Category Archives: economia

La alternativa a la ayuda externa: ciudades charter para inmigrantes

La alternativa a la ayuda externa: ciudades charter para inmigrantes

La revista Prospect publica un artículo del economista Paul Romer sobre los beneficios de crear ciudades charter en territorios deshabitados, administradas por Estados occidentales solventes y con las puertas abiertas al capital y a la inmigración.

Ampliar la foto

Songdo City, en Corea del Sur, un distrito de negocios internacional que se prevé terminar en 2015.
Albert Esplugas

Paul Romer, experto en crecimiento económico de la Universidad de Stanford, propone las ciudades charter como alternativa a la ayuda externa. Lo que necesitan los pobres de Haití, dice Romer, son nuevas ciudades con normas distintas a las que poder inmigrar, y los Estados occidentales son los que deben construirlas y gestionarlas.

Entre las lentas reformas internas y la recolonización

Muchos países pobres están atrapados en un círculo vicioso de malas normas. Las garantías de los gobiernos a los potenciales inversores no tienen la credibilidad suficiente. Sus líderes pueden combatir la corrupción, establecer tribunales independientes y mejorar las normas sobre los derechos de propiedad, pero estas reformas encuentran resistencia y se implementan muy lentamente.

Una vía más rápida sería imponer un marco normativo funcional desde fuera por la fuerza, como sucedió en el período colonial. Romer señala que hay evidencias de que algunas ex colonias son hoy más prósperas gracias a las normas establecidas durante la ocupación.

Pero este beneficio económico raramente compensó los años de dominación y la oposición violenta que provocó. Las intervenciones militares humanitarias, opina Romer, solo se justifican en circunstancias extremas. Para el economista americano hay una opción a medio camino entre los intentos de recolonización y las lentas reformas internas: las ciudades charter.

Ciudades charter administradas por Occidente

Una ciudad charter es una nueva ciudad creada en territorio deshabitado y con unos fueros o estatutos garantizando una serie de normas que son ejecutadas por un gobierno existente o conjunto de gobiernos. Si la nueva ciudad establece normas atractivas crecerá y prosperará de forma natural con la entrada de inmigrantes, empresarios e inversiones en infraestructuras.

Paul Romer explica cómo podría desarrollarse una ciudad charter. Un gobierno en un país pobre invitaría a un Estado occidental a administrar una zona deshabitada fiel a unos estatutos previamente acordados. Personas de ese país pobre y de otras partes del mundo se desplazarían para trabajar y vivir en la ciudad emergente.

Las normas de la nueva urbe crearían oportunidades laborales y de inversión, y el hecho de ubicarse en territorio antes deshabitado garantizaría que todos sus residentes han elegido vivir allí con pleno conocimiento de sus normas.

El mundo tiende a la urbanización y, según encuestas de Gallup, 700 millones de personas estarían dispuestas a desplazarse permanentemente a un país que les ofreciera seguridad y oportunidades económicas.

En lugar de expandir las barriadas pobres de los grandes centros urbanos en el Tercer Mundo, los inmigrantes podrían ser acogidos en ciudades charter que ofrezcan viviendas de bajo coste, trabajo, un ambiente seguro y normas más eficientes.

Romer apunta que hay amplias áreas deshabitadas en la costa de África sub-sahariana que son demasiado secas para la agricultura. Una ciudad puede crecer incluso en la localización más seca, con ayuda de desalinizadoras y agua reciclada si es preciso.

La ciudad no tiene por qué ser directamente administrada por el Estado occidental asociado, los residentes podrían ejecutar ellos mismos las normas de los estatutos siempre que aquél retuviera el poder último de decisión.

La experiencia de Mauricio, Singapur y Hong Kong

En la República de Mauricio el tribunal de apelación de última instancia es aún el British Privy Council, el tribunal de la antigua metrópolis inglesa. Romer cita este ejemplo como uno de los muchos tipos de combinaciones posibles en el contexto de las ciudades charter.

En los años 90 Singapur, bajo la dirección del primer ministro Lee Kuan Yew, había experimentado con una idea similar, contribuyendo a crear nuevas ciudades en China e Indonesia que luego ayudaría a administrar.

Pero los gobiernos nacionales retuvieron poderes discrecionales que interferían con la gestión de Singapur. Por este motivo Romer considera necesaria la firma de tratados que asignen explícitamente el control de la ciudad.

Romer opina que la administración de Hong Kong por parte del Reino Unido ha sido el ejemplo más cercano de ciudad charter. China proporcionaba la tierra y la gente, y el Reino Unido las normas para una economía de mercado y una convivencia ordenada. Este escenario no nació de un acuerdo entre los dos países, pero el resultado fue positivo y el éxito de Hong Kong contribuyó a las reformas económicas en la China continental.

Una ciudad charter para los haitianos

Tras el terremoto de Haití, Paul Romer ha sugerido la creación de ciudades charter que acojan a inmigrantes haitianos dispuestos a trabajar y a empezar una nueva vida. La presión competitiva de la emigración también podría acelerar la mejora de las instituciones y las normas en Haití. Si las naciones de la región crearan sólo dos ciudades charter en territorios cercanos éstas podrían albergar a toda la población.

En respuesta al terremoto el presidente de Senegal, Abdoulaye Wade, ha hecho una oferta de tierra a inmigrantes haitianos. El gobernante ha dicho que “Senegal está dispuesto a ofrecer parcelas de tierra, incluso una región entera”.

Zonas económicas libres y ciudades privadas

Las zonas económicas libres o zonas francas en territorio nacional también permiten la aplicación de normas más eficientes para atraer empresas y capital. El Dubai International Financial Centre se rige por leyes distintas a las del resto del emirato. Un juez británico retirado es el principal responsable de gestionar el derecho anglosajón que rige en los 110 acres de la zona económica libre. El Gobierno de Dubai, ávido por captar inversores, se plantea la administración de la zona en términos puramente empresariales.

En Corea del Sur operan varias zonas económicas libres que ofrecen notables ventajas a los inversores: exenciones y rebajas fiscales temporales en impuestos sobre la renta y beneficios, exenciones en tarifas a la importación de bienes de capital, regulaciones mínimas sobre el uso del suelo para la construcción y ampliación de factorías.

El Gobierno coreano propuso a la empresa americana Gale International la creación de una ciudad comercial, verde y tecnológicamente avanzada, en una de esas zonas económicas libres. Gale ha tomado prestado 35.000 millones de dólares de bancos coreanos para erigir sobre terreno yermo Songdo City, una ciudad de seis quilómetros cuadrados con rascacielos de oficinas, aeropuerto, puerto, residencias y parques. Este distrito de negocios internacional tendrá capacidad para 300.000 personas durante el día, y Cisco se ha sumado al proyecto para desarrollar una tecnología que haga que la ciudad sea “inteligente”. Songdo City no estará terminada hasta 2015.

Abu Dhabi también está desarrollando un proyecto similar: Masdar City, una ciudad de negocios diseñada por Foster + Partners que dependerá exclusivamente de energías renovables y no emitirá contaminación.

Comunidades en alta mar

El concepto de ciudades charter enlaza con la iniciativa de Patri Friedman y el Seasteading Institute, que busca aumentar la competencia entre unidades políticas y la experimentación con distintas normas y sistemas legales. En particular, abogan por la creación de plataformas o ciudades en alta mar, fuera de la jurisdicción de otros países, abiertas a la incorporación de familias y empresas que acepten las normas de la comunidad.

La soberanía de los Estados termina a 12 millas de la costa, en el océano. Existen jurisdicciones parciales sobre zonas de pesca, recursos marinos etc. pero es concebible establecer plataformas flotantes u otras instalaciones artificiales en las zonas económicas exclusivas o en aguas internacionales, donde al principio sería necesario comprar banderas de conveniencia a los países que propusieran la mejor oferta.

Tanto las ciudades charter de Romer como las comunidades en alta mar de Friedman apuntan en una misma dirección: la creación de nuevas entidades políticas en zonas deshabitadas, con normas atractivas que promuevan la inmigración y la inversión.

Anuncios

Ciudades charter

Ciudades charter

Por Albert Esplugas Boter

Una ciudad charter es una nueva ciudad creada en territorio deshabitado y con unos fueros o estatutos garantizando una serie de normas que son ejecutadas por un gobierno existente o conjunto de gobiernos. Si la nueva ciudad establece normas atractivas, crecerá y prosperará de forma natural con la entrada de inmigrantes, empresarios e inversiones en infraestructuras.

El proponente más destacado de las ciudades charter es Paul Romer, experto en crecimiento económico de la universidad de Stanford. En su artículo For richer, for poorer para la revista Prospect sintetiza su visión y sostiene que lo que necesitan los pobres de Haití que se han quedado sin techo después de la catástrofe son nuevas ciudades con normas distintas a las que poder inmigrar, construidas y gestionadas por Estados occidentales.

Entre las lentas reformas internas y la recolonización

Muchos países pobres están atrapados en un círculo vicioso de malas normas. Las garantías de los gobiernos a los potenciales inversores no tienen la credibilidad suficiente. Sus líderes pueden combatir la corrupción, establecer tribunales independientes y mejorar las normas sobre los derechos de propiedad, pero estas reformas encuentran resistencia y se implementan muy lentamente.

Una vía más rápida sería imponer un marco normativo funcional desde fuera por la fuerza, como sucedió en el período colonial. Paul Romer señala que hay evidencias de que algunas ex colonias son hoy más prósperas gracias a las normas establecidas durante la ocupación. Pero este beneficio económico raramente compensó los años de dominación y la oposición violenta que provocó. Las intervenciones militares humanitarias solo se justifican en circunstancias extremas. Romer sugiere una opción a medio camino entre los intentos de recolonización y las lentas reformas internas: las ciudades charter.

Ciudades charter administradas por Occidente

Romer explica cómo podría desarrollarse una ciudad charter. Un gobierno en un país pobre invitaría a un Estado occidental a administrar una zona deshabitada fiel a unos estatutos previamente acordados. Personas de ese país pobre y de otras partes del mundo se desplazarían para trabajar y vivir en la ciudad emergente. Las normas de la nueva urbe crearían oportunidades laborales y de inversión, y el hecho de ubicarse en territorio antes deshabitado garantizaría que todos sus residentes han elegido vivir allí con pleno conocimiento de sus normas.

El mundo tiende a la urbanización y, según encuestas de Gallup, 700 millones de personas estarían dispuestas a desplazarse permanentemente a un país que les ofreciera seguridad y oportunidades económicas. En lugar de expandir las barriadas pobres de los grandes centros urbanos en el Tercer Mundo, los inmigrantes podrían ser acogidos en ciudades charter que ofrezcan viviendas de bajo coste, trabajo, un ambiente seguro y normas más eficientes.

Romer apunta que hay amplias áreas deshabitadas en la costa de África sub-sahariana que son demasiado secas para la agricultura. Una ciudad puede crecer incluso en la localización más seca, con ayuda de desalinizadoras y agua reciclada si es preciso. La ciudad no tiene por qué ser directamente administrada por el Estado occidental asociado, pues los residentes podrían ejecutar ellos mismos las normas de los estatutos siempre que aquél retuviera el poder último de decisión.

La experiencia de Mauricio, Singapur y Hong Kong

En la República de Mauricio el tribunal de apelación de última instancia es aún el British Privy Council, el tribunal de la antigua metrópolis inglesa. Romer cita este ejemplo como uno de los muchos tipos de combinaciones posibles en el contexto de las ciudades charter.

En los años 90 Singapur, bajo la dirección del primer ministro Lee Kuan Yew, había experimentado con una idea similar, contribuyendo a crear nuevas ciudades en China e Indonesia que luego ayudaría a administrar. Pero los gobiernos nacionales retuvieron poderes discrecionales que interferían con la gestión de Singapur. Por este motivo sería necesaria la firma de tratados que asignasen explícitamente el control de la ciudad.

Romer considera que la administración de Hong Kong por parte del Reino Unido ha sido el ejemplo más cercano de ciudad charter. China proporcionaba la tierra y la gente, y el Reino Unido las normas para una economía de mercado y una convivencia ordenada. Este escenario no nació de un acuerdo entre los dos países, pero el resultado fue positivo y el éxito de Hong Kong contribuyó a las reformas económicas en la China continental.

Una ciudad charter para los haitianos

Tras el terremoto de Haití, Paul Romer ha sugerido la creación de ciudades charter que acojan a inmigrantes haitianos dispuestos a trabajar y a empezar una nueva vida. La presión competitiva de la emigración también podría acelerar la mejora de las instituciones y las normas en Haití. Si las naciones de la región crearan sólo dos ciudades charter en territorios cercanos, podrían albergar a toda la población.

En respuesta al terremoto el presidente de Senegal, Abdoulaye Wade, hizo una oferta de tierra a inmigrantes haitianos. El gobernante ha dicho que “Senegal está dispuesto a ofrecer parcelas de tierra, incluso una región entera”. Pero no está claro que esta posibilidad vaya a materializarse.

Zonas económicas libres y ciudades privadas

Las zonas económicas libres o zonas francas en territorio nacional también permiten la aplicación de normas más eficientes para atraer empresas y capital. El Dubai International Financial Centre se rige por leyes distintas a las del resto del emirato. Un juez británico retirado es el principal responsable de gestionar el derecho anglosajón que rige en los 110 acres de la zona económica libre. El Gobierno de Dubai, ávido por captar inversores, se plantea la administración de la zona en términos puramente empresariales.

En Corea del Sur operan varias zonas económicas libres que ofrecen notables ventajas a los inversores: exenciones y rebajas fiscales temporales en impuestos sobre la renta y beneficios, exenciones en tarifas a la importación de bienes de capital, regulaciones mínimas sobre el uso del suelo para la construcción y ampliación de factorías.

El Gobierno coreano propuso a la empresa americana Gale International la creación de una ciudad comercial, verde y tecnológicamente avanzada, en una de esas zonas económicas libres. Gale ha tomado prestado 35.000 millones de dólares de bancos coreanos para erigir sobre terreno yermo Songdo City, una ciudad de seis kilómetros cuadrados con rascacielos de oficinas, aeropuerto, puerto, residencias y parques. Este distrito de negocios internacional tendrá capacidad para 300.000 personas durante el día, y Cisco se ha sumado al proyecto para desarrollar una tecnología que haga que la ciudad sea “inteligente”. Songdo City no estará terminada hasta 2015.

Abu Dhabi también está desarrollando un proyecto similar: Masdar City, una ciudad de negocios diseñada por Foster + Partners que dependerá exclusivamente de energías renovables y no emitirá contaminación.

Comunidades en alta mar

El concepto de ciudades charter enlaza con la iniciativa de Patri Friedman y el Seasteading Institute, que busca aumentar la competencia entre unidades políticas y la experimentación con distintas normas y sistemas legales. En particular abogan por la creación de plataformas o ciudades en alta mar, fuera de la jurisdicción de otros países, abiertas a la incorporación de familias y empresas que acepten las normas de la comunidad.

La soberanía de los Estados termina a 12 millas de la costa, en el océano. Existen jurisdicciones parciales sobre zonas de pesca, recursos marinos etc. pero es concebible establecer plataformas flotantes u otras instalaciones artificiales en las zonas económicas exclusivas o en aguas internacionales, donde al principio sería necesario comprar banderas de conveniencia a los países que propusieran la mejor oferta.

Tanto las ciudades charter de Romer como las comunidades en alta mar de Friedman apuntan en una misma dirección: la creación de nuevas entidades políticas en zonas deshabitadas, con normas atractivas que promuevan la inmigración y la inversión.

Los mercados de EE.UU. suben en la apertura pese al decepcionante informe de empleo

Los mercados de EE.UU. suben en la apertura pese al decepcionante informe de empleo

Por MATT JARZEMSKY

NUEVA YORK (Dow Jones)— Las acciones en Estados Unidos subían el jueves temprano pese a la publicación de datos del mercado laboral y resultados financieros de Exxon Mobil y United Parcel Service que decepcionaron a los mercados.

El Promedio Industrial Dow Jones ascendía 51 puntos, o 0,4%, a 13.143. El Dow subió 89 puntos, o 0,7%, el miércoles, la tercera sesión de avances en cuatro sesiones.

NYSE Euronext

El índice Standard & Poor’s 500 ascendía 1 punto, o 0,1%, a 1.392, mientras que el Compuesto Nasdaq avanzaba 8 puntos, o 0,3%, a 3.037.

Exxon Mobil perdía 1,6% tras informar una ganancia que no cumplió con las expectativas y se convirtiera en el primer componente del Dow en decepcionar al mercado. UPS, considerada un barómetro del comercio mundial debido a magnitud de sus operaciones de entregas aéreas y terrestres, caía 3,5% luego que su ganancia e ingresos aumentaran menos que lo anticipado.

Las solicitudes iniciales descendieron en 1.000, a un nivel ajustado por factores estacionales de 388.000, en la semana finalizada el 21 de abril, informó el jueves el Departamento de Trabajo. Los economistas encuestados por Dow Jones Newswires esperaban que las solicitudes descendieran a 376.000.

Los mercados europeos revertían sus avances previos y se negociaban a la baja tras la publicación de débiles datos de confianza en la eurozona. El índice Stoxx Europe 600 perdía 0,6%.

En el frente corporativo, Watson Pharmaceuticals subía 5,9% tras confirmar sus planes de adquirir a la rival suiza Actavis, un acuerdo que podría convertirlo en el tercer mayor fabricante de medicamentos genéricos del mundo.

Aetna retrocedía 10,4% tras informar que registró una ganancia para el primer trimestre inferior a las proyecciones.

H&R Block descendía 13% tras proyectar ingresos para 2012 inferior a las estimaciones.

Dow Chemical declinaba 3,2% luego que su ganancia del primer trimestre superara las estimaciones, pero los ingresos no cumplieran con las expectativas y disminuyera el margen bruto.

MetroPCS caía 9% tras informar resultados trimestrales que no cumplieron con las expectativas del mercado.

 

Romney y el reto de volver a ser él

Romney y el reto de volver a ser él

 

El aspirante republicano a la presidencia Mitt Romney se dirige a sus partidarios en un acto de campaña en el hotel Radisson, en Manchester, New Hampshire, el martes pasado.
El aspirante republicano a la presidencia Mitt Romney se dirige a sus partidarios en un acto de campaña en el hotel Radisson, en Manchester, New Hampshire, el martes pasado.

Chip Somodevilla / Getty Images

Vicente Echerri

Con el anuncio de que Newt Gingrich abandonará la semana próxima su campaña por la nominación presidencial del Partido Republicano, la unción de Mitt Romney como el candidato de ese partido que ha de enfrentarse al presidente Obama en noviembre ya puede darse por sentada. A menos que algo malo le pase (Dios no lo permita) o que un escándalo imprevisto lo descarrile, las próximas elecciones generales serán un match de Obama vs. Romney. El carácter del sistema presidencialista resalta este encuentro de personalidades –con todas las flaquezas que conlleva. Aunque se insista en lo contrario, los votantes participan casi en un concurso de simpatía, no muy diferente de American Idol.

En esta pugna electoral parecería, a simple vista, que las ventajas están de parte de Romney, empezando por su apariencia. Un ex gobernador de Massachusetts (estado donde hizo una gestión impecable y donde aún se le admira por su moderación) y exitoso empresario, que se ha preparado por más de cinco años para esta puja por la Casa Blanca, frente a un presidente que apenas si puede exhibir algún logro y que, electo con tantas expectativas y buenos auspicios, puede verse ya como un fracaso.

Sin embargo, no es Obama el único que se acerca agotado a este encuentro. Mitt Romney, con sobradas credenciales para presentarse como candidato de las mejores aspiraciones de la nación, ha desgastado su capital político en las cuantiosas concesiones que le ha hecho a los extremistas del Partido Republicano –religiosos fanáticos, tea partiers y gente aún peor– que lejos de ser conservadores, como se autoproclaman, en verdad son anarquistas que aspiran, aunque no lo confiesen o incluso ni siquiera lo sepan, a la destrucción del Estado.

En estos largos meses de lo que acaso ha sido la más devastadora campaña primaria que haya llevado a cabo partido alguno en la historia de este país, Romney ha llegado al primer lugar hecho jirones, rechazando muchas posiciones que alguna vez, siendo gobernador, defendiera con convicción: el sistema universal de salud, la necesidad de regular más firmemente la propiedad y portación de armas de fuego, una mayor neutralidad del Estado en la libertad de la mujer para decidir su maternidad… Estas y otras opiniones que formaban parte de su trayectoria política ha tenido que irlas abandonando en la ardua y encarnizada competencia por la nominación, al extremo de verle acudir a rendir pleitesía en los foros del trogloditismo, como son ciertas convenciones evangélicas o las reuniones de la National Rifle Association.

Sería bueno que ahora, que se vislumbra como el nominado indiscutible del Partido Republicano, Mitt Romney tratara de recobrar el centro y hacerse atractivo para la mayoría del electorado, que no comulga con la demagogia de los demócratas y que está madura, en mi opinión, para un auténtico conservadurismo.

Algunos analistas predicen que esta recuperación ya es imposible y que el candidato republicano tendrá que enfrentarse a Obama en noviembre envuelto en una ideología que no es la suya y como expositor de unos principios en los que no cree. A mí, en cambio, me parece que aún tendría la oportunidad de hacer ese giro en busca de su propio carácter y presentarse ante todos los votantes como el político humanitario y mesurado que siempre ha sido y como un auténtico conservador, es decir, un defensor del orden social y las instituciones. Si no es capaz de asumir este papel no exento de riesgos, es muy probable que el presidente Barack Obama resulte reelecto como la menor de dos desgracias o dos mediocridades.

 

El dilema de Mitt Romney

El dilema de Mitt Romney

 

El candidato presidencial republicano Mitt Romney ganó el martes las primarias en Pennsylvania. Romney ha manifestado un giro en su postura hacia la inmigración.
El candidato presidencial republicano Mitt Romney ganó el martes las primarias en Pennsylvania. Romney ha manifestado un giro en su postura hacia la inmigración.

Jae C. Hong / AP

Daniel Morcate

Presten atención, estimados lectores, a la contienda presidencial, porque están a punto de conocer a un Mitt Romney que no conocían y por el que no votaron aquellos de ustedes que votaron por él en las elecciones primarias. Es un Romney que de pronto ya no detesta a los inmigrantes indocumentados, parece dispuesto a escuchar sus dramas personales e incluso a considerar posibles soluciones blandas a los problemas que enfrentan y causan al país. Este es el Romney devenido virtual candidato presidencial republicano quien ya no tiene que apelar al voto de los histéricos, resentidos y racistas de su partido en cada estado para subirles la parada antiinmigrante a sus rivales del GOP. Y es el Romney que sabe que va a necesitar una buena tajada de votos hispanos si realmente aspira a ganarle las elecciones al presidente Barack Obama en noviembre.

Con chulería antiinmigrante, actitud inusual en un aspirante serio a la presidencia de Estados Unidos, el viejo Romney se comprometió a rechazar cualquier reforma migratoria que proponga una vía a la legalización y el Dream Act para jóvenes indocumentados; también respaldó las severas leyes migratorias de Alabama y Arizona, y a esta última incluso la proclamó “un modelo” para la nación; buscó el asesoramiento del secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, uno de los autores de esas medidas escandalosamente discriminatorias; suscribió incluso su filosofía de la “autodeportación”, es decir, la idea de hacerles la vida a los indocumentados tan miserable que ellos mismos busquen marcharse del país; e hizo manitas con torvos perseguidores de inmigrantes, como el inefable alguacil de Maricopa, Joe Arpaio. Nadie podía dudar de las credenciales de “duro” de Romney contra la inmigración ilegal. Hasta ahora.

Pasen la página, lectores amigos, y descubran al nuevo Romney, quien la semana pasada viajó a Arizona, no para tronar como de costumbre contra los indocumentados, sino para “escuchar” a dirigentes estatales que han tenido experiencia con ellos, especialmente a líderes hispanos. Un nuevo Romney que ahora reconoce que sin el voto hispano no puede ganar la presidencia; y que reclama “una alternativa republicana” al Dream Act que él mismo tanto desdeñara, iniciativa que su partido ha confiado al senador Marco Rubio. La propuesta de Rubio, al parecer, permitiría a estudiantes indocumentados permanecer en el país con visas especiales, solicitar licencias de conducir y aspirar a la residencia; pero, a diferencia del Dream Act original, no les autorizaría a buscar una senda especial hacia la ciudadanía ni les permitiría votar. De ahí que el New York Times la calificara de “ley del sueño sin el sueño”.

El surgimiento del nuevo Romney plantea dilemas peliagudos. Uno es para los defensores de los inmigrantes y muchos votantes hispanos. Me refiero a la disyuntiva de si deben darle la bienvenida a su súbita conversión o si por el contrario deben rechazarla como el clásico viraje oportunista de un político capaz de hacer y decir cualquier cosa con tal de ganar una elección. El nuevo Romney también plantea un dilema complejo para sí mismo. Es el de si debería continuar moderando su postura hacia los inmigrantes para conquistar votos hispanos o si por el contrario debería regresar a la línea intransigente para no perder el apoyo de los extremistas. Estos, por cierto, le acaban de lanzar las primeras advertencias. “Cualquier cambio en estas posturas”, dijo William Gheen, director de ALIPAC, grupo que combate la inmigración ilegal, “destruiría su credibilidad, alienaría a los votantes conservadores norteamericanos que son más numerosos que los votantes latinos y ejercería las mismas presiones sobre Romney que destruyeron las campañas de John McCain y Rick Perry”.

La violenta retórica antiinmigrante en las primarias ostensiblemente ayudó a Romney a superar a sus contrincantes republicanos. El hombre logró sonar más papista que el Papa. Pero también se tendió una trampa dificilísima de sortear. Un resultado es que apenas 14% de los votantes hispanos lo prefieren sobre Obama, según un reciente sondeo de Fox Latino (expertos estiman que necesitará más del 33 % de esos votos para ganar). Otro resultado es que tendrá que escoger entre los votos hispanos y los de los extremistas. Pudiera parecer un simple problema matemático. Pero yo creo que es más bien un reto electoral potencialmente insuperable.

 

El trabajo más difícil del mundo

El trabajo más difícil del mundo

Jorge Ramos Avalos

Llegar a la presidencia de México es como ganarse la rifa del tigre. No importa lo que haga el próximo presidente o presidenta, el pronóstico es desolador. Se trata del trabajo más difícil del mundo.

Por muchos años ese dudoso honor le tocó al presidente de Colombia. Pero Alvaro Uribe, Juan Manuel Santos y millones de colombianos destruyeron el mito de que no se le podía ganar a los narcotraficantes y guerrilleros por la fuerza. Su increíble historia acaba de estar en la portada de la revista Time. Hoy Colombia, que fue sede de la sexta Cumbre de las Américas, “está de moda”, como me dijo la canciller María Angela Holguín, para invertir, para visitar y como ejemplo a seguir.

Estoy convencido que el trabajo más difícil del mundo es el de presidente de México. Es, casi, una misión imposible. Lo primero es que no sigan matando mexicanos; ya van más de 50 mil en cinco años y la mayoría de los responsables de esas muertes están libres. Además hay más de 52 millones de pobres en el mismo país con el hombre más rico del mundo. México sigue siendo un país de monopolios y grupitos de poder, con una creciente clase media sin buenos trabajos y una gigantesca desilusión.

La desesperanza de los mexicanos se basa en la incapacidad de sus líderes para encontrarle una solución al problema de la violencia. No es fácil. Mientras haya tantos norteamericanos comprando y usando drogas, habrá narcotraficantes mexicanos trasportándolas, comercializándolas y matando para proteger sus rutas y territorios.

Eso no va a cambiar a corto plazo. Atacar el uso de drogas no es una prioridad en la sociedad norteamericana. Por el contrario, sus películas, programas de televisión y celebridades han hecho cool para los jóvenes el drogarse. Oficialmente casi todos los políticos norteamericanos están contra la legalización de las drogas pero cada vez hay más estados que, por ejemplo, permiten el uso medicinal de la mariguana.

Aquí están las cifras. En Estados Unidos más de 21 millones de personas usan drogas regularmente (es decir, el 8.7% de la población mayor de 12 años) y el Departamento de Justicia ha reportado un aumento en el uso de mariguana, heroína y metanfetaminas. Esto no va a parar. En el 2009 hubo 617 mil personas que probaron cocaína por primera vez. Esta es la norma.

Ante este panorama ¿qué pueden hacer los candidatos presidenciales Andrés Manuel López Obrador (PRD), Josefina Vázquez Mota (PAN) y Enrique Peña Nieto (PRI)? No mucho. Y si a esto le sumamos las armas que fluyen fácilmente de Estados Unidos a México y que caen en manos de los narcos, es muy poco lo que el gobierno de México puede hacer con efectividad para controlar la violencia. Esa es la realidad.

Hasta el momento los narcotraficantes mexicanos han demostrado que pueden más que el ejército y la policía. Salvo una tregua o una negociación con los narcos, que sería inmediatamente denunciada por la prensa y por millones de mexicanos, los candidatos no tienen más remedio que insistir en mano dura contra los delincuentes. Y eso significa más violencia y más muertos.

Las tres opciones principales para la presidencia de México han generado muy poco entusiasmo porque están, irremediablemente, atadas al pasado y a antiguos fracasos.

El Partido Revolucionario Institucional de Peña Nieto está manchado por 71 años de autoritarismo, fraudes y asesinatos. Josefina Vázquez Mota, del Partido Acción Nacional, se ha rehusado a romper con el presidente Felipe Calderón y su fallida estrategia anti-narco. Y Andrés Manuel López Obrador del Partido de la Revolución Democrática tiene que demostrar que es un candidato listo para los retos del 2012 y no que está peleando, todavía, la elección del 2006 (que oficialmente perdió por el 0.06 por ciento pero que él insiste le fue robada por fraude).

No hay más. México es una partidocracia que no permite candidaturas independientes. De tal manera que el país tiene tres candidatos presidenciales atorados en el pasado y una población deseosa de ver al futuro y vivir en paz. México, por su estratégica posición geográfica junto al principal mercado del mundo, debería ser una emergente potencia comercial junto con China, India y Brasil. No lo es. En cambio es un país de funerales y violentos.

México tiene más de 10 millones de twiteros. Esto dice mucho. Sus jóvenes se sienten parte del mundo cuando entran a sus computadoras pero cuando salen a la calle no encuentran buenas escuelas públicas ni trabajos decentes. Por eso se van tantos al norte.

En la internet hay una triste campaña para votar el próximo primero de julio por “el menos peor”. Ninguno convence. No hay, por decirlo de alguna manera, un Obama mexicano. No existe en el México del 2012 la enorme expectativa de cambió que generó el actual presidente norteamericano durante su campaña en el 2008.

No votar no es una opción. Pero la grave sensación de muchos votantes en México es que, gane quien gane, todo seguirá igual.

 

El futuro de la guerra contra las drogas

el informe Oppenheimer

El futuro de la guerra contra las drogas

“Oppenheimer Presenta” No se pierdan el programa “Oppenheimer Presenta”, todos los domingos a las 9 p.m. en CNN en Español.

Andrés Oppenheimer

Cuando la reciente Cumbre de las Américas en Cartagena, Colombia, decidió encomendar un estudio sobre la posible despenalización de las drogas a la Organización de Estados Americanos (OEA), muchos pensaron que ese sería el final de la historia, y que todo el tema pasara al olvido. Sin embargo, puede que estén equivocados.

Es la primera vez que una cumbre de tal magnitud aborda de frente lo que antes era un tema tabú, y hay varios factores no relacionados que posiblemente coloquen el debate sobre la despenalización en el centro de la agenda diplomática regional a finales de este año, o principios del 2013.

En una reunión a puertas cerradas durante la Cumbre de las Américas que se realizó en Cartagena el 14 y el 15 de abril, los presidentes acordaron pedirle a la OEA que haga un estudio sobre la guerra contra las drogas, y ofrezca soluciones alternativas. Los presidentes no dieron detalles acerca de cómo se hará el estudio, ni cuándo debería estar listo.

En días pasados, intrigado sobre si deberíamos tomar esta iniciativa en serio, llamé al Secretario General de la OEA José Miguel Insulza y le pedí que nos diera los detalles.

Los escépticos dicen que la cumbre del presidente Obama y los jefes de estados latinoamericanos en Cartagena hizo lo que los presidentes hacen cuando no saben cómo resolver un problema: encargaron un estudio y patearon el problema para adelante. Este proceso puede durar años, dicen los críticos.

Pero los que quieren buscar alternativas para reemplazar la guerra contra las drogas señalan que el movimiento pro-legalización está ganando impulso, y que el estudio de la OEA le dará mayor legitimidad a quienes abogan por cambios.

Hace apenas una década, el debate sobre la legalización estaba limitado a los círculos académicos. Después, en el 2009, tres ex presidentes -Fernando Henrique Cardoso de Brasil, Ernesto Zedillo de México y César Gaviria de Colombia- emitieron una declaración conjunta en apoyo de la descriminalización de la marihuana. Más tarde, otro ex presidente mexicano, Vicente Fox, hizo una propuesta aún más osada: la legalización de todas las drogas.

A principios de este año, por primera vez, un presidente latinoamericano en funciones -Otto Pérez Molina, de Guatemala- pidió que se estudie la posibilidad de una legalización de las drogas. Poco después, el presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo que propondría un “debate serio” sobre el tema en la Cumbre de Cartagena, que terminó con el pedido del estudio a la OEA.

Cuando le pregunté a Insulza sobre el estudio, respondió que “queremos terminarlo para fin de año, y hacerlo público para marzo del año próximo”. Será exhaustivo e investigará el negocio del tráfico de drogas, el éxito o el fracaso de varios países europeos que han experimentado la descriminalización, así como los medios para mejorar la educación, la prevención y la rehabilitación, dijo.

“Ofreceremos varias alternativas a lo que se está haciendo ahora”, me dijo Insulza. “La idea no es decirles a los presidentes lo que hay que hacer, sino ofrecerles un menú de opciones”, añadió.

Mi opinión: A finales de este año, o principios del 2013, los partidarios de la legalización o descriminalización de las drogas – o su regulación – verán su posición fortalecida por varios factores no relacionados entre sí.

En primer lugar, México tendrá un nuevo presidente en Diciembre, y lo más probable es que quien gane las elecciones de julio querrá distanciarse de la actual guerra contra las drogas, que ha dejado más de 50,000 muertes en los últimos cinco años.

En segundo lugar, los estados de California, Oregón y Washington incluirán propuestas para la legalización de la marihuana las elecciones de noviembre en Estados Unidos. Si ganara alguna de estas propuestas, se fortalecería el bando pro-descriminalización, y se debilitaría el apoyo en América latina a las políticas actuales. ¿Para qué luchar contra algo que es legal en Estados Unidos?, se preguntarían muchos.

En tercer lugar, el estudio de la OEA podría incluir la despenalización de la marihuana en su “menú de opciones”, dándole mayor legitimidad a esa alternativa. Sería deseable que la OEA, que últimamente no ha lucido por defender la democracia y los derechos humanos en el continente, se tome en serio este nuevo mandato.

No creo que la despenalización generalizada de las drogas duras sería una buena idea, pero si el nuevo estudio concluye que la despenalización de la marihuana le daría a los países más recursos para combatir la cocaína o la heroína, sería una alternativa mejor que la actual guerra contra las drogas que está costando tanta sangre, con tan pocos resultados.

 

Wikileaks: China está en vilo por la salud de Hugo Chávez

Wikileaks: China está en vilo por la salud de Hugo Chávez

 

Fotografaaa cedida por el Palacio de Miraflores hoy, jueves 24 de noviembre de 2011, en la que se observa al presidente venezolano, Hugo Cha¬avez (C), durante un encuentro con una delegaciaan de China en Caracas. Venezuela preva¬© iniciar a partir de 2012 la fabricaciaan de taladros petroleros junto a China y asaa suplir la falta de esta maquinaria en la regiaan y deshacerse de la dependencia importadora, dijo hoy el mandatario del paaas caribea¬±o.
Fotografaaa cedida por el Palacio de Miraflores hoy, jueves 24 de noviembre de 2011, en la que se observa al presidente venezolano, Hugo Cha¬avez (C), durante un encuentro con una delegaciaan de China en Caracas. Venezuela preva¬© iniciar a partir de 2012 la fabricaciaan de taladros petroleros junto a China y asaa suplir la falta de esta maquinaria en la regiaan y deshacerse de la dependencia importadora, dijo hoy el mandatario del paaas caribea¬±o.

Palacio de Miraflores / EFE

Antonio Maria Delgado

El cáncer del presidente venezolano Hugo Chávez, y el riesgo que esto representa para la sostenibilidad de su régimen, podrían asestarle un duro golpe económico a China, país que ha apostado decenas de miles de millones de dólares en la Revolución Bolivariana, según documentos filtrados por WikiLeaks.

Documentos divulgados por la organización de internet, que incluyen informes de la firma de inteligencia corporativa Stratfor y cables del Departamento de Estado, señalan que China le ha entregado a Venezuela cerca de $50,000 millones a cambio de contar con un acceso privilegiado a sus enormes recursos petroleros, y ahora teme que ese dinero se pierda de producirse un cambio de gobierno en el país.

“China ha adquirido una posición cada vez mayor en Venezuela y ha construido una singular relación con el gobierno de Venezuela. Aunque los números exactos son difíciles de confirmar, desde el 2005, China ha realizado inversiones en activos rígidos y préstamos, así como compromisos para nuevos préstamos e inversiones a Venezuela valorados en cerca de $49,500 millones”, esbozó uno de los informes de Stratfor.

“[China] corre el riesgo de perder miles de millones de dólares si Venezuela se desestabiliza, y a largo plazo teme perder la actual relación preferencial que tiene con Caracas si el gobierno cambia y Venezuela comienza a mirar a otros lugares para obtener la experiencia técnica que acompañe a la inversión”, señaló el cable titulado La salud de Chávez y las implicaciones para la inversión china.

El informe –preparado el año pasado poco después de que el mandatario admitiera que padecía de cáncer— enfatizó que se desconocía el avance y gravedad de la enfermedad, situación que aún no había cambiado más de medio año después.

Chávez, quien ha pasado cerca de un tercio del pasado año recibiendo tratamiento médico en Cuba, sostiene que se recupera satisfactoriamente, pero insistentes versiones de personas que aseguran haber tenido acceso directo a la situación advierten que el cáncer se encuentra en una etapa avanzada y que el mandatario tiene sólo pocos meses de vida.

Adicionalmente, Venezuela se encuentra inmersa en un año electoral y Chávez tiene previsto enfrentarse al opositor gobernador de Miranda, Henrique Capriles, en las elecciones presidenciales de octubre.

La mayoría de las encuestas señalan que el jefe de Estado mantiene la ventaja sobre su rival, pero no está claro cuáles serían los prospectos de una victoria electoral del chavismo si Chávez no se encuentra en la boleta.

Una de las grandes preocupaciones del gobierno chino proviene del alto grado de control que Chávez ejerce directamente sobre el gobierno, en un país que está acostumbrado a marchar únicamente bajo sus órdenes y donde la conducción de la política recae sobre los hombros del enfermo mandatario.

“No hay otros líderes que estén posicionados para tomar el control en un escenario en el que Chávez esté incapacitado o en el que un cambio de gobierno se convierta una necesidad”, advirtió el análisis. “A China le preocupa que si algo le sucede a Chávez su tratamiento preferencial y acceso a las inversiones podrían disiparse”.

Ese tratamiento preferencial es considerable.

Un cable del Departamento de Estado divulgado por WikiLeaks reveló que China había encontrado un negocio enormemente rentable, revendiendo el crudo venezolano que obtenía a precios increíblemente bajos en los mismos mercados naturales en los que el petróleo hubiera sido colocado de no haber sido entregado al país asiático.

China “está beneficiándose de las compras de crudo petróleo venezolano desviando el crudo a terceros mercados y obteniendo un considerable margen [de ganancia] entre el precio que las compañías pagan al gobierno venezolano y el precio que ellos reciben en el mercado abierto por el mismo envío”, señaló el cable enviado por la embajada de Estados Unidos en Caracas divulgado por WikiLeaks,

“PDVSA ha analizado sus ventas de crudo a China y determinó que China sólo había pagado $5 por barril de crudo en un par de operaciones”, reportó el cable de la embajada.

El informe de Stratfor resaltó que es poco probable que un gobierno de la oposición entre en incumplimiento con las obligaciones que Chávez ha contraído con China, pero resaltó que el país asiático podría dejar de disfrutar del peso que actualmente ejerce sobre Caracas.

Un nuevo gobierno probablemente le daría una menor importancia a China, resaltó el informe.

“Es la política de alejamiento de Estados Unidos emprendida por Chávez que, combinada a la política de préstamos de pocos requisitos exigidos por China, convierte [al país asiático] en un socio perfecto por el momento”, reseñó el cable.

Pero esa política sería cambiada bajo otro gobierno porque ha tenido un impacto devastador sobre el país.

“La industria petrolera venezolana está sufriendo por la profunda falta de conocimientos técnicos que acompañan a las inversiones y los chinos simplemente no tienen la capacidad para ayudar a rescatar la pérdida en capacidad de producción”, resaltó el informe.

 

Jornada de violencia en Siria cobra la vida de al menos 100 personas

Jornada de violencia en Siria cobra la vida de al menos 100 personas

Foto: REUTERS/Mohamed Azakir

(Damasco, 26 abril. DPA) – Dos semanas después de su inicio ya no queda casi rastro de la tregua negociada en Siria, donde el miércoles murieron 102 personas en diferentes partes del país, según informa hoy la oposición.

Tan solo en la ciudad de Hama murieron 71 personas al impactar un misil una vez caída la noche, de acuerdo con estas fuentes.

Esta mañana perecieron al menos siete personas por ataques de los militares, dijo a dpa el opositor Omar Homsi. Tres murieron en una protesta antigubernamental en la ciudad de Alepo, tres en el área este de Deir al Zur y un hombre en la central provincia de Homs.

Por su parte, la estatal agencia de noticias Sana publicó fotos de niños gravemente heridos a los que presenta como víctimas de “una banda terrorista”. Según Sana, un explosivo estalló por error en un taller de fabricación casera de bombas en Hama y causó la muerte a 16 personas.

Mientras tanto, la tarea de los observadores desarmados de la ONU que fueron enviados a Siria para controlar el alto el fuego parace cada vez más una “misión imposible”. Sus miembros corren riesgo porque además se usan armas pesadas en el conflicto.

El gobierno se reserva el derecho además de rechazar a observadores de naciones que han criticado al régimen de Bashar al Assad. De los 300 observadores anunciados han llegado hasta ahora apenas 15.

Tras las informaciones sobre el baño de sangre en Hama fueron destinados allí de forma permanente dos enviados, al igual que se había hecho antes con Homs. Un portavoz de la misión dijo que cuando haya más observadores sobre el terreno se hará lo mismo en las provincias de Daraa e Idlib.

El martes murió en Duma, a las afueras de Damasco, un trabajador de la Media Luna Roja. Los observadores de la ONU se mueven en vehículos blindados cuyo transporte a Siria fue muy costoso

Él es Marco Rubio, un cubano-estadounidense que podría ser compañero de fórmula de Mitt Romney

Él es Marco Rubio, un cubano-estadounidense que podría ser compañero de fórmula de Mitt Romney

 http://www.youtube.com/watch?v=NY8TXEA0MaU&feature=player_embedded
Video: AFP

WASHINGTON (AP) — El senador Marco Rubio esbozó su visión de una política exterior agresiva para Estados Unidos el miércoles, en su esfuerzo más reciente para reforzar su presencia en momentos en que el aspirante presidencial republicano Mitt Romney inicia la búsqueda de un compañero de fórmula.

Rubio, quien pronunció un discurso en el instituto de investigaciones políticas Brookings Institution, presentó recientemente un proyecto sobre inmigración que lo distancia de algunos elementos en su partido.

El cubano-estadounidense de 40 años, quien dio su apoyo a Romney hace un mes, intenta presentarse en Washington y todo el país como un conservador con ideas nuevas. No ha dicho si aceptaría o no la candidatura a vicepresidente, pero sus críticas cuidadosas tanto del presidente Barack Obama como a las tendencias aislacionistas de algunos republicanos han reforzado la imagen que intenta presentar, de un derechista firme, pero lo suficientemente moderado como para ser candidato.

“Los problemas globales requieren coaliciones internacionales. En eso, este gobierno tiene razón”, dijo Rubio a un auditorio de unos 200 académicos, políticos y diplomáticos. “Pero las coaliciones internacionales eficaces no se forman por su cuenta. Hay que instigarlas y dirigirlas y en la mayoría de los casos debemos instigarlas y dirigirlas nosotros. Eso es lo que este gobierno no comprende”.

La receta algo belicista, pero sobria de Rubio

Presentado por el senador Joe Lieberman, candidato demócrata a vicepresidente en 2000, Rubio no dijo si aspira al mismo puesto. El novato legislador aparece mencionado con frecuencia entre los posibles compañeros de fórmula de Romney, ahora que el Partido Republicano intenta mejorar su imagen entre el electorado hispano. Según una encuesta reciente del Centro Pew, Obama aventaja a Romney por 67% a 27% en ese enorme sector demográfico.

Rubio presentó una receta algo belicista, pero sobria, para la intervención estadounidense en conflictos desde Medio Oriente y Asia hasta América Latina. Evitó la oposición acérrima a las políticas de Obama y las acusaciones absurdas que surgieron durante los debates de las primarias republicanas.

Expresó apoyo a las declaraciones de Obama contra el armamentismo nuclear iraní y elogió tanto la ayuda que prestó George W. Bush a Africa como la decisión de Bill Clinton de intervenir en Kosovo sin mandato de la ONU. Habló de su cooperación con senadores demócratas para elevar las presiones contra los violadores de los derechos humanos en Siria y de los derechos democráticos en Nicaragua.

“Hoy, en el Senado, en materia de política exterior, el que se vuelca excesivamente a la derecha acaba en la izquierda”, dijo Rubio, identificándose como moderado.

Busca un acuerdo sobre inmigración

Casado, padre de cuatro, con su apostura, ascendencia latina y posiciones conservadoras Rubio es una estrella en ascenso en el Partido Republicano.

Aunque no sea candidato en estas elecciones y si pierde Romney, Rubio sería uno de los principales aspirantes a la candidatura republicana en 2016. Para entonces tendrá 45 años y seis de experiencia en el Senado, con tiempo más que suficiente para proyectar una imagen. Adicionalmente, la proporción hispana del voto habrá aumentado para entonces.

Sus intentos de buscar un acuerdo sobre inmigración podrían mejorar su imagen —aunque tal vez no la del partido— entre el electorado hispano. Su proyecto permitiría a los jóvenes inmigrantes que entraron de manera ilegal permanecer en el país aunque sin darles la ciudadanía. Es una posición intermedia entre la “ley DREAM” apoyada por Obama, que daría acceso a la ciudadanía a los que realicen estudios universitarios o se enrolen en las fuerzas armadas, y la posición de los legisladores republicanos que abogan por más deportaciones.

El proyecto de Rubio permitiría a los jóvenes traídos ilegalmente al país por sus padres solicitar visas de no inmigrante que les permitirían estudiar, trabajar y obtener una licencia de conductor, pero no votar. Más adelante podrían solicitar la residencia.

Romilda, la bailarina exótica que habría sido arrojada de un carro por agentes de EE UU en Brasil

Romilda, la bailarina exótica que habría sido arrojada de un carro por agentes de EE UU en Brasil (+fotos)

Foto: REUTERS/Ueslei Marcelino

(Caracas, 25 de abril – Noticias24).- Ella es Romilda Ferreira, una bailarina exótica que se identifica como la víctima de un incidente que involucra a tres guardias de seguridad de EE UU. Romilda asegura que fue arrojada de un auto en movimiento después de reunirse con los funcionarios estadounidenses en un club nocturno en Brasil.

En relación a este hecho, el Departamento de Estado de EE UU puso en duda un informe del Pentágono acerca de que tres infantes de Marina y un empleado de la embajada estadounidense en Brasil fueron disciplinados por arrojar a la prostituta de un vehículo en movimiento en diciembre del año pasado en Brasilia.

La dependencia dijo el miércoles que en realidad la mujer trató de abrir la puerta para subir al techo del auto. La portavoz Victoria Nuland dijo que la mujer cayó y resultó herida. Agregó que no se levantaron cargos contra los estadounidenses, pero que todos han salido de Brasil.

El secretario de Defensa, Leon Panetta, dijo el martes que la mujer fue arrojada del auto y que dos de los tres marines fueron degradados.

Nuland afirmó que el Departamento de Estado tiene una política de tolerancia cero respecto a la prostitución, pero no dijo si el empleado de la embajada violó las reglas o si fue disciplinado.

Foto: REUTERS/Ueslei Marcelino

Foto: REUTERS/Ueslei Marcelino

Foto: REUTERS/Ueslei Marcelino

Foto: REUTERS/Ueslei Marcelino

Comisario de UE advierte que la prosperidad de Argentina peligra tras expropiación de Repsol -YPF

Foto: REUTERS/Marcos Brindicci

(Bruselas, 26 abril. EFE).- El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, advirtió hoy de que la decisión de Argentina de expropiar el 51 % del capital de YPF, controlado por Repsol, es una medida “desafortunada” que “pone en peligro” la futura prosperidad del pueblo argentino.

“Estoy seguro de que estarán tan impresionados como he estado yo por la reciente acción de Argentina en relación con Repsol”, señaló De Gucht en una intervención ante los eurodiputados en la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo.

“Éste ha sido un paso muy desafortunado desde la perspectiva del pueblo argentino, cuyo Gobierno está poniendo en peligro su prosperidad futura”, comentó.

“Éste ha sido un paso muy desafortunado desde la perspectiva del pueblo argentino, cuyo Gobierno está poniendo en peligro su prosperidad futura”, comentó.

En cambio, también señaló que la acción es “desafortunada” desde el punto de vista de España y del conjunto de la Unión Europea.

“Les aseguro que estamos mirando atentamente todas las herramientas de las que disponemos para dar una respuesta eficaz”, señaló, y afirmó que esa respuesta “tendrá en cuenta, ciertamente, el hecho de que esto (el caso de Repsol) sigue a una serie de injustificadas y perjudiciales medidas proteccionistas introducidas recientemente por Argentina”.

De Gucht apuntó igualmente que la expropiación de YPF “también debería recordarnos la importancia de actuar rápido para equipar a la UE con todos los medios que necesita para implementar una política de inversiones eficaz, sobre la base del Tratado de Lisboa”.

Desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, en diciembre de 2009, la UE pasó a adquirir competencias en el ámbito comercial y de inversiones en países terceros.

En cambio, aún no ha desarrollado la legislación necesaria para poder aplicar, con el respaldo de una base jurídica, ese nuevo poder.

Actualmente, los Estados miembros y el Parlamento Europeo, como colegislador, trabajan en una propuesta de la Comisión Europea para fortalecer y dar un contexto comunitario a los tratados bilaterales de protección de las inversiones que tienen firmados los Estados miembros con países terceros.

Estas declaraciones del comisario europeo de Comercio se producen después de que haya enviado una carta a las autoridades argentinas para expresar su preocupación por el caso de YPF, así como por la escalada de medidas restrictivas a las importaciones, que perjudican a Europa.

En ese contexto, De Gucht apuntó a que la UE estudiaba acciones de respuesta “a nivel bilateral y multilateral”, lo que podría implicar llamar a consultas a Argentina ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por sus obstáculos a las importaciones.

Ayer, el Senado argentino aprobó por amplia mayoría el proyecto gubernamental de ley que dispone la expropiación del 51 % de las acciones de YPF a Repsol, que tras ese trámite pasará ahora a la Cámara de Diputados

 

Presidente Chávez ya llegó al país luego de recibir tratamiento médico en Cuba

Presidente Chávez ya llegó al país luego de recibir tratamiento médico en Cuba (+fotos y video)

Foto: Prensa Presidencial

(Caracas, 26 de abril. AFP) – El presidente venezolano, Hugo Chávez, regresó en la madrugada del jueves a su país, tras permanecer once días en Cuba donde se sometió a nuevos ciclos de radioterapia contra la recurrencia de un cáncer, un tratamiento que todavía no ha dado por terminado.

“Llegó Chávez”, anunció en su cuenta oficial de Twitter el ministro venezolano de Información, Andrés Izarra, que colgó además una fotografía del mandatario tras el aterrizaje en el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas.

A diferencia de anteriores ocasiones, los medios oficiales no difundieron imágenes en directo de su llegada al aeropuerto procedente de Cuba, donde fue despedido por su homólogo Raúl Castro. Previamente, Chávez había informado de su partida a través de su cuenta en la misma red social.

En un principio, este viaje a La Habana debía suponer el fin del tratamiento de radioterapia que inició en marzo, pero el presidente aseguró que todavía le queda otro desplazamiento a la isla para una nueva sesión.

“Yo debo estar allá en Caracas, Dios mediante, el 26 de abril (…) pero luego viene otra sesión de radioterapia, hay que continuar el tratamiento y otras evaluaciones adicionales”, declaró el lunes.

Prolongados silencios desataron rumores

Chávez, de 57 años, fue operado en Cuba de un tumor canceroso el 26 de febrero, en la misma zona donde en junio del año pasado le extirparon un primero. El mandatario nunca ha revelado qué tipo de cáncer padece ni la gravedad de su enfermedad.

Sus prolongados silencios desde la isla hicieron surgir en los últimos días una ola de rumores en las redes sociales sobre un agravamiento de su estado de salud, que fueron desmentidos por el propio presidente.

“Habría que preguntarle a cualquier persona en este mundo que haya recibido radioterapia a ver cómo son los impactos que tiene”, dijo esta semana el mandatario, cuyo tratamiento le impidió además asistir el 14 de abril a la Cumbre de las Américas celebrada en la ciudad colombiana de Cartagena.

Los venezolanos están acostumbrados a las frecuentes y largas intervenciones públicas de su presidente, en el poder desde 1999. Pero desde que fue operado nuevamente en febrero en La Habana sus apariciones han sido escasas y su cuenta en Twitter se ha convertido en su principal medio de comunicación.

El jefe de Estado siempre se ha mostrado optimista sobre su recuperación y esta semana afirmó confiar en Cristo para que el tratamiento “tenga supremo éxito” y poder “continuar redoblando la marcha con esa mirada en el futuro”.

Chávez enfrentará a Capriles el 7-O

Chávez prevé concurrir en las elecciones presidenciales del 7 de octubre contra el gobernador del populoso Estado de Miranda (norte), Henrique Capriles Radonski.

La pre-campaña electoral se ha visto eclipsada por la salud del presidente, quien siempre ha asegurado que se presentará a los comicios. El oficialismo a su vez ha cerrado filas en torno a su líder y por ahora ningún eventual sucesor se ha destacado con claridad.

Chávez anunció al mundo que sufría cáncer en junio de 2011 desde Cuba. Posteriormente se sometió a un tratamiento de quimioterapia y en octubre dio por superada la enfermedad antes de que se le detectara una recurrencia cuatro meses después.

Foto: Prensa Presidencial

Foto: Prensa Presidencial

Foto: AVN

Álvaro Uribe realizará campaña contra el presidente Chávez en la frontera colombo-venezolana

Foto: AP/ Archivo

(Colombia, 26 de abril-Noticias24) El expresidente de Colombia, Alvaro Uribe, llevará a cabo una campaña en la frontera con Venezuela para oponerse a la reelección del presidente Hugo Chávez, según reseñó este miércoles en su portal el diario El Tiempo.

El periódico colombiano aseguró que se prepara la presencia de Uribe en tres actos públicos para que “manifieste su descontento con Hugo Chávez y su Gobierno”.

Se espera que los encuentros se den en las ciudades colombianas fronterizas de Maicao, Cúcuta y Arauca, urbes que son frecuentadas por ciudadanos venezolanos y que constituyen polos del comercio bilateral.

Durante su presidencia (2002-2010), Uribe mantuvo una tensa relación con Chávez, a quien acusó de proteger a los jefes de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). Actualmente critica severamente el acercamiento entre el presidente Juan Manuel Santos y su homólogo venezolano

¡Chávez muriendo; Venezuela viviendo!

¡Chávez muriendo; Venezuela viviendo!

Por Raul Benoit

El Heraldo, Tegucigalpa

Los planes que pudo haber fraguado en su mente enajenada se quedarán a medio camino para él, desde eternizarse en el poder al manipular las leyes y la democracia hasta proponerles a los camaradas que idearan ejecutar su propio asesinato ante su inminente muerte por cáncer.

Los falsos sueños de ciertos venezolanos incautos se desvanecen en medio de radioterapias oncológicas de Hugo Chávez, sus maliciosos silencios ocultando la verdad y sus rezos de arrepentido hipócrita, pidiéndole salud al Dios que ignoró en el pasado, pero no rogó un perdón por su crueldad y egoísmo, solo imploró por su vida para continuar el pérfido plan de ser un emperador del mal.

La arrogancia y la soberbia mueren poco a poco en una sofocante habitación hospitalaria, cada vez que corre a donde sus secuaces comunistas en Cuba para que lo mimen como a pupilo travieso, mientras sus asociados en Venezuela se reparten la torta antes de que otros insensatos den un golpe de Estado.

¡Cuánto duele Venezuela!, país atrapado en un destino injusto, rico en petróleo que perdió su fortuna por culpa de un hombre perturbado y ególatra que parece no entrar en razón.

No se ilusionen los opositores que con su muerte llegará el fin del chavismo. Es tan bueno el negocio y caló tan hondo en las mentes de codiciosos burócratas, que perdurará como un carcinoma con metástasis persistente entre el pueblo empobrecido por años de tiranía política y social, que solo ambiciona recibir beneficios.

Para aliviar esta enfermedad heredada a la fuerza, los venezolanos chavistas tendrán que sacudirse de la profunda pesadilla en unas elecciones renovadoras, logrando el cambio con un gobierno justo, participativo y realmente democrático, que obre sin venganzas ni rencores.

No hay que olvidar lo que ha pasado. Que se sepa la verdad sobre hechos como los contados por el exmagistrado del Tribunal Superior de Venezuela, el juez Eduardo Aponte, quien fue un eficiente cómplice del régimen y ahora ofrece su testimonio para salvar la vida, oliendo tiempos nefastos por venir, refugiándose en los Estados Unidos y volviéndose soplón de la agencia antidroga (DEA).

Sus revelaciones evidencian lo que hemos venido diciendo quienes analizamos el tenaz proceso que ha sufrido Venezuela desde que Chávez asumió el poder en febrero de 1999. Aponte confesó secretos que muchos conocían sobre la manipulación de la justicia, dando pruebas de un gobierno corrupto, narcotraficante y asesino, que utiliza la ley, urdiéndola para atemorizar y consolidarse.

Se confirma que en Venezuela hay un poder concentrado en el Ejecutivo y la nación va encaminada hacia el totalitarismo. Demuestra que la justicia no ha sido ciega ni sorda. Ha visto y escuchado por los ojos y oídos del dictador y ha impartido órdenes a través de él.

¿Qué más quiere saber el mundo? No se puede permitir que Chávez se recuerde en el futuro como un mártir y un redentor cuando no lo ha sido.

Chávez está muriendo y con él no puede agonizar la patria. En manos de los ciudadanos que padecen de un temor implantado por el régimen, está el llevar al país hacia una época de prosperidad, conciliación y justicia real que tanto merecen.

El giro populista de Santos

El giro populista de Santos

Editorial –

El Colombiano, Medellín

Mediante un arriesgado giro de timón, el Presidente Juan Manuel Santos acaba de encaminar su Gobierno hacia el populismo.

Con un as que parece sacado de la manga, dada su evidente falta de planeación, anunció que dará vivienda gratis a los colombianos más pobres.

Sana intención que no estaría mal si un anuncio de tal dimensión fuera acompañado de cifras concretas en torno a su financiamiento y ejecución.

Sin duda, la vivienda es una necesidad sentida de un buen número de familias colombianas en condiciones de pobreza.

El Plan de Desarrollo 2010-2014, Prosperidad para todos, estableció que 1.200.000 hogares presentaban déficit cuantitativo de vivienda, en 2009. Y fijó la meta de construir, en el cuatrienio, 500.000 soluciones de interés social a través del Subsidio Familiar de Vivienda (SFV).

En este orden de ideas ¿qué pasará con el programa SFV que con el transcurso de los años se ha venido ajustando para garantizar, a través del otorgamiento de un subsidio y un crédito en condiciones favorables, el acceso a la vivienda por parte de los grupos de menores recursos?

Al no estar el nuevo programa en el Plan de Desarrollo no existe un sustento presupuestal. Para saber de dónde saldrán esos recursos habrá que esperar el proyecto de ley que, con carácter de urgencia, se presentará al Congreso.

Surgen diversas dudas respecto a su viabilidad. ¿Cómo se va a armonizar este intempestivo impulso con la regla fiscal y la sostenibilidad fiscal en un entorno de crecimiento que, en lo nacional, comienza a presentar ligeros signos de desaceleración y que en lo internacional no muestra señales firmes de recuperación?

Las proyecciones de crecimiento económico de Colombia muestran que en 2012 y 2013 este será menor al de 2011. Además, no es claro que el “boom” de precios de los bienes básicos se prolongue por mucho tiempo.

Todo esto afectará, muy seguramente, los ingresos del sector público, impidiéndole cumplir las metas y compromisos de déficit del gobierno central y su financiamiento.

El país ha encontrado que una de las maneras de ser más eficaces, de focalizar y evitar “fugas” en los programas sociales es a través del otorgamiento de subsidios condicionados, como el de Familias en Acción.

Con el nuevo programa, y en especial por el hecho de que se pretende entregar subsidios del ciento por ciento, pareciera negarse esta saludable práctica.

Hay otro asunto que los congresistas tendrán que dilucidar, pues según la Constitución Política (Art. 355) ninguna rama del poder público puede hacer donaciones a ninguna persona, natural o jurídica, de derecho privado.

Entregar viviendas “completamente gratis”, equivale a donarlas. Seguramente en el Congreso se le colgarán las arandelas jurídicas que esquiven esta prohibición constitucional. En otras palabras, el plan de vivienda gratis tendrá su letra menuda.

Lograr que los colombianos más pobres tengan una vivienda digna es una meta noble y exigible a cualquier gobierno. Lo que no cuadra es dónde, cuándo y cómo se harán esas primeras 100 mil viviendas gratuitas que anuncia Santos.

Lo que sí se ve muy claro es la movida política del nombramiento de Germán Vargas Lleras para liderar este programa. Sabemos de su apetito electoral. Y si no, cómo explicar que para un programa de lucha contra la pobreza se designe a un político profesional, no a un técnico ni a un experto en el tema.

Que sea un político no es de por sí malo, pero sí es indicativo de la finalidad política y electoral de la decisión.

Carta abierta a Cristina Fernández de Kirchner

La presidenta que podría ser

Mirror-WomanPor Marcos Aguinis

La Nación

Carta abierta a Cristina Fernández de Kirchner

Usted es una de las figuras políticas nacionales con mayor potencia interna en el mundJo, sólo superada por los dictadores. Es cierto que aún no se le puede endilgar la ofensa de dictadora, pese a su temperamento autoritario: las instituciones republicanas siguen respirando, aunque muy debilitadas. Tampoco se le puede quitar legitimidad a su puesto. Es casi omnipotente. Habla como los dioses. Sus discursos podrían ser material de aprendizaje para los maestros de oratoria. Alterna informaciones eruditas con bromas y preguntas. Puede mantener la atención de su audiencia por varias horas. Es mujer. Es bonita. No es genio pero sí muy inteligente. Está provista de una larga y envidiable experiencia como legisladora. Cursó Derecho. Conoce a fondo una de las provincias más periféricas del país y conoce a fondo el poder central. Tiene mayoría absoluta en ambas cámaras del Congreso. Los gobernadores -sin excepción- se inclinan respetuosos y casi mudos. El Poder Judicial tiembla ante su humor. Hasta los intendentes sembrados desde La Quiaca hasta Ushuaia quieren recibir su ternura. Controla al partido político mayoritario con simples ademanes. Los empresarios se le arrodillan. Los gremialistas le tienen miedo. La prensa independiente u “opositora” mide sus palabras y busca equilibrios para no excederse.

Y paro aquí.

Llenaría este artículo con la pormenorizada descripción de sus cualidades y sus recursos. Pero mi propósito es otro. Explicarle la frustración que sentimos la mitad de los argentinos -cada día somos más- por no desempeñarse usted como la presidenta que podría ser.

No estimo que necesite datos. Puede convocar a quienes desee -pero que no se limiten a regalarle mentirosos elogios- para que le expongan verdades sobre la situación a la que nos arrastra su política. Está mal asesorada, señora. Está mal asesorada por personas que considera leales y visionarias. Pero no tienen las luces de una buena memoria que les recuerde algo simple: sus medidas ya fueron usadas y, tarde o temprano, acaban en el desastre.

Peronistas y antiperonistas elogian el segundo y muy breve gobierno de Juan Perón. Están equivocados. Deberían aprender del último tramo del primer gobierno. En el año 1950 -que recordamos como el Año del Libertador San Martín-, empezó a mostrar fallas el modelo que se había puesto en vigor y que usted ahora conduce. El exceso de controles, la represión a la prensa, el desprecio a la oposición, dividir el pueblo entre leales y contreras, el clientelismo impúdico, la manipulación de los sindicatos, el despilfarro de las reservas y las estatizaciones (que aumentan la burocracia, la ineficiencia y el déficit) nublaron las grandes realizaciones del Perón y Evita de los primeros años. Ese presidente Perón, antes de su caída, comprendió parte de sus errores y volvió a mejorar la situación económica. Lo comprendió mejor al regresar de España, es cierto. Pero sería justo recordar que su mente ágil y pícara supo que debía hacer un giro importante ya antes de 1955. Por eso disminuyó los controles y permitió que los líderes opositores tuvieran acceso a los medios masivos de comunicación. Le reportó extendida gratitud que por primera vez en muchos años hablasen por la cadena nacional políticos como Arturo Frondizi y Solano Lima. Pero más notable fue otra decisión. Se pretende borrarla porque choca con el patrioterismo infantil que intoxica las neuronas argentinas. El presidente Perón negoció nuestro petróleo con la California Petroleum Co. Sabía que necesitaba una caudalosa inversión extranjera. No alcanzaban los vacuos gritos de soberanía ni en su boca. Perón, que había sido proclamado en la casa histórica de Tucumán como Libertador económico de la Argentina, no era un vendepatria. Ese proyecto fue llevado a cabo más adelante por Arturo Frondizi.

Frondizi fue un estadista ejemplar. Tuvo el coraje de poner a un lado concepciones arcaicas y subirse a un genuino tren progresista. Es decir, un progresismo que trae progreso de verdad, no sólo discursos. En brevísimo tiempo consiguió el autoabastecimiento. En otras palabras, consiguió una soberanía económica que no se basaba en agresiones estériles, expropiaciones ni aumento de la desconfianza internacional. Otra de sus medidas estratégicas fue la libertad de enseñanza, que los “progresistas” de entonces condenaron. Estimuló una industrialización acelerada con medidas que daban vértigo, pero que estaban respaldadas por la majestad e independencia del Poder Judicial. La Argentina volvió a recuperar un dinamismo olvidado y convertirse de nuevo en un país relevante y esperanzador.

Usted, señora Presidenta, puede hacer lo mismo e incluso más. Bastaría repasar sus éxitos y fracasos que sólo los ciegos no ven. Le diría que debe comenzar con las tres medidas que tomó el mismo Perón antes de su exilio. Pero puede -y debería- añadir otras. La Argentina que ahora gobierna con todas las plenipotencias no es la de 1955. Desde esa época hasta hoy la decadencia ha sido permanente. Hemos disfrutado breves momentos de recuperación, es cierto, pero no alcanzan. Las toxinas patrioteras, falsamente progresistas, que nunca pueden terminar con la pobreza y embriagan mediante consignas estériles, deben ser atacadas a fondo. Usted lo puede hacer.

Es un buen ejercicio comparar la sociedad con el cuerpo humano. Incluso con la supervivencia de todos los seres vivos. Nos sostiene un equilibrio misterioso. En su caso, señora, es obvio que debe reemplazar la ausencia de tiroides con una medicación. Pero no se podría vivir bien con una pastilla para despertar y otra para dormir, una para tener hambre y otra para estar saciado, una para ingerir líquidos y otra para dejar de beber, una para estar alegre y otra para estar sereno, una para acelerar la actividad hepática y otra para disminuirla. Y así sucesivamente en todos los órdenes de la existencia. Sería peor que la más asfixiante de las prisiones. Sin embargo, es lo que su gobierno pretende hacer con la nación argentina. Control sobre todo, todos y todas. Prisión con guardianes sádicos. Igual que los fascismos clásicos de derecha o izquierda (Mussolini, Hitler, Stalin, Mao, Castro). Guillermo Moreno fue elogiado por usted como el mejor de sus funcionarios porque es un obsesivo del control. Un control que recuerda a los fanáticos de la Inquisición o de la Sharia. ¿No se dio cuenta de que es el hombre más detestado del país, e incluso fuera del país?

También usted anhela controlar los pocos medios de comunicación independientes que aún funcionan pese a la discriminación de la pauta oficial. ¿Para qué? ¿No ganó las elecciones con el 54% de los sufragios pese a esos medios? ¿En qué le han disminuido su poder? Un análisis objetivo -los análisis objetivos son dolorosos- diagnosticaría que la rápida pérdida que ahora sufre su imagen se debe a sus propias acciones, no a los medios de comunicación.

Fíjese, por favor. Las impugnaciones a su enriquecimiento ya quedaron en el pasado. Puede estar tranquila con la fortuna acumulada. ¡Entonces no permita más corrupción! Haga como Dilma Rousseff, que echó a cinco ministros y con esa medida ejemplar puso límites a toda la suciedad que enloda la entera pirámide del Estado. Deje que la Justicia sea independiente. ¡Independiente de verdad! Que juzgue como es debido a Boudou, a Schoklender, a la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo, a legisladores, gobernadores, intendentes, legisladores y demás funcionarios que confunden los votos obtenidos con garantías a su impunidad. Que la Corte Suprema deje de parecer un gnomo golpeado, porque ni siquiera ha conseguido reponer el fiscal de Santa Cruz.

¿Le parece que una democracia respetable puede aceptar que grupos de matones enmascarados se vuelquen a la calle, agredan embajadas y hasta hieran a las fuerzas de seguridad? ¿No deberían ser arrestados, desenmascarados y sancionados? ¿Desde cuándo en una democracia se tolera el encubrimiento de la identidad?

¿Le parece que los piquetes tienen derecho a continuar con su diaria diversión de bloquear las rutas para destruir la jornada laboral de centenares de miles de argentinos? ¿No es hora en que su poder, señora Presidenta, hiciera saber que usted gobierna para todos, no para transgresores de pacotilla?

¿No le preocupa el aumento del enojo social? Ha comenzado una guerra de pobres contra pobres. Basta registrar lo que sucede en los medios de transporte. Esto es como un volcán que despierta. ¡Cuidado por ahí!

Sabe mejor que nadie cuántos chanchullos se han cocinado en la privatización y ahora en la nacionalización de YPF. Sabe que el objetivo de su última medida es de corto plazo, para mejorar su imagen mediante las hogueras del patrioterismo y engordar la debilitada caja (si la engorda). Sabe que su gesto se parece al de Galtieri invadiendo las Malvinas y Rodríguez Saá proclamando el default . Ambos fueron aplaudidos. Pero después nadie aceptó haberlos apoyado. ¿Qué espera en el futuro?

Observe cómo se procede en países como Australia o Canadá. Allí no hay Morenos ni Quebrachos ni piquetes ni corruptos en cargos públicos ni subsidios clientelares ni locas medidas de corto plazo. Piénselo. No se recluya en el falso argumento “destituyente”. Por ahora la oposición no le hace sombra. Si usted se convirtiera en la presidenta que podría ser, tiene la oportunidad de pasar a la historia como alguien que hizo mucho más que llevarnos al abismo.

Defendiendo al taxista pirata

Defendiendo al taxista pirata

El negocio del taxi en Estados Unidos normalmente funciona en detrimento de los pobres y los grupos minoritarios de dos maneras: como consumidores y como productores. Como consumidores, su situación se ve claramente por los “chistes de taxistas” étnicos y los problemas que sufren los negros para encontrar un taxi, lo que frecuentemente no pueden hacer.

Las razones no son difíciles de entender. Las tarifas del taxi las establece la ley y son invariables, independientemente del destino del viaje. Sin embargo, algunos destinos son más peligrosos que otros y los taxistas son reacios a dar servicio a estas áreas, que normalmente son los barrios de los pobres y las minorías. Así que, si pueden elegir, los taxistas probablemente elijan clientes basándose en su status económico o color de piel.

Es importante darse cuenta de que, dados los distintos niveles de criminalidad, es sólo la control gubernamental de las tarifas del taxi el que engendra esta situación. En ausencia de dichos controles, las tarifas a áreas no seguras se establecerían de forma que compensaran a los taxistas los mayores riesgos en que incurren.

Si se hiciera esto, los negros tendrían que pagar más que los blancos por un taxi, si no en pagos más altos en el taxímetro, tal vez en forma de taxis más viejos o de peor calidad. Pero al menos podrían ser capaces de asegurarse los servicios de un taxi si así lo desean. Bajo el sistema actual, ni siquiera tienen esa opción.

La incapacidad de conseguir un taxi no es una pequeña incomodidad para el consumidor negro pobre, aunque mucha de la clase media blanca podría pensar otra cosa. Los planes y rutas de transporte público (autobús, tranvía y tren) se diseñaron y construyeron hace 50 o 70 años. En esos años las líneas de transporte normalmente eran propiedad privad, que dependía de sus clientes para obtener beneficios y tener éxito. Estaban diseñadas específicamente para atender los fines de los clientes. En muchos casos, estas líneas de transporte son inadecuadas para las necesidades de la comunidad actual.

Hoy las líneas de transporte son propiedad pública y, por tanto, les falta el incentivo para ajustarse a las necesidades del cliente. Si los clientes rechazan usar una línea y ésta se convierte en deficitaria, la autoridad pública simplemente cubre la diferencia con ingresos fiscales generales.

En consecuencia, los habitantes de la ciudad deben elegir entre un viaje rápido a casa en taxi o un viaje largo, indirecto y vacilante a través del transporte público. Esto es especialmente cierto para los pobres y grupos minoritarios que no tienen el poder político para influir a las autoridades de transporte público sobre las decisiones relativas a la construcción de nuevas líneas.

El acceso restringido a taxis en áreas donde el transporte público es inadecuado es menudo más que incómodo. Por ejemplo, cuando se trata de salud, el taxi es un sustitutivo excelente y barato de una ambulancia. Pero en los barrios pobres, que se ven inadecuadamente atendidos por el transporte público y cuyos residentes no pueden comprar vehículo propio, normalmente es difícil encontrar un taxi.

Bajo el sistema actual, los pobres también sufren como productores. Por ejemplo, en la ciudad de Nueva York, el gobierno obliga a todos los taxis a tener licencia. Las licencias (medallones) están estrictamente limitadas en número, tanto que se han vendido hasta por 30.000$. El precio varía, dependiendo de si el medallón es para un taxi individual o parte de una flota. Esto impide en la práctica a los pobres entrar en el negocio como propietarios. ¿Qué le hubiera ocurrido a un héroe de Horatio Alger si hubiera necesitado 30.000$ antes de poder entrar en el negocio de limpiabotas o vendedor de periódicos?

Hace unos años, en respuesta a las limitaciones impuestas como consumidores y como productores, los pobres y miembros de grupos minoritarios empezaron a entrar en el sector del taxi siguiendo una tradición estadounidense honrada en su tiempo y que se remonta a la Guerra de Secesión de 1776: la desobediencia de la ley. Simplemente pusieron a sus coches taxímetros, luces especiales y carteles y declararon ser taxis.

En esos taxis “piratas” patrullaban la calles de los guettos que evitaban los taxistas con medallón y empezaron a ganarse la vida de forma honrada, aunque ilegal. Su éxito inicial en evitar sanciones bajo las leyes existentes se debió probablemente a dos factores: el miedo de la policía a “molestar” en el guetto y se acosaba a esos taxis y el hecho de que los piratas trabajaban sólo en el guetto y, por tanto, no quitaban negocio a los taxis con medallón.

Sin embargo esos tiempos idílicos no iban a durar. Los taxistas piratas, tal vez envalentonados por su éxito en el guetto, empezaron a aventurarse fuera. Si los taxistas con medallón habían visto con recelo a los piratas antes, ahora exhibieron abiertamente su hostilidad hacia ellos.

Y por una buena razón. En ese momento, el lobby del taxi en Nueva York consiguió, presionando al ayuntamiento, aprobar una norma que les permitía un aumento en las tarifas. El uso cayó de golpe y el efecto inmediato fue una repentina disminución en los ingresos de los taxistas con medallón. Resultaba evidente que muchos de los antiguos clientes estaban usando taxis piratas.

En este momento, los irritados taxistas con medallón empezaron a atacar y quemar taxis piratas y éstos respondieron de la misma forma. Después de unas pocas semanas de violencia, se llegó a un compromiso. El amarillo, el color tradicional, se reservaría a los taxis con medallón. Los piratas tendrían que usar otro color. También se discutió un plan para dar licencias a los taxis piratas.

¿Qué pasa con el futuro del sector del taxi en la ciudad de Nueva York? Si prevalece la política dominante del “consenso progresista”, como suele pasar en estos casos, se llegará a algún acuerdo con los piratas y éstos quedarán bajo el dominio de la comisión del taxi. Tal vez se les otorgue una licencia restringida, por respeto a los taxis amarillos. Si es así, el sistema seguirá igual que hasta ahora, una situación que se parece a la de una banda de ladrones permitiendo ingresar a unos pocos nuevos miembros.

Pero el robo no terminará no se ayudará sustancialmente a las víctimas. Supongamos que, de acuerdo con un plan, se crean 5.000 nuevas licencias. Esto puede ayudar algo a que haya taxis extra potencialmente disponibles para los negros. Así, aunque los negros seguirían siendo ciudadanos de segunda clase, pueden tener una ligera mayor posibilidad de encontrar un taxi.

Pero paradójicamente esta concesión a la mayor necesidad de taxis ahogaría futuras demandas de mejoras. Permitiría a la comisión del taxi presentarse como la generosa y liberal otorgadora de medallones de taxi basándose en sus actos de “generosidad” al dar licencias a los taxis piratas (aunque no ha dado ni un solo medallón extra desde 1939).

Como productores y empresarios, la posición de los pobres puede mejorar algo, pues 5.000 licencias adicionales pueden generar una disminución del precio de compra de un medallón. Sin embargo, cabe la posibilidad de que ese precio de compra aumente después de otorgar las 5.000 nuevas licencias. Porque la gran incertidumbre que actualmente mantiene bajo el valor del medallón puede acabar. Si lo hace, el valor de los medallones seguirá siendo alto y la posición de los pobres no habrá mejorado en absoluto.

¡No! Una solución apropiada a la crisis de los taxis no es asimilar el movimiento de los taxistas piratas ofreciéndoles incorporarlos al sistema, sino más bien destruir el sistema de licencias restringidas de taxis.

En términos de trabajo diario en el mercado, significaría que cualquier conductor cualificado con un permiso de conducción de chófer podría usar cualquier vehículo que haya pasado el examen de certificación para recoger y transportar pasajeros a cualquier calle que elijan mutuamente al precio que acuerden mutuamente.

Así el mercado de taxis de la ciudad de Nueva York funcionaria de forma parecida a los rickshaws en Hong Kong. O, por tomar un ejemplo menos exótico, el mercado del taxi funcionaría como opera el de canguros: completamente dependiente del acuerdo y consentimiento mutuo entre las partes contratantes.

Los problemas de los taxis que encuentran los pobres y los grupos minoritarios se resolverían enseguida. Los residentes en áreas de alta criminalidad podrían ofrecer a los taxistas una prima. Aunque es lamentable que se vean forzados a hacerlo, ya no serían ciudadanos de segunda clase en lo que se refiere a conseguir un taxi.

Sin embargo, la única solución real y duradera a este problema es una reducción del alto nivel de criminalidad del guetto, que sería el responsable de los costes extra. Sin embargo, actualmente no se les debería prohibir a la gente que reside en estas áreas tomar las medidas necesarias para obtener un adecuado servicio de taxi.
La gente pobre se beneficiaría como productora, al establecer sus propios negocios. Por supuesto, tendrían que asumir la propiedad de un coche, pero la barrera artificial e insuperable de los 30.000$ desaparecería.

Sin embargo, pueden hacerse objeciones a un mercado libre en los taxis:

  1. “Un libre mercado llevaría al caos y la anarquía si se eliminaran las licencias. Los taxis inundarían la ciudad y debilitarían la capacidad de cualquier taxista de ganarse la vida. Así que los taxistas abandonarían el sector en manada y habría muchos menos taxis disponibles de los necesarios. Sin licencias para regular el número de taxis, la gente se vería atrapada entre dos alternativas insatisfactorias”.La respuesta es que aunque habría una entrada en masa en el sector y el mercado se saturara, sólo algunos taxistas lo abandonarían. Por tanto, el número de taxis no pasará erráticamente de una horrenda sobreoferta a nada en absoluto y de vuelta. Además, los taxistas que tendieran a abandonar la industria serían los ineficientes cuyas ganancias sean bajas o quienes tengan mejores alternativas en otros sectores. Al abandonar harían aumentar las ganancias de los que se queden y así estabilizarían el sector.Después de todo, no hay ninguna garantía ante la posibilidad de que haya demasiados o demasiados pocos abogados, doctores o limpiabotas fijando un límite máximo arbitrario en el número de personas que puedan realizar estos trabajos. Dependemos de las fuerzas de la oferta y la demanda. Cuando hay demasiados trabajadores en un campo, los salarios relativos disminuyen y algunos se verán animados a trabajar en otra cosa; si son demasiado pocos, los salarios y los nuevos trabajadores aumentan.
  1. El argumento de que las licencias protegen a los usuarios es uno de los argumentos más falsos para los medallones. Es el mismo que usan los psiquiatras, que se esfuerzan por “protegernos” de grupos de encuentro y otros que incursionan en sus ingresos, por los sindicalistas blancos, que “protegen” al público mintiendo a raya a los negros cualificados y por los doctores, que nos “protegen” rechazando dar licencias médicas a doctores extranjeros cualificados. A poca gente engañan estos argumentos hoy en día. Sin duda el examen del permiso especial de chófer y las inspecciones de coches pueden asegurar la calidad de conductores y vehículos.
  2. “El medallón no tendría valor si hubiera una cantidad ilimitada de taxis. Sería injusto para todos los que hayan invertido miles de dólares en la compra de sus medallones”.Puede responderse a este argumento analizando la siguiente fábula:Un caudillo da permiso a un grupo de bandoleros para robar a todos los viajeros. Por este derecho, el caudillo cobra a los bandoleros una tasa de 2.500$. Luego el pueblo derroca el sistema.

    ¿Quién debería asumir el coste de lo que resultó una inversión no rentable por parte de los bandoleros? Si las alternativas se limitan al caudillo y los ladrones, podríamos decir “Una plaga en tus dos casas”.

    Si tenemos que elegir entre ambos, podríamos apoyar a los bandoleros, basándonos en que no eran una amenaza tan grande como el caudillo y quizá hubieran realizado el pago inicial con dinero ganado honradamente. Pero en ningún caso toleraríamos  un plan en que los sufridos viajeros tuvieran que pagar a los bandoleros por haber perdido el privilegio de robarles.

    De la misma forma, no debería aceptarse que la gente que lleva tiempo sufriendo los taxis deba compensar a los propietarios por medallones sin valor ya comprados. Si alguna vez se produjera un enfrentamiento entre propietarios de medallones y concesionarios de éstos (los políticos), la gente tal vez debería favorecer a los propietarios, pues son menos peligrosos para ella y tal vez hayan pagado sus medallones con dinero ganado honradamente.

    Son los fondos personales de los políticos, o sus propiedades, los que deberían usarse para pagar a los propietarios de medallones. Un caudillo es un caudillo. El pago con fondos públicos sólo hará que se castigue más a la gente.

    Si el dinero no proviene de los fondos personales de los políticos, los propietarios de medallones deben sufrir las pérdidas. Cuando se compra una licencia que permite  robar a la gente, el comprador debe aceptar los riesgos propios de su inversión.

Comercio exterior y devaluación

Comercio exterior y devaluación

Con motivo de la actual crisis no son pocos los economistas que apuestan por una devaluación/depreciación de la moneda nacional, con el objetivo de ganar competitividad en los mercados internacionales e incrementar las exportaciones dando uso a los factores ociosos, y permitiendo por lo tanto mitigar el problema del creciente desempleo. Ante la luz verde de la academia, los políticos más avezados se lanzan a la aventura, no siempre acabando ésta en buen puerto. ¿Es esta extendida visión correcta? ¿Son todos los efectos los esperados por las medidas? Intentaremos dar solución a lo largo de este artículo a estas cuestiones.

El sentido económico de la devaluación

Como diría el gran economista francés Frederick Bastiat, lo que diferencia al mal economista del buen economista al enjuiciar una circunstancia económica es que el primero tan solo es capaz de ver los efectos inmediatos (lo que se ve), mientras el segundo es capaz de hacer abstracción de aquello que habrá de provocar la circunstancia de forma mediata (lo que no se ve). Al tratar el tema del comercio internacional y su relación con los mercados de divisas, estamos ante un claro caso en el que se tienden a infravalorar los efectos mediatos, mientras que se sobrevaloran los inmediatos.

Partimos de una situación de crisis, de una economía en la que existen trabajadores parados y parte de la economía anquilosada, la demanda interna esta congelada (posiblemente aumentando su ahorro y desapalancándose después de los excesos crediticios pasados orquestados por el banco central). Las empresas, en la medida de lo posible intentan vender al exterior, pero los productos nacionales no son competitivos fuera de las fronteras.

La lógica económica inserta en la devaluación no es en absoluto complicada. Al decretar una devaluación, automáticamente todos los saldos, rentas, patrimonios, sueldos, etc… quedan reducidos a una porción de su anterior valor en relación con sus equivalentes en el exterior. Por tanto, si esta devaluación es suficientemente grande, los bienes y servicios que antes no eran atractivos para el consumidor exterior se convierten, de la noche a la mañana, y gracias a una gran bajada en el precio, en una buena opción. Esto provocará un gran aumento de las exportaciones, conllevando un uso de los factores productivos antes ociosos en el sector de bienes exportables. Además, ahora a los consumidores nacionales les cuesta mucho más adquirir bienes del exterior, por lo que se volverán a producir dentro de las fronteras bienes que antes se importaban, con el consiguiente nuevo aumento en el empleo de factores. Estos son los efectos “que se ven”, los más inmediatos, los que una mayoría de economistas propugnan. Siendo todos ellos ciertos, no es menos cierto que existe una innumerable serie de factores que aquí no se están teniendo en cuenta.

Los efectos destacados anteriormente se pueden vestir y aderezar todo lo que se quiera con un ropaje matemático y econométrico que deje satisfechas las conciencias de los más inquietos economistas, pero la lógica interna de la devaluación es la expuesta más arriba, a saber, rebaja por decreto de todos las rentas, para competir en el sector exterior con unos costes más reducidos. Esto es lo previsto, es decir, “lo que se ve”, pero, ¿existe algo más detrás de esto?

Consecuencias imprevistas

Como punto de partida hemos de señalar que si bien se pretende hacer hincapié y señalar todo aquello que no se ve, las consecuencias imprevistas y generalmente mediatas de cualquier intervención en política económica y en general en el proceso social son inmensas, y además relacionadas con una multitud de factores casi infinitos, entre ellos por supuesto, otras intervenciones en política económica (aunque sean de otra índole). Es por ello que resulta del todo imposible tener la certeza de incluir todo lo relevante para la cuestión.

Empobrecimiento relativo de los perceptores de rentas en moneda nacional

Como se ha señalado anteriormente, la devaluación hace mella en todas las rentas que se perciben en la moneda nacional, o lo que es lo mismo, hace que los términos del intercambio empeoren para los perceptores de la moneda objeto de devaluación. Tenemos acceso a una porción menor de bienes producidos en el extranjero, mientras que los extranjeros consiguen acceso a una porción mayor de bienes producidos en el interior, por decirlo de una manera un poco tosca, a partir de la devaluación, los extranjeros “nos quitan” más bienes producidos en el mercado doméstico, mientras que nosotros “les quitamos” menos bienes producidos en sus respectivos países.

Desde luego como idea para enriquecer a los ciudadanos de un país parece un poco insensata. Si antes de la devaluación el país importaba vehículos japoneses a pesar de fabricar en suelo nacional, significa que al menos una parte de los consumidores valoran más los coches nipones que los nacionales, si se impone un sobreprecio a los primeros por medio de una devaluación se reducirán las opciones de consumo del ciudadano nacional coartando en parte su libertad para elegir aquellos productos que más le satisfagan. Si para un individuo el vehículo japonés a igualdad de circunstancias satisface mejor sus necesidades y además puede conseguirlo a mejor precio, el hecho de devaluar su moneda puede hacer al vehículo nacional más atractivo y optar por su compra, o incluso puede hacer que el consumidor nacional opte directamente por no comprar ninguno de los dos, en cualquier caso es claro que su situación es menos favorable que antes de la devaluación. En cambio al consumidor japonés puede que ni siquiera se le hubiera pasado por la cabeza consumir un coche español, pero teniendo en cuenta su nuevo reducido precio es posible que opte por el, si así sucede (y marginalmente sucederá) se puede decir que el consumidor japonés ha conseguido una mejora adicional gracias al sacrificio del consumidor español, se ha producido una transferencia de riqueza de los consumidores interiores hacia los consumidores exteriores.

Destrucción de la división del trabajo y empobrecimiento generalizado

Teniendo en cuenta los efectos inmediatos comentados en el primer punto del presente trabajo y tomando en consideración la visión generalizada de aumento de competitividad que rodea a la práctica de la devaluación, es lógico y perfectamente comprensible que los gobernantes, en su afán de solventar los problemas lo más rápido posible tomen medidas tendentes o bien a la devaluación, o bien a una depreciación inducida. Ante esta situación, podría parecer que todo país que devalúa se va a encontrar en mejor situación, al menos de manera agregada, con un mayor nivel de empleo de los factores antes no utilizados (de forma individual acabamos de ver como se produce una transferencia de riqueza del interior al exterior).

Si toda la cadena de valor de una economía estuviera concentrada dentro del propio país, lo anterior podría tener sentido (aunque como veremos más adelante solo transitoriamente), sin embargo ocurre que en la realidad, y gracias al proceso de globalización, las diferentes etapas del proceso productivo puede que se encuentren situadas en lugares muy distantes. Si esto es así, cualquier divergencia entre el valor de las divisas en las diferentes etapas tendrá un efecto muy perjudicial para la economía. En efecto, si una empresa importa materias primas o productos semi-elaborados para posteriores transformaciones o ensamblaje en territorio nacional, esta empresa verá incrementado el precio que ha de pagar por estas importaciones, por lo que la ganancia en competitividad, que en realidad será solo en costes, se verá reducida notablemente.

Lo que si que es cierto es que a partir de la devaluación, bienes que antes se producían en el exterior y se importaban pasará a ser rentable empezar a producirlos en el interior debido al aumento en el coste de las importaciones, llegados a este punto, podríamos preguntarnos, ¿Qué impulsaba que consumidores o productores importaran estos productos? La respuesta es que los extranjeros son capaces de producirlos de una manera más eficiente que nosotros, es decir, o bien con la misma cantidad de factores de producción son capaces de conseguir una producción mayor o de más calidad (o ambas), o puede que con una cantidad menor de factores sean capaces de conseguir una producción equivalente. Las razones de esta mayor eficiencia pueden ser muy variadas (por ejemplo es difícil imaginar que las mismas naranjas se produzcan en Valencia o en Islandia). Si nos empeñamos en producir nosotros mismos lo que otro puede hacer con un esfuerzo relativo mucho menor lo que en realidad estamos haciendo es desperdiciar valiosísimos recursos que estarían empleados mucho mejor en otras ramas productivas. En otras palabras, estamos detrayendo recursos de las ramas en las que mayor ventaja comparativa tenemos para dedicarlos a aquellas en las que comparativamente peor realizamos, en vez de incentivar el comercio y el mutuo intercambio beneficioso, privamos a los extranjeros (y a nosotros mismos) de aquello que mejor elaboramos, a la vez que nos privamos a nosotros mismos de lo que los extranjeros realizan mejor.

La desventura no acaba aquí, sino que nuestros propios vecinos, y ante los efectos tan incomprendidos de la medida, pueden optar por hacer exactamente lo mismo que acabamos de hacer nosotros, es decir devaluar su propia moneda buscando los aparentes mismos beneficios que obtenemos nosotros. Exactamente el mismo proceso se dará en su país, a saber, detraerán recursos de lo que mejor saben hacer para dedicarse a lo que comparativamente peor hacen. En definitiva, puede parecer que si todo el mundo devalúa su moneda todos están mejor, sin embargo un análisis económico algo más exhaustivo nos muestra que los resultados de tan infausta medida es una erosión del principio esencial económico de la división del trabajo (o división del conocimiento), que por fuerza ha de traer un empobrecimiento generalizado de quienes caen en las garras del cortoplacismo económico.

Inevitable subida de precios

La supuesta ganancia de competitividad que provoca una devaluación es una ganancia exclusivamente transitoria, centrada en una disminución artificial del término de intercambio que acabará revirtiendo, volviendo a sacar a la luz, e incluso empeorando los problemas estructurales de cualquier economía. Efectivamente el aumento temporal de exportaciones se dará aunque nada en las condiciones de producción haya cambiado, es decir, no hay ningún ingenio empresarial nuevo, ni un descubrimiento de necesidades insatisfechas, ni ha habido una innovación tecnológica, ni un mejor aprovechamiento de factores, todo se reduce tan solo a un factor puramente monetario. Ante la súbita nueva demanda de bienes internos, se producirá paralelamente una mayor entrada de divisas en el país, esto tenderá a provocar una inflación que lleve al alza los precios internos, con la consiguiente nueva pérdida de competitividad en mercados externos.

Podría pensarse que durante este proceso lo único que ha ocurrido es que ha habido más personas trabajando y por tanto se ha creado más riqueza que en ausencia de la medida, sin embargo, las personas contratadas lo han sido por error, en sectores en los que nunca debieron ser contratadas, es decir, se han llevado factores productivos a sectores que no son viables, o que tan solo lo son en función de nuevas devaluaciones. Además de personas contratadas en proyectos inviables, se han producido bienes de capital y han sido puestos a disposición de estos proyectos, y en la medida en que estos no sean convertibles, habremos desperdiciado ingentes recursos materiales, tal y como se explica en el siguiente punto.

Bienes de capital y tiempo

Una de las consecuencias de la devaluación, tal como se ha indicado anteriormente, es que bienes que antes no era rentable producirlos en el interior, y gracias al impuesto oculto que supone el encarecimiento de las importaciones, se convierten, de la noche a la mañana en lucrativos negocios. Pero la puesta en marcha de una producción anteriormente inexistente, o bien un aumento considerable en la producción de un producto que ya se producía no es algo que se pueda ser llevado a cabo sin más inmediatamente. Suponiendo que no existe una perfecta convertibilidad de los bienes de capital, y es perfectamente comprensible suponerlo (una cementera no sirve para transportar viajeros y un avión no sirve para fabricar cemento), podemos afirmar que la fabricación de estos productos que antes se manufacturaban en el exterior llevará un periodo de tiempo más o menos prolongado que se produzcan en territorio nacional. Este periodo va a depender de las etapas productivas que preceden al bien en cuestión, y de si estas ya eran llevadas a cabo internamente o no. En cualquier caso, para la nueva producción se necesitará detraer recursos de otras ramas productivas no solo en la elaboración del propio producto, sino también en la de los bienes de capital necesarios para fabricarlos.

Perpetuación de los problemas

Una forma de ver a la crisis económica es como el proceso que permite sanear y restructurar el conjunto de malas inversiones producidas en la época de la exuberancia crediticia, es decir, los oferentes de bienes y servicios se adaptan a las exigencias de los consumidores. Este es un proceso en el que necesariamente ciertos empresarios deben abandonar modelos productivos que ya no son rentables, asumiendo que los bienes de capital que permitían la producción de las ramas no viables apenas tienen ahora un valor que es una pequeña fracción del valorado anteriormente. En otras palabras, se tiende a reajustar los precios de ciertos factores a la baja (los menos valiosos para los consumidores), mientras que otros tenderán a subir su precio (aquellos más valorados por los consumidores), los procesos productivos que menos valor creen deben liberar factores para que puedan ser empleados en aquellos usos que más aprecian los consumidores.

Como ya hemos mencionado en varias ocasiones, una devaluación provoca una disminución del valor por igual en todos los factores productivos en relación con el exterior, es decir vuelve a hacer rentables transitoriamente los negocios que antes no lo eran y por lo tanto, los factores productivos que deberían ser liberados para acudir a otros procesos productivos serán conservados por los tan solo temporalmente rentables negocios. Se impide el necesario reajuste de la economía, haciendo que los factores estén retenidos en procesos que son incapaces de crear valor, y que tan pronto aumente la inflación se volverá a hacer patente su incapacidad para mantenerse sin nuevas devaluaciones.

Estabilidad cambiaria

Si algo diferencia al comercio exterior del comercio interior es precisamente la unidad de cuenta empleada en las transacciones, a nadie parece importunar que la región de Murcia pueda tener una “balanza comercial deficitaria” en relación con sus vecinos de Alicante, y es que los agentes económicos de ambas regiones pueden coordinarse de manera muy efectiva, cualquier desequilibrio que se pueda dar, va a tender a corregirse automáticamente, ya que suponiendo un intercambio exclusivamente bilateral, esa balanza comercial deficitaria es harto difícil que dure por siempre (en ausencia de subvenciones y redistribuciones de renta), ya que los alicantinos tarde o temprano exigirán una contrapartida por los bienes y servicios proporcionados a sus vecinos.

Existe también el riesgo que conlleva las posibles fluctuaciones en el tipo de cambio y que dificultan el cálculo económico de los agentes. Si los empresarios en sus transacciones tienen que calcular y hacer predicciones sobre otras unidades de cuenta en diferentes regiones, se entorpece su coordinación y se complica la división del trabajo y el mutuo intercambio beneficioso. Si además esta decisión queda a la arbitraria decisión de una persona o grupo de personas, mayores desincentivos y peligros conllevará realizar intercambios entre diferentes zonas geográficas.

Es por ello que el sistema que mejor coordina internacionalmente a los agentes será aquel que proporcione la mayor estabilidad en el tipo de cambio, y en última instancia esto es cumplido más diligentemente por el sistema que hace que todos los agentes tengan la misma unidad de cuenta, esto es, el patrón oro. En efecto, aunque existen muchas otras razones y muy poderosas para la vuelta hacia el patrón oro, la estabilidad internacional en el tipo de cambio y la necesaria coordinación internacional de los agentes para extender la división del trabajo (conocimiento) tanto como sea posible, es un argumento adicional para volver a utilizar el oro como base monetaria.

La Revolución Americana

La Revolución Americana

Autor:

La ilustración racional y humanitaria del siglo XVIII hizo mucho por el bienestar de la humanidad, pero poco por promover las garantías de la libertad. El poder se empleó mejor que antes, pero no abdicó.

En Inglaterra, el país más avanzado, los ímpetus que la Revolución Inglesa dio al progreso se habían agotado y la gente empezaba a decir, ahora que se había superado el peligro jacobita, que no quedaba entre los partidos ningún asunto que hiciera que les mereciera la pena a los hombres cortar el gaznate de los demás. El desarrollo de la filosofía whig se controlaba por la tendencia práctica al compromiso. El compromiso distinguía al whig del parlamentario, el hombre que tenía éxito del que fracasaba, el hombre que enseñaba política al mundo civilizado del hombre que se dejaba su cabeza en Temple Bar.

La Guerra de Siete Años renovó la marcha interrumpida al implicar a América en las preocupaciones de Europa e hizo que las colonias reaccionaran en la metrópoli. Fue una consecuencia que siguió a la conquista de Canadá y el acceso al trono de Jorge III. Los dos acontecimientos, que ocurrieron en rápida sucesión, plantearon la cuestión americana.

Un viajero que visitó América unos años antes informaba de que allí había mucho descontento y que se espera la separación no mucho después. Ese descontento estaba desactivado mientras un gran poder militar sostuviera Canadá.

Dos consideraciones reconciliaban a los colonos con las desventajas que tenía la conexión con Inglaterra. La flota inglesa protegía el mar contra los piratas; el ejército inglés protegía la tierra contra los franceses. Lo primero era deseable; lo segundo era esencial para su existencia. Cuando despareció el peligro en el lado francés podría hacerse muy incierto si patrullar el Atlántico merecía el precio que América tenía que pagar por ello. Por tanto Montclam predijo que los ingleses, si conquistaban las colonias francesas, perderían las suyas.

Muchos franceses veían esto con satisfacción y la probabilidad era tan manifiesta que también lo veían los ingleses. Les interesaba fortalecer su posición con nuevas garantías en lugar de esa garantía suprema que habían perdido con su victoria en Quebec. Esa victoria, con la enorme adquisición de territorio que la siguió, no supondría ningún aumento de poder imperial si aflojaba el control de las colonias atlánticas. Por tanto, las política del momento fue aplicar las reclamaciones existentes y obtener un reconocimiento inequívoco de la soberanía inglesa.

El método más rentable para hacerlo era en forma de mayores impuestos, pero los impuestos son algo menor en comparación con el establecimiento de una autoridad indiscutible y una sumisión incuestionable. Los impuestos podrían ser nominales, si el principio quedaba a salvo. No faltarían formas y medios en un imperio que se extendía de la Bahía de Hudson al Golfo de México. Por el momento, no se necesitaba dinero, sino lealtad. El problema era nuevo, pues la era de la expansión había llegado de repente, en oriente y occidente, por la acción de Pitt y Pitt ya no estaba en el cargo para encontrar la solución.

Entre los whigs, que eran un partido fracasado y desacreditado, había hombres que ya conocían la política por la que desde entonces se había levantado el imperio: Adam Smith, Dean Tucker, Edmund Burke. Pero la gran masa iba con los tiempos y sostenía que el objeto de la política es el poder y que cuanto más extendiera el dominio, más debía retenerse por la fuerza. La razón por la que el libre comercio es mejor que el dominio era un secreto oscuramente enterrado en el pecho de los economistas.

Mientras que la expulsión de los franceses de su imperio transatlántico dominaba la situación, la dificultad inmediata se produjo por el nuevo reinado. El derecho a inspeccionar hogares y barcos en busca de contrabando se realizaba con ciertas autorizaciones llamadas órdenes de asistencia, que no requerían ninguna indicación concreta, ni juramento o evidencia y permitían la visita sorpresa de día o de noche. Fueron creadas bajo Carlos II y tenían que renovarse dentro de seis meses después del fallecimiento del rey. La última renovación se había hecho al morir Jorge II y ahora se pretendía que debería ser eficaz y proteger los ingresos frente a contrabandistas.

Muchas cosas habían cambiado entre 1727 y 1761 y las colonias habían crecido para ser más ricas, confiadas y orgullosas. Afirmaban extenderse hasta el Mississippi y no tenían franceses o españoles en sus fronteras. Prácticamente no había vecinos salvo Inglaterra y tenían un patrimonio como ningún inglés hubiera soñado. La letra de la ley, la práctica de la última generación, no eran un argumento para los herederos de una riqueza y poder sin límites y no les convenció de que tendrían que perder por la ayuda que habían dado contra Francia.

Los juristas americanos argumentaban que esto era válido para el derecho inglés, pero no podía aplicarse con justicia a América, donde no existían las mismas salvaguardas constitucionales, donde los casos se juzgarían por jueces sin jurado, por jueces que podían destituirse a capricho, por jueces a los que se pagaba con tasas que aumentaban con el valor de la propiedad confiscada y estaban interesados en sentenciar contra el importador americano y a favor de las rentas públicas. Era un argumento técnico y pedestre que cualquier jurista podía entender sin sobrepasar los límites del pensamiento convencional.

Luego habló James Otis y elevó la cuestión a otro nivel, en uno de los discursos memorables de la historia política. Suponiendo, pero no admitiendo, que los funcionarios de aduanas de Boston estuvieran actuando legalmente y dentro del estatuto, entonces, dijo, el estatuto estaba equivocado. Su acción podía estar autorizada por el parlamento, pero si fuera así, el parlamento había excedido su autoridad, como Carlos con su “ship money” y Jacobo con el poder de dispensa. Hay principios que anulan precedentes. Las leyes de Inglaterra pueden ser algo muy bueno, pero existe una ley superior.

El tribunal decidió a favor de la validez de las órdenes y John Adams, que estuvo en el juicio, escribió mucho después que en ese momento nació la hija Independencia. La opinión inglesa triunfó en el momento y el gobernador escribió a su casa que los murmullos cesaron pronto. Los estados, y en definitiva Estados Unidos, rechazaban las concesiones generales y desde 1817 están de acuerdo con el derecho de Inglaterra. Por tanto, en ese punto, las colonias tenían razón.

Luego se planteó la cuestión más amplia de los impuestos. Se admitió la regulación de tráfico externo. Inglaterra patrullaría el mar y protegería a América del contrabando y la piratería. Podría reclamarse razonablemente alguna remuneración, pero tendría que obtenerse de una forma que no impidiera y prohibiera el aumento de riqueza. Sin embargo, las restricciones a la industria y el comercio se idearon para beneficiar a Inglaterra y dañar a sus colonias.

[Los americanos] reclamaban que debería llegarse a un acuerdo que beneficiara a ambos. No llegaron a afirmar que tendría que beneficiarles solo a ellos, sin pensar en nosotros, lo que es nuestra política en nuestras colonias en este momento. La demanda no fue excesiva en su origen. Es la base para la acusación de que la disputa, en ambos bandos, era un asunto de intereses sórdidos. Veremos que es más que solo decir que el motivo era el imperio por un lado y el autogobierno por el otro. Era una cuestión entre libertad y autoridad, gobierno por consentimiento y gobierno por fuerza, el control del súbdito por el estado y el control del estado por el súbdito.

El asunto no se planteó nunca definitivamente. En Inglaterra se había resuelto desde hacía mucho. Se había resuelto que el legislativo podía, sin vulnerar ninguna ley ética o constitucional, sin perder su autoridad o exponerse a una justa revuelta, hacer leyes dañinas para el sujeto en beneficio de la religión o el comercio ingleses. Si se abandonaba ese principio en América, no podría mantenerse en Irlanda y la bandera verde podría ondear en el Castillo de Dublín.

No era un remanente de la edad media. Tanto al opresión de Irlanda como la opresión de América eran obra de la escuela moderna, de gente que ejecutó a un rey y expulsó a otro. Fue obra del parlamento, de los parlamentos de Cromwell y Guillermo II. Y el parlamento no consentiría renunciar a su propia política concreta, su derecho a fijar impuestos.

La corona, el clero, la aristocracia eran hostiles a los americanos, pero el enemigo real era la Cámara de los Comunes. Las antiguas garantías europeas para un buen gobierno resultaron ser una protección insuficiente contra la opresión parlamentaria. La propia nación, actuando a través de sus representantes, tenía que someterse a control. El problema político que planteaba el Nuevo Mundo era más complicado que los sencillos asuntos de los que ocupaban hasta entones al Viejo. Se había hecho necesario invertir la corriente de la evolución política, para limitar a confinar el estado, que era el orgullo que exaltaban los modernos.

Era una nueva fase en la historia política. La Revolución Americana innovó la Revolución Inglesa, igual que la Revolución Inglesa innovó la política de Bacon o Hobbes. No había tiranía a atacar. Los colonos eran de muchas maneras más completamente sus propios señores que los ingleses en su hogar. No se habían criado con una sensación de un error intolerable. De lo que se trataba era de algo muy sutil y refinado y requería una gran cantidad de mala gestión para hacer irreconciliable la riña.

Los sucesivos gobiernos ingleses cambiaron de postura. Probaron con una Ley del Sello, luego con un tasa al té y otros artículos, luego solo el té y por fin algo incluso menor que la tasa del té. En una cosa eran coherentes: nunca abandonaron el derecho a fijar impuestos. Cuando los colonos, instigados por Patrick Henry, se resistieron al uso de sellos y Pitt contestó que si se hubieran resistido, el parlamento daría paso a esa medida concreta, declarando que mantenía el disputado derecho. Townshend fijó una serie de impuestos a las importaciones, que produjeron unas trescientas libras y fue destituido por Lord North.

Luego se pensó en un ingenioso plan, que aplicaría el derecho a fijar impuestos, pero no se notaría en los bolsillos americanos y, en realidad, pondría dinero en ellos en forma de soborno. Se permitió a los indios orientales llevar té a los puertos americanos sin pagar tasas en Inglaterra. Se suspendieron las leyes de navegación para que la gente de Nueva Inglaterra pudiese beber té barato, sin hacer contrabando.

La tasa en Inglaterra era de un chelín por libra. La tasa en América era de tres peniques por libra. Se perdonaba el penique, de forma que las colonias solo tenían una tasa de tres peniques en lugar de pagar quince. El bebedor de té de Boston obtenía éste más barato que el bebedor de té de Bristol. El ingreso s sacrificaba, se incurría en pérdidas, para gratificar a los colonos descontentos. Si se quejaban por pagar más por un producto, ¿cómo podrían quejarse por pagar menos por el mismo producto?

Para dorar más la píldora, se propuso que los tres peniques se deberían recaudar en los puertos británicos, de forma que los americanos no percibirían nada más que la donación, nada más que el bienvenido hecho de que su té era más barato y debería prescindirse completamente del sabor amargo en él. Eso habría desbaratado todo el plan. El gobierno no habría oído hablar de ello. América iba a tener té barato, pero iba a admitir el impuesto. El sórdido propósito quedaba de nuestro lado y solo se mantenía el motivo constitucional, en la creencia de que el único elemento sórdido prevaleciera en las colonias.

Esos tres peniques destruyeron el imperio británico. Doce años de constante controversia, apareciendo siempre de forma diferente bajo distintos ministros, dejaban que la mente del gran estado padre estaba decidida y que todas las variaciones del asunto eran ilusorias. Los americanos se volvieron cada vez más obstinados al eliminar la sórdida cuestión del interés con la que habían empezado.

Al principio habían consentido las restricciones impuestas bajo las leyes de navegación. Ahora las rechazaban. Uno de los barcos de té en el puerto de Boston fue abordado por la noche y los cajones de té echados al Atlántico. Fue el suave inicio de la mayor revolución que nunca se haya dado entre hombres civilizados.

La disputa se había reducido a su expresión más simple y se había convertido en una mera cuestión de principios. El argumento de las concesiones, el argumento de la constitución, fue descartado. El caso se disputó sobre la base de la ley natural, hablando más propiamente, del derecho divino. Esa tarde del 16 de diciembre de 1773 se convirtió, por primera vez, en la fuerza reinante en la historia. Por las reglas del derecho, que se habían obedecido hasta entonces, Inglaterra tenía mejor derecho. Por el principio que se inició entonces, Inglaterra no tenía razón y el futuro pertenecía a las colonias.

El espíritu revolucionario se había transmitido de las sectas del siglo XVII a las concesiones coloniales. Ya en 1638 un predicador de Connecticut dijo: “La elección de magistrados públicos corresponde al pueblo, por concesión propia de Dios. El que tienen el poder de nombrar funcionarios y magistrados, tiene asimismo el poder de establecer los límites del poder e imponérselo a los que ocupen los puestos”.

En Rhode Island, donde el Capítulo real era tan liberal que duró hasta 1842, todo el poder volvía anualmente al pueblo y las autoridades tenían que someterse a elecciones. Connecticut tenía un sistema tan acabado de autogobierno en los pueblos que sirvió de modelo para la Constitución federal. Los cuáqueros de Pennsylvania se ocupaban de sus asuntos sin privilegios, ni intolerancia ni esclavitud ni opresión. No fueron al desierto para imitar a Inglaterra. Muchas colonias estaban en muchos aspectos muy adelantadas respecto de la madre patria y el estadista más avanzado de la Commonwealth, Vane, se había formado en Nueva Inglaterra.

Después de la ira a bordo del Dartmouth en el puerto de Boston, el gobierno resolvió coaccionar a Massachusetts y se reunió un Congreso continental para buscar medios para su protección. Se enviaron tropas británicas a destruir almacenes militares que se habían creado en Concord y fueron atacadas en Lexington, en la marcha de ida, así como a la vuelta. El incidente de Lexington del 19 de abril de 1775 fue el principio de la Guerra de Independencia, que empezó con el sitio de Boston. Dos meses después, se produjo la primera batalla en Breed’s Hill, o Bunker Hill, que son pequeñas cumbres que rodean el pueblo, y los colonos fueron rechazados con pocas pérdidas.

La guerra que siguió y duró seis años, no resulta ilustre en los anales militares y nos interesa principalmente por el resultado. Después de la primera batalla las colonias se declararon independientes. Virginia, actuando solo en nombre de sí misma, fue la primera. Luego el gran revolucionario, que era el líder de Virginia, Jefferson, escribió la Declaración de Independencia, que fue adoptada por los restantes estados. Era demasiado retórica como para ser científica, pero citaba la serie de idea que la controversia había llevado al frente.

Se enviaron treinta mil soldados alemanes, la mayoría de Hesse Cassel, que al principio tuvieron un éxito parcial, pues estaban apoyados por la armada, a la que los estuarios llevaban muy al interior. Donde el ejército europeo no tenía esa ventaja, las cosas fueron mal. Los americanos atacaron Canadá, esperando ser bienvenidos por los habitantes franceses que tan recientemente se habían convertido en súbditos británicos. El ataque fracasó estrepitosamente por la muerte del general Montgomery ante las murallas de Quebec y los colonos franceses permanecieron leales.

Pero fracasó una expedición enviada desde Canadá contra Nueva York realizada por Burgoyne. Éste apenas había alcanzado el Hudson cuando se vio obligado a rendirse en Saratoga. El Congreso de los Estados, que dirigía sin energía las operaciones, deseaba que no se observaran los términos de la rendición y que los 5.000 prisioneros ingleses y alemanes, en lugar de ser enviados a casa, fueran detenidos hasta poder ser intercambiados. Washington y sus oficiales hicieron saber que, si se hacía esto, dimitirían.

La derrota británica en Saratoga es el acontecimiento que determinó el resultado del conflicto. Puso fin a las vacilaciones de Francia. El gobierno francés tenía que recuperar el puesto que había perdido en la última guerra y veía el curso de los acontecimientos como una evidencia de que la resistencia americana no se derrumbaría. Al final de 1777, la victoria de Saratoga proporcionó la prueba necesaria. Se permitió acudir a voluntarios y se envío mucho material de guerra a través de la agencia de un poeta cómico. Una vez se concluyó un tratado de alianza, se envío al mar una pequeña armada y en marzo de 1778 se informó a Inglaterra de que Francia estaba en guerra con ella. A Francia le siguió España y después Holanda.

Era evidente desde el principio que la combinación era más de lo que Inglaterra podía esperar afrontar. Lod North renunció de inmediato. Se ofreció a satisfacer las demandas americanas y pidió que Chatham ocupara el cargo. Desde el momento en que su vieja enemiga, Francia, apareció en escena, Chatham se volvió apasionadamente belicista. El rey estuvo de acuerdo en que deberían pedírsele asumir el ministerio, pero rechazó verle. América rechazó las iniciativas inglesas, cumpliendo con su tratado con Francia. La negociación con Chatham se volvió imposible. No fue una desgracia, pues moriría pocas semanas después, acusando al gobierno y la oposición.

Luego vino esa fase de la guerra durante la cual la armada de Francia, bajo d’Orvilliers en al Canal de la Mancha, bajo Suffren en el este, bajo d’Estaing y De Grasse en el oeste, se mostró igual a la armada de Inglaterra. Fue por la flota, no por las fuerzas terrestres, como se ganó la independencia americana. Pero fue por los oficiales del ejército por lo que las ideas americanas, suficientes para subvertir cualquier estado europeo, se trasplantaron a Francia. Cuando De Grasse expulsó de aguas virginianas a la flota inglesa, Cornwallis rindió el ejército al sur de Yorktown, como Burgoyne había rendido al ejército del norte en Saratoga.

Los whigs reconocieron la independencia de las colonias, como había hecho el norte dos meses antes, cuando intervino Francia. Los términos de la paz con las potencias europeas fueron más favorables con el éxito final de Rodney en Dominica y Elliot en Gibraltar, pero la reputación bélica de Inglaterra cayó al punto más bajo desde la Revolución Inglesa.

Los americanos procedieron a darse una Constitución que les mantendría juntos más eficazmente que el congreso que les guió durante la guerra y realizaron una convención para ese fin en Philadelphia durante el verano de 1787. La dificultad era encontrar términos de unión entre los tres grandes estados (Virginia, Pennsylvania, Massachusetts) y los más pequeños, incluido Nueva York.

Los grandes estados no permitirían un poder igual a los demás, los pequeños no se permitirían verse ahogados por meros números. Por tanto, se dio una cámara a la población y la otra, el Senado, a los estados en términos iguales. Todo ciudadano iba a someterse al gobierno federal, así como al de su propio estado.

Se limitaron los poderes de los estados. Los poderes del gobierno federal se enumeraron en la práctica y así los estados y la unión se equilibraban entre sí. Ese principio de división fue la restricción más eficaz en la democracia nunca ideada, pues el ambiente de la Convención Constitucional fue tan conservador como revolucionaria era la Declaración de Independencia.

La Constitución Federal no se ocupaba de la cuestión de la libertad religiosa. Las normas de elección el presidente y también las del vicepresidente resultaron un fracaso. Se deploraba, denunciaba y mantenía la esclavitud. La ausencia de una definición de derechos estatales llevó a la guerra civil más sanguinaria de los tiempos modernos. Medida en la escala de liberalismo, el instrumento, tal y como estaba, era un fraude monstruoso. Y aún así, por el desarrollo del principio del federalismo, ha producido una comunidad más poderosa, próspera, inteligente y libre que cualquier otra que haya visto el mundo.

Los principios del liberalismo en la Inglaterra del siglo XVII

Los principios del liberalismo en la Inglaterra del siglo XVII

Al principio del siglo XVII, prácticamente todo el comercio exportador de Inglaterra consistía en telas de lana sin acabar, que se enviaban a Holanda para su acabado y teñido y eran reexportadas al norte a cambio de grano. En la década que siguió a la paz con España en 1604, floreció el comercio de la lana, y por tanto la economía inglesa. Pero el rechazo parlamentario a aprobar más impuestos en protesta contra la creciente presión fiscal, así como la persecución del clero puritano, llevó en 1614 a la disolución del Parlamento por la Corona.

En busca de ingresos, la Corona decidió entonces crear nuevos monopolios, y esta intromisión en el vital comercio de la lana tuvo resultados desastrosos. A partir de la propuesta de Alderman Cockayne, de la Eastland Company,el gobierno suspendió la concesión a los Merchant Adventurers (un intento de monopolio en la exportación de telas sin acabar) y prohibió completamente la exportación de telas sin acabar sobre la que se basaba la prosperidad de Inglaterra. En su lugar, se otorgó una nueva concesión a una asociación de los mercaderes de la Eastland Company y la Levant Company en una nueva compañía, los King’s Merchant Adventurers, que tuvieron un monopolio legal de la exportación de telas acabadas y teñidas, del que la mitad de los beneficios iban a pagarse a la Corona.

El gobierno inglés no se dio cuenta de que los ingleses no estaban equipados técnicamente para acabar y teñir las telas: los altos costes de acabar los productos laneros en Inglaterra dejaban un campo abierto a la aparición de una nueva industria competitiva de telas en el continente. Por consiguiente, las exportaciones laneras inglesas cayeron a un catastrófico un tercio en dos años y la abolición de la prohibición en 1616 no podía conseguir reavivar el comercio de telas. La industria inglesa abrumada a impuestos no solo tenía que competir con la industria de bajo coste del continente, sino que el estallido de la Guerra de los Treinta Años en 1618 produjo un envilecimiento de las monedas en todo el continente, un envilecimiento que ayudaba a las exportaciones de los países que la envilecían a costa de otros países como Inglaterra. La renovación de la guerra en Holanda en 1622 afectó aún más a este vital mercado y la consecuencia fue una continua gran depresión en Inglaterra en la década de 1620, depresión y desempleo concentrados particularmente en los centros pañeros de East Anglia y el West Country.

Temeroso de levantar la oposición desencadenada por la depresión, el gobierno intentó desesperadamente aliviar a las víctimas de la depresión manteniendo los niveles salariales a un nivel alto e impidiendo que cayeran las compañías en operación. El resultado fue solo prolongar e intensificar la depresión que el gobierno trataba de curar: los salarios artificialmente altos agudizaron el desempleo en los centros pañeros e impusieron mayores costes en un sector ya con costes altos, soportar productores ineficientes desperdició más capital y arruinó a los acreedores y el dominio de las ineficientes empresas monopolísticas se reforzaba al mismo tiempo en que la salvación del sector solo podía lograrse con una competencia más libre y el escape de los impuestos y la regulación del gobierno. Las compañías monopolísticas sobrecapitalizadas se vieron especialmente golpeadas por la depresión: Las compañías de la Indias Orientales y de Moscovia dejaron de pagar a sus acreedores y las dificultades de la Compañía de Virginia resultantes del monopolio público del tabaco le llevaron a su disolución. De ahí la asunción real del poder sobre la colonia de Virginia.

Una luz creciente en el horizonte económico fue la exportación de “nueva mercería” ligera fabricada libre del control del gobierno y sobre la que no había recaído ninguna empresa monopolística. La exportación de esta nueva mercería se estaba desarrollando en el sur de Europa en la década de 1620. El contraste de fortunas de las dos ramas del comercio de telas era demasiado grande como para ser ignorada: la conexión entre libre comercio y crecimiento económico y entre privilegios y declive se estaba haciendo evidente para los contemporáneos.

En parlamentos sucesivos, los representantes del pueblo reclamaron libertad en asuntos económicos y políticos y acabar con restricciones, monopolios e impuestos públicos que habían producido la depresión que asolaba el país. El gobierno respondió como suele hacerlo, encarcelando a los líderes de la oposición, como Sir Edwin Sandys y Lord Saye and Sele, por defender el libre comercio, radicalismo e interferencia en la recaudación de impuestos.

El Parlamento de 1624 presentó una lista de agravios en protesta contra la moratoria emitida a deudores frente a sus acreedores, contra los aumentos en funcionarios y gastos públicos, contra aranceles e impuestos extraordinarios, contra el uso de informadores del gobierno y la aplicación de regulaciones y controles y contra las compañías comerciales monopolísticas, que eran consideradas popularmente sencillamente como bandas de ladrones, de la Compañía de las Indias Orientales al Consejo de Nueva Inglaterra.

El Parlamento terminó aprobando la Ley Contra Monopolios, mediante la cual se prohibían todos los monopolios y todas las proclamaciones que los impulsaran. Al contrario que en la depresión de la década de 1550, que había llevado a la indiscutida creación de monumentales controles del gobierno sobre la economía, la depresión de la década de 1620 fue testigo de un intento de liberalización al eliminar las regulaciones que habían causado la crisis. El movimiento para la abolición de monopolios y regulaciones públicas se convirtió en una pelea constitucional durante la mayor parte del siglo XVII en Inglaterra y tuvo una importante influencia en los colonos americanos, cuya migración fue fruto de los controles del gobierno.

Por muy claros que hubieran quedado los principios del liberalismo, la lucha por su aplicación en el siglo XVII apenas acababa de empezar.

Video: El Chapo Guzman pago 10 mdp a Miguel Angle Yunes, por su liberaracion

Video: El Chapo Guzman pago 10 mdp a Miguel Angle Yunes, por su liberaracion

 http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=TlQn6WVtN7E

España, Grecia, Italia, Irlanda y Portugal en manos del FMI

Hemos visto como semanas atrás un jubilado se suicidaba en Grecia por culpa de que los tecnócratas que están puestos por el FMI en el gobierno Griego, en la línea de “ajustes” económicos determinados por la organización de la “Lagarta”. Ya vimos como en su día quitaron de en medio a su antecesor el “pseudo-violador” Strauss Kahn y digo pseudo no por exculparlo, si no por que era un secreto a gritos lo que hacen muchos de estos altos cargos (lo mismo pasa en la cúpula de la UE) pero mientras son “útiles” parece que se les permitan todo tipo de prácticas.

Mucho se habla del “buen rollo” o la buena onda de los tiempos que están por venir y la verdad es que últimamente me cuesta creer cada vez más. Por múltiples causas, se habla de detenciones masivas de dirigentes y otro tipo de “teorías”, que a priori estarían muy bien, el problema que puedo ver de base es que si no es todo lo cierto que se dice o no llega lo suficientemente rápido, no va a quedar nadie para verlo.

Hay un dicho que dice algo tal que así “las buenas intenciones asfaltaron el camino hacia el infierno” y la verdad que es algo que tenemos que tener en cuenta, pues bajo ese paraguas de “nueva era” que se nos quiere hacer creer, lo único que puedo ver es que nadie hace nada. Ningún juez, ni policía, ni político Español, tiene o tendrá el suficiente poder para meter en la cárcel a ninguno de estos, pues mientras los órganos judiciales y policiales, estén a las ordenes de políticos nada se podrá hacer.

Como diría en amigo Hovik, el “amor mueve el mundo”…. jojojo.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=qCQDCC2d8Lc
Mientras en España se le sube el 10/20% de los medicamentos a los jubilados, cuando ya vimos que las medidas ya llevaron a un jubilado al suicidio en Grecia.

Vemos como Grecia está “estrenando” campos de concentración para inmigrantes y si lo he dicho bien “campos de concentración”, al más puro estilo de la FEMA en EE.UU y nadie se queja…. ¿Cuanto tardará España y los demás en “estrenar” sus nuevas instalaciones?

Seguir durmiendo Españolitos, el buen rollo creo que se quedó con los de la CIA-Comando Ashtar y los extraterrestres/terrestres han venido a seguir poniéndonos la bota encima y vamos camino al Gobierno Único. Solo os puedo decir algo que se desde hace tiempo, como diría el amigo Freixedo, están aquí desde hace mucho, pero no son nuestros amigos. Nosotros somos su ganado y esto es la granja humana.

Podéis pensar que deliro, podéis intentar mirar a otro lado, pero si no despertáis y os comenzáis a mover, seguiréis durmiendo para el resto de la eternidad. El anticristo que iba a sorprender a toda la humanidad y la iba a engañar ya lo conoceis, se llama Julian Assange, el resto si investigáis un poco lo encontraréis.

La verdad que muchos quieren callar a los disidentes y a los demás teneros en la búsqueda de verdades que nunca encontraréis o la vieja táctica de los EE.UU, te dan los documentos “importantes” pero solo tienes 2 días para leerlos y resulta que te los han dado en medio de 5.000 documentos sin importancia, pero lo siento hay muchas voces que nunca callaran y esas voces son de consciencia y antes o después os atraparán si no hacéis nada, la pasividad es la muerte en vida. ¡DESPERTAR!

Camino al Gobierno Único……..

Aquí os dejo un viejo programa de TV que recuperé del olvido, donde podemos ver a “oficialistas” y “alternativos”, entreteniendo al personal, mi queja no viene por como se comportan los “oficialistas” si por lo menos debatieran de forma inteligente, pero si alguien puede fijarse como el encargado de “NASA” se encarga de desprestigiar a los “no titulados” y en cambio no puede hacer más que callar frente a un Teniente Coronel que habla sin tapujos de “TODO” incluido de quien Gobierna al mundo, ese poder que fue juez y parte en la muerte de Andreas Faber Kaiser.

Esta batalla lleva muchos años jugandose y es hora de terminarla, despertar personas del mundo, el Gobierno Único se acerca. Puede parecer que mezclo temas al azar y nada está más lejos de la realidad, todo tiene que ver con todo, ya es hora de que abráis los ojos y no miréis en una sola dirección como los animales “manipulados”.

http://www.youtube.com/watch?v=Rj9YXExb9iY&feature=player_embedded

 

El enfermo, su realidad, la demagogia, las leyes y el sucesor ¿Maduro?

El enfermo, su realidad, la demagogia, las leyes y el sucesor ¿Maduro?

El último informe médico indica que  nada mejora en el paciente. El cáncer sigue su rumbo. Los dos médicos de Brasil tras entregar su informe final se retiraron del equipo de consulta. Mencionaron a sus colegas que la negación que de la enfermedad manifiesta en cada aparición más la depresión que le provoca conocer la realidad y no poder compartirla con sus seguidores son los dos principales enemigos de una recuperación. Por cierto que un enviado de Lula, me dicen desde Sao Paulo, llegará el viernes para conversar con el enfermo antes de que retorne a Cuba el sábado. Su deseo es seguir peleando hasta el final con los “majunches”. Su última cadena fue muy bien estudiada para que no se notara su esfuerzo en moverse tras los dolores en la zona pélvica. Lo veremos en apariciones rápidas en cadena para firmar leyes que demagógicamente se anunciarán pero no podrán entrar en vigencia. Tiene listo el nombramiento de Nicolás Maduro como Vicepresidente. Sería el primer empujón para que asuma la candidatura roja si él no puede seguir al frente. Ya lo murmuraron ayer en la reunión del PSUV. Varios dijeron que Maduro aún estaba verde. Hay sorpresas

 

RUNRUNES

ALTO

SEMANA DURA:

Además de los naturales dolores de un cáncer que sigue avanzando y que, por ahora, no se detiene, al paciente le tocó recibir, con todos los detalles y prognosis incluida, el informe mas determinante de las dolencias que sufre. Acompañado de dos de sus hijas y de Fidel, su padre putativo, el caudillo recibió con estoicismo la relación minuciosa de sus males. Algo que si bien sabía o intuía se negaba a reconocer. Las discrepancias entre los galenos cubanos con sus contrapartes brasileños, venezolanos y españoles, en cuanto a la posibilidad de una cuarta operación, fueron superadas por esta mayoría con el criterio que los riesgos serían mayores que los beneficios. Igualmente las innecesarias radio y quimioterapias.

Más tarde de ese sábado el paciente y su entorno disfrutaron el encuentro de fútbol entre el Madrid y el Barcelona. La madrugada del domingo tuvo una afección pulmonar que le causó mucha molestia y por la que no pudo descansar como debía hacerlo por orden médica. Tuvo una baja de tensión reportada al equipo medico brasileño de 7/10 por lo que le fue estabilizada su respiración con el uso de oxígeno.

Bien señalamos en su momento que el viaje de Chavez a Cuba sería al menos por dos semanas. Ya no para más radioterapias o quimioterapias, sino más bien para mantenerlo al día con diferentes dosis de medicamentos que busquen, por un lado, aliviarle los dolores de las varias metástasis encontradas y, por el otro, brindarle una mejor calidad de vida. El caudillo ha estado quejándose de dolor en la parte superior del fémur debido a un exceso de radiaciones en esa parte del esqueleto y eso lo ha incomodado. Como previsión, esperan que se recupere antes de viajar a Venezuela, en principio mañana miércoles, aunque su regreso a la isla sería de nuevo a los pocos días. Un bastón que usa de vez en cuando en Cuba será disimulado si llegara el momento en que no pueda ocultarlo. El domingo se le practicó un nuevo scan toráxico. Al cabo de unas horas estaba recuperado y por ello Fidel Castro, su mentor y guardián, lo acompañó a un recorrido por las playas cubanas “para que el yodo marino te saque los residuos de la radioterapia¨.

Los reportes del asesinato del general Wilmer Moreno prendieron de nuevo las alarmas y el nerviosismo tras la entrega a la DEA, como cooperante, del magistrado del TSJ y General Eladio Aponte Aponte y el adelanto de sus testimonios con amplias pruebas de que una cantidad de juicios se realizaron sin ninguna legalidad, sin permitírse la defensa y sólo con el interés político de meter presos a distintas personas como escarmiento a los que discrepan del régimen. Temen a la avalancha de casos que puedan ser presentados, con tan autorizada evidencia, en las diferentes instancias globales de los Derechos Humanos…

MEDIO

LOS OBJETIVOS:

Los rumores estuvieron circulando con intensidad inusitada durante todo el fin de semana. Son apenas el comienzo de lo que será correr y regar mentiras o especulaciones que habrán de acelerarse ante el deterioro bien sea del caudillo comandante o del candidato digitalizado por su voluntad. La falta de información es utilizada por el régimen para crear el caos entre la población, bien sea la afecta a ellos o la de la oposición democrática. El objetivo del gobierno es tapar otros escándalos públicos que lo afectan. El caso Aponte Aponte así como el asesinato del general Wilmer Moreno quedan relegados con la cadena de rumores sobre la salud presidencial que llegaron a afirmar que había fallecido en Cuba.

Ante esas dos informaciones y desde el más alto nivel gubernamental se giraron instrucciones como ésta, desde la ¨Sala Situacional”: “CASO DEL EX MAGISTRADO APONTE APONTE.Según fuentes abiertas y noticias de carácter público, el ex – magistrado del TSJ habría negociado con la DEA, obteniendo una carta de entrada a los EEUU, a cambio de revelar datos o informaciones que perjudiquen al gobierno bolivariano,Las matrices de opinión que se están formando giran en torno a los siguientes ejes temáticos: 1.-Eladio Aponte Aponte entregó expedientes donde se mencionan a varios funcionarios venezolanos, entre los que estarían el ministro del interior y su hermano, Cliver Alcalá y Rangel Silva-2.-El ex – magistrado no solo colabora con la DEA sino con el equipo del FBI en Miami y congresistas de USA”.-3.- Los expedientes que el juez tiene en su poder serían su carta bajo la manga.-4.- El ex embajador Roger Noriega destacó en su cuenta de Twitter que el ex magistrado estaba colaborando con las autoridades estadounidenses, presuntamente aportando información con relación al caso que se le sigue a Makled. “El Juez Eladio Aponte ya está en manos de la DEA, no detenido, cooperando” informó.A partir de estas informaciones preliminares, se puede predecir el desarrollo de un conjunto de OPSIC (entiéndanse operaciones psicológicas) y manipulaciones informativas al estilo de los “computadores de Reyes”, donde se va a reiterar el esfuerzo de vincular a Chávez con el narcotráfico.De allí la necesidad de preparar con una campaña de información oportuna: a. Alertar a la opinión pública sobre las OPSIC, empleando algunas vocerías y programas nuestros que se realizan en el sistema de medios públicos, igualmente en las redes sociales. (dando y dando, La Hojilla, Perez Pirela); b. Denunciar las verdaderas razones de los infundios y mentiras, reconstruyendo las maniobras que ha realizado el imperio anteriormente; c. Realizar un esfuerzo de inteligencia sobre las pruebas o expedientes que supuestamente involucran a nuestro gobierno y valorar los diversos escenarios que van a trabajar los enemigos en el terreno nacional e internacional. Hasta aquí la directriz enviada a los medios y cagatintas rojos. Ya podemos apreciar que se comenzó a prender dicho ventilador y se activó la campaña de distracción. Cada día tratarán de marcarnos, desde la gigante red de medios rojos, una matriz de opinion diferente ante la ausencia cada vez mas notoria del caudillo personalista…

BAJO

RECHAZO:

Tras una segunda reunión de militares radicales del llamado “proceso” el jefe de Estado dejó saber que tanto las presidentas de Argentina Cristina Kirchner como la de Brasil Dilma Rouseff, así como el ex presidente Lula da Silva, al tener conocimiento público -a través de esta columna- de las intenciones anunciadas por ese sector identificado con Chávez “como único elemento de protección a futuro” de asumir el control del país en la eventualidad de su desaparición, los tres la rechazaban y le habían pedido se los informara. Al decir esto se retiró y fue el presidente de Cuba, Raúl Castro, quien dirigió el encuentro que una vez más terminó sin acuerdo y más enredados que tan solo una semana atrás…

Venezuela desplazada por Colombia como la cuarta economía de la región

Venezuela desplazada por Colombia como la cuarta economía de la región

Venezuela fue desplazada por Colombia como la cuarta economía de la región al registrar un Producto Interno Bruto (PIB) inferior al de su vecino en 2011, indican las cifras del Fondo Monetario Internacional publicadas este miércoles, informa elmundo.com.ve.

Los datos del Fondo señalan que el PIB de Venezuela en 2011 llegó a $315.800 millones, mientras que el de Colombia se ubicó en $328.400 millones, superando al país en el puesto número cuatro de las economías más grandes de América Latina.

El año pasado Colombia estaba como la quinta economía de la región, pero logró escalar una posición, especialmente porque fueron menos afectados por la crisis financiera global, pues nunca entraron en recesión durante 2009 y 2010, años en los que el PIB venezolano cayó 3,2 y 1,5 respectivamente.

La lista de las economías más grandes de América Latina la sigue encabezando Brasil con un PIB de $2.492,9 millardos, poco más del doble del siguiente país, México que reporta $1.154,8 millardos.

El Fondo difundió hoy su informe Perspectivas económicas regionales detallando su análisis sobre América Latina. Tal como informaron la semana pasada, esperan que el PIB el país crezca 4,7%, mientras que para Colombia estiman una alza de 5,9%. De concretarse estas previsiones los colombianos mantendrían su posición sobre Venezuela.

 

Preocupación por las consecuencias del posible fin de la ayuda económica venezolana

Preocupación por las consecuencias del posible fin de la ayuda económica venezolana – por Emilio J. Cárdenas

Los dos países en los que presumiblemente ese impacto adverso sería mayor son claramente Cuba y Nicaragua. Pero Bolivia, Ecuador y la República Dominicana también sufrirían fuerte…

Hugo Chávez ha edificado una serie de opacas alianzas políticas sobre la base de conferir a sus socios ideológicos o circunstanciales un fuerte apoyo económico, que se materializa mediante regalos, préstamos a bajas tasas de interés y largos plazos o ventas de petróleo crudo y combustibles a precios subsidiados, con financiamiento a 25 años.

En el camino también ha permitido a sus aliados ideológicos hacer negocios ocultos en las respectivas operaciones comerciales concretas. La inolvidable “valija de Antonini Wilson” es tan sólo una pequeña muestra de lo que, en este último sentido, ha estado haciendo Hugo Chávez en la región. Sin reparar -para nada- en el principio de “no intervención en los asuntos internos de otros países”. Así Chávez ha perversamente comprado lealtades y generado -al propio tiempo- diversas dependencias.

Si -de pronto- Hugo Chávez fuera derrotado por Henrique Capriles en las elecciones presidenciales de octubre próximo (lo que luce cada vez más factible) o si su salud, ahora visiblemente deteriorada, derivara en el fin de sus días o en su incapacidad para poder seguir gobernando, los efectos directos de esas circunstancias podrían repercutir muy fuerte, más allá de las propias fronteras de Venezuela.

Los dos países en los que presumiblemente ese impacto adverso sería mayor son claramente Cuba y Nicaragua. Pero Bolivia, Ecuador y la República Dominicana también sufrirían fuerte por las consecuencias de la eventual desaparición de Chávez del escenario político regional. Además de Siria, país al que pese a sus barbaridades inhumanas Chávez sigue abasteciendo de combustibles. Por esto, algunos en todos y cada uno de esos países se preparan para enfrentar, en su caso, las posibles consecuencias.

Cuba depende de Venezuela para obtener nada menos que dos tercios del petróleo que consume. Recibe además abultados ingresos (hablamos de unos 5.000 millones de dólares por año) que Venezuela le paga por haber enviado unos 37.000 médicos, enfermeras, paramédicos y otros profesionales a prestar “servicios” en Venezuela. Esto último equivale nada menos que al 15% del PBI de Cuba. Una enormidad.

Si, de pronto, Cuba perdiera estos beneficios, su situación sería similar a lo sucedido al dejar de tener los hermanos Castro su anterior “patrón”: la Unión Soviética, a principios de la década de los 90, cuando la isla atravesara por enormes dificultades.

Cuba ha fracasado rotundamente en el desarrollo de su sector agropecuario. Por esto es hoy absolutamente incapaz de alimentarse y tiene que importar nada menos que el 70% de los alimentos que consume. Una atrocidad, de la que no se habla. Sin Venezuela a bordo -como dice Yoani Sánchez, “dejándose saquear por Cuba”- las dificultades del régimen castrista serían gruesas y el racionamiento en materia de alimentos de primera necesidad volvería a ser inevitable.

El caso de Nicaragua es también bastante complicado. Venezuela ha permitido a Daniel Ortega y a su esposa enriquecerse inmensamente en lo personal. Tienen el monopolio de las importaciones de combustibles desde Venezuela a Nicaragua y, además, el monopolio de las exportaciones de alimentos desde Nicaragua a Venezuela. Y lo aprovechan. Por ahora, al menos.

Nicaragua -como Cuba- también recibe petróleo venezolano, a precios subsidiados. Así genera unos 600 millones de dólares anuales. Asistencia que le permite mantener subsidiados los precios domésticos de la electricidad y del transporte, lo que conforma la base misma de la política populista del llamado “sandinismo”. Si esto desapareciera, la recesión sería rápida. Y profunda probablemente.

Curiosamente -como hemos señalado- también sufriría Siria que, como Irán, es un país al que Chávez considera su aliado estratégico. El petrolero venezolano “Negra Hipólita”, operado por PDVSA, ha hecho recientemente otras dos visitas, la última hace apenas pocos días, al puerto sirio de Baniyas, llevando combustible. Se estima que la última vez el buque habría descargado unos 700.000 barriles de crudo.

Cuba ha recibido, entre 2005 y 2011, más de 28.500 millones de dólares en subvenciones venezolanas. Nicaragua, unos 9.700 millones. Argentina, por su parte, unos 9.200 millones. Esto según cifras de Julio Borges, legislador de la oposición.

El nerviosismo por el futuro de Hugo Chávez trasciende ciertamente las fronteras de su propio país. Por razones ideológicas y políticas que son evidentes. Pero también por sus posibles consecuencias económicas inmediatas sobre el bienestar de muchos, que podría evaporarse.

* Emilio J. Cárdenas es Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

 

Argentina: ¡Pesadilla!

Argentina: ¡Pesadilla! – por Malú Kikuchi

*“No, no es verdad, todo es un sueño. Pero es real, dime tú, reina del mal, cuando voy yo a despertar”. La Oreja de Van Gogh

Tengo una pesadilla. Sueño que Federico Delgado, el fiscal de la Tragedia de Once, 51 muertos y 703 heridos (22/2/12) porque el juez Bonadío no pudo incluir al estado como querellante, acusa al estado (que regaló subsidios a TBA sin controlarlos), “de complicidad criminal con la tragedia”.

Tengo una pesadilla. Sueño que a pesar del fiscal de la causa, a pesar de los peritajes que demuestran que los frenos del Sarmiento dejaron de funcionar, lo mismo que los topes del Once, la concesionaria TBA sigue operando como si nadie hubiera muerto y no hubiera todavía heridos.

Tengo una pesadilla. Sueño que Sergio Shocklender “sueña compartir” en libertad sus dineros “esforzadamente construidos” a través de la fundación madres de Plaza de Mayo y Meldorek, mientras mamá Hebe, intocable cual vaca sagrada de la India, exhibe pública y groseramente su impunidad.

Tengo una pesadilla. Sueño que alguien, que no es Lenín, ni Trotsky, ni Marx, ni Mao, ni Fidel, ni siquiera Chávez, dice que “seguridad jurídica” y clima de negocios”, son palabras horribles (sic). Lo dice desde el congreso de la nación, el viceministro de economía de Argentina, Axel Kicillof, la nueva y rutilante estrella que nos va a estrellar, y ya ha empezado a hacerlo.

Tengo una pesadilla. Sueño que mientras Kicillof habla pestes de la pésima política energética de estos últimos años, lo hace acompañado del ministro De Vido y del secretario Cameron, directos responsables de esas políticas.

Tengo una pesadilla. Sueño que Argentina tiene desde 2004,  una empresa estatal energética, ENFARSA, perdón, ENARSA, que paga sueldos, alquileres, teléfonos, gas, electricidad (todo con nuestros impuestos), y sólo le ha aportado al país el dinero de la valija de Antonini Wilson, que llegó en un avión alquilado por ENFARSA. El dinero sigue en Ezeiza, sin reclamar.

Tengo una pesadilla. Sueño que el vicepresidente de la nación, Amado Boudou, está sospechado de tráfico de influencias y manejos turbios y que miente sobre sus amigos, que dice no conocer. Sueño que Ciccone quiebra, que la quiebra se levanta (a pedido de Boudou entonces ministro de economía, caso único en la historia) y es comprada por gente afín al vice.

Tengo una pesadilla. Sueño que la nueva Ciccone, PRIVADA, va a imprimir billetes oficiales de $100. En la pesadilla  pregunto por qué este estado estatizador no expropia Ciccone y la pone bajo la órbita de la casa de la moneda. ¡Van a imprimir billetes legales! Un negocio de US$ 50 millones.

Tengo una pesadilla. Sueño que los políticos que privatizaron YPF en 1992, y la vendieron a Repsol en 1998/9; los que en 2008 obligaron a Repsol a vender un 15 % de acciones a los Eskenazi, sin poner un $, a cambio de sacar del país ¡el 90%! de las ganancias que diera la empresa, son los que hoy la intervienen y mandan un proyecto de ley para expropiarla.

Tengo una pesadilla. Sueño que Cristina en diciembre 2010, hace sólo 16 meses, felicitaba a Brufau y a Eskenazi por el buen funcionamiento de Repsol/YPF. Sueño que el ministro De Vido, del que dependía la política energética del país, es el interventor, con Kicillof, de la nueva YPF.

Tengo una pesadilla. Sueño que en verdad una nación tiene el derecho constitucional de expropiar ateniéndose al bien común y siempre de acuerdo a derecho. Sueño que nosotros hacemos una “apropiación temporaria anormal”, una ley del tiempo del proceso para las autopistas de Cacciatore. Sueño que a veces, al gobierno progre, el proceso le sirve.

Tengo una pesadilla. Sueño que desde Evo en Bolivia, pasando por Santos en Colombia, México, EEUU y ni hablar de España y la UE, todos hablan pestes de Argentina, nadie nos quiere. Sueño que el mundo está equivocado y sólo nosotros, en contra de todos y todas, tenemos razón.

Dicen que “Bram” Stoker, escritor irlandés, una noche, después de comer  langosta y tomar demasiado alcohol, se fue a dormir y tuvo una horrible pesadilla. Era 1897. Al día siguiente empezó a escribir una novela basada en su pesadilla: Drácula.

Soy abstemia, acá no hay langostas y Moreno no permite la importación. Si existieran, no podría pagarlas. Me despierto, no soy capaz  de escribir una novela de terror, simplemente vivo en ella. Me despierto en la Argentina 2012, el país de Cristina, Moreno y Kicillof. Mi pesadilla es real.  Como dice el DRAE, me causa “opresión en el corazón y dificultad al respirar”.

Tengo una pesadilla. Sueño que Drácula ya nos ha chupado el gas, la honestidad, el petróleo, la seguridad jurídica, el clima de negocios, y hasta la sangre. Como nada le es suficiente, empieza a chuparnos la esperanza.

*La Oreja de Van Gogh, grupo musical español, “Pesadilla”, 1998.

 

Argentina: YPF: Lo que el viento se llevó

Argentina: YPF: Lo que el viento se llevó – por Carlos E. Viana

“La propiedad del Estado no es la propiedad de todos, es la propiedad de nadie” Mijail Gorbachov

Juan Domingo Perón anunció en su mensaje del 17 de diciembre de 1947, que no se darían nuevas concesiones petroleras, por lo cual aumentó la participación de YPF, pero fracasó en su intento de obtener el autoabastecimiento. No obstante, no expropió las existentes, ante el temor que pudieran verse afectadas las inversiones. Sin embargo dado el peso de las exportaciones petroleras que debía soportar Argentina, por la ineficiencia de YPF y la falta de capitales estatales, el mismo Perón, en 1954, celebró un contrato con la Standard Oil de California, por el cual cedía la exploración y explotación, en una región que en total tenía la superficie de la Provincia de Tucumán. En dichas explotaciones, no tendría jurisdicción la justicia argentina. El movimiento del 16 de septiembre de 1955 que derribo la dictadura, dejo el mismo sin efecto.

Pocos años después, a pesar de haberse opuesto a dicho contrato en su famoso libro “Petróleo y Política”, el Presidente Arturo Frondizi privatizó la exploración y explotación de petróleo, dando concesiones a diversas compañías privadas. A partir de ese momento Argentina no solo eliminó su dependencia petrolera del extranjero, sino que comenzó a exportar.

El Presidente Arturo Illia, rompió con dichos contratos y debió pagar cuantiosas indemnizaciones por ello, salvo por supuesto a las empresas argentinas. Al promediar el gobierno de Raúl Alfonsín en 1987, YPF era la empresa industrial-comercial que daba más pérdidas en el mundo, de acuerdo a un ranking publicado por la Revista Fortune. El déficit se acercaba a los u$s 1.500 millones anuales de aquella época.

Cuando asumió el Presidente Menem se encontró con que las empresas estatales habían sido desde 1943 hasta aquel momento un reguero de perdidas que soportaba el pueblo argentino. Los ferrocarriles estatales daban un déficit de mas u$s 300 millones anuales de ese tiempo y como transportes de cargas no eran confiables, el vagón que estaba destinado a Buenos Aires, podía terminar en Salta, los transportes pasajeros eran malos y servían para que viajaran gratis los amigos del gobierno y de los sindicalistas, mientras, en su etapa de “oro”, la década de los 80, Aerolíneas Argentinas había dado un déficit de u$s 10.000 millones. En plena era de las comunicaciones, cuando reinaba el monopolio de la estatal ENTEL, no teníamos prácticamente teléfonos. Un departamento valía más si tenía teléfono y era casi imposible conseguir uno, pero más grave, era difícil comunicarse mediante él. De Buenos Aires a Córdoba solía haber demoras de más de 8 horas o simplemente era imposible comunicarse. Alvin Toffler se sorprendió cuando estando en Córdoba quiso comunicarse con Salta para avisar que no iría y no pudo comunicarse telefónicamente. Expresó que si en la era de las comunicaciones no se podía comunicar, Argentina no tenía futuro.

Con la privatización de YPF se consiguió de vuelta, no solo el autoabastecimiento de petróleo y gas, sino la exportación de los mismos. La privatización fue apoyada entusiastamente por el Gobernador de Santa Cruz Néstor Kirchner, quien envió las regalías petroleras que le tocaban a su provincia al exterior, desapareciendo tanto esos fondos estimados en 500 millones de dólares, como sus intereses. .

Cuando asumió Néstor Kirchner, la crisis energética de ese año lo llevo al hospital. Su ex chofer Eskenazi compró un 25% de YPF, lo que pago con un crédito del Credit Suisse-First Boston, que se cobraría con las ganancias que Esquenazi tuviera en dicha compañía petrolera. ¿Es la garantía los u$s 500 millones desaparecidos? Fue entonces que también compró el Grupo Petersen. ¿Con el aval del Credit Suisse-First Boston?

Durante los años de gobierno de los Kirchner, el estado tenía la obligación de controlar el funcionamiento de Repsol-YPF, que tenía el 33% de la explotación de petróleo nacional. Ahora dicen que no invirtieron y los acusan del desabastecimiento, que puede costarnos la importación por alrededor de u$s 15.000 millones anuales, en combustibles y gas. En consecuencia si recién ahora, después de 10 años denuncian la inoperancia de Repsol-YPF, los miembros del gobierno habrían incurrido, por lo menos, en el incumplimiento del deber de funcionario público en perjuicio de la Nación. Otro interrogante es porque se responsabiliza a Repsol-YPF y no a Esquenazi y al Grupo Petersen. ¿Y si es un tema de soberanía por que el gobierno le prorrogó la concesión del Cerro Dragón, en Santa Cruz a una compañía donde participa la British Petroleum, justo enfrente de Las Malvinas?

Lo cierto es que los gobiernos de los Kirchner optaron por importar petróleo, especialmente el de su amigo Chávez, que es caro y malo, en vez de alentar la producción nacional. Por su parte la nuevamente estatizada Aerolíneas Argentinas da millones de dólares de perdidas, dando por resultado que los pobres le subvencionan los vuelos a los ricos y los innumerables puestos, más de treinta pilotos por avión, y etc., a los amigos del gobierno. Esto nos habla del “éxito” de la gestión estatal kirchnerista.

Como hemos visto, la gestión estatal en Argentina siempre fracasó, salvo excepciones como la del Ferrocarril del Estado dirigida por Ingeniero Pablo Nogués en la década del treinta y la de YPF, que en la misma época tuvo el 30% de la producción, al triplicar la dejada por el gobierno de Yrigoyen, pero ambas empresas eran reguladoras del mercado en competencia con compañías privadas y no un monopolio estatal.

Los radicales, Proyecto Sur y otros más apoyan con variantes la estatización de YPF, Lilita Carrió hace que sus diputados se abstengan aunque también la quiere y los socialistas son partidarios entusiastas de la estatización, sin tener en cuenta el pésimo servicio y el déficit que arrojan las empresas estatizadas, que ellos dirigen en la Provincia de Santa Fe, la EPE (Empresa Provincial de Energía), Aguas Santafesinas, que es la mayor cortadora de calles de la Ciudad de Rosario y las empresas de transportes de pasajeros Semtur y Mixta y el Banco Municipal de Rosario. Para que hablar de la EPEC (Empresa Provincial de Energía de Córdoba) que por las denuncias de corrupción en la misma, fue asesinado el Senador Maders.

Todos estos políticos dicen defender la soberanía nacional en sus fuentes estratégicas. Estados Unidos la primer potencia del mundo, tiene petroleras privadas, Rusia el primer productor de petróleo del mundo tiene empresas privadas, Gran Bretaña tiene empresas privadas y lo mismo pasa con los Países Bajos, donde tiene su sede la primer petrolera del mundo la Royal Dutch Shell. Ellos no se olvidan que la soberanía es el autoabastecimiento, no la estatización. En conclusión el problema no es la soberanía sino que el gobierno apetece otra caja.

Para la clase política argentina, la experiencia de 70 años se la llevó el viento, pero en esto de que la estatización de YPF es una medida estratégica para defender la soberanía, en algo tienen razón, porque ahora que no tenemos fuerzas armadas, cualquier ejército invasor va a quedar paralizado por la falta de petróleo que nos espera.

 

Argentina: Con la soberanía se come, se educa y se cura

Argentina: Con la soberanía se come, se educa y se cura… – por Gabriela Pousa

¿Por qué florece el nacionalismo de los argentinos con la expropiación de YPF? ¿Cómo se explica la aparición de banderas en los balcones?

Guste o no, la semana que pasó vuelve a confirmar que quién sigue marcando la agenda es la Presidente. Magnifica o silencia un tema como y cuando le place. No hay límites en el horizonte, y sabe que puede hacer oscilar el humor social de manera que, aquellas especulaciones planteadas por algunos acerca de la preocupación de mandataria por la baja en las encuestas, no halla asidero en el marco de una sociedad volátil y pendular.

Es paradójico por otra parte, el comportamiento social, pues cuando los números son favorables a la jefe de Estado pocos confían en los datos, pero cuando éstos la muestran debilitada, se convierten en fervientes creyentes de la opinión popular. Hasta que no se acepte que nos movemos en microclimas que se mantienen cual ghettos, alejados de los demás, toda percepción del cauce político será una especulación más.

En ese contexto, muchos no comprenden la adhesión de un amplio margen del pueblo a la “expropiación” de YPF. Ciertamente no hay lógica que explique la repentina aparición de banderas en balcones, o esa creencia acaso infantil de ser ahora más soberanos que antes. Pero los sentimientos y las emociones no se explican con razones, y ante una ciudadanía dispersa y escindida, se beneficia el escenario para la manipulación de la autoridad.

Recuérdese que el “patrioterismo” comenzó a agitarse cuando la Presidente sacó de la galera a las islas Malvinas, en un claro testeo del clima imperante para otros avances. Una vez terminada la puesta en escena, se analizó fríamente la reacción de la gente. Se tuvo e cuenta que hasta gran parte de la llamada “oposición” se hizo eco de la causa, y lo que más gusta a la Presidente: la aplaudió en un salón de la Casa Rosada.

No había duda, el hábitat estaba presto para avanzar sobre Repsol YPF, y simultáneamente hacer el lanzamiento de la nueva estrella guía de la Presidencia: Axel Kicillof, irrumpió con todos los ingredientes del “estilo K”. Un heredero perfecto: soberbio, pagado de sí mismo, avieso y dispuesto a defender hasta la cuadratura del círculo. .

Lo que siguió a todo ello, fueron debates estériles y simplistas en demasía: estatizar o privatizar. La consigna se lanzó como todo en la Argentina, un Boca-River donde batirse a duelo por ideas que distan considerablemente de los móviles que llevaron al kirchnerismo a confiscar la petrolera. No coincidimos con quienes creen ver un avance del marxismo de la mano del viceministro, por el contrario, se deja ver sin sutilezas un oportunismo maestro.

Los Kirchner fueron gestores de la privatización de la empresa en los 90, ¿eso significa que en aquella década el matrimonio era adepto a Mises, Hayek o Ferguson? No, implica únicamente que les venía regio hacerse de los “morlacos” que dejaba la decisión de Carlos Menem.

Y lo mismo con éste. ¿Es hoy el ex presidente un convencido de la causa nacional y popular de los K? En absoluto, su convencimiento pasa por el deseo de mantener la libertad y ahuyentar las causas judiciales que lo podrían volver a rozar. Es cruda la realidad pero los patriotas en serio se extinguieron hace ya mucho tiempo…

Aunque aún hay capacidad de asombro, el kirchnerismo se maneja con una coherencia indiscutida desde el primer día. Avalaron la creación de AFJP para después mostrar como éxito el saqueo, vendieron en la campaña la imagen de Ella como componedora de relaciones internacionales, y terminó abriendo grietas allí donde la calma era profeta. Al perder las legislativas hablaron de diálogo, y muchos apostaron al mismo cuando, en rigor, los Kirchner jamás permitieron un pensamiento distinto. Hoy es justo decir que más allá de lo positivo o negativo que resulte este modismo, no hay otra fuerza en escena que demuestre mayor coherencia. Y es a partir de esta desde donde debe analizarse la coyuntura política.

¿Si la Presidente se le plantó a David Cameron por qué no lo haría frente a Mariano Rajoy? ¿No sabe acaso Cristina Fernández que la medida adoptada puede acarrear situaciones complejas en el mundo de las finanzas? Lo sabe con detalle pero su gobierno, desde que asumió, sólo atiende el “hoy”. Y hoy, la mandataria necesitaba el aplauso y las encuestas abultadas. En el trayecto verá cómo se tapan los baches que deja todo el resto. Durante 9 años les ha dado resultado. Ciertamente, nada es eterno pero hay una certeza que le da una ventaja inexpugnable a Cristina: nadie capitaliza errores y tropiezos. La orfandad de quienes optarían por una Argentina más racional, se mantiene sin que siquiera aparezca un tutor que los quiera adoptar.

Seguir debatiendo inútilmente si es conveniente o no el paso que ha dado el oficialismo, a esta altura carece de sentido, es casi como seguir polemizando si las AFJP deberían haber seguido en pie. El verdadero problema en todos los casos está en la falta de controles para que, estatales o privados, lleven a cabo una gestión. En síntesis, lo que falta, y en consecuencia hace que todo cambio sea al estilo gatopardo, es el cumplimiento a las reglas de juego. Pero también es absurdo esperarlo de parte de una gestión que no ha respetado siquiera la Constitución.

Todo hace prever que la nueva YPF terminará exactamente igual que la vieja, es decir operando sin inversión, sin lograr el cometido del autoabastecimiento que sirve hoy de bastión, es decir librada a la suerte de inexpertos sin control, cuya ideología no es marxista ni jacobina, ni siquiera kirchnerista: es lisa y llanamente, oportunista.

Patalear porque la Argentina se cierra al mundo, a esta altura es un poco cínico, el candado está puesto desde hace ya mucho tiempo. Rasgarse las vestiduras porque no vendrán inversiones a este suelo es dar por supuesto que, antes del proyecto de ley que se envió al Congreso, estaban llegando recursos a granel… Sincerémonos. Poco cambia en esencia, enfatiza en todo caso un modus operandi donde la hostilidad es método, el capricho demostración de fuerza, y el mediano-largo plazo una quimera.

La perspectiva energética es un enigma, en el “aquí y ahora” se la manejará metiendo mano en alguna caja oficial. El costo es incierto todavía, también lo es cómo se pagará, y nadie le ha puesto firma aún al cuento del “joint venture” chino. La certeza más fuerte es que aquel “Vamos por todo”, pasó de ser una consigna a ser raíz de una especie de fundamentalismo.

Cristina Kirchner necesitaba caja y poder, y fue por ambos. Habrá que ver, en lo sucesivo, cuáles son sus necesidades para saber qué rumbo tomará la Argentina, que no es sino la herramienta de la cuál se vale la Presidente, así como el tumbero se vale de una “chuza”, o el ladrón de una ganzúa.

A %d blogueros les gusta esto: