Category Archives: política

La “traición” de Fox

La “traición” de Fox

Francisco Garfias
No es la primera vez que Vicente Fox se pasa de la raya con los integrantes del partido que lo llevó a la Presidencia de la República, pero ayer sí se manchó —como dirían los chavos—. Decir que Josefina Vázquez Mota requiere un “milagrito” para ganar la elección del primero de julio, en un momento tan complicado para la candidata del PAN, es más que un acto de deslealtad. “Es traición”, calificaron integrantes del CEN del azul.

El esposo de La Jefa —la del libro de Olga Wormat— trae desde hace buen rato una relación muy estrecha con Enrique Peña Nieto. En avenida Coyoacán no olvidan cuando el mexiquense visitó el Centro Fox. Tampoco las declaraciones del ex presidente en el sentido de que el abanderado del tricolor representa una nueva generación no maleada de priistas.

“No tiene madre, pues”, dijeron.

La reacción en el equipo de campaña de Vázquez Mota la dio Carlos Medina. El guanajuatense fue muy generoso con su paisano al limitarse a decir que Chente “sigue perdiendo la brújula”.

¿Perdiendo la brújula? Depende del cristal con que se mire. Si nos vamos al de la conveniencia, Fox no parece tan extraviado. Peña Nieto, puntero indiscutible en las preferencias electorales, le empezó a pagar sus 30 monedas. “Son bienvenidas todas las voces de respaldo a mi aspiración en convertirme en el próximo Presidente de México”, dijo el mexiquense.

Este jueves, suman 9 ejecutados en Michoacán; hallan otros dos en Benito Juárez

jueves 12 de abril de 2012 | Comentarios 7 Comentarios

Benito Juárez, Michoacán.- A los siete ejecutados que fueron localizados la madrugada de este viernes en Lázaro Cárdenas, se suman otros dos encontrados en la comunidad de Santa Ana, inmediaciones de Parícuaro en Benito Juárez.

De los hallados en Lázaro Cárdenas dos fueron localizados en la tenencia de Guacamayas, dos más en La Mira, dos en esta ciudad portuaria y uno más en la población de la orilla.

Los cuerpos mostraban una cartulina que contenía un narcomensaje en la que el cartel de Jalisco Nueva Generación se adjudica el múltiple crimen.

Por su parte, los cuerpos sin vida de dos sujetos que fueron ejecutados a tiros fueron localizados en la Comunidad de Santa Ana, inmediaciones de Parícuaro de Benito Juárez, sin que se conozcan las causas del doble crimen, así como lo identidad de los asesinos.

Las autoridades de la Subprocuraduría regional de Justicia con cede en Zitácuaro se trasladaron al lugar alrededor de la 05:45 horas de este jueves para realizar las diligencias correspondientes.

Josefina: dormir con el enemigo

Josefina: dormir con el enemigo

La Jefa prefirió sumar a su causa a los que hace apenas algunas semanas eran sus más feroces adversarios políticos.

Ricardo Alemán

Uno de los pecados capitales de las  confrontaciones guerreras, incluidas las guerras político-electorales, se comete cuando una de las partes no es capaz de percatarse dónde está el enemigo.

Es tal la importancia de ese pecado, que el refranero popular se ocupó del tema con una consigna harto significativa. “Es un riesgo capital dormir con el enemigo”, dice, en relación a que la vida propia está en peligro, si una de las partes no se percata de que, en su propia casa, y en su propia cama, se localiza al enemigo.

Viene a cuento el tema porque, además del mensaje mediático que intentó la candidata presidencial con el supuesto o real “golpe de timón” —que sólo sube a nuevos políticos a su campaña—, lo cierto es que la señora Josefina Vázquez Mota también envía el mensaje de que el “cambio verdadero” de su campaña no es más que “dormir con el enemigo”. ¿Por qué?

Porque si se analiza con cuidado el origen político y el desempeño reciente de cada uno de los nuevos colaboradores de la campaña presidencial de la señora Vázquez Mota, llegaremos a la conclusión de que, en efecto, La Jefa prefirió sumar a su causa a los que hace apenas algunas semanas eran sus más feroces enemigos políticos.

Es decir, que ahora resulta que —para rescatar la candidatura de la señora Vázquez Mota— fue llamado, al equipo de campaña, todo el grupo de apoyadores y colaboradores de Ernesto Cordero, el más duro adversario de la hoy candidata presidencial. En otras palabras, que a la vuelta del tiempo se confirma que los operadores de Josefina no mostraron la capacidad necesaria para una candidatura presidencial. Y, por ello, debieron ser llamados los operadores del candidato Ernesto Cordero y, por supuesto, el ex titular de Hacienda.

Pero el asunto es aún peor, si se toma en cuenta que desde la casa presidencial se llevó a cabo, de manera grosera, la imposición de Ernesto Cordero, con la finalidad de tumbar la candidatura de la señora Vázquez Mota. Pero tampoco es todo. Vale recordar que Josefina Vázquez Mota se había propuesto poner distancia respecto del gobierno de Felipe Calderón, como estrategia fundamental de campaña.

En otras palabras, que parte fundamental de la candidatura de La Jefa era mostrarse “diferente” respecto del gobierno de Felipe Calderón. Sin embargo, el llamado “golpe de timón” disolvió toda diferencia entre el gobierno de Calderón y la candidatura presidencial del PAN, lo cual convierte a la señora Vázquez Mota en la continuadora del proyecto de Felipe Calderón. Y frente a esa penosa realidad, obligan las preguntas fundamentales.

Si desde la casa presidencial debieron salir al rescate de la candidatura de Vázquez Mota, y si “los hombres y las mujeres del Presidente” hoy están soportando la candidatura presidencial del PAN, entonces, ¿cuál es la “Josefina diferente”? ¿Cuál será la diferencia entre el gobierno de Calderón y el potencial gobierno de la señora Vázquez Mota?

Queda claro, entonces, que hoy por hoy no existe ninguna diferencia entre La Jefa y el gobierno de Calderón, y entre La Jefa y el delfín presidencial, Ernesto Cordero. Pero tampoco ahí terminan los cuestionamientos. ¿Cuántos de los operadores de Ernesto Cordero y del ex precandidato presidencial, realmente harán todo a favor de la señora Josefina? ¿Cuántos de los perdedores de la contienda interna del PAN van a procurar que la señora Josefina resulte ganadora?

Tampoco ahí termina la crisis. Está claro —para todo el que quiera verlo— que el precandidato Ernesto Cordero recibió todo el apoyo del gobierno federal y de su jefe, Felipe Calderón. Bueno, a pesar de ese apoyo sin límite, los operadores de Cordero se vieron claramente superados, luego de exhibir sus notorias incapacidades. Por eso la gran pregunta.

¿De qué le va a servir a Josefina un puñado de políticos de mediano y pequeño nivel que sólo tienen el mérito de su amistad con el presidente Calderón y que ya mostraron que se trata de un montón de perdedores?

Está claro que hasta hoy le entregaron el control total del partido a la señora Vázquez Mota —lo cual debió ocurrir la misma noche en que ganó la candidatura presidencial—, pero también es cierto que se trató de una entrega tardía, una vez que buena parte del daño ya tiene en la lona a la señora Vázquez Mota.

Lo cierto es que la candidata del Partido Acción Nacional va a requerir mucho más que un montón de enemigos políticos en su campaña y que un camión bautizado como La Jefa. Va a requerir un milagro político, de esos que no vienen del cielo. Al tiempo.

Chávez asistirá a la Cumbre de las Américas y Obama llegará el viernes a Cartagena

Publicado el 10 de abr de 2012 4:15 pm |

2 comentarios

Foto: Jorge Silva / Reuters / archivo

(Bogotá, 10 abril. EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, asistirá a la Cumbre de las Américas aunque posiblemente estará solo unas horas y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegará el viernes, una día antes del encuentro presidencial, anuncio hoy la canciller colombiana, María Ángela Holguín.

La ministra hizo estos anuncios en una rueda de prensa en el Centro de Convenciones Julio César Turbay Ayala, tras conocer las actividades con actores sociales previas a la Cumbre de presidentes del fin de semana.

“La información que tenemos es que sí va a asistir (Chávez), muy seguramente no vaya a dormir en Cartagena (…) es muy complicado por el tratamiento que lleva pero hasta ahora si está confirmada su asistencia”, aseveró

Aznar dice que España ha erosionado sus activos en Iberoamérica

Foto: EFE / Román Ríos

(Cádiz – España, 10 de abril. EFE).- El expresidente del Gobierno español José María Aznar dijo hoy que los activos de España en Iberoamérica “se han erosionado” en los últimos años.

En su opinión, el nuevo Gobierno español, con el conservador Mariano Rajoy como presidente, se ha puesto ya “manos a la obra” para “recomponer” la situación, en una región que actualmente “es un gran ejemplo de muchas cosas buenas”.

Aznar hizo estas reflexiones en la presentación del informe “América Latina. Una agenda de libertad 2012″, que la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que él preside, celebró hoy en el Oratorio San Felipe Neri de Cádiz, el mismo escenario en el que hace 200 años fue promulgada la Constitución de 1812.

Acompañado del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, y de exministros de su partido, el Partido Popular (PP), Aznar reivindicó que España “debe recuperar su vocación atlántica, inconcebiblemente abandonada en los últimos años”.

En ese sentido, García-Margallo señaló que “España está de vuelta y ha vuelto para quedarse” y para recuperar su papel como “abanderado de Iberoamérica en la Unión Europea”.

“La UE y España en particular deben corregir el rumbo si no queremos perder nuestra presencia” en la región, sostuvo.

El ministro explicó que en los diez últimos años “las cosas han cambiado de una forma evidente” y ahora, al contrario de lo que pasaba entonces, el crecimiento de Iberoamérica “es mucho más rápido que en la UE” y los “procesos de integración avanzan a mayor velocidad” en la región americana que en el viejo continente.

Apuntó que espera que la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica que se celebrará en Cádiz (sur español) el próximo mes de noviembre será “una oportunidad de reflexionar” y aventuró que esta cita “será el principio de un nuevo camino” en las relaciones entre España e Iberoamérica.

En ese sentido, Aznar recalcó que la “densidad” de las relaciones de España con Iberoamérica es un “indicador inequívoco de nuestra propia salud política como país y de la claridad de la visión que albergamos de la posición de España en el mundo”.

El expresidente español explicó que, aunque “siempre hay excepciones”, en Iberoamérica “son muchas más las luces que iluminan el presente y que permiten entrever un futuro mejor”, pues “la democracia representativa y la economía de mercado se han asentado ampliamente en ella en los últimos años”.

Según Aznar, en los últimos años en Iberoamérica “se ha reducido la pobreza, aunque las desigualdades sociales siguen siendo inaceptables y van consolidándose unas amplias clases medias que generan crecimiento económico, estabilidad institucional y moderación política”.

Hay un nuevo papel internacional para América Latina. Aunque existen algunos procesos inquietantes, las amenazas del populismo se han atenuado”, aseguró, para insistir después en que en la región quien no tiene “historias de éxito que contar son los que han elegido los viejos caminos, las viejas políticas”.

¿Qué pasó en Islandia?

Por Juan Ramón Rallo Julián

Si –dejando de lado Estados Unidos– ha habido una crisis que ha cobrado brillo propio, ha sido sin duda alguna la de Islandia. La intensidad del desplome de su economía fue tal, que, en medio de un pánico financiero internacional que amenazaba con llevar a la quiebra a la mayor parte de los bancos internacionales, los periódicos encontraron un espacio destacado para informar sobre los acontecimientos de ese país del que pocos habían tenido noticia antes, salvo por sus géiseres.

La mayoría de los rotativos atribuía la crisis islandesa a la desregulación financiera y al retroceso del Estado. En sus cabezas, Islandia aparecía como un caso flagrante de libre mercado fracasado. Y no, desde luego, porque el tamaño de su sector público fuera diminuto o se hubiera reducido entre 2001 y 2007; más bien al contrario: justo antes de desatarse la crisis, la presión fiscal islandesa era la novena más alta de la OCDE (41,1% del PIB), por encima de la de países como Alemania o España y al nivel de otros tan socialdemócratas como Francia o Finlandia.

No: si numerosos economistas y periodistas se lanzaron a la piscina de la identificación de Islandia con el mercado libre fue por dos motivos. El primero, relativamente disculpable, es que Islandia concluyó la privatización de su sistema bancario en 2003, y ya se sabe que cualquier país que privatice alguna de sus industrias –especialmente si es la que causa problemas– merece el sambenito de potencia ultraliberal. El segundo, sin embargo, no deja de ser un reflejo de la impotencia que muchos intervencionistas sintieron ante la crisis islandesa: cuando quebraron los bancos de la isla, en octubre de 2008, el Estado se planteó rescatarlos, pero se dio cuenta de que le resultaba del todo imposible, porque las deudas de la banca eran once veces superiores al PIB del país, y para más inri la mayor parte de las mismas eran en moneda extranjera.

Para los amamantados en el mito de la omnipotencia estatal, semejante fiasco, semejante ducha de agua fría, obviamente sólo podía significar que algún tipo de perversa influencia estaba teniendo el ultracapitalismo. Lo que debería haber sido un choque de bruces con la realidad se convirtió en una coartada para seguir creyendo en las bondades del Estado, sólo limitadas por la rapiña de los mercados libres.

El problema, sin embargo, es que nada de todo esto nos ayuda demasiado a esclarecer la realidad y a comprender qué sucedió en ese país europeo. Analizando con un poco de detalle la situación, podemos comprobar que el caso de Islandia no supone ninguna excepción con respecto al del resto de economías: sus bancos se endeudaron masivamente a corto plazo para invertir a largo. En concreto, en algunos momentos de 2008 debían a 3 meses 500.000 millones de coronas islandesas más del dinero que tendrían disponible en ese mismo plazo; una cantidad que equivalía a más del 33% del PIB del país.

Las razones que incitaron a los bancos a emprender esa insostenible estrategia financiera las he expuesto de manera extensa en muchos otros artículos, así que me limitaré a sintetizarlas: los tipos de interés a largo plazo son bastante superiores a los tipos a corto, de modo que pueden lograrse cuantiosas ganancias tomando prestado al tipo bajo e invirtiendo al alto. Claro que esta estrategia, por rentable que sea, no deja de estar condenada al fracaso: si los pasivos de los bancos vencen mucho antes que sus activos, más pronto que tarde se encontrarán en una situación de iliquidez, antesala de la suspensión de pagos. Que esto último no se produzca se debe simplemente a las permanentes intervenciones de los bancos centrales en los mercados interbancarios tendentes a refinanciar y sostener a los bancos con mayores problemas de iliquidez; es decir: sólo gracias a la manipulación que ejercen los bancos centrales sobre el dinero fiduciario de curso legal, que emiten en régimen de monopolio, los bancos privados pueden seguir endeudándose a corto e invirtiendo a largo, por mucho más tiempo del que sobrevivirían en un mercado libre.

Aun así, los bancos centrales no pueden retrasar indefinidamente el colapso de esta estrategia, ya que el problema subyacente es que se está invirtiendo a través del crédito mucho más de lo que se ha ahorrado, con el resultado de que la estructura productiva de la economía se distorsiona –con demasiada inversión demasiado alejada del consumo final–, y debe terminar reajustándose en forma de crisis económica.

En este sentido, pues, los bancos islandeses no fueron una rara avis. Si acaso, la nota más distintiva hay que buscarla en el hecho de que se endeudaran a corto en moneda extranjera para invertir a largo en moneda nacional. Dado que durante la primera década del siglo XXI los tipos de interés han estado mucho más bajos en Estados Unidos o en la zona del euro que en Islandia, los bancos islandeses emitieron enormes cantidades de deuda a corto plazo en moneda extranjera, que luego convertían en coronas islandesas (el indicador de la masa monetaria, M1, se multiplicó por 5,5 entre 2002 y 2007 frente a un incremento bastante más moderado del 16% en EEUU), y las prestaban a los ciudadanos islandeses. Es una práctica similar a la de los inversores que en España contrataron una hipoteca multidivisa tratando de aprovechar los menores tipos de interés hipotecarios de los sistemas monetarios extranjeros.

Para que nos hagamos una idea: casi el 70% de la deuda de los bancos islandeses había sido concertada en moneda extranjera, especialmente euros, dólares, libras y coronas noruegas. Parte de esa deuda se había vuelto a prestar a extranjeros (los bancos islandeses actuaban en este caso como simples intermediarios financieros internacionales), pero otra porción muy significativa (unos 2,5 billones de coronas islandesas, casi dos veces el PIB de la isla) había ido dirigida a préstamos internos.

Esta enorme expansión del crédito se canalizó especialmente a la minería de aluminio y al sector de la construcción, y tuvo su reflejo en el saldo exterior de Islandia. Dado que los bancos habían concedido a los islandeses mucho más poder de compra del que los islandeses habían producido y ahorrado, las importaciones se dispararon: si en 2003 el déficit exterior era del 0%, en 2006 llegó a situarse en el 30% del PIB.

Todo este entramado –que a medio plazo implicaba un desembolso brutal en divisas extranjeras, de las que carecía el sistema bancario– podría haberse sostenido mal que bien si el banco central islandés hubiera tenido cantidades apreciables de reservas de divisa extranjera para hacer frente a tales pagos. Básicamente, podría haber intercambiado las coronas islandesas que tenían los bancos privados por los euros y los dólares que necesitaban. Sin embargo, la cantidad de divisas extranjeras que suelen hacer falta para este tipo de operaciones son de tal magnitud, que los bancos centrales suelen mostrarse impotentes a la hora de la verdad. Para tomar alguna referencia: antes de sus respectivas crisis monetarias –en 1994 y 2001–, la deuda externa de México era 12 veces superior a sus reservas de divisas extranjeras, y la de Argentina 5; pues bien, la islandesa era, en octubre de 2008, 32 veces superior a las reservas de divisas del banco central, lo que claramente indicaba una fuerte incapacidad para atender los pagos extranjeros, especialmente los concentrados en los vencimientos más inmediatos.

Lo curioso es que casi nadie se percatara de los enormes desequilibrios que presentaba la economía. Para los bancos islandeses, ese volumen de deudas extranjeras significaba que si en algún momento los mercados interbancarios internacionales se les cerraban, no podrían acudir al banco central islandés para refinanciarse, salvo por el importe de sus escuálidas reservas de divisas (aquél puede crear coronas islandesas, pero no dólares o euros). Pero parece que ninguno vio venir los problemas. De hecho, leyendo sus informes anuales uno tiene la impresión de que incluso se mostraban seguros de que contaban con sobradas divisas extranjeras como para atender todos los pagos futuros.

La fuente de esa ilusoria confianza eran uno de esos productos de ingeniería financiera que se desarrollaron a raíz del abandono del patrón oro: los swaps de divisas. Un swap de divisas no es más que un intercambio de los flujos de caja futuros que recibirán los implicados en sus respectivas monedas. Imagine que un empresario español vende su mercancía a Estados Unidos y que, por tanto, cobra en dólares pero que, al mismo tiempo, paga su hipoteca en España en euros; e imagine también que en Estados Unidos hay un empresario en una posición análoga: vende a España y cobra en euros pero paga su hipoteca en dólares. Si los dos empresarios se quedan de brazos cruzados, se enfrentarán al muy temido riesgo de cambio, esto es, a la posibilidad de que, por ejemplo, el dólar se deprecie muchísimo y, por seguir con el ejemplo de arriba, el empresario español vea dispararse el coste real de su deuda en euros (como debe convertir sus ingresos en dólares en euros para pagar la hipoteca, si el dólar se deprecia necesitará muchos más dólares que antes). Así pues, a ambos sujetos les interesa eliminar ese riesgo concertando un swap: el empresario español se compromete a entregar cada año una parte de sus beneficios en dólares al empresario estadounidense, a cambio de que éste le entregue una parte de sus beneficios anuales en euros (por ejemplo, 100.000 euros a cambio de 130.000 dólares). El tipo de cambio se cierra en ese momento (1 euro por 1,3 dólares), y ya pueden olvidarse de la cotización internacional de las divisas.

Los bancos islandeses suscribieron multitud de swaps de divisas para tener cubiertas todas sus posiciones. Lo que no llegaron a comprender fue que el descalce de plazos, haberse endeudado muy a corto plazo e invertido a largo, arramblaba con la asistencia que pudieran prestarles los swaps. Si estás muy endeudado a corto en moneda extranjera, puede que llegue un momento en el que necesites de inmediato cantidades enormes de esa moneda extranjera, mientras que los swaps sólo te proporcionan cada año una pequeña suma: la porción de la inversión a largo plazo que se recupera anualmente. Dicho de otra manera: si un banco ha pedido prestados 100.000 yenes para conceder una hipoteca de 100.000 euros, con un swap podrá convertir cada año en yenes la letra anual que pague su deudor (por ejemplo, 10.000 euros), pero no de repente la totalidad de la hipoteca.

Así pues, mientras los bancos centrales extranjeros seguían expandiendo masivamente el crédito (entre 2002 y 2005), los bancos islandeses no tenían demasiados problemas para renovar sus deudas a corto plazo en moneda extranjera. Simplemente tenían que acudir a los mercados interbancarios y pedir una refinanciación de sus créditos. No obstante, cuando a partir de 2006 el grifo del interbancario comienza a cerrarse, Islandia empieza a experimentar graves dificultades en forma de inflación y depreciación de la corona. Sin embargo, las fuertes subidas de los tipos de interés (del 9 al 12,75%) dictadas por el banco central consiguen frenar el proceso inflacionario y postergarlo; hasta que la crisis de liquidez se manifiesta en toda su intensidad: agosto de 2007.

A partir de esa fecha, para atender a sus pagos en divisa extrajera, a los bancos islandeses no les queda más remedio que pedir prestadas coronas al banco central e intercambiarlas por euros, dólares y demás monedas, lo cual provocará una intensísima depreciación de la corona, hasta el punto de que en marzo de 2008 ésta había perdido el 30% de su valor con respecto al euro.

El banco central islandés continúa aumentando los tipos de interés hasta llegar al 15% en septiembre de 2008, tanto para limitar las peticiones de crédito de los bancos como, sobre todo, para conseguir que los extranjeros conviertan sus monedas en coronas y las depositen al 15% en la isla. Además, en ese período también logra que el banco central de Noruega le conceda un crédito extraordinario para poder refinanciar las deudas nominadas en coronas noruegas. Los esfuerzos no son del todo en vano, porque aunque la inflación sigue escalando hasta el 14%, la depreciación de la corona islandesa se detiene.

Sin embargo, este encaje de bolillos salta por los aires cuando quiebra Lehman Brothers y el pánico se extiende por todos los mercados financieros del mundo. A partir de ese momento, el crédito se restringe de manera muy considerable y los tres grandes bancos islandeses –el Glitnir, el Landsbanki y el Kaupthing– entran en quiebra, a raíz de lo cual pasan a ser controlados por el Estado. Si hubieran dispuesto de créditos a corto plazo, habrían podido hacer frente a sus obligaciones a corto, o, en caso de que hubieran tenido sus deudas a corto en moneda nacional, el banco central podría haber refinanciado sus operaciones durante un tiempo. Pero como no era ninguno de esos casos, se veían forzados a vender sus activos a largo plazo en moneda nacional para acudir con las resultas a los mercados internacionales de divisas para obtener moneda extranjera a un precio cada vez más alto (ya que necesitaban comprar grandes cantidades de moneda extrajera de manera inminente, y además la expectativa era que la corona se siguiera depreciando). Con lo cual sus activos sufrían un doble recorte: el descuento derivado de vender en grandes cantidades activos a largo plazo y el descuento derivado de convertir apresuradamente el dinero de esa venta en moneda extranjera. Ese doble recorte daba lugar, necesariamente, a su bancarrota.

Como es lógico, esas quiebras generalizaron la desconfianza en la corona islandesa (ya que nadie quiere poseer depósitos en un banco quebrado), y su depreciación se hizo aún más intensa: en un sólo mes pierde el 60% de su valor; con lo cual la sociedad islandesa se ve sumida de súbito en una autarquía de facto ante la imposibilidad de seguir importando: incluso hubo problemas de abastecimiento de comida.

Por su parte, el mercado bursátil islandés, cuyo valor dependía en tres cuartas partes de los tres grandes bancos, se derrumbará después de haber estado cerrado más de una semana: el 15 de octubre pasa de 3.004 puntos a apenas 678 (lejos quedaba su máximo histórico de 9.000, en 2007). Todos los que habían invertido allí perdieron, pues, sus ahorros.

Ante la gravedad de la situación, el Fondo Monetario Internacional interviene proporcionando una línea de crédito extraordinaria por importe de 2.100 millones de dólares, que sin ser demasiado con respecto al monto total (alrededor del 3% de la deuda externa islandesa), sí permitía hacer frente a los compromisos de pago en divisa extranjera a corto plazo y, por tanto, estabilizar el valor de la corona.

Desde entonces, la economía está en bancarrota técnica; pero sigue funcionando gracias al crédito exterior que le van proporcionando los países, al estilo de un deudor moroso al que se le va aplazando la hora del pago.

La mejor manera de comprender el caso de Islandia es, pues, que nos imaginemos el país como un gran banco que se endeudaba a corto plazo y prestaba a largo sin que tuviera, autónomamente, la posibilidad de refinanciar su deuda a corto (como habría sucedido durante un tiempo si su deuda hubiese estado nominada en coronas islandesas). Con semejante imagen en la cabeza, más de uno pensará que, efectivamente, el caso de Islandia es un fallo del libre mercado, ya que nadie obligó al banco “Islandia S. A.” a asumir estrategias financieras tan descabelladas e insostenibles. Lo cual, claro, sería cierto… si pensáramos que el sistema financiero y monetario actual tiene algo de libre.

En realidad, si uno abandona la ceguera monetarista, la crisis de Islandia es todo un ejemplo de qué le puede suceder a un país en un sistema de dinero fiduciario nacional. Islandia simplemente se sumó a la expansión crediticia que llevaron a cabo los bancos centrales extranjeros –principalmente, la Reserva Federal y el Banco Central Europeo–, bajo la absurda hipótesis de que esas inyecciones continuas de liquidez que presionaban artificialmente a la baja los tipos de interés se mantendrían de por vida.

Nada de esto podría haber ocurrido –o al menos no durante un plazo tan prolongado, que fue lo que volvió dramática la situación en Islandia– en un sistema monetario de patrón oro. En ese marco, los bancos centrales no tienen la capacidad de crear dinero fiduciario nacional para refinanciar las deudas a corto plazo de sus bancos, con lo cual a éstos no les resulta posible expandir el crédito sin respaldo previo de ahorro.

Por consiguiente, en un sistema de patrón oro Islandia no podría haberse endeudado masivamente a corto plazo ni en moneda nacional (oro) ni en moneda extranjera (oro), con lo cual no se habría producido la hipertrofia bancaria, que copó el mercado bursátil, ni los bancos (que hubieran sido más pequeños… y solventes) habrían quebrado. Además, el valor de la corona islandesa, al estar respaldado por el oro, no habría fluctuado lo más mínimo con respecto al de otras divisas (también respaldadas por el oro; con lo cual los tipos de cambio no variarían, serían fijos) y la sociedad islandesa no se habría visto desprovista de importaciones.

Por mucho que les pese a ciertos economistas adoradores del papel moneda, éste tiene bien poco que ver con el libre mercado, ya que es fruto de una imposición estatal (monopolio de emisión más curso forzoso) destinada a privilegiar a los bancos privados y a su insostenible estrategia de descalce de plazos. Y por el mismo motivo, los fallidos swaps de divisas no son un instrumento espontáneo de los mercados libres, sino un mecanismo para tratar de paliar, muy parcialmente, los problemas que genera el abandono del patrón oro.

Sí, los bancos islandeses actuaron libremente, pero sólo dentro de un marco impuesto por el Estado que genera los perversos incentivos para que estas cosas sucedan de manera regular (ciclos económicos). Echar la culpa del colapso islandés al libre mercado sería tanto como decir que la culpa de que un preso que no ha recibido alimento alguno durante semanas es del propio preso porque era libre para deambular por su celda… y aun así no hizo nada para evitar la inanición.

 

Amenazando a Rusia: Los Aviones de Combate de la OTAN pueden patrullar por donde quieran

la+proxima+guerra+aviones+combate+otan+nato+fighter+jets+patrullando+republica+balticas

Cinco aviones de la Fuerza Aérea de Rusia han causado una conmoción en el país del Sol Naciente. Los aviones estaban volando cerca del espacio aéreo de Japón, a pesar de que no violaban ninguna ley internacional. Mientras tanto, aviones de la OTAN estarían patrullando el espacio aéreo de los Estados bálticos de forma permanente, volando a lo largo de la frontera rusa. Rusia no ha hecho ninguna reclamación al respecto.

Japón no es un miembro de la OTAN. Sin embargo, es un secreto a voces que Japón es un aliado cercano de Estados Unidos en el Lejano Oriente. La fuerza aérea de Japón se alarmó en la mañana del 8 de febrero. Dos bombarderos estratégicos rusos Tu-95 aparecieron en el espacio aéreo sobre el Océano Pacífico y el Mar de Japón. Los aviones no estaban volando muy lejos de las islas de Hokkaido y Honshu. Los bombarderos iban acompañados con dos aviones Su-24 y A-50 AWACS. Ninguno de los aviones volaron sobre el espacio aéreo de Japón. Sin embargo, los funcionarios de Defensa de Japón dijeron que fue un evento sin precedentes.

Vladimir Drik, un portavoz oficial de la Fuerza Aérea de Rusia, dijo que los vuelos en cuestión se llevaron a cabo en la zona neutral. Las tripulaciones de los bombarderos Tu-95 estaban formando sus habilidades para volar en el área sin ningún tipo de referencias visuales. Los bombarderos Tu-95 realizaron también un reabastecimiento de combustible en el aire de dos aviones Il-78. Posteriormente, los bombarderos fueron acompañados por aviones de combate Su-24, mientras que el avión A-50 estaba monitorizando el espacio aéreo.

En septiembre de 2011, bombarderos rusos Tu-95 volaron por todo Japón, sin irrumpir en su espacio aéreo. Varios aviones de combate japoneses despegaron para controlar la situación. Aviones de combate coreanos del Sur también estaban observando las maniobras de las aeronaves rusas. Posteriormente, los funcionarios japoneses pidieron que no se repitieran ese tipo de vuelos en el futuro, nunca más. Sin embargo, no existe ninguna ley internacional que limite los derechos de Rusia para tales vuelos. Por lo tanto, Rusia tenía el derecho de no hacer caso a Japón.

Mientras tanto, el Consejo de la OTAN en Bruselas extendió la misión de patrullar el espacio aéreo de los Estados bálticos a petición de los gobiernos de Letonia, Lituania y Estonia. Funcionarios occidentales de defensa comenzaron la misión en 2004, cuando los Estados del Báltico se unieron a la OTAN.

Los países no tienen las posibilidades para llevar a cabo tales misiones, así que estaban contentos de aceptar la oferta de Occidente. Los aviones fueron desplegados en Lituania. Miembros de la OTAN se turnaban para llevar a cabo las operaciones. Cada turno tiene una duración de cuatro meses. Hoy en día, es el turno de Alemania. Originalmente se creía que los vuelos de patrullaje se acabarían en 2007. Sin embargo, los líderes del Báltico solicitaron una prórroga de la misión. Como resultado, la misión existirá hasta 2018.

Así que de hecho, los aviones de combate de los países líderes de la OTAN van a volar a lo largo de las fronteras entre Estonia, Letonia, Lituania y Rusia para siempre. Es digno de notar que la situación en el norte – cerca de la frontera con Noruega y en la zona del Mar Negro, desde el lado de Turquía, es el mismo. Lo que pasa entonces es que los aviones de la OTAN pueden patrullar las fronteras de Rusia cuando lo deseen. Si Rusia hace lo mismo, entonces todo el mundo piensa que es inadmisible.

Anatoly Tsyganok, un experto militar, dijo a Pravda.Ru que Rusia ha estado recuperando la experiencia de vuelo de su aviación de larga distancia durante los últimos años.

“Los japoneses no tienen ninguna razón para alarmarse. Los estadounidenses vuelan a través del Polo Norte, vuelan cerca de las aguas territoriales de la Federación de Rusia, todo el tiempo, pero nadie dice nada en contra de eso. Japón es un aliado de EE.UU. Hay bases militares estadounidenses en Japón. Hay portaaviones en el Océano Pacífico también. La aparición de los aviones de combate rusos es un evento desagradable, por supuesto. La aviación rusa tiene ahora la oportunidad de obsrevar a los portaaviones.

En cuanto a los Estados del Báltico, uno debe ir 20 años atrás en la historia para entender las razones del acuerdo antes mencionado con la OTAN. Durante las negociaciones sobre la unificación de Alemania, los funcionarios estadounidenses, británicos, franceses y alemanes dieron garantías a la Unión Soviética de que los aviones de la OTAN no patrullarían el espacio aéreo al este de las fronteras orientales de Alemania. La OTAN no iba a ampliarse hacia el Este tampoco. Todos los altos funcionarios de la OTAN afirman que no se dieron tales garantías, pero están mintiendo. Las garantías fueron documentadas.

Tan pronto como los Estados del Báltico se unieron a la OTAN, no se les permitía tener sus propios aviones para patrullar su espacio aéreo. Como resultado, el cielo por encima de Letonia, Lituania y Estonia es controlado por aviones de combate de Alemania, Francia, Dinamarca, etc. Al mismo tiempo, la OTAN vuelve a crear toda la infraestructura de defensa de Polonia y de los Estados bálticos. Es digno de mención que utilizan un aeródromo de la antigua Unión Soviética para las salidas de ese tipo.

Después de la guerra en Osetia del Sur, los funcionarios del Báltico, dijeron que iban a necesitar una mejor protección de Rusia. La OTAN finalmente se decidió a fortalecer la defensa de Letonia, Lituania y Estonia.

Así que ahí lo tenemos. La OTAN siempre puede hacer cosas que Rusia supuestamente no puede hacer.

Azerbaiyán en la OTAN para acorralar a Rusia y amenazar a Irán.

Los Estados Unidos y sus aliados de la OTAN se enfrentan a la rápida caída del régimen de Bashar Al Assad en Siria después de lo cual se emplearán a fondo con Irán y los países de la CEI, incluida Rusia. Por esta razón. el fortalecimiento de los lazos con los países vecinos de Irán y Rusia cumple con los intereses de EEUU.

News.Az entrevista al politólogo Vafa Guluzade:

¿Qué puede decir sobre los informes del paquete asignado por el Pentágono para la ayuda militar a Azerbaiyán de unos 10 millones de dólares para la mejora de las fuerzas marinas de guerra contra el terrorismo?

Es otra prueba de que Estados Unidos considera a Azerbaiyán un estado muy importante con el que está desarrollando una alianza geoestratégica en la región.

El desarrollo de las relaciones de Estados Unidos y Azerbaiyán aúna los intereses de ambos estados. Y la asignación de 10 millones de dólares a Azerbaiyán por el Pentágono es prueba del interés de EEUU en la profundización de la cooperación militar con nuestro país. El resultado lógico de esta cooperación será la admisión de Azerbaiyán en la OTAN.

¿Podría usted especificar los términos de la admisión de Azerbaiyán en la OTAN?

No quiero especificar los términos, pero yo diría que se trata de una perspectiva a medio plazo. El asunto es que en la etapa actual los Estados Unidos y sus aliados en la OTAN se enfrentan a la rápida caída del régimen de Assad en Siria después de lo cual se emplearán a fondo con Irán y los países de la CEI, incluida Rusia. Por esta razón el fortalecimiento de los lazos con los países vecinos de Irán y Rusia cumple con los intereses de EEUU.

En este caso, ¿puede la ayuda militar a Azerbaiyán por los Estados Unidos preocupar a Irán?

Sin lugar a dudas, puede preocuparle. Sin embargo, esto no afectará a los planes de EEUU, sobre la base de sus propios intereses, en lugar de los intereses de Irán o cualquier otro país. Hablando abiertamente, Irán es consciente de los planes de EEUU para llevar a cabo una operación militar en su contra y se prepara para resistir esta operación militar. En cuanto a Azerbaiyán, simplemente no puede quedarse al margen de los planes de EEUU en relación con Irán.

¿Prevén los EEUU planes de cambio de poderes en Armenia?

No hay duda de que sí. Los Estados Unidos tienen la intención de reducir la dependencia de Armenia en Rusia e Irán por lo que trata de llevar a su protegido al poder en Armenia. El tema es quién será y los eventos que promoverán la aplicación de los planes de EEUU. Rusia es incapaz de resistirse a estos planes de EEUU con respecto a Armenia, ya que no tiene importantes recursos en términos de ejército o economía.

Además, Rusia afrontará el tema de la resistencia a los planes de los Estados Unidos y sus aliados en la OTAN, mientras que en estas condiciones, Rusia no tendrá tiempo para Armenia.

¿Cómo influirá ese escenario del que habla en la resolución del conflicto de Armenia y Azerbaiyán de Nagorno Karabaj?

El impacto será más positivo. El conflicto entre Armenia y Azerbaiyán por Nagorno-Karabaj se resolverá en el caso de que los indicados planes de EEUU se hagan realidad. El principal obstáculo en el camino hacia su solución es Rusia.

El rap del Banco Mundial

Obama presenta a un candidato de nuevo perfil, pero la institución debería nombrar a un representante de las economías emergentes

MARCOS BALFAGÓN

Barack Obama ha sorprendido a propios y a extraños al proponer como candidato de EE UU a la presidencia del Banco Mundial a Jim Yong Kim, médico y antropólogo nacido en Seúl, nacionalizado estadounidense, y en la actualidad presidente del prestigioso Dartmouth College. Tradicionalmente, este cargo va a un norteamericano, y la dirección del Fondo Monetario Internacional a un europeo, en el último caso Christine Lagarde. Este reparto no escrito es producto del poder de los votos en ambas instituciones relativo a lo que cada país aporta.

En las organizaciones nacidas de Bretton Woods, sería hora de cambiar y reflejar mejor que estamos en un mundo muy diferente del de 1944. El reparto de poder en el mundo está cambiando a favor de los países emergentes, y estos exigen su lugar en la mesa. Además, han presentado dos candidatos de inmensa valía. Por una parte, el economista colombiano José Antonio Ocampo, que cuenta con el apoyo de Brasil, pero no de su propio país; y por otra, Ngozi Okonjo-Iweala, la ministra nigeriana de Finanzas, que ya trabajó en un alto puesto del Banco Mundial, a la que impulsa su Gobierno y Suráfrica.

Obama sabe que de no situar a otro norteamericano en sustitución de Robert Zoellick, el Congreso de EE UU podría cortar unos fondos que son esenciales para la institución. En todo caso, la opción de Jim Yong Kim ha resultado no solo sorprendente, pues no figuraba en las apuestas, sino polémica. No porque a este experto en sanidad pública le guste cantar rap, sino porque en un libro de hace doce años fue crítico con el “neoliberalismo” cuando el Banco Mundial fue uno de los templos del llamado “Consenso de Washington”, y, sobre todo, porque se mostró contrario al “crecimiento impulsado por las grandes corporaciones” que, estima Yong Kim, empobrece a las clases medias y a los trabajadores en el mundo en desarrollo. Lo que en algunos ámbitos ha llevado a tacharle de contrario al crecimiento en sí, función central de esta institución.

Más allá de quién lo presida, el Banco está necesitado de una reinvención que pase por una mayor eficacia y representatividad. Al menos para que aunque algo sea lo mismo, no todo siga igual.

 

A %d blogueros les gusta esto: