Tag Archives: del mundo

El trabajo más difícil del mundo

El trabajo más difícil del mundo

Jorge Ramos Avalos

Llegar a la presidencia de México es como ganarse la rifa del tigre. No importa lo que haga el próximo presidente o presidenta, el pronóstico es desolador. Se trata del trabajo más difícil del mundo.

Por muchos años ese dudoso honor le tocó al presidente de Colombia. Pero Alvaro Uribe, Juan Manuel Santos y millones de colombianos destruyeron el mito de que no se le podía ganar a los narcotraficantes y guerrilleros por la fuerza. Su increíble historia acaba de estar en la portada de la revista Time. Hoy Colombia, que fue sede de la sexta Cumbre de las Américas, “está de moda”, como me dijo la canciller María Angela Holguín, para invertir, para visitar y como ejemplo a seguir.

Estoy convencido que el trabajo más difícil del mundo es el de presidente de México. Es, casi, una misión imposible. Lo primero es que no sigan matando mexicanos; ya van más de 50 mil en cinco años y la mayoría de los responsables de esas muertes están libres. Además hay más de 52 millones de pobres en el mismo país con el hombre más rico del mundo. México sigue siendo un país de monopolios y grupitos de poder, con una creciente clase media sin buenos trabajos y una gigantesca desilusión.

La desesperanza de los mexicanos se basa en la incapacidad de sus líderes para encontrarle una solución al problema de la violencia. No es fácil. Mientras haya tantos norteamericanos comprando y usando drogas, habrá narcotraficantes mexicanos trasportándolas, comercializándolas y matando para proteger sus rutas y territorios.

Eso no va a cambiar a corto plazo. Atacar el uso de drogas no es una prioridad en la sociedad norteamericana. Por el contrario, sus películas, programas de televisión y celebridades han hecho cool para los jóvenes el drogarse. Oficialmente casi todos los políticos norteamericanos están contra la legalización de las drogas pero cada vez hay más estados que, por ejemplo, permiten el uso medicinal de la mariguana.

Aquí están las cifras. En Estados Unidos más de 21 millones de personas usan drogas regularmente (es decir, el 8.7% de la población mayor de 12 años) y el Departamento de Justicia ha reportado un aumento en el uso de mariguana, heroína y metanfetaminas. Esto no va a parar. En el 2009 hubo 617 mil personas que probaron cocaína por primera vez. Esta es la norma.

Ante este panorama ¿qué pueden hacer los candidatos presidenciales Andrés Manuel López Obrador (PRD), Josefina Vázquez Mota (PAN) y Enrique Peña Nieto (PRI)? No mucho. Y si a esto le sumamos las armas que fluyen fácilmente de Estados Unidos a México y que caen en manos de los narcos, es muy poco lo que el gobierno de México puede hacer con efectividad para controlar la violencia. Esa es la realidad.

Hasta el momento los narcotraficantes mexicanos han demostrado que pueden más que el ejército y la policía. Salvo una tregua o una negociación con los narcos, que sería inmediatamente denunciada por la prensa y por millones de mexicanos, los candidatos no tienen más remedio que insistir en mano dura contra los delincuentes. Y eso significa más violencia y más muertos.

Las tres opciones principales para la presidencia de México han generado muy poco entusiasmo porque están, irremediablemente, atadas al pasado y a antiguos fracasos.

El Partido Revolucionario Institucional de Peña Nieto está manchado por 71 años de autoritarismo, fraudes y asesinatos. Josefina Vázquez Mota, del Partido Acción Nacional, se ha rehusado a romper con el presidente Felipe Calderón y su fallida estrategia anti-narco. Y Andrés Manuel López Obrador del Partido de la Revolución Democrática tiene que demostrar que es un candidato listo para los retos del 2012 y no que está peleando, todavía, la elección del 2006 (que oficialmente perdió por el 0.06 por ciento pero que él insiste le fue robada por fraude).

No hay más. México es una partidocracia que no permite candidaturas independientes. De tal manera que el país tiene tres candidatos presidenciales atorados en el pasado y una población deseosa de ver al futuro y vivir en paz. México, por su estratégica posición geográfica junto al principal mercado del mundo, debería ser una emergente potencia comercial junto con China, India y Brasil. No lo es. En cambio es un país de funerales y violentos.

México tiene más de 10 millones de twiteros. Esto dice mucho. Sus jóvenes se sienten parte del mundo cuando entran a sus computadoras pero cuando salen a la calle no encuentran buenas escuelas públicas ni trabajos decentes. Por eso se van tantos al norte.

En la internet hay una triste campaña para votar el próximo primero de julio por “el menos peor”. Ninguno convence. No hay, por decirlo de alguna manera, un Obama mexicano. No existe en el México del 2012 la enorme expectativa de cambió que generó el actual presidente norteamericano durante su campaña en el 2008.

No votar no es una opción. Pero la grave sensación de muchos votantes en México es que, gane quien gane, todo seguirá igual.

 

El mayor centro de espionaje del mundo, el inminente proyecto de la NSA

El mayor centro de espionaje del mundo, el inminente proyecto de la NSA

La Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos operará desde 2013 el mayor centro de espionaje jamás construido, al cual arribarán todas las comunicaciones satelitales y de cables subterráneos y marítimos, además de contar con la capacidad de desencriptar todo tipo de documentos reservados.

La “seguridad nacional”, ese concepto que se invoca para cometer las tropelías más criminales desde el ámbito gubernamental, ha sido en Estados Unidos una de las preocupaciones fundamentales en casi toda su historia como país, agudiza en años recientes por las supuestas amenazas del terrorismo, los ataques cibernéticos y otros enemigos que, verdaderos o simulados, sirven para justificar la creación de una atmósfera de miedo y temor que paulatinamente se condensa en realidades y hechos concretos.

Uno de estos es un centro de espionaje hasta ahora inaudito, sin parangón en la historia de la humanidad y ante el cual el legendario gabinete de Fouché palidece de inmediato, que en septiembre de 2013 comenzará a operar la NSA, la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, y el cual se encuentra enclavado en las profundidades de una zona desértica de Utah, en el oeste del país.

El Utah Data Center es uno de los proyectos más ambiciosos jamás concebidos porque concentrará —interceptará, descifrará, analizará y almacenará— la información de casi todas las comunicaiones realizadas por medio de satélites y cables subterráneos y submarinos, sean internacionales, extranjeras o nacionales, desde correos electrónicos hasta llamadas telefónicas y búsquedas de Google. Un inmenso acervo que mapeará con bastante precisión la vida íntima de una persona común y corriente.

 

Y si bien esto es en sí mismo alarmante, hasta cierto punto se trata únicamente de una ampliación en dimensiones de lo que organismos de inteligencia ya realizan (legal o ilegalmente) aunque en proporciones reducidas. La verdadera joya de la NSA será la capacidad de romper con los códigos que envuelven buena parte de la información personal e institucional que todavía se reserva bajo determinadas claves. Estados financieros, transacciones entre empresas, comunicaciones diplomáticas y militares, archivos legales. Las investigaciones de la Agencia por fin tendrán una primera gran culminación en este magno complejo donde todos esos documentos podrán ser leído con la facilidad de quien hojea un periódico.

La red de espionaje de la NSA

Tal parece que este es un último y desesperado esfuerzo por parte de la NSA para sacudirse cierta obsolescencia que la rodea, sobre todo a raíz de su imposibilidad para prevenir incidentes ocurridos en suelo estadounidense desde que esta agencia fue creada en la década de los 50. Los ataques del 11 de septiembre de 2001 figuran como la demostración más evidente de su ineficacia en materia de seguridad. Misma que se acentúa ante los nuevos recursos de quienes sirviéndose de medios cibernéticos parece que han rebasado toda concepción formada antaño en materia de seguridad nacional. Paradójicamente, han sido justamente todos estos sucesos los que han puesto la mesa para que el espionaje adquiera de pronto un sentido positivo que lo hace ver legal y hasta impostergable.

Con una superficie de 2 mil metros cuadrados y costos de construcción y de operación que se cuentan en miles de millones de dólares, el Utah Data Center será un monumento que pervierte de de manera bastante sintomática una de las categorías que en años recientes han servido para definir la actividad humana por antonomasia: la comunicación.

“Cualquiera es un objetivo; cualquiera que se comunique es un objetivo”, sentenció al respecto un oficial de la NSA

FMI: Brasil podría dejar de ser la sexta mayor economía del mundo

FMI: Brasil podría dejar de ser la sexta mayor economía del mundo

FMI: Brasil podría dejar de ser la sexta mayor economía del mundo
Imagen: RT

Brasil podría perder su posición como la sexta mayor economía del mundo, según el informe publicado el martes por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En 2011 este país latinoamericano se situó por primera vez entre las seis mayores economías globales reemplazando al Reino Unido tras superar el Producto Interior Bruto (PIB) británico y alcanzar los 2,492 billones de dólares de PIB.

De acuerdo con el nuevo pronóstico del FMI, a pesar de que el PIB brasileño crecerá un 3% en 2012 en términos reales, el  Reino Unido podría volver a posicionarse en el sexto lugar de la lista. Esto se debe a que el valor del PIB de Brasil en dólares sería menor que el británico a causa de una mayor desvalorización del real frente al dólar prevista para 2012, y de un crecimiento de la libra frente a la divisa estadounidense, pronosticado por los especialistas. Así, el PIB de Brasil en dólares sería de unos 2,449 billones en 2012 a pesar del mencionado crecimiento.

No obstante, las previsiones financieras del FMI sobre otras naciones de la región son bastante positivas.

Así, por ejemplo, de acuerdo con el estudio, Perú liderará a Latinoamérica en lo referente al crecimiento económico. Su PIB crecerá un 5,5 % en 2012. A su vez, la economía colombiana crecerá un 4,7% y la de Argentina un 4,2%. Por su parte, el PIB mexicano crecerá un 3,6%.

Según los especialistas del FMI, esta tendencia se debe a las políticas de ajuste fiscal y monetario adoptadas por varios países de la región, así como a otras medidas que ayudaron a evitar el recalentamiento de la economía en 2011 a través de la moderación del crecimiento económico.

Sin embargo, los analistas advierten que las economías latinoamericanas no pueden sentirse a salvo de los riesgos debido a la crisis que están viviendo los países de la zona euro.

 

Irán adquiere el petrolero más grande del mundo

Irán adquiere el petrolero más grande del mundo

Irán adquiere el petrolero más grande del mundo
Imagen: flickr.com

Irán adquirió el barco petrolero más grande del mundo que está a punto de salir a las aguas del Golfo Pérsico.

El nuevo buque, con una capacidad de carga de unos 2,2 millones de barriles de crudo y un valor de alrededor de 300 millones de dólares, se unirá a la flota iraní en mayo de este año.

Paralelamente con la compra del petrolero con el fin de aumentar el potencial de su mercado, el Ministerio de Petróleo de Irán anunció que en los próximos días pondrá en explotación los nuevos depósitos del crudo en el Golfo Pérsico. Se espera que este mismo año la capacidad total de almacenamiento de petróleo aumente en 4,7 millones barriles.

Hace unos días se dio a conocer que Irán expandirá su flota con el envío de 12 supertanques chinos. Durante el año se suministrarán siete buques más y los cuatro restantes llegarán a fines de 2013.

Se trata de una nueva resolución que aprobó la República Islámica como respuesta a las sanciones occidentales contra las exportaciones de su petróleo y a la presión creciente por parte de la comunidad internacional a sus compradores.

A partir de julio, la UE prohibirá que aseguradoras y reaseguradoras europeas cubran a buques que llevan crudo iraní a cualquier parte del mundo, lo que amenaza con reducir los envíos y elevar los costos de los principales compradores, como China, la India, Japón y Corea del Sur.

 

Rajoy necesita toda la suerte del mundo

Rajoy necesita toda la suerte del mundo

Por SIMON NIXON

Mariano Rajoy probablemente tiene el trabajo menos envidiable del mundo. El presidente del gobierno español anunció la semana pasada el presupuesto más duro de la historia reciente de España en un contexto de fuerte subida de la rentabilidad de los bonos españoles. Aunque su gobierno ha tenido un enérgico comienzo con una ambiciosa reforma laboral, otra del sector financiero y el compromiso de recortar el déficit público a 5,3% del Producto Interior Bruto en 2012 desde 8,5% en 2011, Madrid sigue luchando para ganarse la confianza de los mercados.

Eso refleja en parte los temores de los inversionistas a que los últimos 27.000 millones de euros (US$36.000 millones) en medidas de austeridad propicien una contracción de la economía de más de 1,7% previsto oficialmente, lo que pondría en riesgo el plan de reducir el déficit. Sin embargo, el problema real de Rajoy es que los inversionistases temen que la crisis bancaria del país esté lejos de resolverse.

ReutersMariano Rajoy

El presidente podría creer que los mercados están siendo injustos. Ciertamente ha habido progresos desde que se anunciaron las nuevas reformas hace dos meses. Se han fusionado un número de entidades maltrechas con otras —como sucedió la semana pasada con la compra de Banca Cívica por parte de CaixaBank por 1.000 millones de euros—, los bancos han vendido activos y Banco Sabadell ha captado 1.200 millones de euros a través de una emisión de derechos.

Pero los inversionistas están preocupados por que la reforma no vaya lo suficientemente lejos: muchos creen que con la venta prevista de un millón de inmuebles, los precios de la vivienda tendrán que caer mucho más que el 22% visto hasta ahora para poder venderlos todos. Mientras, los inversionistas destacan que sólo 25.000 millones de euros de provisiones exigidas por la última reforma cubren exposiciones específicas. Algunos analistas afirman que se necesitarán rebajas de valor por 100.000 millones de euros para purgar el sistema.

¿Por qué le cuesta tanto a España hacer frente a su crisis bancaria? Parte de la respuesta está en su autocomplacencia pasada. El Banco de España creyó que era mucho más prudente durante el boom que otros reguladores, obligando a los bancos a acumular importantes provisiones genéricas para cubrir futuras pérdidas. Como resultado, sobrestimó la capacidad del sistema bancario español de soportar el estallido de la burbuja inmobiliaria. El problema fue que este colchón de provisiones genéricas no creó incentivo alguno para que los bancos vendieran activos problemáticos ya que los activos individuales siguieron estando valorados en los balances a precios fuera de la realidad. Por contra, los bancos prefirieron reestructurar la morosidad para evitar tener que rebajar su valor.

Pero hay otra razón por la que la crisis bancaria española se está mostrando tan intratable. El principal desafío en una crisis bancaria es mantener la confianza de los ahorradores: una vez que se produce una retirada de fondos en un banco, puede irse a la quiebra rápidamente. Durante esta crisis, diferentes países se han ocupado de tranquilizar a los ahorradores de diferentes maneras. En el Reino Unido, el gobierno recapitalizó rápidamente el sistema, esperando convencer a los ahorradores de que los bancos podrían absorber cualquier pérdida. En Irlanda, el gobierno ofreció garantías a todos los acreedores no asegurados, por lo que cuando las pérdidas terminaban por abrumar el capital de los bancos, Dublín se vio obligado a recapitalizarlos por su cuenta en vez de causar pérdidas a los bonistas. Sin embargo, los bancos españoles adoptaron un enfoque único: convirtieron a los ahorradores que abrieron depósitos en accionistas, por lo que sus clientes pasaron a formar parte de la primera línea de defensa del sistema.

Los bancos hicieron esto de varias formas. Muchos persuadieron a los ahorradores para que pasaran de tener cuentas con bajos intereses a ser dueños de participaciones preferentes que pagaban un tipo de interés fijo más alto pero que se consideran core capital bajo las normas de Basilea II. Entre 2007 y 2010, los bancos españoles emitieron instrumentos de este tipo por valor de 32.000 millones de euros, señala UBS.

A medida que la crisis bancaria se agravó, estos instrumentos pasaron a ser ilíquidos, cotizando con grandes descuentos; al mismo tiempo, dejaron de considerarse core capital bajo Basilea III. Así que los bancos animaron a los inversionistas a convertir sus acciones preferentes en otras acciones ordinarias o bonos convertibles, que pagan una rentabilidad inicial elevada antes de convertirse después en acciones.

Algunos bancos, entre ellos Santander y Bankinter, ya habían emitido bonos convertibles para sus depositantes al comienzo de la crisis. Mientras, otros bancos han persuadido a sus clientes para invertir directamente en sus acciones. La mayor parte de las acciones de la salida a bolsa de Bankia el año pasado y la reciente emisión de derechos de Sabadell estuvieron dirigidos a inversionistas minoristas.

No está claro que los clientes fueran conscientes del riesgo. Ha habido acusaciones de fraude, sobre todo en el caso de la emisión de bonos convertibles del Santander que pasarían a ser este año acciones ordinarias a 14 euros por acción, más del doble del precio actual de la acción.

Hasta ahora, los tribunales se han puesto del lado de los bancos. Pero mientras que estos masivos canjes de deuda por acciones han aumentado los ratios de capital, se han generado nuevos riesgos. Si los clientes de un banco son obligados a asumir grandes pérdidas, la confianza podría verse minada no sólo para ese banco sino para todo el sistema. Dado que se calcula que un millón de inversionistas minoristas compraron participaciones preferentes y bonos convertibles, mantener la confianza de los inversionistas ahora supone una preocupación para el sistema, dado que se plantean dudas sobre en qué medida el capital de los bancos españoles puede estar realmente absorbiendo pérdidas.

No es de extrañar que los bancos españoles estén adoptando un enfoque más sensible hacia los clientes. Un elemento crucial de la compra por parte de CaixaBank de Banca Cívica fue la decisión de convertir los 1.000 millones de euros de participaciones preferentes de Banca Cívica en bonos convertibles al mismo valor; estos más tarde se convertirán en acciones por el mismo valor, lo que no implicará pérdida nominal alguna para los inversionistas. Por contra, la pérdida la absorberán los accionistas de CaixaBank, que están pagando 2.000 millones de euros por un banco cuyo valor en libros según el acuerdo ha caído a cero. Del mismo modo, BBVA ha convertido sus 3.000 millones de euros de bonos convertibles en acciones al mismo precio, entregando a esos inversionistas hasta 10% del capital del banco. La gran incertidumbre es si los clientes del banco seguirán siendo accionistas a largo plazo o si se desharán de acciones si aumentan las pérdidas, minando la confianza.

El gobierno también está haciendo lo que puede para tranquilizar a los inversionistas; ha descartado inyecciones directas de capital pero dice que si es necesario el capital, tomará la forma de convertibles contingentes, posponiendo cualquier dilución. Pero la dilución podría ser difícil de resistir por mucho tiempo. La morosidad crece tan rápido como la recesión empeora, y los bancos podrían estar empeorando la situación al restringir el crédito mientras tratan de conservar el capital. Demasiadas cosas se acumulan para la capacidad de Rajoy de minimizar el impacto de la austeridad sobre la economía nacional Necesitará toda la suerte del mundo.

 

A %d blogueros les gusta esto: