Tag Archives: santos

Santos expresa su preocupación por la estabilidad de Venezuela “si algo le sucede a Chávez”

Santos expresa su preocupación por la estabilidad de Venezuela “si algo le sucede a Chávez”

Foto:REUTERS/Enrique de la Osa/Archivo Noticias24

(Madrid, 22 de abril. EFE).- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aboga por buscar nuevas alternativas para luchar contra las drogas, dice estar preocupado por la estabilidad de Venezuela si algo le sucede a Hugo Chávez y reitera que sólo negociará con las Farc si constata que tienen una verdadera voluntad de paz.

Dice que, si bien no va a opinar sobre las próximas elecciones en ese país porque es un asunto interno, asegura que le “preocupa que si algo le sucede a Chávez esa estabilidad pueda venirse al traste, una situación de anarquía sería desastrosa para toda la región”.

Santos confiesa que, la última vez que se encontró en Cuba con el presidente venezolano, le dijo “¿quién iba a pensar que yo estaría rezando algún día por su salud? Yo, que había sido un gran crítico suyo”.

Y enlazando con eso, asegura que la estabilidad interna de Venezuela “es importante para toda la región”.

El mandatario colombiano subraya que, en interés del país, era preciso establecer “unos niveles adecuados de relación con un país con el que tenemos 2.200 kilómetros de frontera y no había ningún trato diplomático ni apenas comercial, hasta estábamos hablando de guerra, cuando lo que debe hacer América Latina es coordinarse”.

Santos, que fue ministro de Defensa con el anterior presidente, Álvaro Uribe, se muestra muy dolido por la actitud de éste: “no llego a entender su postura, se ha vuelto un crítico de lo humano y lo divino, nada de lo que hace el gobierno le parece bien, no reconoce ninguno de nuestros éxitos”.

Dice no entenderlo, porque “yo he sido fiel a sus legados… la seguridad democrática, la confianza inversionista, la cohesión social, lo que el llamaba los tres huevitos que había que cuidar”.

“Me decía un amigo suyo que lo que pasa es que no ha asimilado que dejó el poder, pues para bien de él y para bien mío y del país entero espero que lo asimile pronto, aunque yo ya estoy vacunado, al principio todo esto me afectaba pero después de treinta twitters diarios me he vuelto inmune, le presto poca atención, hay cosas más importantes que atender”, manifiesta Santos.

El mandatario colombiano expone estas opiniones en un largo monólogo que publica hoy el diario español “El País”, en el que también se muestra dolido por la actitud de su predecesor en el cargo, Álvaro Uribe, que continuamente crítica su gestión.

En la Cumbre de las Américas, “en lo que respecta a las drogas obtuvimos lo que queríamos, que era iniciar un debate”, señala Santos, quien destaca que así lo aceptó el presidente Obama, aunque esté en contra de la legalización.

Desde que en 1912 hubo la guerra del opio, llevamos ya cien años de lucha contra la droga y tenemos que indagar alternativas más eficaces y menos costosas si las hay, entre lo que podríamos llamar el modelo asiático, cárcel y hasta pena de muerte para los consumidores, hasta el otro extremo, que sería la legalización de la cadena de producción y distribución”, afirma Santos.

Entre las fórmulas intermedias, cita “una despenalización del consumo, tratándolo como un problema de salud pública” y reflexiona que algunos piensan que legalizar el tráfico sería una forma de controlarlo.

“Pero mientras no se llegue a un consenso global entre los diferentes países no tenemos alternativa a nuestra actual política, que es el combate contra el narcotráfico en todos sus eslabones”, añade.

Tampoco se puede “bajar la guardia” -dice- en el caso de las Farc y si bien siente Santos que “podemos estar en el preámbulo de un cambio definitivo después de cincuenta años de guerra, para nada quiero pecar de ingenuo”.

“Prefiero constatar la verdadera voluntad de las Farc de terminar con el conflicto, solamente entonces, cuando tenga esa certeza, estaré dispuesto a iniciar un proceso negociador, sabiendo de antemano que no puede haber amnistías ni indultos generalizados”, añade el presidente.

Santos reflexiona igualmente sobre la reciente expropiación por Argentina de las acciones de la española Repsol en la petrolera YPF -sin nombrar este caso-, afirma que expropiar “no es una palabra que esté en nuestro vocabulario” y asegura a todos los inversionistas que en Colombia hay seguridad jurídica y reglas del juego “estables”

Anuncios

Una cumbre, 33 líderes y una pregunta: ¿fracasó la lucha antidrogas?

Una cumbre, 33 líderes y una pregunta: ¿fracasó la lucha antidrogas?

Alberto Nájar

BBC Mundo

El presidente Obama llega a Cartagena, acompañado de la vicecanciller colombiana, Mónica LanzettaEn Cartagena, Colombia, reflotará una vez más el complicado tema de la legalización de las drogas.

Treinta y tres líderes americanos -entre los que se encuentran Barack Obama y el anfitrión, Juan Manuel Santos- se reúnen desde este viernes en Cartagena, Colombia, en la Cumbre de las Américas. Y aunque los temas son amplios y diversos, hay uno que se anuncia como el principal: el fracaso de la lucha contra las drogas.

En el último año se ha observado un cambio importante frente al tema en América Latina: jefes de estado refiriéndose abiertamente al tema del fracaso de la lucha antidroga y la necesidad de abrir un debate sobre una posible legalización, entre ellos Felipe Calderón de México y Juan Manuel Santos de Colombia.

Uno de ellos es el actual presidente de Guatemala Otto Pérez Molina. Lo que hace más interesante su caso es que fue un activo general en el ejército de su país y jefe de los servicios de inteligencia, por lo que se vio involucrado directamente en la lucha antidrogas.

Hoy, con su experiencia militar, advierte: con la estrategia que siguen varios países, la batalla contra el tráfico de drogas no se puede ganar.

Al contrario, le dice a BBC Mundo: “La guerra se está perdiendo y eso hay que reconocerlo”.

Así, su propuesta es abrir el debate a nuevos caminos como la despenalización del consumo de drogas y el pago de una indemnización por cada cargamento que se incaute en Centroamérica.

La propuesta de Pérez Molina ha encontrado resistencias, no sólo en Estados Unidos sino también entre los gobiernos vecinos de Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Pero no hay muchas alternativas, reconoce. El camino de los últimos 40 años para combatir el narcotráfico no ha funcionado, y es momento de pensar en alternativas… Entre todos.

Porque mientras exista un consumidor del tamaño de Estados Unidos, insiste, “esta guerra va a ser imposible de ganar”.

Usted pide analizar alternativas contra la violencia por el narcotráfico, como la despenalización del tránsito de drogas por Centroamérica y que los países consumidores paguen por los cargamentos incautados. ¿Cuáles son las acciones concretas para conseguirlo?

Hemos llamado a un debate primero en la región centroamericana, y ahora vamos a aprovechar la Cumbre de las Américas para buscar este diálogo. Aprovecharemos cualquier otro foro, porque el tema de la droga no sólo es una cuestión centroamericana ni del continente sino un tema mundial.

Presidente Otto Pérez Molina, GuatemalaEl presidente Otto Pérez Molina propone despenalizar el consumo de drogas.

Queremos llamar al debate y al diálogo para encontrar nuevas formas para hacer frente a este tema que ha producido tanta violencia e inseguridad.

Mi llamada va desde endurecer la lucha contra contra el narcotráfico, a encontrar temas como la despenalización o regularización.

No es lo que algunos entienden, que se pueda vender droga en cualquier lado, no. Sabemos que es dañino, que se debe hacer un esfuerzo muy grande por regularlo.

Regulación para la producción, el tránsito y el consumo. Es un tema complicado, difícil, pero no lo podemos evadir.

¿Pagar por cada cargamento que sea incautado en Centroamérica?

Si el tema es seguir en lo que hoy se está haciendo en los países de la región centroamericana, y le hablo específicamente por Guatemala, debemos tener recursos para mantener el esfuerzo.

Y esos recursos podrían provenir de una compensación económica por los cargamentos que se vayan confiscando, o por las plantaciones destruidas.

De ahí podrían venir recursos para un mejor equipamiento o mejores servicios de inteligencia. Una mejor lucha si la decisión fuera que siguiéramos endurenciendo la guerra.

Pero si no es así, porque después de 40 años esta guerra no ha demostrado ser exitosa, debemos buscar otras rutas, alternativas para hacer un mejor frente.

¿No es una contradicción pedir que se pague por la droga incautada, y al mismo tiempo permitir que circule por Centroamérica?

Operativo antidrogas en América LatinaEl problema del narcotráfico toca buena parte de América Latina.

No, lo que se plantean son diferentes alternativas. Si nos cerramos en una sola propuesta pues va a haber rechazo, algunos la van a criticar y otros dirán que no es la respuesta.

Antes que eso suceda llamamos a un diálogo responsable, serio, donde científicamente se analice lo que ha estado pasando en el tema de la droga.

¿Se puede lograr este plan sin la participación del gobierno de Estados Unidos?

Es necesario que todos los países en la región estemos incluidos. Estados Unidos dijo estar contra de la despenalización pero que pueden participar en un diálogo, y eso es un paso importante. Que se pueda discutir. Qué alternativas y qué nuevas rutas puedan encontrarse se verá con el tiempo. No esperemos ahora una decisión en la Cumbre de las Américas, o en algún foro más adelante.

Es un tema que va a llevar tiempo, habrá otras propuestas pero lo importante es la reflexión con todos los presidentes, jefes de estado que están en el ejercicio del poder, no los que estén retirados.

Los presidentes de Honduras y El Salvador se oponen a su propuesta. ¿Qué les dice para convencerlos?

Antes de la cumbre de las Américas el presidente pro témpore de SICA (Sistema de Integración Centroamericana), convocó a una reunión para buscar una posición conjunta.

“No vamos en la ruta de que la guerra se esté ganando, al contrario, creo que la guerra se está perdiendo y eso hay que reconocerlo”

Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala

Mi propuesta no va a ser sólo sobre el tema de la despenalización, sino discutir con seriedad y responsabilidad sobre otras rutas para una lucha más exitosa.

Allí podríamos lograr una posición conjunta. La presidenta de Costa Rica (Laura Chinchilla) está dispuesta a que encontrar otras alternativas; el presidente de Panamá (Ricardo Martinelli) también dijo que se deben buscar otros caminos.

Otros presidentes como Honduras, El Salvador y Nicaragua podrían estar de acuerdo en discutir nuevas alternativas, no necesariamente la despenalización en la que dijeron no estar de acuerdo pero otras opciones que nos unifiquen en Centroamérica.

Usted es un militar que combatió en una guerra. Desde su experiencia y formación, ¿cree que es posible ganar una guerra contra las drogas con las estrategias aplicadas hasta el momento?

No. Le quiero decir que no. Y eso es lo que me llama a mí, con la experiencia que he tenido como militar donde también me ha tocado luchar contra el narcotráfico como director de inteligencia hace 20 años.

Ahora, como presidente, encuentro que la situación está peor. No vamos en la ruta de que la guerra se esté ganando, al contrario, creo que la guerra se está perdiendo y eso hay que reconocerlo. Debemos tener la valentía y la responsabilidad de reconocer que no hay posibilidades, que mientras haya un mercado del tamaño que representa Estados Unidos para el consumo esta guerra va a ser imposible de ganarla.

GuatemalaLos indígenas de Centroamérica son los más afectados por la violencia del narcotráfico

Las cantidades son millonarias en tráfico de armas, en la influencia y el crecimiento que tienen los carteles, el debilitamiento que hacen a las instituciones democráticas en países como Guatemala y otros de Centroamérica.

Yo le diría: no estamos en la ruta, hay que reconocerlo y para eso hay que tener la valentía de decirlo, no estamos ganando la guerra. No es ésta la forma, tenemos 40 años de estar en esta lucha y esta guerra no se está ganando. Tenemos que ser creativos y serios para encarar nuevas rutas y reconocer que debemos implementar otras alternativas.

Militares dan muerte a 32 guerrilleros de las FARC

 
 

Juan Manuel Santos dando declaraciones este lunes en Villavicencio, Colombia. Santos informó que al menos 32 guerrilleros de las FARC han muerto en un operativo de las fuerzas de seguridad colombianas.
Juan Manuel Santos dando declaraciones este lunes en Villavicencio, Colombia. Santos informó que al menos 32 guerrilleros de las FARC han muerto en un operativo de las fuerzas de seguridad colombianas.

Cesar Carrión / EFE

CESAR GARCIA

AP

BOGOTA — El presidente Juan Manuel Santos anunció el lunes que 32 guerrilleros de las FARC fueron muertos en una operación conjunta del ejército, la fuerza aérea y la policía, lo que elevó a 141 los rebeldes muertos en combate este año, dijeron las fuerzas armadas.

El mandatario precisó que el operativo se realizó en el sitio El Silencio, en el municipio de Vista Hermosa, departamento de Meta, a 110 kilómetros al sur de Bogotá.

Santos hizo el anuncio antes de iniciar un consejo de seguridad en la ciudad de Villavicencio (Meta), a 75 kilómetros al sur de la capital colombiana.

“En Vista Hermosa, esta mañana, a eso de las tres y media, se inició una operación… que dio muy buenos resultados: hasta ahora, porque la operación continúa, van 32 miembros de las FARC dados de baja y cuatro capturados”, explicó el jefe de Estado.

En su cuenta de Twitter, Santos felicitó después a las fuerzas del orden y calificó como “duro” el golpe propinado a las FARC.

Un comunicado posterior de las Fuerzas Militares dijo que en la acción además fueron capturados dos hombres y tres mujeres.

“Con este nuevo golpe, las Fuerzas Militares han dado muerte en combate a 141 integrantes de las Farc entre el primero de enero y la fecha. Los capturados en este período suman 264 y los desmovilizados, 217”, dijo el comunicado.

Este es el segundo golpe fuerte que el gobierno ha propinado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en lo que va del año. La semana pasada el ejército dio muerte en Arauquita, departamento de Arauca y a unos 400 kilómetros al noreste de Bogotá, a 33 de sus integrantes.

“Esto (de Vista Hermosa) se suma a la operación que se hizo en Arauca la semana pasada con un número similar”, añadió.

Según Santos, las fuerzas armadas “no van a parar, van a continuar, van a perseverar, como han sido las instrucciones y como es su actitud y como ha sido su acción”.

Informó igualmente sobre la captura, la víspera, de seis miembros de las FARC en el municipio de Restrepo –80 kilómetros al sur de Bogotá y también en Meta–, entre los que había un ideólogo del frente 53 de ese grupo guerrillero.

“Quiero repetir: la ofensiva continúa”, enfatizó.

El general José Javier Pérez, comandante del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares, dijo vía telefónica a The Associated Press que “en este momento seguimos en este operativo, y el balance inicial, hasta el momento, es el que dijo el presidente Santos. Nosotros estamos consolidando las cifras”.

Para el analista Alfredo Rangel, de la Fundación Seguridad y Democracia, que conoce del conflicto colombiano, “estos dos golpes contundentes que han realizado las fuerzas militares en los últimos días demuestran ahora la ofensiva militar contra las FARC, demuestran que de nuevo tomaron iniciativa de atacarlos (a los guerrilleros) en todos sus frentes y que seguirán en todo el país”.

Para Rangel, no sería extraño que las FARC le pongan trabas a la entrega de 10 militares y policías que tienen en su poder desde hace más de 12 años y que anunciaron dejarán libres los próximos 2 y 4 de abril.

“No sería sorprendente que las FARC, frente a esta ofensiva del ejército, resolvieran dilatar las entregas, aún cuando no tendrían absolutamente ningún argumento para hacerlo y creo que quedarían muy mal frente a la comunidad nacional e internacional si por esta causa (de los operativos) no cumplen con los plazos que ellos mismos han establecido” para las liberaciones, comentó Rangel.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, aseguró al canal de televisión Caracol que el gobierno “ha hecho todo lo que esta a su alcance” para que los 10 retenidos vuelvan a casa.

“El viceministro (Jorge Enrique) Bedoya ha venido coordinando todos los protocolos para que estas personas se liberen…, (pero) los días corren, corren y corren (para) esas liberaciones” por parte de las FARC.

Para el comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas, la liberación de los 10 rehenes no debería tener inconvenientes porque “estas son políticas diseñadas por el gobierno nacional con grupos subversivos y estas son las reglas del fuego”.

Navas insistió en que “no hay terrenos ni áreas vedadas en Colombia (para los militares)”.

En tanto, Marleny Orjuela, una activista que lidera un organismo no gubernamental y a quien las FARC le entregarán los 10 cautivos, dijo en conversación telefónica que “no creo que por estos operativos se cancelen las liberaciones”.

Según Orjuela, “desde luego que somos optimistas de que las FARC cumplan con las fechas de las liberaciones, el 2 y 4 de abril”.

 

A %d blogueros les gusta esto: