Las cuatro señales del fin de los comicios republicanos

Las cuatro señales del fin de los comicios republicanos

Invitado

Luis Estrada

Las victorias de Mitt Romney en Maryland, Wisconsin y Washington, DC, son una de las cuatro señales que presagian el final del proceso de selección del candidato republicano. Romney venció convincentemente (pese a la resignación de algunos sectores ultraconservadores), lo que le sirve para reforzar su discurso contra Barack Obama. Esta vez, los oponentes de Romney no representaron una amenaza de derrota en ninguno de los tres estados en disputa el pasado martes.

La segunda señal es el apoyo que Romney ha obtenido por parte de destacadas figuras del establishment republicano: el ex presidente George W. Bush, el senador por Florida, Marco Rubio; el gobernador de Louisiana, Bobbie Lyndall; y, sobre todo, del ideólogo republicano del momento, el representante Paul Ryan. Algunos de ellos, incluyendo al gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie; la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, e incluso la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, han sido considerados como posibles compañeros de fórmula de Romney para la vicepresidencia, aunque al momento todos lo han negado.

Quizá la señal más significativa es el inusual apoyo en las urnas hacia Romney por parte de los integrantes del Tea Party. Rick Santorum ha perdido todo el momentum; Newt Gingrich está prácticamente fuera de la competencia (los analistas sólo esperan el anuncio, pues “ya no es factor”), y Ron Paul sigue dispuesto a defender su causa pese al desgaste personal.

La cuarta señal proviene del equipo de campaña de Barack Obama, que esta semana comenzó a difundir spots relacionados con su política de energía, tema recurrentemente usado por los republicanos para atacarlo. Obama se encuentra en un punto crucial al arranque de su campaña: la Corte Suprema analiza la constitucionalidad del Obamacare, la política pública de salud y seguridad social que es rechazada por los republicanos, y que también ha sido utilizado para criticar a Romney, ya que él aplicó una política similar cuando fue gobernador de Massachusetts. El 24 de abril habrá elecciones en cinco estados: Connecticut, Delaware, Nueva York, Rhode Island y Pennsylvania. Santorum debe ganar en el estado que representó como senador si no quiere que Romney sea proclamado ese día como el candidato republicano. La mala noticia es que las encuestas en todos esos estados, incluyendo Pennsylvania, dan ventaja clara a Romney.

Director General de SPIN-Taller de Comunicación Política.

 

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: