Tag Archives: narcos

Fox asegura que la imagen del país está hecha pedazos

Fox asegura que la imagen del país está hecha pedazos

El ex mandatario reprocha que en el actual sexenio van “60 mil cadáveres” como resultado de la lucha antidrogas.

El servicio secreto del presidente más custodiado del mundo está inmerso en uno de los escándalos más grandes de toda su historia.

Ciudad de México, 23 de abril.- El ex presidente Vicente Fox consideró que debido a la inseguridad y la lucha contra las drogas que se libra en México “la imagen del país está hecha pedazos y es pésima”, en el extranjero.

En entrevista con Pedro Ferriz, para Grupo Imagen Multimedia, el ex mandatario criticó al gobierno del presidente Felipe Calderón por no atacar el origen del problema.

Según Fox Quesada, los decomisos de droga se redujeron a grado tal que “no hay destrucción de plantíos” en este sexenio, además de que aumentó el consumo de drogas en estos más de cinco años.
Contrastó también el número de presos durante los dos sexenios panistas y expuso que el suyo dejó 210 mil reclusos, mientras en el actual hay 220 mil; es decir, un crecimiento que juzgó magro en estos recientes años. Además, resaltó el “salto gigantesco” que se ha dado en el número de muertos en la lucha contra el crimen organizado, pues, señaló, en el último año de su administración hubo 2 mil, contra los “60 mil cadáveres” que según él van en el sexenio calderonista.

El ex presidente estuvo en cabina con el conductor, y allí reprochó también al gobierno de Estados Unidos un doble discurso en el tema de las drogas, pues a pesar de ser penalizado el consumo de drogas se trata del mercado más grande de estupefacientes en el mundo. “Clinton y Obama se echaron su carrujo de marihuana y no fueron castigados”, dijo.

Al insistir en su llamado a la paz, pidió a los candidatos presidenciales acabar con la “política de aniquilamiento” que se vive en el marco de la lucha antidrogas.

Uribe considera que “Venezuela es un paraíso para el narcotráfico”

Uribe considera que “Venezuela es un paraíso para el narcotráfico”

Foto: AP Photo/ Archivo

(Caracas, 13 de abril. Noticias24) En una entrevista de RCN La Radio, el expresidente de Colombia Álvaro Uribe afirmó que “Venezuela es un paraíso para el narcotráfico” y recalcó que “los líderes guerrilleros se encuentran refugiados en ese país”.

Uribe se refirió al cambio que tuvo el Presidente Juan Manuel Santos respecto a la política y las relaciones con Venezuela. “En nuestro gobierno, el entonces ministro Juan Manuel Santos era el más radical contra Venezuela”. En este sentido, criticó a Santos por sus “repentinos cambios de parecer”.

El exmandatario indicó que sus criticas y diferencias con el Jefe de Estado de Colombia se deben a la manera en que Santos está manejando el país.

Asimismo, admitió estar preocupado por las decisiones tomadas por el presidente Juan Manuel Santos porque él fue también autor determinante en su elección.

La política no puede depender de posiciones politiqueras, me preocupan esa cosas, jamás le he sugerido algún nombramiento a Santos.Él presenta las diferencias internacionales como si fueran diferencias burocráticas, son diferencias sobre la marcha del país”, destacó.

En relación a la Cumbre de las Américas en Cartagena, Uribe manifestó que “es un derroche de opulencia para un país como Colombia que tiene muchas necesidades y debe tener mucha austeridad en sus gastos”.

Caen 21 y abaten a dos delincuentes en Juárez, NL

Fotografias: Caen 21 y abaten a dos delincuentes en Juárez, NL

Juárez • Fuerzas federales y estatales “reventaron” este día dos casas de seguridad que pertenecían a la delincuencia organizada, dejando 21 detenidos y dos supuestos delincuentes abatidos.

La primera acción policiaca se suscitó alrededor de las 15:30 horas en la colonia Praderas de San Juan, en donde tras una denuncia de actividades ilícitas en una vivienda, los elementos arribaron la casa ubicada entre las calles Getafe entre Barcelona y Sevilla, donde fueron recibidos a balazos, por lo que respondieron el ataque.

Tras el intercambio de disparos, los policías ministeriales abatieron a dos delincuentes y detuvieron a nueve más.

Una hora después de estos hechos, el mismo convoy policiaco se dirigió hasta la calle Mina Grande, en su cruce con San Miguel, en la colonia Urbi Villa, donde también se encontraba una vivienda de integrantes del crimen organizado.

En ese lugar se realizó a detención de 12 jóvenes pertenecientes a una célula de la delincuencia, en tanto se recuperó una camioneta con reporte de robo.

Después de la aprehensión de las 21 personas en total, los efectivos militares y ministeriales, se encuentran inspeccionando brechas del municipio de Juárez, en busca de “narcofosas.”

Se espera que en las próximas horas el vocero de Seguridad en Nuevo León, Jorge Domene, brinde una rueda de prensa donde informará el resultado de estos operativos.

 

 

 

 

“El Chapo, sólo un gerente”

“El Chapo, sólo un gerente”

Para el investigador argentino radicado en Estados Unidos Edgardo Buscaglia, el problema fundamental para combatir al narcotráfico en México es que no se han atacado sus raíces y, por el contrario, tiende a caricaturizarse el flagelo social.

Por vía telefónica, el especialista critica las acciones para capturar a El Chapo Guzmán y a otros líderes de la delincuencia organizada con miras a los dividendos políticos que pudieran dejarle al gobierno rumbo a las elecciones de julio próximo.

Sostiene que la captura de dirigentes de cualquier cártel sólo ocasiona el reacomodo interno y el recrudecimiento de las disputas con otras organizaciones criminales por el manejo de las plazas.

Consultado sobre la trascendencia del encuentro entre la secretaria de Seguridad Interna de Estados Unidos, Janet Napolitano, y el secretario de Gobernación de México, Alejandro Poiré, en la Ciudad de México a finales de febrero, Buscaglia aclara:

“El Chapo es un gerente operativo (del narco), pero quienes realmente manejan la organización del Cártel de Sinaloa son cientos de políticos y empresarios que están legalmente constituidos y cuyos brazos operativos son los que vemos caricaturizados en los periódicos mexicanos.”

–La señora Napolitano, aseguró que su país será persistente para lograr la detención del líder del Cártel de Sinaloa –se le comenta.

–No nos confundamos. Atacar a estas empresas criminales no es con la detención del Chapo; él es un gerente operativo que inmediatamente sería remplazado; aún más, El Mayo Zambada tiene un rol muchísimo más importante que El Chapo en muchos sentidos. Hay que hablar seriamente de esto, más allá de las conferencias de prensas y de los shows mediáticos.

Para Buscaglia no está mal que el gobierno de Estados Unidos use una técnica de ataque psicosocial hacia las cabezas visibles de los grupos criminales, como lo hizo contra Osama bin Laden y ahora pretende repetirlo con Guzmán Loera. Sin embargo, dice:

“Lamentablemente se desvía la atención. Atacar a las empresas criminales significa, en todos los Estados serios, atacar a los políticos del más alto nivel que están formando parte de estos grupos criminales por acción u omisión; significa atacar a las empresas privadas constituidas legalmente que le dan logística operativa a los grupos criminales.

“Los países serios, como Alemania e Italia, no tratan de caricaturizar a la delincuencia organizada en una sola cara, como ocurre (en México) con Joaquín Guzmán.”

Los capos, amos de las cárceles mexicanas

AMÉRICA

Por Ted Galen Carpenter

Los acontecimientos parecen estar conspirando para confirmar los temores de que México podría acabar convertido en un Estado fallido.

El último desastre político y mediático del presidente Calderón tuvo lugar el 20 de febrero. Reclusos de la cárcel de Apodaca, no muy lejos de Monterrey –la principal ciudad industrial del país–, iniciaron un motín. La mayor parte de ellos pertenecía al cada vez más poderoso cártel de Los Zetas. Se valieron del motín para asesinar a 44 miembros del Cártel del Golfo, y finalmente escaparon de la prisión. Las autoridades ordenaron de inmediato que se investigara a los funcionarios que se encontraban de guardia en el momento en que se produjo la fuga, por si alguno de ellos estuviera compinchado con los criminales.

La matanza y fuga de Apodaca ya sería algo llamativo si estuviéramos ante un suceso inaudito, pero es que encima no es el caso. En enero, un motín en la ciudad costera de Altamira resultó en la muerte de 31 reclusos. En el registrado en Tamaulipas en octubre perdieron la vida 20 personas. Hace un año, en una batalla campal registrada en una cárcel de Durango murieron 23 personas; en 2009, en otra cárcel de la misma ciudad murieron, en otra pelea, 19 personas.

Lo más preocupante de la creciente violencia que asuela las prisiones mexicanas es que los baños de sangre tienen que ver con luchas entre organizaciones de narcos. En al menos dos de los casos referidos parece que hubo guardias que ayudaron a uno de los bandos, lo cual sugiere que la corrupción del sistema penitenciario, que arrastra el país desde hace décadas, está fuera de control. Sea cual sea el cártel imperante en tal o cual región, parece ejercer mayor control sobre las prisiones de su territorio que el Gobierno mexicano.

El hecho de que ciertas organizaciones dedicadas al narcotráfico controlen de hecho las cárceles mexicanas puede que impacte a muchos estadounidenses, pero la realidad está confirmando la impotencia o la venalidad del sistema penitenciario mexicano. Los capos dirigen las operaciones de sus organizaciones desde sus celdas con completa impunidad. A veces, un narco de menor rango puede ver cómo se demora su fuga de prisión, pero eso no deja de ser un pequeño inconveniente en sus planes.

En mayo de 2009, 53 reclusos, muchos de ellos miembros de Los Zetas, se fugaron sin la menor complicación de la prisión de Cieneguillas, en el estado de Zacatecas. Las grabaciones de las cámaras de seguridad revelaron que los carceleros se quedaron de brazos cruzados. El director y los 44 guardias del recinto fueron encarcelados.

Ahora bien, el caso de Cieneguillas fue menor si se lo compara con lo sucedido en la prisión Gómez Palacio de Durango, donde parece que los funcionarios hacían más que permitir a los presos fugarse: presuntamente los dejaban salir para que pudieran perpetrar los asesinatos que les ordenaban sus jefes; después, los asesinos volvían a sus celdas. Se sospecha que les procuraban incluso transporte y armas. Entre los beneficiarios de semejante trato se cuentan los autores de la matanza de Torreón, una fiesta de cumpleaños que acabó con la muerte de 17 inocentes.

Según Marc Lacey, del New York Times, los narcos han convertido las prisiones mexicanas en centros de reclutamiento y bases de operaciones. Las fugas son tan frecuentes que se han convertido en algo cotidiano. Quizá la más célebre fue la protagonizada en 2001 por Joaquín el Chapo Guzmán, jefe del Cártel de Sinaloa, la organización narcotraficante más poderosa de México, de nuevo ante la ceguera colectiva de los guardianes.

Los narcos suelen ser auténticas celebridades en prisión, los demás reclusos les rinden pleitesía y los guardias con frecuencia acaban trabajando para ellos. Antes se servían de los presos que salían en libertad para enviar mensajes al exterior; ahora, simplemente, utilizan teléfonos celulares. “[Los capos] son unos presos privilegiados –escribe Lacey–, visten ropa de diseño y disfrutan de privilegios especiales como el recibir visitas frecuentes de sus novias o el tener televisiones de gran tamaño en sus muy espaciosas celdas”. No es precisamente dura su situación, pues. El experto Pedro Arellano sentencia: “Ya no son las autoridades las que controlan las prisiones, sino los capos de la droga”.

La escandalosa corrupción del sistema penitenciario no es sino una de las razones por las que ha fracasado la controvertida ofensiva militar de Calderón contra los cárteles, apoyada por Washington de manera entusiasta.

México celebrará elecciones presidenciales en verano; entonces los mexicanos decidirán si dan continuidad a la estrategia antidroga que ha seguido Calderón en estos cinco años, a un coste de 47.000 vidas. La Constitución mexicana le prohíbe postularse para la reelección, lo que probablemente sea una buena noticia. Su guerra contra los cárteles, piedra angular de su Administración, ha sido un fiasco.

Será, pues, su sucesor quien haya de decidir si sigue por ese camino o si, por el contrario, emprende una estrategia diferente. Sea como fuere, lo que debe hacer el próximo presidente mexicano es limpiar de corrupción el horrible sistema penitenciario. Un país que ni siquiera es capaz de controlar sus prisiones corre el riesgo de sumirse en el abismo y convertirse en un Estado fallido. Y si su vecino del Sur se convirtiera en un Estado fallido, EEUU tendría un muy grave problema de seguridad nacional.

Militares dan muerte a 32 guerrilleros de las FARC

 
 

Juan Manuel Santos dando declaraciones este lunes en Villavicencio, Colombia. Santos informó que al menos 32 guerrilleros de las FARC han muerto en un operativo de las fuerzas de seguridad colombianas.
Juan Manuel Santos dando declaraciones este lunes en Villavicencio, Colombia. Santos informó que al menos 32 guerrilleros de las FARC han muerto en un operativo de las fuerzas de seguridad colombianas.

Cesar Carrión / EFE

CESAR GARCIA

AP

BOGOTA — El presidente Juan Manuel Santos anunció el lunes que 32 guerrilleros de las FARC fueron muertos en una operación conjunta del ejército, la fuerza aérea y la policía, lo que elevó a 141 los rebeldes muertos en combate este año, dijeron las fuerzas armadas.

El mandatario precisó que el operativo se realizó en el sitio El Silencio, en el municipio de Vista Hermosa, departamento de Meta, a 110 kilómetros al sur de Bogotá.

Santos hizo el anuncio antes de iniciar un consejo de seguridad en la ciudad de Villavicencio (Meta), a 75 kilómetros al sur de la capital colombiana.

“En Vista Hermosa, esta mañana, a eso de las tres y media, se inició una operación… que dio muy buenos resultados: hasta ahora, porque la operación continúa, van 32 miembros de las FARC dados de baja y cuatro capturados”, explicó el jefe de Estado.

En su cuenta de Twitter, Santos felicitó después a las fuerzas del orden y calificó como “duro” el golpe propinado a las FARC.

Un comunicado posterior de las Fuerzas Militares dijo que en la acción además fueron capturados dos hombres y tres mujeres.

“Con este nuevo golpe, las Fuerzas Militares han dado muerte en combate a 141 integrantes de las Farc entre el primero de enero y la fecha. Los capturados en este período suman 264 y los desmovilizados, 217”, dijo el comunicado.

Este es el segundo golpe fuerte que el gobierno ha propinado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en lo que va del año. La semana pasada el ejército dio muerte en Arauquita, departamento de Arauca y a unos 400 kilómetros al noreste de Bogotá, a 33 de sus integrantes.

“Esto (de Vista Hermosa) se suma a la operación que se hizo en Arauca la semana pasada con un número similar”, añadió.

Según Santos, las fuerzas armadas “no van a parar, van a continuar, van a perseverar, como han sido las instrucciones y como es su actitud y como ha sido su acción”.

Informó igualmente sobre la captura, la víspera, de seis miembros de las FARC en el municipio de Restrepo –80 kilómetros al sur de Bogotá y también en Meta–, entre los que había un ideólogo del frente 53 de ese grupo guerrillero.

“Quiero repetir: la ofensiva continúa”, enfatizó.

El general José Javier Pérez, comandante del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares, dijo vía telefónica a The Associated Press que “en este momento seguimos en este operativo, y el balance inicial, hasta el momento, es el que dijo el presidente Santos. Nosotros estamos consolidando las cifras”.

Para el analista Alfredo Rangel, de la Fundación Seguridad y Democracia, que conoce del conflicto colombiano, “estos dos golpes contundentes que han realizado las fuerzas militares en los últimos días demuestran ahora la ofensiva militar contra las FARC, demuestran que de nuevo tomaron iniciativa de atacarlos (a los guerrilleros) en todos sus frentes y que seguirán en todo el país”.

Para Rangel, no sería extraño que las FARC le pongan trabas a la entrega de 10 militares y policías que tienen en su poder desde hace más de 12 años y que anunciaron dejarán libres los próximos 2 y 4 de abril.

“No sería sorprendente que las FARC, frente a esta ofensiva del ejército, resolvieran dilatar las entregas, aún cuando no tendrían absolutamente ningún argumento para hacerlo y creo que quedarían muy mal frente a la comunidad nacional e internacional si por esta causa (de los operativos) no cumplen con los plazos que ellos mismos han establecido” para las liberaciones, comentó Rangel.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, aseguró al canal de televisión Caracol que el gobierno “ha hecho todo lo que esta a su alcance” para que los 10 retenidos vuelvan a casa.

“El viceministro (Jorge Enrique) Bedoya ha venido coordinando todos los protocolos para que estas personas se liberen…, (pero) los días corren, corren y corren (para) esas liberaciones” por parte de las FARC.

Para el comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas, la liberación de los 10 rehenes no debería tener inconvenientes porque “estas son políticas diseñadas por el gobierno nacional con grupos subversivos y estas son las reglas del fuego”.

Navas insistió en que “no hay terrenos ni áreas vedadas en Colombia (para los militares)”.

En tanto, Marleny Orjuela, una activista que lidera un organismo no gubernamental y a quien las FARC le entregarán los 10 cautivos, dijo en conversación telefónica que “no creo que por estos operativos se cancelen las liberaciones”.

Según Orjuela, “desde luego que somos optimistas de que las FARC cumplan con las fechas de las liberaciones, el 2 y 4 de abril”.

 

A %d blogueros les gusta esto: