Category Archives: lavado de dinero

Obama y América Latina debatirán la legalización de las drogas

VI CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

Obama y América Latina debatirán la legalización de las drogas

La Cumbre de las Américas tendrá lugar este fin de semana en Cartagena de Indias

Se debatirá también el aislamiento de Cuba y el incremento del comercio en el continente

Washington
Un partidario de Obama se prepara para su visita a Colombia. / LUIS ACOSTA (AFP)

Barack Obama se sumará al resto de los líderes de América para discutir, por primera vez en una cumbre, nuevos métodos de combatir el tráfico de drogas, incluido el de su despenalización, con el fin de atajar el mayor problema de la región en estos momentos: la violencia endémica que estrangula el crecimiento económico, dificulta el progreso social y condiciona el desarrollo democrático. Este asunto, junto al aislamiento de Cuba y el incremento del comercio en el continente, centrará la reunión de 33 presidentes que este fin de semana se celebra en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

Colombia es el marco perfecto para entender el daño que el narcotráfico puede llegar a causar en un país, pero también es un ejemplo de que es posible salir de ese desastre con la combinación adecuada de firmeza institucional y unidad nacional. Hoy Colombia ha dejado de ser el centro mundial de producción de cocaína, pero el fenómeno se ha extendido a otros países y, en mayor o menor medida, es la principal causa de crimen y corrupción en México, Centroamérica, Brasil, Venezuela y otros países del área.

Durante décadas, este problema ha sido abordado con un discurso maniqueo en el que los países productores acusaban a Estados Unidos, el principal consumidor, de excesiva tolerancia en la venta del producto, mientras que Washington ponía todo el acento en la necesidad de represión en los puntos de origen del comercio ilegal. “Estamos como en un bicicleta estática, siempre en el mismo lugar”, ha comentado el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, horas antes de recibir a sus invitados. “Necesitamos coger el toro por los cuernos y empezar un debate para ver si somos capaces de encontrar un alternativa”.

El presidente Obama no apoya la despenalización, pero cree que es un debate legítimo”

Dan Restrepo, asesor Obama para asuntos latinoamericanos

Santos, respaldado por otros presidentes latinoamericanos, es el promotor de que ese asunto sea tratado por fin al más alto nivel: en la Cumbre de las Américas. Para el Gobierno de EE UU, que se opone rotundamente a la legalización de las drogas, resulta algo complicado hablar de eso en un foro de esta trascendencia, pero ha aceptado hacerlo porque entiende, igualmente, que la amenaza del narcotráfico, que es ya un seria preocupación fronteriza, empieza a convertirse en una amenaza para su seguridad nacional.

“El presidente Obama no apoya la despenalización, pero cree que es un debate legítimo”, afirma Dan Restrepo, principal asesor de la Casa Blanca para asuntos latinoamericanos. “No existe una receta mágica en este problema, pero entendemos que esta es una buena oportunidad de discutir colectivamente sobre estos desafíos”.

No cabe esperarse acuerdos aparatosos en esta materia, pero los expertos destacan que el hecho de que se aborde desde nuevas perspectivas abre una oportunidad para su solución. La marihuana, que ya es legal para usos médicos en varios Estados norteamericanos, representa alrededor de una cuarta parte de los ingresos de las mafias. Este debate puede servir también para que EE UU se acerque a América Latina en un problema que, tradicionalmente, ha sido fuente de enfrentamiento.

Estamos como en un bicicleta estática, siempre en el mismo lugar”

Presidente colombiano, Juan Manuel Santos

El incremento de la colaboración continental es el principal objetivo de Obama en esta cumbre. Desde la última reunión, celebrada en 2009 en Trinidad y Tobago, la Administración norteamericana ha prestado escasa atención a sus vecinos, quienes, a su vez, han buscado en otras latitudes alternativas con los que diversificar sus relaciones. China es actualmente el principal socio comercial de Brasil, Chile y Perú, y es segundo, a muy corta distancia de EE UU, de Argentina y Colombia.

Washington se ve obligado a reaccionar para no perder aún más terreno en una región con la que ha tenido múltiples conflictos en el pasado pero que hoy crece económicamente de forma acelerada y se ha convertido en un atractivo polo de negocios y de inversiones. “No queremos hablar del siglo XX sino del siglo XXI. Nuestro interés en América Latina es tanto el de promover la seguridad y la democracia en el hemisferio, como ayudar al crecimiento económico aquí, en casa”, asegura el viceconsejero nacional de Seguridad Ben Rhodes.

Antes de llegar este viernes a Cartagena, donde Obama se convertirá en el primer presidente norteamericano que duerma en suelo colombiano, el presidente hará una escala en Florida, precisamente para resaltar, en un Estado de fuerte presencia hispana, la importancia que representa actualmente América Latina para aumentar las exportaciones y crear puestos de trabajo. Florida es también un decisivo territorio electoral y el lugar que alberga a la principal comunidad cubana en el exilio.

Obama ha sido muy firme antes de esta Cumbre en que no se sentaría en la misma mesa de Raúl Castro. Santos se vio obligado a elegir entre Obama y Castro, y hace pocas semanas viajó a La Habana para comunicar al presidente cubano que no sería bienvenido a Colombia. Sí tiene previsto estar, si su enfermedad no lo impide, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien quizá quiera aprovechar la ocasión para recuperar el protagonismo que está perdiendo. Chávez no vive los momentos de gloria personal de años pasados, pero sigue teniendo aliados y voluntad suficientes como para complicarle la estancia a Obama y crearle dificultades imprevistas en su campaña electoral.

Anuncios

Una cumbre, 33 líderes y una pregunta: ¿fracasó la lucha antidrogas?

Una cumbre, 33 líderes y una pregunta: ¿fracasó la lucha antidrogas?

Alberto Nájar

BBC Mundo

El presidente Obama llega a Cartagena, acompañado de la vicecanciller colombiana, Mónica LanzettaEn Cartagena, Colombia, reflotará una vez más el complicado tema de la legalización de las drogas.

Treinta y tres líderes americanos -entre los que se encuentran Barack Obama y el anfitrión, Juan Manuel Santos- se reúnen desde este viernes en Cartagena, Colombia, en la Cumbre de las Américas. Y aunque los temas son amplios y diversos, hay uno que se anuncia como el principal: el fracaso de la lucha contra las drogas.

En el último año se ha observado un cambio importante frente al tema en América Latina: jefes de estado refiriéndose abiertamente al tema del fracaso de la lucha antidroga y la necesidad de abrir un debate sobre una posible legalización, entre ellos Felipe Calderón de México y Juan Manuel Santos de Colombia.

Uno de ellos es el actual presidente de Guatemala Otto Pérez Molina. Lo que hace más interesante su caso es que fue un activo general en el ejército de su país y jefe de los servicios de inteligencia, por lo que se vio involucrado directamente en la lucha antidrogas.

Hoy, con su experiencia militar, advierte: con la estrategia que siguen varios países, la batalla contra el tráfico de drogas no se puede ganar.

Al contrario, le dice a BBC Mundo: “La guerra se está perdiendo y eso hay que reconocerlo”.

Así, su propuesta es abrir el debate a nuevos caminos como la despenalización del consumo de drogas y el pago de una indemnización por cada cargamento que se incaute en Centroamérica.

La propuesta de Pérez Molina ha encontrado resistencias, no sólo en Estados Unidos sino también entre los gobiernos vecinos de Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Pero no hay muchas alternativas, reconoce. El camino de los últimos 40 años para combatir el narcotráfico no ha funcionado, y es momento de pensar en alternativas… Entre todos.

Porque mientras exista un consumidor del tamaño de Estados Unidos, insiste, “esta guerra va a ser imposible de ganar”.

Usted pide analizar alternativas contra la violencia por el narcotráfico, como la despenalización del tránsito de drogas por Centroamérica y que los países consumidores paguen por los cargamentos incautados. ¿Cuáles son las acciones concretas para conseguirlo?

Hemos llamado a un debate primero en la región centroamericana, y ahora vamos a aprovechar la Cumbre de las Américas para buscar este diálogo. Aprovecharemos cualquier otro foro, porque el tema de la droga no sólo es una cuestión centroamericana ni del continente sino un tema mundial.

Presidente Otto Pérez Molina, GuatemalaEl presidente Otto Pérez Molina propone despenalizar el consumo de drogas.

Queremos llamar al debate y al diálogo para encontrar nuevas formas para hacer frente a este tema que ha producido tanta violencia e inseguridad.

Mi llamada va desde endurecer la lucha contra contra el narcotráfico, a encontrar temas como la despenalización o regularización.

No es lo que algunos entienden, que se pueda vender droga en cualquier lado, no. Sabemos que es dañino, que se debe hacer un esfuerzo muy grande por regularlo.

Regulación para la producción, el tránsito y el consumo. Es un tema complicado, difícil, pero no lo podemos evadir.

¿Pagar por cada cargamento que sea incautado en Centroamérica?

Si el tema es seguir en lo que hoy se está haciendo en los países de la región centroamericana, y le hablo específicamente por Guatemala, debemos tener recursos para mantener el esfuerzo.

Y esos recursos podrían provenir de una compensación económica por los cargamentos que se vayan confiscando, o por las plantaciones destruidas.

De ahí podrían venir recursos para un mejor equipamiento o mejores servicios de inteligencia. Una mejor lucha si la decisión fuera que siguiéramos endurenciendo la guerra.

Pero si no es así, porque después de 40 años esta guerra no ha demostrado ser exitosa, debemos buscar otras rutas, alternativas para hacer un mejor frente.

¿No es una contradicción pedir que se pague por la droga incautada, y al mismo tiempo permitir que circule por Centroamérica?

Operativo antidrogas en América LatinaEl problema del narcotráfico toca buena parte de América Latina.

No, lo que se plantean son diferentes alternativas. Si nos cerramos en una sola propuesta pues va a haber rechazo, algunos la van a criticar y otros dirán que no es la respuesta.

Antes que eso suceda llamamos a un diálogo responsable, serio, donde científicamente se analice lo que ha estado pasando en el tema de la droga.

¿Se puede lograr este plan sin la participación del gobierno de Estados Unidos?

Es necesario que todos los países en la región estemos incluidos. Estados Unidos dijo estar contra de la despenalización pero que pueden participar en un diálogo, y eso es un paso importante. Que se pueda discutir. Qué alternativas y qué nuevas rutas puedan encontrarse se verá con el tiempo. No esperemos ahora una decisión en la Cumbre de las Américas, o en algún foro más adelante.

Es un tema que va a llevar tiempo, habrá otras propuestas pero lo importante es la reflexión con todos los presidentes, jefes de estado que están en el ejercicio del poder, no los que estén retirados.

Los presidentes de Honduras y El Salvador se oponen a su propuesta. ¿Qué les dice para convencerlos?

Antes de la cumbre de las Américas el presidente pro témpore de SICA (Sistema de Integración Centroamericana), convocó a una reunión para buscar una posición conjunta.

“No vamos en la ruta de que la guerra se esté ganando, al contrario, creo que la guerra se está perdiendo y eso hay que reconocerlo”

Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala

Mi propuesta no va a ser sólo sobre el tema de la despenalización, sino discutir con seriedad y responsabilidad sobre otras rutas para una lucha más exitosa.

Allí podríamos lograr una posición conjunta. La presidenta de Costa Rica (Laura Chinchilla) está dispuesta a que encontrar otras alternativas; el presidente de Panamá (Ricardo Martinelli) también dijo que se deben buscar otros caminos.

Otros presidentes como Honduras, El Salvador y Nicaragua podrían estar de acuerdo en discutir nuevas alternativas, no necesariamente la despenalización en la que dijeron no estar de acuerdo pero otras opciones que nos unifiquen en Centroamérica.

Usted es un militar que combatió en una guerra. Desde su experiencia y formación, ¿cree que es posible ganar una guerra contra las drogas con las estrategias aplicadas hasta el momento?

No. Le quiero decir que no. Y eso es lo que me llama a mí, con la experiencia que he tenido como militar donde también me ha tocado luchar contra el narcotráfico como director de inteligencia hace 20 años.

Ahora, como presidente, encuentro que la situación está peor. No vamos en la ruta de que la guerra se esté ganando, al contrario, creo que la guerra se está perdiendo y eso hay que reconocerlo. Debemos tener la valentía y la responsabilidad de reconocer que no hay posibilidades, que mientras haya un mercado del tamaño que representa Estados Unidos para el consumo esta guerra va a ser imposible de ganarla.

GuatemalaLos indígenas de Centroamérica son los más afectados por la violencia del narcotráfico

Las cantidades son millonarias en tráfico de armas, en la influencia y el crecimiento que tienen los carteles, el debilitamiento que hacen a las instituciones democráticas en países como Guatemala y otros de Centroamérica.

Yo le diría: no estamos en la ruta, hay que reconocerlo y para eso hay que tener la valentía de decirlo, no estamos ganando la guerra. No es ésta la forma, tenemos 40 años de estar en esta lucha y esta guerra no se está ganando. Tenemos que ser creativos y serios para encarar nuevas rutas y reconocer que debemos implementar otras alternativas.

Capturan al piloto del Chapo Guzmán

Capturan al piloto del Chapo Guzmán

En el operativo, ejecutado recientemente en Santo Domingo, cayeron en manos de la DEA dos mexicanos mientras un tercer cómplice, de origen colombiano, pudo fugarse.

Las fuentes de inteligencia a las que tuvo acceso este diario se han mostrado muy reservadas en dar más detalles sobre el operativo, que se habría realizado en un hotel de esta capital.

Al parecer, las autoridades norteamericanas y dominicanas estaban informadas de que el piloto y hombre de confianza del “Chapo” vendría a la República Dominicana a establecer algunos contactos y se prepararon para atraparlo en una redada, tras la cual ambos mexicanos fueron extraditados a los Estados Unidos, donde existen órdenes de captura en su contra.

Un primer operativo encaminado a detener a los mexicanos fracasó, al étos escoger otro lugar para una reunión secreta, pero los servicios de inteligencia de los dos países pudieron más tarde relocalizarlos y atraparlos y posteriormente extraditarlos, en una operación revestida del más absoluto secreto. Las fuentes no precisaron si los mexicanos habían estado anteriormente en el país ni cuales serían sus posibles socios aquí. “Estamos inmersos en un profundo proceso de investigaciones y no podemos dar mas detalles” por lo delicado que resulta la implicación del hombre de confianza del Chapo Guzmán en el caso.

Las identidades de ambos arrestados no fueron proporcionadas.

Las fuentes sólo se limitaron a señalar que uno de ellos es apellido Chávez Ramírez y otro Alvarado Torres.

Tampoco se dieron más detalles sobre la extradición a Estados Unidos, naciónque ha declarado oficialmente que tiene como fugitivo número uno, después de la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, al mexicano “Chapo” Guzmán, considerado por la revista Forbes entre los 100 millonarios más grandes del mundo.

En estos días, las autoridades dominicanas confiscaron 807.4 kilos de cocaína en 23 fardos camuflados de tabaco en el puerto Multimodal Caucedo, que se dirigía al puerto de Valencia, en España, y arrestaron a dos mexicanos. La prensa local publicó entonces que las autoridades presumen que esa droga pertenece al cártel de Sinaloa, que se ha convertido en el principal grupo dedicado al tráfico de drogas desde México a varios continentes.

La jefa de la seguridad nacional norteamericana, Janet Napolitano, dijo recientemente que al Chapo Guzmán, de 57 años, podría pasarle lo mismo que a Bin Laden, que fue sorprendido en su escondite en Afganistán y muerto por tropas especiales.

Las autoridades norteamericanas y mexicanas han ido estrechando el cerco al poderoso jefe narco, y en las últimas semanas han arrestado a varios de sus allegados en amplios operativos en México, especialmente en Sinaloa.

Las fuentes de inteligencia que dieron la noticia aseguran que con el arresto de estos dos mexicanos en la capital dominicana se enriquecen los datos acumulados por la DEA para una pronta captura del narcotraficante, antes de que finalice el sexenio gubernamental del presidente mexicano Felipe Calderón, bajo cuyo mandato se ha librado una lucha sin cuartel contra los carteles de la droga que ha dejado cerca de 50 mil muertos.

Se ha comentado que el cártel de Sinaloa, que domina el negocio, ha filtrado datos al Gobierno para facilitar la embestida contra los otros jefes de carteles.

El cártel de Sinaloa ha estado operando en la República Dominicana desde hace algun tiempo. Las autoridades dominicanas así lo han dicho en algunas ocasiones.

Recientes casos de asesinatos por encargo, especialmente en la region norte del pais, han sido atribuidos a sicarios de ese cátel.

AMLO ofrece someter a plebiscito legalización de drogas

Critica que se haya emprendido una “guerra” contra el narco, sin diagnóstico del problema; promete rectificar si su plan anticrimen no funciona

Isabel González

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de abril.- De ganar las elecciones a la Presidencia de la República, se someterá a plebiscito la legalización de las drogas en México, adelantó el candidato del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador.

Al presentar su propuesta en materia de tranquilidad y seguridad pública, López Obrador se comprometió a que temas polémicos como la legalización de las drogas se someterán a debate de la sociedad y los especialistas y se decidirá por lo que determine el pueblo.

En conferencia de presenta matutina desde su casa de campaña, el perredista también se comprometió a tener capacidad de rectificación en caso de que la estrategia contra la inseguridad y la violencia no funcione.

Lo anterior, dijo, para evitar que suceda lo que ocurrió con la actual guerra contra el narcotráfico, ya que se emprendió toda una lucha sin saber el tamaño del problema que se enfrentaba y sus consecuencias.

En ese sentido, puntualizó que el combate a la pobreza, la atención a los jóvenes con oportunidades de estudio y empleo, así como un combate efectivo contra la corrupción, son las herramientas fundamentales para serenar al país.

Prueba de que esta estrategia funciona es el Distrito Federal, ubicado hoy como uno de los lugares más seguros del país, dijo, luego de que se implementaron políticas de desarrollo social y se procuró un combate a los actos de corrupción durante su gestión como jefe de Gobierno capitalino.

Una relación de cooperación económica y no de armas con los Estados Unidos, así como una cercana coordinación con los gobernadores, precisó López Obrador, ayudará a disminuir la violencia que sufre el territorio nacional.

Explicó que tendrá reuniones diarias con el gabinete de seguridad y en algunas ocasiones con los gobernadores de los estados, de quienes, dijo, no creo que no me contesten el teléfono.

Decálogo de seguridad

Sus propuestas incluyen: atacar a todas las bandas criminales por igual; eliminar la corrupción en Ministerios Públicos y corporaciones; sostener tres reuniones diarias con el gabinete de seguridad para trabajar de manera coordinada a través de un mando único; crear una nueva Policía Federal de carácter nacional, más eficaz, disciplinada, honesta y preparada, y elevar los sueldos y prestaciones a policías.

Además, crear una sola oficina de inteligencia, combatir el lavado de dinero, solicitar con firmeza a Estados Unidos que por ningún motivo se hagan labores de inteligencia en el país y se frene el tráfico de armas.

Sobre víctimas de la violencia, propuso respetar los derechos humanos; atender a las víctimas de la guerra contra el narcotráfico y la represión gubernamental; implementar un programa integral de atención de adicciones, con énfasis en la prevención y rehabilitación.

Finalmente, adelantó que sometería a consulta popular la legalización de las drogas y un foro de debate sobre el tema.

Las mansiones de los capos del narco

Las mansiones que habitan los narcotraficantes parecen grandes palacios. Lucen con muebles de muy diferentes estilos, y la decoración destaca por las piezas muy costosas más que por ser de buen gusto. Todas estas ostentosas viviendas son protegidas por guardias armados hasta los dientes.

El 18 de enero el New York Times publicó un reportaje sobre las casas del narco en México. Bajo el título “Dentro de las casas de los ricos e infames de México” el corresponsal del periódico estadounidense, Damien Cave, describió algunas de las casas de personajes ligados con el narco. El periodista presentó un panorama del fenómeno de la “narco arquitectura”.

Cave explica la evolución que la estética del narco ha sufrido en los últimos años. En los primeros años del “boom” del narco, el presumir poderío a través de construcciones suntuosas era una forma de ganar reclutas e impresionar a los competidores.

Esto no es nada nuevo, a lo largo de la historia. Una manera recurrente para demostrar riqueza y poder ha sido levantar edificios y monumentos que impresionen a todos y trasciendan a sus dueños.

Una rápida acumulación de riqueza(legal o ilegalmente) y que no va acompañada de un aprendizaje educativo y cultural, lleva a la adopción de elementos externos que se identifican con “clase”, “estatus” y “lujo”, creando una mezcla de elementos, ya sea en cuanto a moda, diseños arquitectónicos y decoración.

Sin embargo, los violentos enfrentamientos entre los mismos cárteles de la droga y con las fuerzas armadas, ha llevado a los capos del narco a mantener un perfil bajo, prefiriendo comprar inmuebles ya existentes en lugar de construir casas suntuosas que llamen la atención.

Pareciera que especialmente los involucrados desde hace más tiempo en el tráfico optaron por mantener hacia el exterior una forma de vida algo más discreta. Tal es el caso de la casa en la que Eduardo Arellano Félix, quien fue capturado en la ciudad de Tijuana en 2008. La casa –que todavía presenta las huellas de la intensa balacera- es una construcción que bien podría pertenecer a una familia de clase media. La residencia del extinto Amado Carrillo es similar, su fachada de ladrillo no llama la atención en ningún sentido.

Contrariamente, las nuevas generaciones de narcotraficantes mantienen un perfil distinto. José Jorge Balderas, alias el J.J., fue capturado hace un año en su domicilio en Bosques de Las Lomas. El inmueble es una mezcla entre una decoración “kitsch” y una “parodia de departamento de soltero”. En el piso inferior se encuentra un espacio acondicionado como bar, con cortinas rojas, grandes sillones con tapiz de cebra e incluso una bola de espejos.

La casa del chino-mexicano Zhenli Ye Gon, detenido en 2007 por comercializar pseudoefedrina de manera ilícita, se encuentra en Lomas de Chapultepec, es sin duda la más impresionante de todas las que el periodista estadounidense visitó para hacer su reportaje, el cual originó muchas controversias a nivel internacional.

La estructura de los cárteles

Hay cuatro niveles de poder:

Nivel 1: Los capos. Son los líderes de las organizaciones. Son ellos quienes toman las decisiones para el cártel, pero de vez en cuando suelen hacer acuerdos con otros grupos delictivos.

Nivel 2: Lo ocupan los financieros y los lugartenientes. Los primeros se encargan de limpiar el dinero generado por la venta de droga, comprando bienes raíces, invirtiendo en negocios legítimos. Su misión es hacer pasar como legal 25 mil millones de dólares que se generan al año en México por la venta ilegal de estupefacientes.

Los lugartenientes son la mano derecha de los capos, se caracterizan por ser ambiciosas como sus jefes y generalmente son de clase media baja.

Nivel 3: Aquí se ubican los sicarios y los funcionarios. Unos son el brazo armado de los cárteles y se encargan de ajustar cuentas entre carteles, trabajan por sumas importantes de dinero, generalmente son pistoleros experimentados y delincuentes. En los últimos años resalta el grupo de elite los zetas, trabajan para el Cártel del Golfo y está integrado por ex militares que cuentan con un riguroso entrenamiento.

Otros son los funcionarios, empleados de gobierno coludidos con los cárteles para hacer más fácil la producción, transporte y comercio de las drogas. Entre un 20% y 50% de las ganancias de las organizaciones se utilizan para sobornarlos.

Nivel 4: Los transportistas, distribuidores y productores componen la tríada que ocupa este nivel.

Los transportistas mueven toneladas de droga por cielo, mar y tierra dentro de estos puestos se encuentran chóferes, pilotos y capitanes. También existen los llamados burreros que pasan la droga dentro de su cuerpo.

Los distribuidores trabajan en las calles, son los vendedores minoristas que con esta actividad obtienen dinero de una manera rápida.

Los productores, son campesinos de escasos recursos que son abordados por narcotraficantes y se les compra o intimida para que siembren las plantas de marihuana o amapola.

Todos ellos sueñan con erigirse como el gran capo.

La seducción del narco

Las glamorosas “narco esposas” se pasan el día en salones de belleza, enfundadas en caros atuendos de famosos diseñadores. Una de estas víctimas es la ex Miss Hispanoamericana Laura Zúñiga, una mujer de 23 años que al momento de ser capturada en diciembre del año pasado portaba costosos aretes Chanel.

Cada año, docenas de chicas participan en concursos de belleza en las soleadas colinas del estado de Sinaloa. Atraen a acaudalados narcotraficantes, quienes eligen a algunas de ellas para llevárselas a su guarida en las montañas.

Las perspectivas laborales para las chicas sinaloenses son pocas, y conquistar a un prominente narcotraficante es la puerta de entrada a un mundo de riqueza descomunal, con mansiones y vehículos de lujo, sesiones interminables de spa y un guardarropa con las marcas más exclusivas.

Sin embargo, los riesgos no se desvanecen. A la ganadora del concurso Miss Sinaloa su reinado le llegó a su fin en diciembre del 2011, cuando fue arrestada junto con su novio contrabandista en una camioneta llena de armas y dinero. Unos días antes, la ex amante de un capo de la droga fue encontrada muerta dentro del maletero de un coche, con heridas en forma de zeta. Cada vez son más las mujeres asesinadas dentro de una guerra que costó al país la vida de unas 5,700 personas tan sólo el año pasado.

Otra belleza sinaloense, Zulema Yulia Hernández, capturó la atención del capo de la droga Joaquín “El Chapo” Guzmán, mientras ambos se encontraban encarcelados hace ya más de diez años. Una vez fuera ella llevó una vida glamorosa trabajando para la banda de Guzmán, el cártel de Sinaloa, pero todo tuvo trágico final apenas este diciembre, cuando fue asesinada y abandonada en un automóvil cerca de la Ciudad de México.

Los riesgos no impidieron que Emma Coronel, ganadora de un concurso de belleza local, se casara a sus dieciocho años con Guzmán, no mucho tiempo después de que éste escapara de la cárcel donde fue amante de Zulema.

“Caen en el encanto de la idea de que tener un narco significa una nueva vida de lujo”, dice Martín Meza, alcalde de Badiraguato, donde nació Guzmán. “Les dan una vida de reina pero después esas mujeres se vuelven intocables”.

En el lugar abundan las historias de hombres asesinados por coquetear con la novia de algún narcotraficante, o de colegialas aterrorizadas al recibir un arreglo floral caro en su salón de clases

Moda narco Los ejemplos más ostentosos son los mausoleos erigidos en los cementerios en honor de las víctimas de la guerra del narcotráfico. Con ventanas, aire acondicionado y cuartos para que la familia pueda lamentarse cómodamente, están repletos de retratos gigantes, globos de fiesta y juguetes a escala de los autos y armas favoritos de la víctima.

La riqueza que derraman los capos en la zona, especialmente en comunidades rurales, les ayuda a ganarse el respeto de los sinaloenses mayores y de los jóvenes que ven en la estética narco el último grito de la moda.

Autos blindados y lujosos

En fechas recientes se logró ubicar más de cien vehículos blindados asegurados por el Ejército, en donde figuran camiones tipo “rinoceronte”, cuya imitación revela una burda imaginación al colocarle dos escopetas al frente, una escotilla para sacar a un tirador y mirillas para diez tiradores en los costados y la parte trasera, cada uno con su propia cabina blindada.

En la confección artesanal de los vehículos acorazados, un intento criminal por materializar la ficción en realidad, los narcotraficantes armaron una camioneta pick up de tres toneladas, en cuya plataforma llegan a poner una cabina giratoria blindada para un tirador.

Mandan a construir autos blindados para su guerra, son camionetas pick up doble cabina con cortinas de acero para proteger a los sicarios de fusiles y lanza granadas, y que usan para romper cercos o rescatar a jefes en peligro.

Han echado mano de todo. Incluso clonan vehículos militares de campaña con los que transitan y operan, confundiendo a la población e incluso a las mismas autoridades. Son casi idénticos, a tal grado que sólo los militares logran distinguir las diferencias: acabados, dimensiones y tamaño de matrículas.

En la Octava Zona Militar hay decenas de estas camionetas blindadas y modificadas confiscadas a los narcotraficantes, son los vehículos de la guerra entre Los Zetas y el cártel del Golfo.

La mayoría están chocados, baleados y muchos de ellos inservibles. El blindaje y las modificaciones hechas por los narcotraficantes no han sido un impedimento para que los militares puedan detenerlos.

Decomisos al por mayor

El armamento decomisado por el Ejército es como para sostener una guerra por varios meses, son más de 800 mil cartuchos confiscados. También se han incautado ametralladoras, desde las más viejas y convencionales hasta las artilladas como las Barret. De igual modo hay fusiles de asalto belgas que usan las balas llamadas “matapolicía”, las calibre 5.7.

Llama la atención los lanzagranadas, y que comienzan a popularizase como si fueran cuernos de chivo. Mas de mil 600 granadas que pertenecían a los narcos ya están en manos del Ejército. Las pistolas más decomisadas son las calibre .45, 0.9 milímetros y .38, pero también hay aquellas de origen israelita, como las Águila del Desierto, y otras que los capos han mandado a confeccionar con recubrimientos en oro e incrustaciones de diamantes, además de estar tatuadas con marcas como Versace, Rolex y Cartier. Un arsenal que vale mucho dinero, pero que igualmente se usa para derramar más sangre.

A %d blogueros les gusta esto: