentencia.

La batalla que Argentina sí ganó

La batalla que Argentina sí ganó

Treinta años después de la guerra de Las Malvinas, Cristina Fernández expropia YPF enarbolando la soberanía nacional. Estas son las claves de la decisión

Buenos Aires
La mano de la presidenta de Argentina sujetando un tubo con una muestra de petróleo de YPF. / AP

A lo largo de su andadura como presidente de Repsol, Antonio Brufau ha negociado con líderes mundiales en situaciones un tanto peculiares. Muamar el Gadafi lo atendió varias veces en su jaima de Trípoli mientras en la puerta ordeñaban las cabras y pastoreaban los camellos; el boliviano Evo Morales lo recibió a las cinco de la mañana en La Paz; con el presidente Hugo Chávez departió mientras el mandatario venezolano conducía un Mercedes desde la Gran Vía de Madrid hasta el aeropuerto de Barajas, y Fidel Castro le concedió audiencia a las dos de la madrugada en La Habana.

En la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino, Brufau tuvo que esperar a veces varias horas para acceder al despacho presidencial. Pero cuando llegaba acompañado de Sebastián Eskenazi, el hombre al que vendió el 25% de Repsol-YPF cuando Néstor Kirchner le obligó a argentinizar la compañía, no esperaba ni un minuto. Eskenazi era íntimo amigo de los Kirchner. Néstor y Cristina vieron con muy buenos ojos en 2008 que los Eskenazi pagaran solo el 10% de las acciones que compraron. Para el resto, pedirían créditos. ¿Y cómo pensaban los Eskenazi pagar los créditos? Con el dinero que les abonase la empresa en el reparto de dividendos. “Así me compro yo también la Coca-Cola”, dijo esta semana el periodista argentino Jorge Lanata. La operación le pareció un tanto extraña entonces a algunos analistas argentinos, y les sigue pareciendo extraña. Pero entonces, casi todo el mundo parecía contento: Brufau, los Kirchner y, por supuesto, los Eskenazi.

Brufau trabó relaciones muy fluidas con el ministro de Planificación, Julio de Vido, responsable de la política energética del país en los últimos nueve años. El presidente de Repsol conocía bien a la gente que era necesario conocer bien: los empresarios, los periodistas más influyentes, los gobernadores de las provincias petroleras, los consultores de energía más prestigiosos… Y cuando murió Néstor Kirchner, en 2010, no perdió la brújula en los laberínticos pasillos del poder peronista. Unos ministros llegaban, otros se iban, pero Julio de Vido seguía ahí. Y los Eskenazi continuaban manteniendo buenas relaciones con la presidenta. Hasta el año pasado, ella elogiaba su gestión empresarial en público y lo trataba de Antonio ante las cámaras.

De pronto, a principios de 2011, lo que era blanco se volvió negro

De pronto, a principios de diciembre de 2011, todo lo que era blanco se volvió negro. De Vido empezó a pedir que la empresa invirtiera más en explorar y producir petróleo. De Vido había acudido con su esposa en varias ocasiones a la casa porteña de Brufau. Pero el trato se enfrió de pronto. El fino olfato de Brufau no tuvo que esmerarse mucho para darse cuenta de que las cosas estaban cambiando. Las cuentas no cuadraban en el país. El año pasado Argentina tuvo que importar hidrocarburos por valor de 10.000 millones de dólares (7.500 millones de euros), y para este año se prevé que sean por lo menos 9.000 millones. ¿Responsable? Repsol-YPF, que solo representa un tercio de la producción en Argentina. ¿Por qué nunca denunció De Vido esa situación y el representante en la dirección de YPF por parte del Estado, Roberto Baratta, vino aprobando todas las decisiones del directorio durante los últimos años? La situación recordaba demasiado a la escena de Casablanca en la que el oficial francés que solía jugar en el casino cierra el local porque de pronto descubre que ahí se juega.

Repsol aportó cifras en las que mostraba que en 2001 tenía 8.867 empleados directos y el año pasado 16.048. Enseñó cuadros con datos del propio Gobierno en los que se veía cómo el año 1999, cuando compró YPF, invirtió 1.000 millones de dólares, y desde entonces había venido aumentando la cifra casi todos los años hasta los 2.990 millones de 2011. Para 2012 prometía 3.500 millones de dólares. Pero sus interlocutores decían que eso no era suficiente, que había descendido mucho su producción. Antonio Brufau viajó varias veces desde Madrid a Buenos Aires para explicar que la mayoría de los pozos eran maduros, es decir, muy explotados y con pocas reservas.

De Vido, responsable de la política energética de los últimos años, debía saberlo. Pero de pronto, el interlocutor válido ya no era De Vido. Ahora se presentaba a las reuniones un hombre de 41 años y patillas de hacha, vestido sin corbata, que nunca antes había puesto un pie en el complejo mundo de la industria petrolera. Se trataba de Axel Kicillof, el viceministro de Economía. Su discurso estaba en las antípodas de lo que Brufau representaba, pero era amigo de Máximo Kirchner, hijo de la presidenta. Y, sobre todo, era el hombre a quien la presidenta parecía escuchar. Brufau creía que Kicillof estaba preparando un borrador para expropiarle. Quería negociar directamente con la presidenta, pero ella no le atendía. Los gobernadores petroleros empezaron a revertir áreas de explotación y Repsol-YPF fue perdiendo valor en Wall Street.

Finalmente, el lunes 16 de abril, después de cuatro meses de acoso y derribo, Cristina Fernández anunció la expropiación de YPF. No había que encargar muchas encuestas para darse cuenta de que nueve de cada diez argentinos se mostrarían favorables a la medida. En España no hay ninguna empresa que se pueda comparar ni remotamente con YPF en cuanto a la carga identitaria y sentimental que esa marca representa para los argentinos. YPF fue la primera explotación estatal petrolera del mundo. Estuvo presente en la mitad de los 200 años de vida que tiene el país y representa la nostalgia de la soberanía energética perdida, de todo lo que se podía haber sido y no se es.

Ante esos sentimientos, poco podían hacer las cifras de Brufau. El presidente de Repsol insistía en que la empresa solo representaba un tercio de la producción y se la estaba discriminando. Pero Kicillof la responsabilizó del 71% de la caída en la producción del petróleo en el último año y del 70% en la producción de gas.

Axel Kicillof toma las riendas de la política energética

Al día siguiente de la expropiación, Kicillof expuso el proyecto de ley, durante dos horas y media ante todos los senadores de Argentina. No faltaron en su discurso menciones a España y a elefantes. También a cerdos. “Los llamados PIGS. PIGS es el nombre con el que bautizó el stablishment económico… pigs, ¡cerdos!, a algunas economías europeas como Portugal, Italia, Grecia, España. Pigs, hay peipers [papers, documentos] de grandes economistas llamándolos cerdos. Le pido a España que recupere la dignidad en este sentido, que mire lo que le están recomendando la derecha y los guitarristas de libre mercado. ¡Y cómo los llaman! Después de haber cumplido con esas recetas tienen grandes problemas económicos. Pero los grandes problemas económicos no es ese default de la deuda externa en el que iba a caer Grecia exclusivamente. Los problemas económicos que mira este Gobierno y que no están en los libros de texto son el desempleo, el nivel salarial, el nivel de las jubilaciones, el bienestar de la gente. Esos son los problemas, los grandes y gravísimos problemas económicos. No lo que hace el Estado argentino con una empresa… ¡argentina!”.

Manifestación a favor de la expropiación de YPF. / REUTERS

Con un evidente dominio de la oratoria, Kicillof escenificó lo que ya se venía comentando en Argentina. La Cámpora, la asociación juvenil que lidera Máximo Kirchner, se estaba afianzando en el poder. De Vido había sido nombrado interventor de YPF, pero Kicillof será su director adjunto y jugará un papel clave en el sector energético. De entrada, ya advirtió que los empresarios como Brufau no tienen nada que enseñarle. “Cuando se trata de empresarios extranjeros, ¿qué van a saber de lo que estamos haciendo acá? ¿Qué van a creer, en que estamos convencidos de lo que estamos haciendo y que lo estamos llevando por una senda responsable y que ha dado frutos completamente distintos de lo que está ocurriendo en situaciones de países europeos como la propia España? Que nosotros ya hemos probado el gusto amargo de ajuste. Y ya sabemos que cuando hay una profunda crisis, lo peor que se puede hacer es pensar que el Estado es malo, que el Estado es el problema. El Estado es la solución. Y lo hemos visto en la Argentina. No estoy dándole consejos a España. Simplemente digo que cuando hay recesión y crisis el Estado se vuelve en un actor clave para revitalizar la demanda y la producción. Entonces, el ajuste del poder adquisitivo de los jubilados lo hemos vivido nosotros. (…) ¿Cómo vamos a retirar al Estado de funciones vitales? Estos empresarios como Brufau, ¿qué va a entender lo que estamos haciendo, cuando está pensando en la expansión trasnacional de un grupo que lo ha hecho en buena medida a expensas de los dividendos girados por nuestra compañía petrolera?”.

Un analista argentino subraya el atractivo de la figura de Kicillof. “Seguramente, en España, con la crisis que atraviesa, esas palabras contra los excesos del libre mercado pueden resultar muy atractivas. Y como personaje literario es muy interesante: un profesor de economía de aspecto juvenil que le planta cara al gigante de Repsol y habla más de dos horas en el Senado con el dedo índice levantado. Pero ese señor va a estar al frente de YPF. A los españoles les puede resultar muy simpático y atractivo un personaje así. Pero seguro que no querrían tenerlo al frente de Repsol”.

Nueve de cada diez argentinos apoyan la medida, según las encuestas

Algunos analistas se muestran apesadumbrados por la decisión de expropiar. Creen que una vez más Argentina ha vivido un sentimiento malvinero de euforia nacional colectiva que terminará pagando caro. Pero esas voces son muy escasas. Mientras arreciaban el viernes los mensajes de reprobación internacional de la Unión Europea y de EEUU, Cristina Fernández de Kirchner seguía envolviéndose en los grandes sentimientos de la bandera de Argentina. En su cuenta de Twitter, con un millón de seguidores, se pudo leer: “Desde allá, desde Casa Rosada, miramos al país de frente, hacia el Norte, el Sur, el Centro, toda esa inmensa geografía que estaba esperando”. Y después: “Quiero agradecer porque es hora de que la Argentina inicie una etapa diferente, de grandeza, donde los que están en la oposición también apoyen”. En efecto, casi toda la oposición en pleno apoyó la medida en el Senado. Hasta uno de los hombres más defenestrados del país, el senador peronista Carlos Menem, que fue quien privatizó YPF votó a favor de la expropiación.

“La gente siente que recuperó algo que le pertenece”, señala Víctor Bronstein, director del centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad. “Es un sentimiento popular y hay que respetarlo. Ahora queda por saber si la empresa estatal puede hacerse cargo del problema. Yo creo que contamina el funcionamiento de la empresa el hecho de que las provincias tengan poder en el directorio. La presidenta compara a Petrobras como empresa mixta que funciona bien. Pero en Brasil, donde los Estados tienen más autonomía que en Argentina, los recursos de petróleo y gas pertenecen a la nación, no se negocian con las provincias, no tiene sentido”.

Bronstein cree que la crítica que se le hace a Repsol en cuanto a que decidió invertir más en producir que en explorar es relativa, porque va en contra de los propios intereses de la compañía. “Toda empresa petrolera sabe que tiene que mantener un nivel de reserva, porque si no se le acaba el negocio”. Sin embargo, Bronstein cree que Repsol decidió explorar menos porque priorizó inversiones internacionales. “Solo actuó cuando le apretaron el zapato. Y ya era demasiado tarde”.

Jorge Lapeña, secretario de Energía de Raúl Alfonsín (1983-1989), también coincide en que “faltó exploración”. Pero no culpa tanto a la empresa como al Gobierno que lo toleró. “Todas las empresas privadas exploran menos pozos en Argentina que la mitad de lo que exploraba la YPF estatal ella sola en la década de los ochenta. El Estado ha fracasado como fiscalizador y planificador”, señala. El antiguo secretario de Alfonsín es una de las pocas voces que se han pronunciado en Argentina contra las formas en que las provincias quitaron concesiones a YPF: “Creo que se tenía que haber hecho una auditoría integral de todos los permisos de exploración y concesiones de todas las empresas”.

En cuanto, a la forma sincronizada en que se ejecutó la expropiación, obligando a los directivos de Repsol-YPF a desalojar la empresa en el mismo momento en que la presidenta anunciaba el proyecto de ley, Kicillof aportó sus razones: había que descubrir los secretos mejor guardados de la empresa. No había nada personal. Solo negocios.

España: entre la ira, la resignación y la prudencia

España: entre la ira, la resignación y la prudencia

Rajoy

Por Alvaro Vargas LLosa

La Tercera

La decisión de Cristina Kirchner de expropiar 51% de YPF, la filial argentina de Repsol, una de las grandes compañías de España, coloca al gobierno del Presidente Mariano Rajoy en una situación bastante difícil. Las armas con que cuenta para responder al gobierno argentino no son las que quisiera o, al menos, no son las más oportunas, dado el contexto actual. Está constreñido, además, por una grave situación interna que debilita de por sí al Estado que dirige y exige concentrarse en otras prioridades, y por la enorme presencia de otras empresas ibéricas en Argentina, a las que Kirchner ha amenazado abiertamente en una comparecencia esta semana.

Es evidente, por la forma en que fue hecha la expropiación, que el gobierno argentino quiso afectar muy frontalmente a España, pero también evitarse demasiados problemas con otros países. Por eso, los casi 4.000 millones de dólares en acciones de YPF controladas por fondos de inversión estadounidenses no han sido expropiados. Aún así, Buenos Aires no tuvo más remedio que afectar a México porque Pemex, la empresa petrolera de ese país, posee el 9,49% de Repsol y, en menor medida, porque al hacer que un gobierno regional argentino cancelara una de las licencias con que contaba YPF, en la práctica perjudicó a Enap, la compañía chilena que actuaba como operadora de YPF en ese caso. No es de extrañar, pues, que el mandatario mexicano, Felipe Calderón, haya llamado “muy poco responsable y muy poco racional” a la decisión de Kirchner y que Sebastián Piñera, más prudente, haya pedido que “se respeten los convenios internacionales”. Cabe anotar, sí, lo audaz que fue el Presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien a pesar de no tener su país intereses directamente relacionados con lo ocurrido, ironizó con ocasión de un foro de inversiones en su país lanzando, en presencia de ejecutivos españoles, un contundente: “Nosotros no expropiamos, Presidente Rajoy”.

El problema que tiene entre manos Rajoy es triple: las inversiones españolas que todavía son vulnerables a un eventual zarpazo argentino; existe una significativa dificultad en dar contenido concreto a la solidaridad retórica de otros países, especialmente los europeos y Estados Unidos, y hay el riesgo de abrir un frente de batalla que movilice a toda la izquierda radical latinoamericana contra España y, por tanto, de que algo que es por el momento un conflicto político en torno a una expropiación, pase a ser un debilitamiento de la relación española con parte significativa de Iberoamérica en un momento especialmente adverso.

Hay unas 400 empresas españolas en Argentina, entre ellas, 15 que cotizan en la Bolsa de Madrid y son de mucha importancia para la economía ibérica en su conjunto. De hecho, España es el país que lidera el stock (o sea la acumulación) de capital extranjero en ese país: uno de cada cuatro dólares invertidos a lo largo de los años en Argentina es español. Hay empresas, como Prosegur, que generan la quinta parte de sus ventas en Argentina y otras, como DIA (alimentos), que obtienen allí más de siete por ciento de las suyas. Otras más grandes, como Telefónica, dependen del mercado argentino para algo más del cinco por ciento de sus ventas (la compañía telefónica tiene 23 millones de clientes en ese país). Para no hablar de otras compañías energéticas o de bancos, como el Santander y el BBVA. Esas empresas están hoy por lo bajo pidiendo a España no dar una respuesta excesivamente “desproporcionada” que las coloque en situación vulnerable. Y Rajoy no puede ser insensible a un pedido semejante cuando Telefónica tiene hoy a América Latina como su principal fuente de ganancias y a Argentina como su segundo mercado en el continente, lo que permite compensar el deterioro del mercado español. En este caso, pues, los intereses de Antonio Brufau, presidente de Repsol, y de sus colegas no están exactamente alineados.

El segundo problema que España enfrenta de cara a este conflicto tiene que ver con la posibilidad de adoptar acciones concretas. La acción legal más importante que puede emprender Repsol -y que contará con respaldo político de Rajoy- es una demanda contra Argentina en el tribunal de arbitraje del Banco Mundial, conocido como Ciadi (Centro Internacional de Arreglos de Diferencias relativas a las Inversiones). Pero resulta que Argentina ha sido objeto allí de 48 demandas y sólo tres han sido resueltas en contra de Buenos Aires (las de las norteamericanas Azurix y CMS y la francesa Vivendi). Lo que ocurre casi invariablemente en este tipo de procesos es que el litigio se suspende después de unos años, porque la empresa afectada, sea la que sea, negocia con Argentina o desiste por completo cuando encuentra la oportunidad de hacer una nueva inversión o de proteger alguna otra ya existente (Telefónica acabó negociando un acuerdo hace un tiempo, por ejemplo, para renunciar a una demanda). Incluso en los casos en que hubo fallos contra Argentina, el gobierno se negó a pagar. Esa es la razón por la cual la Administración de Barack Obama ha retirado las preferencias arancelarias a Argentina.

Una acción semejante a la que ha tomado Estados Unidos podría tomar la Unión Europea. Eliminar las preferencias arancelarias de que goza Argentina en Europa sería perjudicial para ese país, pero es improbable que se llegue a ese extremo, como es improbable que se denuncie el Tratado de Amistad y Cooperación: nunca antes se ha tomado una decisión así y no está claro que Rajoy quiera escalar el conflicto hasta ese nivel. Por lo pronto, España ha anunciado que priorizará la compra de biodiésel a sus socios europeos en perjuicio de Argentina, que le vende este combustible por unos 800 millones de euros anuales. Pero si Europa en conjunto se animara a adoptar una represalia comercial, se verían afectados principalmente productos como la soja, el combustible y las carnes argentinas en el conjunto de la unión. Hablaríamos en ese caso de algunos miles de millones de euros. Hasta ahora, sin embargo, lo que ha habido es pura retórica de parte de la Comisión Europea (expresando su “más enérgica condena”) y de los parlamentarios. Los ministros de Asuntos Exteriores, probablemente, harán un pronunciamiento conjunto semejante muy pronto.

Estados Unidos no hará mucho más de lo que ya ha hecho, que es expresar su “preocupación” y decir que Argentina tiene que “justificar” su decisión, aun cuando el ministro de Relaciones Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, intenta que Hillary Clinton se comprometa más con su posición para actuar en el G-20 y el Fondo Monetario Internacional. La razón es simple: la secretaria de Estado es consciente del riesgo de victimizar a Cristina Kirchner y echarla en brazos de Hugo Chávez y el grupo del Alba, que cerraría filas contra Washington ante cualquier acción concreta. En este escenario es improbable, a juzgar por los antecedentes, que los gobiernos moderados se atrevieran a expresar su respaldo al gobierno norteamericano contra sus vecinos argentinos. Washington, al menos, así lo entiende por su experiencia en la OEA, el organismo hemisférico. Y en cualquier caso, ni el FMI ni el G-20 resultan hoy en la práctica útiles a Argentina. El efecto sería simbólico -y políticamente costoso- pero no tendría mucha secuela material.

También en España y Europa existe el comprensible temor a provocar una reacción en cadena de la izquierda radical a la que los latinoamericanos moderados no puedan responder con claridad. En ese caso, España, que atraviesa su peor crisis desde la transición a la democracia, se abriría un nuevo frente político desgastante. Rajoy sabe que tarde o temprano el Partido Socialista lo acusaría de haber arruinado las relaciones con Iberoamérica, asunto que para Madrid tiene algo más que resonancias nostálgicas: los españoles siempre se han preciado de ser el puente por el que pasa buena parte de la relación de toda Europa con América Latina. Poner en riesgo ese “estatus”, por un conflicto generalizado con varios países latinoamericanos, es algo que a Rajoy no interesa en este momento.

Como se ve, pues, Argentina ha golpeado donde duele y con mucha conciencia de las dificultades que impiden a España responder con dureza material a lo que a todas luces ha sido una acción encaminada a humillar a su país y no sólo a una empresa petrolera (eso indican las frases irónicas aludiendo al incidente del rey en Botsuana, el asalto físico a la sede de Repsol en Buenos Aires y la expulsión de los directivos españoles sin darles un segundo de aviso y sin tener en cuenta que, en teoría, todavía la compañía española tiene un porcentaje pequeño de la propiedad, pues no se ha expropiado el 57, sino el 51 por ciento).

Rajoy entiende bien que lo sucedido en Argentina es síntoma de que el modelo está fracasando y, por tanto, de que el peronismo buscará chivos expiatorios en el exterior para fortalecerse internamente, a medida que la po- blación vaya dándose cuenta de lo que realmente sucede. Eso significa que si España se limita a algunas frases retóricas, por temor a poner en riesgo a otras empresas españolas y a alimentar el radicalismo argentino, puede suceder exactamente lo contrario de lo pretendido con dicha prudencia: es decir, que Buenos Aires crea que la debilidad de Rajoy es un escenario perfecto para seguir afectando a otros intereses españoles. Después de todo, no hay ninguna posibilidad de que no se produzcan nacionalizaciones en el futuro, dado que el modelo ya no es financiable y las dos grandes fuentes de dinero que había -las pensiones y las reservas- ya fueron capturadas por las autoridades en su momento para tapar agujeros.

Pase lo que pase, la herida que ha abierto Kirchner tardará muchos años en cerrar. Los españoles difícilmente olvidarán que un país cuyos ciudadanos han emigrado a la madre patria por oleadas a lo largo de décadas, les asestó un golpe frontal en su momento más vulnerable y que, para colmo, la jefa del Estado se burló de su rey, insultó a su gobierno, amenazó a sus otras empresas y echó a sus ejecutivos como perros sarnosos de la sede de la entidad expropiada, sin darles tiempo a salir con dignidad

EEUU ofrece su apoyo a España para intentar que Argentina rectifique

EEUU ofrece su apoyo a España para intentar que Argentina rectifique

Margallo no confirma si entre las posibles medidas de represalia se contemplan las comerciales o la expulsión de Argentina del G-20

Madrid.

  • La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.

    Fotogalería

    La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, se ha comprometido a estudiar “las propuestas” que le remitan España y la Unión Europea para responder a la decisión del Gobierno argentino de expropiar el 51% del capital social de YPF con el objetivo de lograr que Buenos Aires rectifique.

La jefa de la diplomacia estadounidense ha trasladado este compromiso a su homólogo español, José Manuel García-Margallo, en el encuentro que ambos han mantenido en el marco de la reunión de la OTAN que se celebra este jueves y viernes en Bruselas. Según ha explicado el ministro español a la prensa tras su encuentro, Clinton “ha pedido que le transmitamos qué es lo que nosotros esperamos de Estados Unidos, que es lo que se hace entre buenos aliados y buenos amigos como son Estados Unidos y España” y se ha comprometido a “estudiar las propuestas” que “España o Unión Europea” les envíen tras recordar que Washington desde hace “muy poco” ya ha retirado los aranceles a Argentina.

“Lo que hemos acordado es que vamos a explorar todas las vías en las que podamos colaborar juntos para restablecer la legalidad internacional. Vamos a intentar analizar en qué podemos trabajar en el Banco mundial, el Fondo Monetario Internacional, en el G-20, en el Club de París… En cualquier otra institución en la que se puede ejercer una acción para intentar que el Gobierno de Argentina rectifique la posición sobre Repsol, que está perjudicando desde luego a los intereses españoles, está perjudicando a la confianza en los mercados y está llevando a Argentina a una situación extremadamente difícil”, ha explicado.

Por su parte, la alta representante para la Política Exterior y la Seguridad Común de la Unión Europea, Catherine Ashton, se ha expresado “más o menos en los mismos términos” que el Gobierno español para condenar la expropiación de YPF, según García-Margallo. “Ha dicho exactamente que esto constituye una violación del derecho que rigen las relaciones internacionales, que rompe el clima de confianza, que es perjudicial para toda la comunidad internacional, que es perjudicial para el Gobierno argentino y ha urgido al Gobierno argentino a adoptar las medidas necesarias y cuanto antes para restablecer la confianza internacional y respetar las buenas prácticas que han regido siempre” para proteger las inversiones entre los países, ha explicado García-Margallo.

El objetivo es que Argentina “rectifique”

El ministro español ha dejado claro que la ofensiva diplomática que han emprendido el Gobierno español para recabar apoyos tras la decisión de Buenos Aires tiene por objetivo lograr que Argentina rectifique su decisión, preguntado si España pretende presionar para que Argentina devuelva el control accionarial a Repsol o si se limitará a tomar medidas de represalia.

“No sé muy bien cuál es la distinción”, ha explicado el jefe de la diplomacia española que, a renglón seguido, ha precisado que el Gobierno trata de “presionar a Argentina para que vea que este camino no lleva a ningún sitio”. El ministro ha recurrido a palabras del Don Juan Tenorio de José Zorrilla para instar a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, a rectificar. “Un punto de contrición da un alma a la salvación”, ha recordado el ministro. “Si no rectifican el porvenir al que llevan a su pueblo es un mal porvenir”, ha insistido.

García-Margallo ha asegurado que la reunión con Clinton este jueves, tras su primer encuentro el miércoles en la OTAN en el que le entregó “una nota” explicándole lo ocurrido, “ha ido muy bien”. El ministro mantendrá una nueva reunión con ella esta misma tarde para hablar de “otros temas” en el marco de la reunión convocada esta tarde por el Gobierno francés en París para analizar la situación en Siria. “La reunión ha ido muy bien. Es continuación de la que tuvimos este miércoles y prólogo de la que tendremos este jueves en París”, ha explicado.

Margallo ya no cree que Clinton sea “tibia”

García-Margallo ha vuelto a agradecer a Clinton la declaración que realizó un portavoz del Departamento de Estado norteamericano “dos horas después” de su primer encuentro el miércoles y ha reconocido “una lección” en el sentido de que “con los Estados Unidos se puede decir absolutamente todo con franqueza”.

“Así como el miércoles dije que la primera reacción de los Estados Unidos me había parecido tibia y que a mí personalmente no me había gustado. Esta declaración es muy firme de respaldo inequívoco a España y por tanto tengo que dar las gracias”, ha explicado. “Cuando hagan algo que no me gusta diré que no me gusta y cuando hagan algo que me gusta diré que me gusta”, ha justificado.

Estudio de medidas

El ministro no ha querido avanzar las medidas de represalia que espera adoptar el Gobierno español ni las que pueda tomar la UE tras el debate de los ministros de Exteriores de los Veintisiete del caso este lunes en Luxemburgo, pero ha avanzado que tanto él como el ministro de Industria, José Manuel Soria, comparecerán tras la reunión del Consejo de Ministros en el Palacio de Santa Cruz para dar “cumplida cuenta de las medidas que el Gobierno adopte en el ámbito de su competencia y las medidas que piensa proponer a la Unión Europea. Mañana visión completa de lo que queremos hacer”.

“Mañana el Consejo de Ministros va a analizar las medidas que el Gobierno español puede tomar desde el punto de vista de su competencia y analizaremos también las peticiones que vamos a llevar al Consejo de Ministros (de la UE el lunes)”, ha explicado. García-Margallo ha evitado avanzar ninguna medida concreta que se podría adoptar, insistiendo en que se trata de elaborar “un plan conjunto” porque entiende que “tiene poco sentido ir haciendo una ‘guerra de guerrillas'” pero ha dejado claro que la “huida hacia delante” de Buenos Aires “supone aislar desde el contexto internacional y privarles del capital, del dinero y de los ahorros que el pueblo argentino necesita”.

“Vamos a ver si estudiamos conjuntamente todas las medidas porque creo que no tiene mucho sentido analizar las medidas aisladamente. Hay que hacer un plan conjunto, una ‘hoja de ruta’, para transmitírselo a nuestros socios y aliados de la Unión Europea”, ha dicho. “Hay que hacer una operación conjunta”, ha señalado.

Igual que en el caso del apoyo de Estados Unidos, García-Margallo ha querido agradecer el respaldo que ha encontrado el Gobierno español en la UE tras la crisis con Argentina de “una claridad inequívoca” tras recordar que tanto el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, el vicepresidente de la Comisión y responsable de Industria, Antonio Tajani, la Alta Representante de Política y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, la Presidencia danesa y numerosos eurodiputados, no sólo españoles. “Demuestra que la UE cuando quiere funciona”, ha afirmado.

El jefe de la diplomacia española no ha querido confirmar si entre las posibles medidas de represalia se contempla la expulsión de Argentina del G-20 o se limitarán a restringir importaciones comerciales de productos clave para el país del Cono sur como el bioetanol y la soja, pero ha insistido en que, tal y como reiteró este miércoles Tajani en la Eurocámara, “todas” las medidas están sobre la mesa”.

“Todas las medidas que se consideren oportunas y legalmente admisibles van a ser estudiadas”, ha explicado el ministro. “Nosotros lo estamos estudiando también y el lunes analizaremos conjuntamente un camino que sólo empezará el lunes, continuará a lo largo del tiempo”, ha asegurado.

García-Margallo ha insistido en que la diplomacia consiste en “defender los intereses de España a través del diálogo siempre que sea posible y a través de cualquier otro medio lícito”.

Kirchner: “Si España quiere pagar más caro el biocombustible es una decisión soberana”

Kirchner: “Si España quiere pagar más caro el biocombustible es una decisión soberana”

La presidenta ha pedido “tranquilidad a todos los argentinos” porque el país está en condiciones de “absorber la producción” que exporta a España

Buenos Aires.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha subrayado que su Gobierno no responderá a la “decisión soberana” adoptada por España de limitar las compras de biodiésel tras la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF en manos de Repsol.

El Gobierno español adoptó este viernes en el Consejo de Ministros una orden ministerial para asignar cuotas de producción de biodiésel en las plantas españolas, lo que limitará la entrada del producto refinado procedente de Argentina.

Dicha orden limitará las importaciones de biodiésel argentino, cuyo valor ascendió el año pasado a 750 millones de euros. En total, España compró 719.473 toneladas de este biocombustible a Argentina, casi la mitad de las 1,6 millones de toneladas consumidas.

La presidenta ha pedido “tranquilidad a todos los argentinos” porque el país, productor de tres millones de toneladas de biodiésel al año, está en condiciones de “absorber la producción de 400.000 toneladas” que, según sus cifras, exporta a España. Incluso ha apuntado que el país podría absorber “700.000 más”.

“Somos gente de trabajo y muy respetuosa de las decisiones soberanas”, ha declarado Fernández de Kirchner en alusión a la medida adoptada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. “Si el Gobierno de España quiere pagar más caro el biocombustible es una decisión soberana”, ha añadido, durante un acto con motivo de la construcción de presas en el río Santa Cruz.

Fernández de Kirchner ha insistido en su defensa de la expropiación de YPF y ha subrayado la importancia de que las regiones también tengan peso en la toma de decisiones sobre cuestiones energéticas. “No hay nación sin provincias ni hay provincias sin nación, somos una sola cosa”, ha apuntado, al recordar que cualquier futura privatización de la petrolera necesitará del apoyo de dos tercios de los legisladores, “los mismos que para reformar la Constitución”.

“Una reforma constitucional es tan importante como contar con esos recursos para los 40 millones de argentinos”, ha apostillado acto seguido.

Por otra parte, la presidenta argentina ha criticado el desequilibrio del sistema comercial actual y, defendiendo la gestión que han hechos sus gobiernos y los de su marido, el difunto expresidente Néstor Kirchner, ha recordado que las dos regiones que tienen más denuncias de la Organización Mundial del Comercio (OMC) “por medidas proteccionistas” son Estados Unidos y la Unión Europea.

¿Quién es Corinna?

LA AMIGA DEL REY

¿Quién es Corinna?

La prensa alemana desvela quién es Corinna, la amiga del Rey, y que en muchos círculos se la relaciona sentimentalmente con él.

El Rey y Corinna

LIBERTAD DIGITAL

La princesa Corinna zun Sayn-Wittgenstein era una desconocida para la gran mayoría de los españoles hasta hace muy pocas fechas. Concretamente tras el accidente que sufrió en Bostuana en el que ella estaba presente y por la información en la que representó al Rey en un viaje a Arabia Saudí. El resto eran hasta ahora rumores sobre el grado de amistad que unía a esta alemana y al monarca español.

Esta estrecha relación de amistad ha dado la vuelta al mundo. Prensa de toda Europa y de América se hacen eco de este hecho. Aunque es principalmente Alemania, el país de Corinna,  el que está aportando más datos sobre esta denominada princesa.

De hecho, el Rey Juan Carlos y su amiga Corinna han sido portada del diario con más tirada de Alemania, el Bild Zeitung, que publica un extenso reportaje sobre el nuevo personaje del momento.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein no nació siendo princesa ni comenzó llamándose así. Nació como Corinna Larsen hace 47 años en el seno de una familia adinerada pero plebeya. Hija del Finn Bönning Larsen, representante en Europa de la Aerolínea Varig, y de la alemana Ingrid, que sigue viviendo en Frankfurt. Ya con Corinna de niña veraneaban en Marbella. De esta relación nacieron Corinna y su hermano Sven Erik. Su padre siempre llevó muy mal el estilo de vida por el que optó su hija desde muy joven.

Muy joven se casó con el empresario británico, Phillip Atkins, con el que en 1992 tuvo a una hija, Nastassi. Este matrimonio no duró demasiado y pronto se relacionó con el también multimillonario Gert Rudolf Flick, perteneciente a una de las familias propietarias de Mercedes. Sin embargo, finalmente no pudo llegar a comprometerse con él.

Fue justo después cuando consiguió su condición de princesa. En el verano de 2000 se comprometió con el príncipe alemán Casimiro Sayn-Wittgenstein, once años menor que ella. La celebración civil tuvo lugar en Londres. Meses más tarde se celebró la ceremonia religiosa siempre con la firme oposición de la familia del príncipe, tal y como relata Bild.

Tras apenas seis meses, el matrimonio se habría venido abajo y cuando nació su hijo Alejandro en 2002 ya vivían separados aunque el divorcio se produjo años más tarde, en 2005. Finalmente, consiguió mantener el apellido y, por tanto, el título de princesa.

En 2006 se produjo el primer encuentro entre la princesa y don Juan Carlos. En febrero de ese año el Rey viajo a Baden-Wuerttemberg y en la cena de gala en el castillo de Schöckingen se sentó con él en la mesa de honor. En mayo volvió a coincidir con él en los premios Laureus de Barcelona. Desde ese momento se ha movido siempre cerca del Rey entre la alta aristocracia europea. El diario alemán dice incluso que cuando el monarca español habla de Corinne en estos círculos se refiere a ella como su “compañera”. Y lo mismo hace ella con él.

Lo que está detrás del caso Repsol-YPF

Lo que está detrás del caso Repsol-YPF

Eduardo Olier
Kirchner-cristina-mano.jpg

Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina.

YPF era hasta la fecha de la intervención política del Gobierno Kirchner la filial argentina de la multinacional española Repsol, que poseía el 57,43% de su capital. Formando parte de este relevante grupo petrolero, YPF realizó en Argentina en 2011 inversiones superiores a los 3.000 millones de dólares y pagó 6.400 millones en impuestos, lo que la convirtió en el primer contribuyente del país, además de ser el mayor productor de hidrocarburos, gestionando el 32% de la explotación de petróleo y el 23% de gas: nada más lejos, sin embargo, de constituir un monopolio, pues allí operan también Esso, Oil Combustibles y Shell.

Repsol-YPF ha sido el objetivo fácil de unos dirigentes sin escrúpulos que, al hilo de una demagogia populista, pretenden tapar sus muchas faltas y, probablemente, enriquecerse con ello. Sin embargo, les será difícil ocultar que Argentina tiene la economía destrozada. La política de subsidios que los encumbró al poder ha llegado a su fin. Lo que empezó con una subida del 30% de los salarios de los funcionarios, y se acompañó con un caudal de subvenciones a múltiples sectores que superó, en 2011, la enorme cifra de 63.000 millones de pesos, se ha terminado. Subsidios que incluso llegaban al metro de la capital -el subte- cuyo precio se ha incrementado un 127% después de que el Gobierno actual lo traspasara a la ciudad de Buenos Aires quitándole la subvención. Un país que sin subsidios verá crecer la inflación y, con ello, la pobreza, que estadísticas fiables sitúan ya en el 44% de la población.

A lo anterior se añade la liberalización de los precios de los combustibles, que llevó a incrementos del precio del gasoil cercanos al 50% en 2011. Una situación que empeorará con la llegada del invierno, a lo que habrá que sumar los habituales cortes de electricidad. Un problema tradicional en Argentina, necesitada aún de cuantiosas inversiones en infraestructuras, que se completa con unos hábitos de consumo desproporcionados. Sin olvidar el precio del gas, cuyas compras realiza la sociedad pública Enarsa que, sorprendentemente, importa gas a un precio muy superior al obtenido localmente. Una empresa creada por Néstor Kirchner en diciembre de 2004 con el objetivo aparente de introducir la presencia estatal en un mercado privatizado desde los años noventa por Carlos Menem.

Argentina, ¿un Estado fallido?

Además, la crisis internacional aumenta las incertidumbres. A lo que se añaden otros factores como la actual sequía, la política de fuerte ajuste fiscal y, últimamente, las restricciones a las importaciones. Un escenario en el que ya se anuncia una contracción de la economía y, por tanto, menores ingresos para el Estado. La economía dejó de crecer hace meses, y las estimaciones para 2012 prevén un crecimiento del 3,4%, muy lejos del 9% de 2011. De ahí que el populismo del actual Gobierno le haya llevado a reclamar de nuevo las Malvinas, y a intervenir Repsol-YPF sin ningún soporte legal, utilizando para ello una incomprensible decisión política.

Un país que, según The Economist de marzo de 2011, estaría ya en la cabecera de los cinco Estados fallidos mundiales. Una sufrida Argentina dominada por una facción peronista que, al decir de este medio de comunicación, no tiene ningún interés en seguir las reglas del juego democrático y se opone violentamente a cualquier avance en este sentido; como tampoco le importa mejorar las condiciones de vida de los argentinos, muchos de los cuales tratan de huir del país. Un grupo donde la corrupción masiva se practica con total impunidad, y donde la justicia, según esta revista, está repleta de jueces politizados que incluso por orden del Gobierno negaron el año pasado un requerimiento de un alto tribunal suizo que investigaba un asunto de blanqueo de capitales proveniente de Argentina.

Y no sólo son los ingleses. También los Estados Unidos en este mes de marzo retiraron a Argentina la calificación de país preferente, sacándola del GSP (Generalized System of Preferences), con la justificación de que “Argentina no ha actuado de buena fe para reforzar las decisiones de arbitraje en favor de ciudadanos o empresas americanas”. A lo que han añadido el embargo de importaciones de vino y aceite de oliva.

Repsol ha sido la fácil excusa y la demostración palpable de la corrupción generalizada del Gobierno argentino actual, al cual no le serán suficientes las movilizaciones que en su favor realice la organización juvenil La Cámpora dirigida por el hijo de la presidenta, Máximo Kirchner, cuyo lema La fuerza de la juventud, la fuerza de un pueblo son huecas palabras que no evitarán el aislamiento internacional y el aumento de la pobreza del sufrido pueblo argentino.

Eduardo Olier, presidente del Instituto Choiseul España.

YPF, genocidas y principios

YPF, genocidas y principios

Por Guillermo Luis Covernton 

ESEADE

Desde hacen 48 hs. todos los medios de comunicación que me conectan con el mundo que está fuera de mi mente hierven con gente que me pregunta mi opinión sobre la confiscación de YPF.

Por celular, por las redes sociales, por correo electrónico, por los pasillos de la universidad, clientes, proveedores, empresarios que se vinculan conmigo, todo el mundo quiere un análisis sobre esto.

Obviamente que cada uno debe formarse una opinión propia, para lo cual hace falta dar una profunda lectura de los antecedentes jurídicos, históricos y económicos del proceso de privatización y de re-estatización. Pueden haber también algunas consideraciones económicas. Pero por sobre todo, y dada la insistencia de tantísimas personas que me lo preguntan, porque creen en mí como persona, me siento en la obligación moral de dar una respuesta ética, antes de estudiar todos los detalles que alguien pueda considerar atendibles.

Para decirlo muy brevemente, porque estoy de viaje y me estoy conectando por celular: Hitler, cuando quería obtener dinero, mandaba a la Gestapo a la casa de un judío viejo, rico y feo. Lo apaleaban, le robaban todo y luego lo mandaban a Auschwitz. ¿Porque?

Porque era más aceptado por la mayoría que ir a asesinar a una rubia veinteañera y sacarle el equivalente a 50 pesos. Pero era un crimen aberrante, de igual modo.

Esta gente confisca YPF porque les puede dar una caja eficaz y rápida. No te expropian tu casa porque sacarían poca plata y mucha gente se solidarizaría contigo. Pero es un crimen aberrante, de igual modo.

Están robándole a una persona privada, a un civil cualquiera, argentino o extranjero, detalle que no hace ninguna diferencia, un activo que ha comprado genuinamente, pagando por él con el fruto de su trabajo, con sus ahorros, o con capital tomado a crédito, y que debe devolver a los ahorristas que se lo confiaron.

Un activo que le habían vendido ellos mismos, prometiéndole unas reglas que fijaron por contrato y que ahora no cumplen: QUIEN QUIERA COMPRAR DEBE OFRECER UN PRECIO POR EL 100 %. Es un crimen aberrante. Si aceptamos esto, desde el punto de vista moral, no vamos a tener argumentos éticos de ningún tipo para esgrimir, contra cualquier iniciativa que quiera confiscarte tu casa, tus ahorros, los depósitos bancarios o la vida de tus hijos.

Del mismo modo que se quedaron sin argumentos todos aquellos que marcharon a los hornos crematorios nazis, después de haber tolerado el genocidio de los judíos.

No importa si me gusta Repsol o Bruffau. No interesa si son extranjeros. Tampoco importaba si eran gordos, feos, ricos o judíos. NO MATARÁS. NO ROBARÁS. Eso es lo único que importa. Se podrán hacer muchísimos otros análisis, pero este es ineludible. Si no estamos de acuerdo en esto, es dificil que podamos integrar una sociedad civilizada, abierta, pluralista y respetuosa de las minorías y de la diversidad, sin xenofobia, racismo, prepotencia y sin violaciones a los derechos humanos.

Perdón por lo breve pero no tengo tiempo: Tengo que producir para poder seguir viviendo de mi propio trabajo y no hacerme Kirchnerista.

Guillermo Luis Covernton es Dr. En Economía, (ESEADE). Es profesor de Macroeconomía, Microeconomía, Economía Política y de Finanzas Públicas en la Pontificia Universidad Católica Argentina, Santa María de los Buenos Aires, (UCA). Es director académico de la Fundación Bases.

“Habrá Grandes Colapsos Bancarios”: Entrevista con Nigel Farage

“Habrá Grandes Colapsos Bancarios”: Entrevista con Nigel Farage

la proxima guerra crisis bancaria tarjeta credito derritiendose credit card melting down

Con la escalada de temores sobre la estabilidad de la zona euro, hoy King World News entrevistó al ex broker de LBMA y actual eurodiputado Nigel Farage para conocer su opinión sobre la situación. Farage hizo algunos comentarios muy interesantes con respecto a que Italia esté moviendo grandes cantidades de oro a Suiza, pero cuando se le preguntó sobre el caos en Europa, declaró: “Bueno, hasta ahora, de todos los funcionarios europeos y de la nueva oficina del FMI en Washington, hemos tenido unanimidad en que no había ninguna posibilidad, a ningún nivel, de que el euro estuviera bajo amenaza.”

Nigel Farage sigue:

“De repente, un pez gordo del FMI dice: “Hay un problema aquí, y puede haber una ruptura de la zona euro. Puede llegar más pronto de lo que creemos.” Yo lo veo como una especie de grieta en la presa. Ellos siempre han utilizado el argumento de que el euro era inevitable y que había llegado para quedarse, y un individuo con el FMI acaba por completo de sacarlo fuera del agua.

(La ruptura puede ser desordenada), ya que no ha habido planes de contingencia. Esto es lo que me hace estar tan enojado. He estado diciendo a Barroso y al personaje de Van Rumpuy, ‘Vamos, vamos a tener un Plan B.” Vamos en realidad a prepararnos en caso de que la cosa vaya tome otra dirección.” El punto que el funcionario del FMI da por hecho es que no se han realizado planes de contingencia ….

“Por lo tanto, lo que es probable, es que en algún momento, los mercados solos se desborden y afecten a todo en general y a corto plazo, eso conducirá al caos. Toda la banca central, el sistema bancario del Fondo Monetario Internacional, me refiero a que apenas comienza a parecerse cada vez más al mayor esquema Ponzi que hayamos visto en la tierra.

Van a haber unos serios colapsos bancarios y el impacto de ellos en algunos estados soberanos será grave. Me temo que hemos llegado a un punto en que realmente no se puede parar esto ahora. Estamos empezando a llegar a una etapa donde el dinero falso por mucho que se cree, el problema se vuelve más grande que las personas que tratan de resolverlo. Estamos muy cerca de ese punto.

Cuando hablo de amenazas y del riesgo de que esto podría terminar en una especie de rebelión, una especie de cataclismo social terrible, ellos (los otros políticos europeos) están ahora muy preocupados por cierto. Lo hablarán con usted en privado, pero en público, nadie se atreve a pronunciar una palabra.

Creo que el deterioro en las últimos dos o tres semanas, en la zona del euro es muy grave. Son los diferenciales de los bonos de Italia y España. Es el hecho de que el desempleo juvenil es ahora más del 50% en algunos de estos países mediterráneos.

Son los disturbios y el desorden en las calles. Y sin embargo, hace un mes estuve aquí y estaba Herman Van Rumpuy diciendo: “Hemos doblado la esquina. Todo está resuelto. No hay más problemas con la zona euro”. Vaya manada de bromistas parecen.”

Farage también tenía esto que decir sobre el movimiento italiano de oro: “Fue interesante ver los movimientos masivos de lingotes el mes pasado, de los bancos italianos hacia los bancos suizos. Así, las personas que hayan comprado oro para su protección y han mantenido el oro en las bóvedas de los bancos italianos, ahora su confianza en los bancos italianos es tan mala que han pasado físicamente los lingotes de oro a Suiza. Todavía soy un creyente: Comprar oro en las caídas.”

España recibe el apoyo de EEUU para cooperar contra la expropiación de YPF

España recibe el apoyo de EEUU para cooperar contra la expropiación de YPF

EFE

Rafael Cañas

Bruselas .- España recibió hoy el apoyo de Estados Unidos para colaborar conjuntamente a nivel internacional con el objetivo de tratar de convencer al Gobierno argentino para que rectifique su decisión de nacionalizar la empresa petrolera YPF.

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, conversó hoy sobre el asunto con la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, quien le expresó la oposición de Washington a la medida decidida por el Gobierno de Argentina de expropiar el 51 % de las acciones de YPF, controlada por la empresa española Repsol.

“Vamos a explorar todas las vías en las que podamos colaborar juntos para restablecer la legalidad internacional”, declaró el ministro español tras la reunión.

Añadió que ambos países van a analizar “en qué podemos trabajar en el Banco Mundial, en el Fondo Monetario Internacional, en el G20, en el Club de París, en cualquier otra institución en que se pueda ejercer una acción para intentar que el Gobierno de Argentina rectifique”.

García-Margallo recordó que están sobre la mesa “todas las medidas que se consideren oportunas y legalmente admisibles”.

En este sentido, avanzó que el Consejo de Ministros español va a analizar mañana las acciones que España podría tomar dentro de sus competencias y discutirá también “las peticiones que vamos a llevar” a la reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea del próximo lunes en Luxemburgo, en la que se tratará la expropiación.

Sin embargo, García-Margallo no quiso hablar de iniciativas concretas (como la posibilidad de que la UE suspenda las ventajas arancelarias a Argentina), ya que “no tiene mucho sentido” discutir de medidas aisladas y es mejor elaborar “un plan conjunto” para transmitirlo a los socios y aliados de España en la Unión Europea.

El jefe de la diplomacia española avanzó que tras el Consejo de Ministros, tanto él como el titular de Industria y Energía, José Manuel Soria, expondrán a la prensa en el Palacio de Santa Cruz (sede del Ministerio de Exteriores en Madrid) las medidas que el Gobierno adoptará dentro de sus competencias y las que piensa proponer a la Unión Europea.

Mañana, viernes, habrá “una visión completa de qué es lo que queremos hacer”, resumió el ministro.

García-Margallo recordó que Estados Unidos retiró recientemente a las preferencias arancelarias a los productos importa de Argentina, una decisión tomada el pasado 26 de marzo por el impago de las indemnizaciones de 300 millones de dólares que fijó un tribunal arbitral para dos empresas estadounidenses con activos en el país suramericano.

La posibilidad de suspender a Argentina del sistema generalizado de preferencias (SGP) de la UE, del que se benefician las exportaciones de ese país para entrar al mercado comunitario, figura en el borrador de la resolución que tiene previsto votar mañana el Parlamento Europeo.

Preguntado sobre si España pediría la expulsión de Argentina del G20, el ministro no respondió directamente y se limitó a decir que “todas las medidas que se consideren oportunas y legalmente admisibles van a ser estudiadas. A través del diálogo siempre que sea posible y a través de cualquier otro medio lícito”.

“Intentamos presionar a Argentina para que vea que este camino no lleva a ningún sitio”, insistió el titular español, quien recalcó que “si no rectifican el porvenir al que llevan a su pueblo es un mal porvenir”.

García-Margallo, que se reunió con Clinton al margen de una reunión ministerial de la OTAN en Bruselas, agradeció a la secretaria de Estado la clara posición en contra de la expropiación manifestada ayer por un portavoz del Departamento de Estado en Washington.

Es “una declaración muy firme de respaldo inequívoco a España”, afirmó el ministro.

La declaración del portavoz del Departamento de Estado Mark Toner se produjo después de que el propio ministro español se quejara de la tibia respuesta dada hasta entonces por Estados Unidos.

García-Margallo dijo que Clinton se ofreció a estudiar las propuestas que España y la UE le trasladen.

El ministro español calificó la expropiación como una “huida hacia adelante” ante situación económica “muy difícil” causada por el actual Gobierno, por lo que la medida supone “aislarles del contexto internacional y privarles del capital que el pueblo argentino necesita”.

Relató que Clinton calificó la nacionalización de YPF como una “violación” del derecho internacional y como una medida “perjudicial” para el Gobierno argentino.

García-Margallo reconoció también la respuesta de las instituciones y responsables de la Unión Europea, que han sido de una “claridad inequívoca”.

 

MENSAJE DE CRISTINA

argentina-ypf

Las cuatro razones por las que España “está más que fatal”, según Niño Becerra

Las cuatro razones por las que España “está más que fatal”, según Niño Becerra

elEconomista.es
Nino_Becerra

Santiago Niño-Becerra. Foto: Archivo.

El Catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llul, Santiago Niño Becerra, ha vuelto a hacer un análisis exhaustivo del estado en el que se encuentra la economía española y ha expuesto cuatro razones principales por las que España “está más que fatal”.

Para el economista, la economía española “está hoy tan bien o tan mal como estaba la semana pasada o en Octubre de 2011”. “La economía española está más que fatal, pero la verdad es que ya está así desde que empezó a variar la tendencia de evolución de los precios de venta de la vivienda en Marzo del 2006”, recuerda el experto en su artículo de La Carta de la Bolsa.

Pero, ¿qué es lo que ha llevado a nuestro país a estar en esta situación? Niño Becerra lo resume de forma muy detallada en cuatro motivos clave a los que define como “motivos madre”.

En primer lugar, el economista asegura que “España tiene un montón de entidades financieras cargadas de unos activos contabilizados a un valor muy superior al de mercado” y a su vez, “esas entidades conviven con una altísima probabilidad de impago de lo que les deben por parte de quienes se lo deben”.

En segundo lugar, Niño Becerra puntualiza que el país “crece lo necesario para ‘ir bien’ si construye pisos, si ensambla muchos automóviles, si atiende a muchos turistas y si el Estado tiende muchos AVEs, gracias a lo cual ocupa a mucha población activa”, sin embargo, si todos estos recursos se paralizan nos encontramos con un grave problema.

Un enorme flujo de crédito

Otro de los ‘motivos madre’ que expone el Catedrático y que tiene directa relación con el anterior es que, España, para poder realizar todo eso, “precisa de un enorme y permanente flujo de crédito porque no ingresa lo suficiente, ni el país, ni sus empresas, ni sus familias”.

Y finalmente, la cuarta razón que ha llevado a España a estar “más que fatal” es que el país cuenta con “un porrón de empresas con una bajísima tasa de inversión porque a esas empresas no les sale a cuenta invertir teniendo en cuenta el valor de lo que fabrican y la cantidad que fabrican, razón por la que la productividad española es muy baja y sólo aumenta si esas empresas se desprenden de factor trabajo”.

Después de exponer los problemas principales que afronta el país, el economista quiere dejar bien claro que estos motivos no aparecen de un día para otro ni desde hace dos años. En este sentido, explica que cuando Mariano Rajoy se refiere en sus discursos a “la herencia del pasado”, “equivale a hablar de la situación que recibieron de los Gobiernos de los Sres. Adolfo Suárez, Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y, evidentemente, Rodríguez Zapatero”.

“Esos motivos España siempre los ha tenido porque son sus hijos, son consustanciales a su estructura, lo que sucede es que, en ocasiones, la realidad los camufla, como en el período 1988-1992 o la fase 2002-2007”, sin embargo, nunca se eliminan porque nunca han sido resueltos, porque para ello, debería cambiarse la estructura de la economía española, sentencia Niño Becerra.

El Gobierno de España da por rota la amistad con Argentina y prepara represalias

El Gobierno de España da por rota la amistad con Argentina y prepara represalias

García-Margallo: “La decisión rompe el clima de cordialidad y amistad”

Soria: “Es una decisión hostil contra España y el Gobierno de España”

El Ejecutivo anuncia medidas “claras y contundentes” en los próximos días

Exteriores convoca de nuevo al embajador argentino en España

El Gobierno español ha salido este lunes en tromba y ha condenado rotundamente la decisión del Gobierno argentino de nacionalizar el 51% de la filial argentina de Repsol. El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha avanzado en conferencia de prensa que el Ejecutivo español trabajaba desde el mismo lunes por la tarde en unas medidas “claras y contundentes” que se darán a conocer en los próximos días, aunque no especificó ninguna. Soria ha denunciado que la medida decidida por la presidenta Cristina Fernández es un gesto de hostilidad contra España y contra el Gobierno de España. Tanto Soria como el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, han dedicado un rosario de descalificativos a la expropiación. García-Margallo, que ha convocado para este martes al embajador argentino, Carlos Bettini, ha declarado que se trata de una medida “arbitraria” y “dañina”, que supone la ruptura de “la relación de amistad y cordialidad” que había unido hasta ahora a ambos países y ha reprochado que España había acudido en socorro de Argentina, cuando el país latinoamericano se encontraba en sus peores momentos.

El Gobierno se ha puesto en contacto con las autoridades europeas, y ha pedido que se debata por la vía de urgencia en el pleno que se está celebrando en Estrasburgo. Ha lamentado que la nacionalización rompe el acuerdo verbal, alcanzado por ambos gobiernos el pasado 28 de febrero, de solventar cualquier conflicto respecto a las inversiones de Repsol con diálogo. El ministro ha advertido de que la decisión no solo es “pésima para España y para Argentina”, sino que también es “malísima para la seguridad jurídica”, con lo que perjudicará gravemente la llegada de inversiones a Argentina. La petrolera Repsol, por su parte, también ha anunciado medidas legales contra Argentina y su decisión de expropiar. Considera la medida “ilícita y gravemente discriminatoria”.

Soria confía en que este gesto hostil “no sea el principio de una situación grave”, ya que en Argentina operan otras importantes empresas españolas del sector financiero (BBVA y Santander), telecomunicaciones (Telefónica), y otros servicios. En esta línea, Soria ha advertido de que la expropiación de YPF “no solo afecta a una empresa aislada, sino que perjudica también a miles de accionistas y sus ahorros” y ha criticado que la medida supone una discriminación porque hay otros accionistas de YPF que no se ven afectados.

Soria había declarado el sábado que el conflicto con Repsol en Argentina se estaba encauzando, pero ayer aclaró que se refería a que Buenos Aires no había cumplido la amenaza de nacionalización, que parecía un hecho hacía tan solo unos días. El ministro lamentó que tras su viaje a Argentina, cuando se firmó el acuerdo verbal por el diálogo, el 28 de febrero, se dirigió por escrito al Gobierno de Kirchner, para fijar día y hora de reunión y jamás obtuvo respuesta.

“Allí donde haya una empresa española, allí estará el Gobierno defendiendo como propios sus intereses”. Rajoy, sin referirse directamente a Repsol ni a Argentina, tenía muy presente la amenaza de nacionalización en el discurso con el que clausuró la Asamblea General del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) este lunes en Madrid. “No les quepa duda, este Gobierno va a estar al lado de quienes crean empleo y riqueza dentro y fuera de muestro país”, afirmó Rajoy tras señalar que “la excelencia de las empresas españolas requiere de una política económica que esté a su altura”.

Rajoy, informa Miguel González, inicia este lunes su primera gira por Iberoamérica como presidente que le llevará tres días a México y Colombia en plena ofensiva diplomática para intentar frenar el ya explícito plan de Cristina Fernández de arrebatar a Repsol el control de YPF y en medio de la polémica provocada por el accidente del Rey en Botsuana. El viaje estaba previsto antes de que la presidenta argentina anunciara la toma de control de la filial de la petrolera.

Precisamente el presidente de México ha lamentado este lunes la decisión “poco responsable y poco racional” de Cristina Fernández, a quien Felipe Calderón ha animado a rectificar su postura, “claramente violatoria de acuerdos y tratados”.

La primera valoración pública de un dirigente político español había llegado de la mano de Dolores de Cospedal minutos después del anuncio de Fernández, a media tarde. “No me cabe la menor duda de que el Gobierno va a dar cumplida respuesta a esta situación. Será la respuesta suficiente y completa para defender el interés de las empresas españolas en Argentina”, aseguró la secretaria general del PP.

España: Rajoy, otro socialista

España: Rajoy, otro socialista

por Juan Ramón Rallo

Juan Ramón Rallo es Director del Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana (España).

Mariano Rajoy nunca debería haber despertado demasiado entusiasmo entre los liberales. No ya porque hace ahora cuatro años animó a todos los liberales a que salieran del Partido Popular (PP), sino por algo todavía más importante: en sus casi diez años como líder de los populares, jamás se le conoció una sola arenga digna de tal nombre a favor de la libertad económica. Pese a que tuvo ingentes oportunidades, sobre todo en los últimos años, para reivindicar un mayor papel de los mercados libres y un adelgazamiento radical del Estado, el hoy presidente del Gobierno español optó por ponerse de perfil.

Mientras Zapatero y su corte de sectarios ideólogos se aprovechaban de la crisis para tejer un discurso fanático en contra del capitalismo y de las sociedades libres, Rajoy guardaba un inquietante silencio. Algunos lo interpretaron como una simple estrategia electoral: dado que una parte muy importante del electorado español tenía un perfil marcadamente izquierdista, había que evitar incomodarles hasta los próximos comicios. Otros, en cambio, nos temíamos que la vacuidad en las formas fuera de la mano con la vacuidad en las convicciones: a la postre, a uno le costaba entender que mientras arreciaba el discurso estatista y liberticida, un liberal no oportunista pudiera morderse la lengua.

Rajoy, empero, devino especialista en semejante arte, así que algunos evitamos prejuzgarlo en la medida de lo posible y esperamos, cortésmente, hasta después de las elecciones para emitir un primer veredicto sobre el verdadero programa de gobierno que nos aguardaba con el Partido Popular. Por suerte o por desgracia, pronto supimos a qué atenernos. Apenas dos semanas después de alcanzar el poder, Rajoy y sus cuates anunciaron, en contra de todas sus promesas y discursos anteriores, que acometerían una de las mayores subidas de impuestos de toda la historia de España.

Un auténtico atraco que ha llevado los tipos impositivos sobre la renta de España a uno de los niveles más elevados de toda Europa,  comparables a los de las socialdemocracias nórdicas. Para que nos hagamos una idea, el gravamen para rentas mayores de 33.000 euros se sitúa en el 40%, superior al 35% que se paga en EEUU para rentas superiores a 379.150 dólares.

A los españoles, y sobre todo a los liberales que engañados votaron al PP, el nuevo Gobierno trató de tranquilizarlos con diversos mensajes: el primero, que en el ideario del PP sigue grabado con fuego su apuesta por los impuestos bajos; segundo, que esta salvaje subida de impuestos será temporal (apenas dos años); y tercero, que el recargo tributario era imprescindible para reducir el déficit que el anterior Ejecutivo socialista había dejado en el altísimo 8,5% del PIB (frente a su compromiso con Bruselas de rebajarlo al 6%).

Dos meses después, uno a uno esos en parte tranquilizadores mensajes se han ido derrumbando. Primero, Rajoy no dudó en apoyar sin fisuras el establecimiento de una Tasa Tobin para toda Europa: ¿fiscalidad baja y moderada? No lo parece. Segundo, el presidente del Ejecutivo se desmarcó hace unos días con unas declaraciones parlamentarias en las que dejaba entrever sus auténticos propósitos: “Me gustaría aumentar los gastos un 20% para hacer muchas cosas. No hay Gobierno que no tenga ese objetivo”. Vamos, que lo que realmente está escrito con letras de fuego en el ideario del PP de Rajoy no son los impuestos bajos, sino el Estado enorme: ya podemos ir olvidándonos de que el recargo tributario sea temporal, pues este Gobierno confía más en gastar nuestro dinero que en que lo retengamos los ciudadanos. Y tercero: hasta el momento los recortes del gasto han sido tan mojigatos e insuficientes que a Rajoy no le ha quedado más remedio que reconocer que, en contra de lo aducido para justificar el sangrado fiscal, no cumplirá con el objetivo de déficit de Bruselas para este año (el 4,4% del PIB) sino que se quedará, en el mejor de los casos, en el 5,3%.

No hay otra: desde el momento en que se toma la determinación de no reformar a fondo un modelo de Estado gestado y edificado sobre la recaudación fiscal extraordinaria de los años de la burbuja inmobiliaria, resulta del todo imposible dejar de endeudarse a ritmos muy elevados. No es que sea imposible atajar el déficit: lo es sólo en la medida en que se escoge apuntalar un Estado hipertrofiado a todas luces insostenible.

Si algunos pensaban que, tras las recientes elecciones, España había dejado atrás el socialismo, ya pueden ir olvidándose. Es cierto que en casi todas las materias económicas tenemos a gestores más sensatos y experimentados que los anteriores y que en algunos ámbitos, como el laboral, se han obtenido avances importantes, pero la desconfianza hacia los mercados libres y la idolatría hacia el Estado niñera omnipresente siguen siendo el verdadero marco ideológico dentro del que se mueve toda nuestra clase política. También, por supuesto, el Partido Popular de Rajoy.

Precios del oro retroceden mientras se agudizan los temores por la deuda en España

Precios del oro retroceden mientras se agudizan los temores por la deuda en España

Foto: Thomas Samson/ AFP

(LONDRES, 16 de abril. Reuters) El precio del oro descendía el lunes, ampliando las pérdidas de la sesión previa, pues se intensificaban las preocupaciones acerca del panorama de España antes de una subasta de bonos de esta semana, recortando el apetito por activos considerados como de mayor riesgo y afectando al euro.

El temor sobre la capacidad de España para mantener controladas sus finanzas envió al costo de asegurar su deuda contra el incumplimiento de pagos al récord, luego de unos datos del viernes que mostraron un endeudamiento máximo por parte de los bancos españoles con el Banco Central Europeo (BCE).

El oro al contado disminuía 0,3 por ciento a 1.653,19 dólares la onza a las 1405 GMT, aunque más temprano había caído incluso hasta 1.640,64 dólares.

Los futuros del oro estadounidense para junio caían 5,20 dólares la onza a 1.655,00 dólares.

Los valores al contado habían descendido el 1 por ciento el viernes, cuando un alza del dólar y unos datos flojos del crecimiento de China provocaron una liquidación.

“Tenemos la apreciación del dólar frente a la mayoría de las otras monedas, y en particular frente al euro, que cayó por debajo de 1,30 dólares esta mañana”, dijo Nic Brown, de Natixis.

“No es inesperado que la fortaleza del dólar esté arrastrando a la baja a los precios del oro”, agregó.

El euro bajaba el lunes al mínimo en dos meses contra el dólar y el yen luego de que España reactivó los temores sobre la fragilidad de la economía de la zona euro.

La moneda única se ha visto perjudicada porque España no ha logrado convencer a los inversores de que puede contener su déficit presupuestario, junto con recientes pérdidas en el mercado bursátil español, a medida que se desvanecen los efectos de una inyección de capital del Banco Central Europeo.

Las preocupaciones sobre la crisis europea fueron un factor detrás de la escalada del oro el año pasado, pero desde entonces han sido contrarrestadas por el impacto de la fortaleza del dólar.

La plata subía el 0,4 por ciento a 31,57 dólares la onza .

El platino al contado bajaba el 1,5 por ciento a 1.571,24 dólares la onza.

El paladio ascendía el 1 por ciento a 645,25 dólares la onza.

Los talibanes atacan sedes diplomáticas occidentales en Kabul

Los talibanes atacan sedes diplomáticas occidentales en Kabul

Los insurgentes atacan embajadas, el Parlamento y la sede de la misión internacional en Kabul

Otros objetivos fueron asaltados en al menos otras tres provincias

Kabul
Un policía afgano este domingo en el centro de Kabul. / OMAR SOBHANI (REUTERS)

Los talibanes han lanzado hoy una amplia ofensiva en Afganistán, con múltiples ataques en Kabul y en al menos otras tres provincias. Atacantes suicidas y decenas de guerrilleros armados de pistolas, fusiles y lanzagranadas asaltaron el distrito diplomático de la capital, el Parlamento afgano y los cuarteles generales de las fuerzas internacionales lideradas por la OTAN. Un portavoz de los talibanes declaró que el ataque coordinado representa “el inicio de la ofensiva de primavera”.

Horas después del inicio del asalto, al atardecer, intensos tiroteos seguían produciéndose en la capital. Unidades del Ejército estadounidense convergieron sobre la ciudad para ofrecer apoyo a las fuerzas afganas. Fuentes de la misión internacional informaron de que, de momento, no tenían constancia de víctimas mortales en Kabul, más allá de los 14 asaltantes abatidos en los combates. Al menos 9 civiles y 14 policías resultaron heridos.

Además de los ataques en Kabul, los insurgentes también lanzaron ofensivas en Jalalabad, al este del país; en la provincia de Logar, al sur de Kabul; y en la de Paktika, también en el este.

Pocas horas antes de que empezaran los ataques en Afganistán, en la noche del sábado, un grupo de un centenar de militantes asaltó una prisión en el oeste de Pakistán. Unos 400 presos lograron escapar, entre ellos una veintena que fueron calificados de “muy peligrosos” por las autoridades locales.

El Ministerio del Interior afgano consideró que la red Haqqani, un grupo con santuarios en Pakistán, estuvo involucrado en los ataques afganos. Un portavoz talibán declaró que acciones similares se repetirán en el futuro. La misión internacional tiene previsto retirar sus tropas en 2014.

España moviliza a sus socios y aliados para frenar la expropiación de YPF

España moviliza a sus socios y aliados para frenar la expropiación de YPF

Madrid busca el respaldo de EE UU, la UE, el G-20 y los países iberoamericanos ante Buenos Aires

El Gobierno de Rajoy amaga con medidas de represalia

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante la rueda de prensa de este viernes. / ÁNGEL DÍAZ (EFE)

El Gobierno español elevó este viernes el tono de su enfrentamiento con el Ejecutivo de Cristina Fernández ante la amenaza de una inminente expropiación de la participación de Repsol en la petrolera argentina YPF. Si el jueves el ministro de Industria, José Manuel Soria, declaró que los “gestos de hostilidad [hacia la compañía española], traerán consecuencias”, el viernes su colega de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, fue más lejos. “Cualquier agresión, violando el principio de seguridad jurídica, a Repsol será considerado una agresión por parte del Gobierno español, que tomará las acciones que considere oportunas y pedirá el apoyo que considere necesario a sus socios y aliados”, dijo el ministro, tras reunirse con el embajador argentino en España, Carlo Antonio Bettini, a quien convocó a la sede de su ministerio para trasladarle la preocupación de las autoridades españolas y pedirle aclaraciones sobre los planes de su país respecto a la petrolera española.

Tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría contribuyó a escenificar la gravedad de la crisis al advertir, con tono solemne, que “la obligación del Gobierno es defender, con todos los instrumentos a su alcance, los intereses generales de España”.

Ni Margallo ni Saénz de Santamaría quisieron detallar las posibles represalias

Ni Margallo ni Saénz de Santamaría quisieron detallar las posibles represalias. El primero argumentó que aún hay margen para una salida negociada y la segunda porque, según sus palabras, “las medidas no se anuncian, se adoptan. Y espero que este Gobierno no tenga que adoptarlas, pero si tiene que adoptarlas, lo hará”, apostilló.

De momento, el Gobierno ha iniciado una ofensiva diplomática para ganarse el apoyo de sus socios y aliados. Margallo reveló que su departamento ya ha informado sobre este contencioso a Estados Unidos —segundo inversor extranjero en Argentina tras España—, a través de su embajador en Madrid, Alan Solomont, y del Departamento de Estado; a México, que ejerce la presidencia de turno del G-20; y a Colombia, anfitrión de la Cumbre de las Américas, que se inicia este viernes en Cartagena de Indias, para que se aborde en la misma.

También se ha dirigido a la Comisión Europea, que se alineó con la posición española. “Esperamos que Argentina respete sus acuerdos internacionales en la protección de la inversión, estamos del lado de España en este asunto”, manifestó un portavoz de la Comisión, quien confirmó que su presidente, José Manuel Durao Barroso, ha trasladado a la presidenta Fernández de Kirchner su preocupación por este asunto, a través de la representación de la UE en Buenos Aires, informa desde Bruselas Lucía Abellán.

El peor daño no es el que España puede hacer a Argentina, sino que el que Argentina se hace a sí misma con esta decisión

La denuncia ante los foros internacionales de la falta de respeto a las reglas del Estado de Derecho por parte de la Administración de Fernández de Kirchner constituye, según fuentes diplomáticas, el instrumento de presión más eficaz; de ahí que las primeras gestiones se hayan dirigido hacia EE UU y el G-20, del que Argentina forma parte. En palabras del secretario de Estado para la UE, Íñigo Méndez de Vigo, Buenos Aires puede convertirse en un “apestado internacional”, ya que “romper las reglas de juego tiene un coste”.

“Una cosa es defender un sector estratégico como los hidrocarburos, incluso llegando a la nacionalización, y otra actuar contra los intereses de una empresa”, advierte un ex diplomático con largos años en Argentina.

Por lo que se conoce, el propósito de las autoridades argentinas es hacerse con la mayoría de YPF expropiando las acciones en manos de la familia argentina Eskenazi y un 27% de las de Repsol, cuya participación quedaría limitada al 30%. No se tocaría, sin embargo, el 17% en manos de fondos de inversión estadounidenses ni tampoco a las otras petroleras, pese a que adolecen de las mismas deficiencias que Buenos Aires achaca a YPF.

Medidas de retorsión

Argentina necesita invertir en los próximos años 25.000 millones de dólares en la explotación del yacimiento de Vaca Muerta, que por sí solo representa la mitad de las reservas de hidrocarburos del país, y difícilmente hallará un inversor extranjero dispuesto a arriesgarse si no existe seguridad jurídica. “El peor daño no es el que España puede hacer a Argentina, sino que el que Argentina se hace a sí misma con esta decisión”, subrayan las mismas fuentes.

Otras medidas de retorsión son más problemáticas: la denuncia del Tratado de Cooperación y Amistad (1998) o del Acuerdo de Protección Recíproca de Inversiones (1991) perjudicaría, sobre todo, a las demás empresas españolas que operan en Argentina, al margen de Repsol. La congelación de las negociaciones para un acuerdo de cooperación y libre comercio entre la UE y Mercosur apenas haría mella en Argentina, que con su política económica proteccionista es el país de la región menos entusiasta de dicho acuerdo. Lo que sí podría hacer el Gobierno es dar luz verde a una orden ministerial para proteger la producción nacional de biodiesel frente a la avalancha de importaciones de Argentina, que han pasado de 90 a 800 millones de dólares entre 2008 y 2011, aunque esta disposición, que se prepara desde hace meses, no tenga relación con el actual contencioso.

Oficialmente, el Gobierno español no tenía este viernes constancia de que el proyecto de nacionalización hubiera salido de la Casa Rosada hacia el Parlamento, pero las informaciones que llegaban de Buenos Aires eran muy pesimistas. “Se trata de una estrategia cuidadosamente planificada, que ha incluido el acoso a Repsol para forzar la pérdida de valor de la compañía, y no es fácil que [Cristina Fernández] renuncie en el último momento a culminarla”, sostienen fuentes gubernamentales.

Por eso, el Ejecutivo decidió dejar a un lado las gestiones discretas que ha realizado sin éxito desde febrero pasado —incluida una llamada del Rey a Cristina Fernández para interesarse por los rumores de nacionalización de YPF— y trasladar el contencioso a la escena pública, en un último intento por frenar lo que parece inevitable.

Tras recordar que España fue uno de los pocos países que acudió al rescate de Argentina, tras la crisis del corralito en 2001, con un préstamo de mil millones de dólares, Margallo advirtió de que la ruptura de la relación estratégica que mantienen desde hace años ambos países “no sería solo en términos económicos y ese es el peor escenario que podríamos imaginar”.

Rajoy necesita toda la suerte del mundo

Rajoy necesita toda la suerte del mundo

Por SIMON NIXON

Mariano Rajoy probablemente tiene el trabajo menos envidiable del mundo. El presidente del gobierno español anunció la semana pasada el presupuesto más duro de la historia reciente de España en un contexto de fuerte subida de la rentabilidad de los bonos españoles. Aunque su gobierno ha tenido un enérgico comienzo con una ambiciosa reforma laboral, otra del sector financiero y el compromiso de recortar el déficit público a 5,3% del Producto Interior Bruto en 2012 desde 8,5% en 2011, Madrid sigue luchando para ganarse la confianza de los mercados.

Eso refleja en parte los temores de los inversionistas a que los últimos 27.000 millones de euros (US$36.000 millones) en medidas de austeridad propicien una contracción de la economía de más de 1,7% previsto oficialmente, lo que pondría en riesgo el plan de reducir el déficit. Sin embargo, el problema real de Rajoy es que los inversionistases temen que la crisis bancaria del país esté lejos de resolverse.

ReutersMariano Rajoy

El presidente podría creer que los mercados están siendo injustos. Ciertamente ha habido progresos desde que se anunciaron las nuevas reformas hace dos meses. Se han fusionado un número de entidades maltrechas con otras —como sucedió la semana pasada con la compra de Banca Cívica por parte de CaixaBank por 1.000 millones de euros—, los bancos han vendido activos y Banco Sabadell ha captado 1.200 millones de euros a través de una emisión de derechos.

Pero los inversionistas están preocupados por que la reforma no vaya lo suficientemente lejos: muchos creen que con la venta prevista de un millón de inmuebles, los precios de la vivienda tendrán que caer mucho más que el 22% visto hasta ahora para poder venderlos todos. Mientras, los inversionistas destacan que sólo 25.000 millones de euros de provisiones exigidas por la última reforma cubren exposiciones específicas. Algunos analistas afirman que se necesitarán rebajas de valor por 100.000 millones de euros para purgar el sistema.

¿Por qué le cuesta tanto a España hacer frente a su crisis bancaria? Parte de la respuesta está en su autocomplacencia pasada. El Banco de España creyó que era mucho más prudente durante el boom que otros reguladores, obligando a los bancos a acumular importantes provisiones genéricas para cubrir futuras pérdidas. Como resultado, sobrestimó la capacidad del sistema bancario español de soportar el estallido de la burbuja inmobiliaria. El problema fue que este colchón de provisiones genéricas no creó incentivo alguno para que los bancos vendieran activos problemáticos ya que los activos individuales siguieron estando valorados en los balances a precios fuera de la realidad. Por contra, los bancos prefirieron reestructurar la morosidad para evitar tener que rebajar su valor.

Pero hay otra razón por la que la crisis bancaria española se está mostrando tan intratable. El principal desafío en una crisis bancaria es mantener la confianza de los ahorradores: una vez que se produce una retirada de fondos en un banco, puede irse a la quiebra rápidamente. Durante esta crisis, diferentes países se han ocupado de tranquilizar a los ahorradores de diferentes maneras. En el Reino Unido, el gobierno recapitalizó rápidamente el sistema, esperando convencer a los ahorradores de que los bancos podrían absorber cualquier pérdida. En Irlanda, el gobierno ofreció garantías a todos los acreedores no asegurados, por lo que cuando las pérdidas terminaban por abrumar el capital de los bancos, Dublín se vio obligado a recapitalizarlos por su cuenta en vez de causar pérdidas a los bonistas. Sin embargo, los bancos españoles adoptaron un enfoque único: convirtieron a los ahorradores que abrieron depósitos en accionistas, por lo que sus clientes pasaron a formar parte de la primera línea de defensa del sistema.

Los bancos hicieron esto de varias formas. Muchos persuadieron a los ahorradores para que pasaran de tener cuentas con bajos intereses a ser dueños de participaciones preferentes que pagaban un tipo de interés fijo más alto pero que se consideran core capital bajo las normas de Basilea II. Entre 2007 y 2010, los bancos españoles emitieron instrumentos de este tipo por valor de 32.000 millones de euros, señala UBS.

A medida que la crisis bancaria se agravó, estos instrumentos pasaron a ser ilíquidos, cotizando con grandes descuentos; al mismo tiempo, dejaron de considerarse core capital bajo Basilea III. Así que los bancos animaron a los inversionistas a convertir sus acciones preferentes en otras acciones ordinarias o bonos convertibles, que pagan una rentabilidad inicial elevada antes de convertirse después en acciones.

Algunos bancos, entre ellos Santander y Bankinter, ya habían emitido bonos convertibles para sus depositantes al comienzo de la crisis. Mientras, otros bancos han persuadido a sus clientes para invertir directamente en sus acciones. La mayor parte de las acciones de la salida a bolsa de Bankia el año pasado y la reciente emisión de derechos de Sabadell estuvieron dirigidos a inversionistas minoristas.

No está claro que los clientes fueran conscientes del riesgo. Ha habido acusaciones de fraude, sobre todo en el caso de la emisión de bonos convertibles del Santander que pasarían a ser este año acciones ordinarias a 14 euros por acción, más del doble del precio actual de la acción.

Hasta ahora, los tribunales se han puesto del lado de los bancos. Pero mientras que estos masivos canjes de deuda por acciones han aumentado los ratios de capital, se han generado nuevos riesgos. Si los clientes de un banco son obligados a asumir grandes pérdidas, la confianza podría verse minada no sólo para ese banco sino para todo el sistema. Dado que se calcula que un millón de inversionistas minoristas compraron participaciones preferentes y bonos convertibles, mantener la confianza de los inversionistas ahora supone una preocupación para el sistema, dado que se plantean dudas sobre en qué medida el capital de los bancos españoles puede estar realmente absorbiendo pérdidas.

No es de extrañar que los bancos españoles estén adoptando un enfoque más sensible hacia los clientes. Un elemento crucial de la compra por parte de CaixaBank de Banca Cívica fue la decisión de convertir los 1.000 millones de euros de participaciones preferentes de Banca Cívica en bonos convertibles al mismo valor; estos más tarde se convertirán en acciones por el mismo valor, lo que no implicará pérdida nominal alguna para los inversionistas. Por contra, la pérdida la absorberán los accionistas de CaixaBank, que están pagando 2.000 millones de euros por un banco cuyo valor en libros según el acuerdo ha caído a cero. Del mismo modo, BBVA ha convertido sus 3.000 millones de euros de bonos convertibles en acciones al mismo precio, entregando a esos inversionistas hasta 10% del capital del banco. La gran incertidumbre es si los clientes del banco seguirán siendo accionistas a largo plazo o si se desharán de acciones si aumentan las pérdidas, minando la confianza.

El gobierno también está haciendo lo que puede para tranquilizar a los inversionistas; ha descartado inyecciones directas de capital pero dice que si es necesario el capital, tomará la forma de convertibles contingentes, posponiendo cualquier dilución. Pero la dilución podría ser difícil de resistir por mucho tiempo. La morosidad crece tan rápido como la recesión empeora, y los bancos podrían estar empeorando la situación al restringir el crédito mientras tratan de conservar el capital. Demasiadas cosas se acumulan para la capacidad de Rajoy de minimizar el impacto de la austeridad sobre la economía nacional Necesitará toda la suerte del mundo.

 

Argentina: Cristina Fernandez ordena expropiar la petrolera YPF mediante un proyecto de ley

Argentina: Cristina Fernandez ordena expropiar la petrolera YPF mediante un proyecto de ley – ERBOL

España dio este jueves un paso decisivo al frente en su defensa por Repsol. Ante los insistentes rumores sobre la posible intervención del Gobierno en la filial argentina de la compañía, el ministro de Industria, José Manuel Soria, quien se encontraba de viaje en Varsovia, declaró: “El Gobierno de España defiende los intereses de todas las empresas españolas, dentro y fuera. Si en alguna parte del mundo hay gestos de hostilidad hacia esos intereses, el Gobierno los interpreta como gestos de hostilidad hacia España y hacia el Gobierno de España. El Gobierno lo que sí dice es que si hay gestos de hostilidad estos traerán consecuencias”.

El ministro se expresó en una grabación realizada por los servicios de prensa de La Moncloa a las puertas de la Cancillería polaca, sin que estuvieran presentes, ni pudieran preguntar, los periodistas españoles. Su mensaje era muy parecido al que comunicó a las autoridades argentinas durante un viaje relámpago que efectuó a finales de febrero desde Madrid a Buenos Aires para entrevistarse con los responsables económicos de Argentina. Pero en esta ocasión utilizó un tono que nunca había usado.

La compañía y el Gobierno español padecieron durante toda la jornada la misma incertidumbre que viene aquejando a Repsol desde que en enero el Gobierno argentino emprendiera sus ataques contra ella. Pasaban las horas y ningún directivo de Repsol sabía a qué atenerse. En teoría, el futuro de Repsol iba a dilucidarse este jueves por la tarde —madrugada en España— durante una reunión que mantendrían los gobernadores de las 10 provincias petroleras con la presidenta Cristina Fernández. Pero fuentes próximas a un gobernador indicaron que la presidenta suspendió la cita. Luego se anunció que la presidenta haría una intervención televisada en la que se esperaba el anuncio.

Nadie parecía saber a ciencia cierta si Argentina se atrevería a dar la estocada definitiva a Repsol-YPF. Si los ministros argentinos contaban con información directa de Fernández de Kirchner, no dejaban ver sus cartas. A la misma hora en que se conocían las declaraciones de Soria se reunía en Buenos Aires el presidente de Repsol, Antonio Brufau, con el ministro de Planificación argentino, Julio de Vido. Ambos se conocen de sobra, han cenado muchas veces juntos. Pero desde que el Gobierno argentino anunció que Repsol no había invertido lo suficiente en el país para aumentar la producción, De Vido advirtió que a él nadie le iba a pasar por la izquierda dentro del Ejecutivo. Es decir, si había que apoyar la nacionalización, la apoyaría. Durante la pasada semana en los medios argentinos circuló el rumor de que el Gobierno preparaba un proyecto para hacerse con el 50,01% de las acciones de Repsol-YPF. Ya entrada la tarde, el diario Clarín afirmaba en su página digital de que el Gobierno había enviado a los diputados oficialistas un proyecto que declaraba “de utilidad pública y sujeta a expropiación” a Repsol ese porcentaje de acciones. Mientras, las acciones de YPF en la Bolsa de Buenos Aires subían por encima del 7%, y las que cotizan en Wall Street se disparaban casi un 13%.

En cuanto al precio que se pagará por las acciones a expropiar, el texto indica que “la valuación será efectuada por el Tribunal de Tasaciones de la Nación con la colaboración de la Secretaría de Energía”. También apunta que “el Poder ejecutivo procurará acordar con los titulares de las acciones sujetas a expropiación el valor y la forma” de pago y que, eventualmente, esos acuerdos deberán ser refrendados por el Congreso de la Nación. Además, establece que, si no se alcanza acuerdo por la totalidad de las acciones a expropiar, “la Procuración (general de la Nación) promoverá el juicio de expropiación respectivo”.

El envío del texto al Congreso se produjo, según Clarín, poco después de la reunión que mantuvo Brufau con De Vido. Pero en Repsol seguían sin saber nada. Y el propio diario reconocía que el texto no había llegado a su destino. En la reunión, protocolaria, De Vido no le había dicho nada semejante a Brufau. El presidente de Repsol le había hecho llegar un documento a Cristina Fernández en el que le exponía sus intenciones de aumentar este año las inversiones hasta en 3.500 millones de dólares (2.652 millones de euros). Pero la presidenta dijo no, que ese dinero era insuficiente. Y De Vido no fue mucho más allá.

La falta de comunicación entre Fernández y Brufau ha sido un factor determinante en este conflicto. A pesar de que Brufau se ha desplazado en varias ocasiones a Argentina —ahora mismo se encuentra en Buenos Aires—, la presidenta no ha querido recibirlo. Varios medios locales han criticado la paradoja de que atendiera a artistas como Roger Waters o Sean Penn, pero no se digne darle audiencia al presidente de la mayor empresa española y la mayor de Argentina.

Lo máximo que ha podido hacer Brufau es enviarle a la presidenta un escrito explicándole todas las medidas que se podrían afrontar en Repsol-YPF para ayudar a superar el déficit energético que sufre el país. Pero la misiva no ha producido ningún resultado.

Mientras tanto, los gobernadores continuaban con su estrategia de retirar concesiones de contratos a Repsol. En cinco provincias petroleras se le han rescindido contratos a Repsol en áreas que suponen hasta un 12% de su producción total en Argentina. La mayor de las áreas, la de Los Perales-Las Mesetas les fue retirada ayer por el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta.(tomado de elpais).

Cristina Kirchner desafía a España con la nacionalización de YPF

proyecto de ley en el congreso

Cristina Kirchner desafía a España con la nacionalización de YPF

Horas después de la advertencia de Soria, el Ejecutivo de Fernández de Kirchner declara de interés público el 50,01% de las acciones.

El Gobierno argentino ha iniciado este jueves el proceso de nacionalización de YPF. Ignorando las advertencias del Ejecutivo español que, por boca de José Manuel Soria, ministro de Industria, había advertido horas antes de que la decisión tendría “consecuencias”, Cristina Fernández de Kirchner ha enviado al Congreso un proyecto de ley que declara de interés público (y, por tanto, objeto de nacionalización) el 50,01% de las acciones de la compañía. Ahora, el Tribunal de Tasaciones argentino deberá establecer cuánto se paga por esas acciones.

Tras varias semanas de tensión entre Repsol y el Gobierno argentino la estatización de YPF está prácticamente realizada. El gabinete de Cristina Fernández de Kirchner justifica esta decisión por la menor inversión de Repsol en YPF en los últimos meses y por la necesidad de alterar la ecuación energética. Argentina, según varios dirigentes han explicado a una radio local, “necesita importar energía, cuando tiene suficiente para abastecerse”.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, y el segundo en la cartera de Economía, Axel Kicillof, se han reunido con los gobernadores y con Antonio Brufau, presidente de Repsol-YPF, esta misma tarde, antes del anuncio del interés del Gobierno de hacerse con el 50% de la petrolera. YPF se ha disparado un 6,99% en la bolsa bonaerense esta misma tarde tras la caída del 5% de ayer.

El texto, según publica el diario argentino Clarín, declara de interés público hasta el 50,01% de las acciones clase B de la petrolera. El texto declara de “utilidad pública” ese porcentaje de acciones clase D de la petrolera. Son 100 millones de títulos del Grupo Eskenazy y casi 96,6 millones de acciones de Repsol. Es una medida muy importante para el gobierno argentino ya que están expropiando la mayor empresa del país.

El proyecto

En total, YPF tiene actualmente 393 millones de acciones clase D, las que el gobierno argentino considera susceptibles de expropiación. Un 57,43% pertenecen a Repsol, un 25,46% al Grupo Petersen, mientras que un 17,09% se negocian en bolsa y un 0,02% está ya en el poder del Estado.

El proyecto de expropiación de la petrolera enviado al congreso argentino establece, según el diario argentino, que si es necesario expropiar más acciones para que el Estado argentino llegue al 50,01%, esos títulos se expropiarán de modo tal que se respeten las proporciones en poder de los otros accionistas.

El precio que se pagará a Repsol por las acciones expropiadas está todavía por determinar y serán, según el texto del proyecto, el Tribunal de Tasaciones de la Nación en colaboración con la Secretaría de Energía los que se encarguen de fijarlo.

 

España: Diez razones para secundar la huelga general

 

TenPor Juan Ramón Rallo

Libertad Digital, Madrid

La reforma laboral del Gobierno, sin ser en todos sus aspectos la que necesitaba el país, supone una mejora muy sustancial con respecto a la legislación precedente; sin ser la reforma laboral que uno hubiese rubricado, es una reforma laboral aceptable. Sindicatos y partidos de izquierdas, empero, han optado por abrazar el populismo más primario para forzar, huelga general mediante, la retirada de estos tímidos pero decididos avances en la dirección adecuada.

Este jueves 29 de marzo los trabajadores españoles, aquellos que todavía no hayan perdido su empleo como consecuencia de la espantosa política económica socialista promovida hasta hace tres cuartos de hora por los convocantes y simpatizantes de la huelga, han sido llamados a no acudir a sus puestos de trabajo para protestar contra la los principales progresos de esta reforma.

Personalmente, el ‘derecho’ de huelga me parece un privilegio estatista que viola de manera flagrante los auténticos derechos nacidos de los contratos voluntarios, pero dejando de lado este importante debate, lo cierto es que quienes secunden este 29 de marzo la huelga general estarán a su vez secundando un programa político, ideológico y (anti)económico muy concreto: el de la extrema izquierda. Quienes muestren su apoyo al paro sindical deberían, por consiguiente, ser muy conscientes de aquello que promueven y de aquello a lo que se oponen.

En particular, dado que el propósito de la huelga es enmendar la totalidad de la reforma laboral del Gobierno, sólo deberían adherirse a la misma aquellas personas que muestren su devota aceptación de la legislación laboral anterior y de sus consecuencias económicas y sociales. Dicho de otro modo, sólo deberían secundar la huelga aquellas personas que vean con buenos ojos las siguientes disfuncionalidades de nuestro mercado de trabajo (a las que, mejor o peor, pretende poner fin la reforma del Gobierno):

  1. Que la situación laboral de una parte de nuestros trabajadores esté ultraprecarizada (trabajadores temporales) porque la de otra parte está ultraprotegida (trabajadores indefinidos).
  2. Que los aumentos del paro se ceben siempre de manera extraordinaria en los jóvenes y en los trabajadores temporales: Desde el primer trimestre de 2007 al último de 2011, el número de ocupados de entre 16 a 25 años se redujo un 52%, mientras que el de personas mayores se 25 apenas cayó un 7%; asimismo, el número de ocupados con contrato temporal disminuyó un 30%, mientras que el de ocupados con contrato indefinido apenas lo hizo un 1%.
  3. Que un trabajador con contrato indefinido y que lleve muchos años dentro de la empresa pueda cobrar un salario muy superior a un recién llegado aun cuando sea mucho menos productivo.
  4. Que la reorganización funcional o geográfica de los trabajadores con el propósito de que una empresa capee el temporal o gane competitividad se vuelva prohibitivamente cara y, en numerosos casos, del todo inmanejable.
  5. Que, en consecuencia, el despido sea el remedio más rápido y flexible al que puede recurrir una empresa ante una caída severa de sus ingresos.
  6. Que si una empresa en graves dificultades intenta acogerse al despido por causas económicas, los juzgados de lo social puedan encarecer astronómicamente, vía salarios de tramitación, el coste final del despido únicamente retrasando su (en muchas ocasiones arbitraria) resolución sobre la procedencia o no del despido.
  7. Que todas las empresas sitas en un mismo territorio y dentro de un mismo sector estén sometidas a una misma normativa laboral en materias tan diversas como los salarios, bases de contratación, jornada laboral, horas extras, pensiones o incentivos a la productividad: es decir, un restaurante ubicado en la zona residencial rica de una ciudad o provincia soportará el mismo convenio colectivo que un restaurante situado en la zona residencial pobre de esa misma ciudad o provincia.
  8. Que los sindicatos puedan recurrir caprichosamente a la ultraactividad de los convenios para prorrogar de manera indefinida las condiciones laborales negociadas en un convenio colectivo aun cuando el contexto económico de esa negociación haya cambiado radicalmente (pasando, por ejemplo, de expansión artificial a profunda crisis).
  9. Que, por tanto, los salarios de la mayoría de trabajadores sigan aumentando automáticamente aun cuando los ingresos de la empresa se desmoronen, abocando a muchos más trabajadores de lo necesario al desempleo.
  10. Que los representantes de los trabajadores de una empresa no tengan permitido en muchas ocasiones alterar las condiciones laborales impuestas a esa empresa por un convenio de ámbito superior, aun cuando lo consideren imprescindible para la supervivencia de esa compañía.

Si usted otorga su bendición a la totalidad o a la mayoría de los puntos anteriores y si, además, usted aspira a que España se vaya helenizando poco a poco, entonces sí: debe secundar la huelga general. En caso contrario, piénseselo mejor. No vaya a ser que esté siendo utilizado como ariete político por la extrema izquierda contra la, de momento, única reforma sensata de este Gobierno.

El Sr. Rallo es profesor de Economía de la Universidad Rey Juan Carlos I. Su último libro publicado es Los errores de la vieja economía (Unión Editorial, 2012). Editor de Economía del programa Es la Noche de César, de esRadio. Miembro del Panel de Opinión de Libertad Digital.

España: Rajoy, otro socialista

por Juan Ramón Rallo

Juan Ramón Rallo Julián es Director del Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana (España).

Mariano Rajoy nunca debería haber despertado demasiado entusiasmo entre los liberales. No ya porque hace ahora cuatro años animó a todos los liberales a que salieran del Partido Popular (PP), sino por algo todavía más importante: en sus casi diez años como líder de los populares, jamás se le conoció una sola arenga digna de tal nombre a favor de la libertad económica. Pese a que tuvo ingentes oportunidades, sobre todo en los últimos años, para reivindicar un mayor papel de los mercados libres y un adelgazamiento radical del Estado, el hoy presidente del Gobierno español optó por ponerse de perfil.

Mientras Zapatero y su corte de sectarios ideólogos se aprovechaban de la crisis para tejer un discurso fanático en contra del capitalismo y de las sociedades libres, Rajoy guardaba un inquietante silencio. Algunos lo interpretaron como una simple estrategia electoral: dado que una parte muy importante del electorado español tenía un perfil marcadamente izquierdista, había que evitar incomodarles hasta los próximos comicios. Otros, en cambio, nos temíamos que la vacuidad en las formas fuera de la mano con la vacuidad en las convicciones: a la postre, a uno le costaba entender que mientras arreciaba el discurso estatista y liberticida, un liberal no oportunista pudiera morderse la lengua.

Rajoy, empero, devino especialista en semejante arte, así que algunos evitamos prejuzgarlo en la medida de lo posible y esperamos, cortésmente, hasta después de las elecciones para emitir un primer veredicto sobre el verdadero programa de gobierno que nos aguardaba con el Partido Popular. Por suerte o por desgracia, pronto supimos a qué atenernos. Apenas dos semanas después de alcanzar el poder, Rajoy y sus cuates anunciaron, en contra de todas sus promesas y discursos anteriores, que acometerían una de las mayores subidas de impuestos de toda la historia de España.

Un auténtico atraco que ha llevado los tipos impositivos sobre la renta de España a uno de los niveles más elevados de toda Europa,  comparables a los de las socialdemocracias nórdicas. Para que nos hagamos una idea, el gravamen para rentas mayores de 33.000 euros se sitúa en el 40%, superior al 35% que se paga en EEUU para rentas superiores a 379.150 dólares.

A los españoles, y sobre todo a los liberales que engañados votaron al PP, el nuevo Gobierno trató de tranquilizarlos con diversos mensajes: el primero, que en el ideario del PP sigue grabado con fuego su apuesta por los impuestos bajos; segundo, que esta salvaje subida de impuestos será temporal (apenas dos años); y tercero, que el recargo tributario era imprescindible para reducir el déficit que el anterior Ejecutivo socialista había dejado en el altísimo 8,5% del PIB (frente a su compromiso con Bruselas de rebajarlo al 6%).

Dos meses después, uno a uno esos en parte tranquilizadores mensajes se han ido derrumbando. Primero, Rajoy no dudó en apoyar sin fisuras el establecimiento de una Tasa Tobin para toda Europa: ¿fiscalidad baja y moderada? No lo parece. Segundo, el presidente del Ejecutivo se desmarcó hace unos días con unas declaraciones parlamentarias en las que dejaba entrever sus auténticos propósitos: “Me gustaría aumentar los gastos un 20% para hacer muchas cosas. No hay Gobierno que no tenga ese objetivo”. Vamos, que lo que realmente está escrito con letras de fuego en el ideario del PP de Rajoy no son los impuestos bajos, sino el Estado enorme: ya podemos ir olvidándonos de que el recargo tributario sea temporal, pues este Gobierno confía más en gastar nuestro dinero que en que lo retengamos los ciudadanos. Y tercero: hasta el momento los recortes del gasto han sido tan mojigatos e insuficientes que a Rajoy no le ha quedado más remedio que reconocer que, en contra de lo aducido para justificar el sangrado fiscal, no cumplirá con el objetivo de déficit de Bruselas para este año (el 4,4% del PIB) sino que se quedará, en el mejor de los casos, en el 5,3%.

No hay otra: desde el momento en que se toma la determinación de no reformar a fondo un modelo de Estado gestado y edificado sobre la recaudación fiscal extraordinaria de los años de la burbuja inmobiliaria, resulta del todo imposible dejar de endeudarse a ritmos muy elevados. No es que sea imposible atajar el déficit: lo es sólo en la medida en que se escoge apuntalar un Estado hipertrofiado a todas luces insostenible.

Si algunos pensaban que, tras las recientes elecciones, España había dejado atrás el socialismo, ya pueden ir olvidándose. Es cierto que en casi todas las materias económicas tenemos a gestores más sensatos y experimentados que los anteriores y que en algunos ámbitos, como el laboral, se han obtenido avances importantes, pero la desconfianza hacia los mercados libres y la idolatría hacia el Estado niñera omnipresente siguen siendo el verdadero marco ideológico dentro del que se mueve toda nuestra clase política. También, por supuesto, el Partido Popular de Rajoy.

A %d blogueros les gusta esto: