Daily Archives: abril 20, 2012

Repsol es española, pero no es España

Repsol es española, pero no es España

Repsol YPF

Por Pablo Molina

Ideas – Libertad Digital, Madrid

La decisión de la presidenta argentina de iniciar los trámites para la expropiación del 51% de YPF, filial de la multinacional Repsol, ha venido precedida de una escalada de declaraciones de los dos gobiernos, en la que el de España amenazó con diversas medidas en caso de que el latrocinio se consumase.

Pues bien, según anunció la presidenta neoperonista este lunes, la operación de nacionalizar la mayor parte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales ya es un hecho, a falta de que se cumplan ciertos trámites parlamentarios en los que no se prevé ningún contratiempo para aquélla, habida cuenta de la mayoría justicialista en el legislativo… y de que la medida cuenta con el apoyo del resto de fuerzas.

Cristina Fernández de Kirchner ha dejado de esta forma la pelota en el tejado del gobierno de Mariano Rajoy, al que ahora le cabe entrar abiertamente en la cuestión y poner de manifiesto hasta qué punto las advertencias de la vicepresidenta Santamaría tras el último Consejo de Ministros eran sinceras o tan solo una finta dialéctica para cubrir el expediente ante la opinión pública española.

Repsol es una sociedad anónima creada a finales de los ochenta tras la privatización de diversas empresas públicas pertenecientes al Instituto Nacional de Hidrocarburos. En la actualidad, los tres accionistas de referencia son la caja de ahorros catalana La Caixa, la constructora Sacyr-Vallehermoso y la petrolera mejicana Pemex.

Tratándose de una multinacional que cotiza en las principales bolsas del mundo, con una parte de su accionariado atomizada en función de los flujos bursátiles, difícilmente puede considerarse, siquiera en términos políticos, que una agresión a los derechos de esta compañía en la explotación de su negocio en un país concreto sea un ataque o una provocación al gobierno de España que ha de ser respondida con la debida contundencia.

El gobierno, a través de los ministros de Exteriores e Industria, ya ha anunciado que tomará represalias, aunque sin concretar por el momento ni la naturaleza ni el alcance. Ha calificando la decisión arbitraria de la República Argentina de gesto de hostilidad sin precedentes a nuestra nación e identificando, de paso, los intereses de España con los de una sociedad anónima, si bien participada mayoritariamente por mercantiles españolas y ahorradores individuales españoles.

Sin embargo, los negocios se emprenden a riesgo y ventura, y es el empresario, o en este caso el consejo de administración de la sociedad anónima, el que debe ponderar adecuadamente la relación coste-beneficio de realizar inversiones en un país que nunca se ha caracterizado por su respeto a los usos generales del derecho, que priman en otras naciones en las que sí existe una adecuada seguridad jurídica para proteger la propiedad privada.

En tanto que gobierno de España, a nuestro ejecutivo le cabe exigir a cualquier otro país ese respeto a la propiedad ajena, utilizando para ello los mecanismos de presión política y diplomática a su alcance. Otro tipo de medidas que supongan restricciones al libre comercio entre empresas e individuos de los dos países, por más que el gobierno de uno de ellos se haya comportado como una partida de delincuentes al asalto de un jugoso botín, estarían fuera de contexto y no harían sino perjudicar a aquellos que pacíficamente intercambian productos y servicios en una economía global como la que prima actualmente en gran parte del mundo.

Las represalias, en todo caso, las ha de tomar la propia empresa objeto del expolio, para lo cual puede decidir lo que considere oportuno en sus relaciones comerciales con sus socios y clientes argentinos, además de recurrir en derecho a los tribunales internacionales que dirimen este tipo de contenciosos.

Si lo hace el gobierno de España, habrá sentado un precedente que, aunque pueda beneficiar a los accionistas de las empresas que operan en Argentina, acabará perjudicando finalmente y sin la menor duda a todos los españoles.

La elección por omisión de Francia

La elección por omisión de Francia

Por Dominique Moisi

Philosophie

Diario Las Americas

PARIS. – Rousseau versus Hobbes: en la tapa de la revista francesa Philosophie, los dos principales rivales en la inminente elección presidencial de Francia, el mandatario en funciones, Nicolas Sarkozy, y el candidato socialista François Hollande, están vestidos en consecuencia. “La verdadera contienda presidencial”, según la revista, enfrenta la visión consensual y contractual de Rousseau (Hollande) con la visión violenta de “todo hombre es un lobo para su prójimo” de Hobbes (Sarkozy).

La mirada de Philosophie sobre la elección presidencial francesa puede contener algo de verdad, pero la realidad es mucho más prosaica -y mucho menos intelectual-. Para entender las complejidades de la contienda y del reciente (aunque todavía relativo) ascenso de Sarkozy, el deporte puede ser un mejor punto de referencia que la filosofía.

Consideremos la estrategia de Hollande en términos de fútbol. Tras haber abierto el tanteador tempranamente (estableciendo una ventaja en las encuestas de opinión pública), se descubrió a sí mismo en la posición de un entrenador italiano llevando a la práctica la táctica de “catenaccio” de hace 20 años -una estrategia puramente defensiva para evitar que Sarkozy recupere terreno-. Quizá funcione, pero también contribuyó al tedio de la campaña de Hollande y a la creciente falta de entusiasmo por su persona.

Tanto quería Hollande destacar su “normalidad” comparada con los excesos del carácter de Sarkozy que terminó pareciendo banal. Como resultado, se descubrió rodeado por el aura cripto-revolucionaria del candidato de extrema izquierda, Jean-Luc Melenchon, y el dinamismo híper-energético de Sarkozy.

El desenfreno asesino de Mohammed Merah en Toulouse en marzo también obró a favor de Sarkozy, que se alegró al hacer virar el debate electoral de la injusticia social a cuestiones de seguridad.

Pero, si bien Sarkozy se ve más fuerte ahora que al inicio de la campaña electoral, los desafíos que enfrenta siguen siendo formidables, y tal vez imposibles de superar.

Nunca en la historia de la Quinta República la misma mayoría partidaria ganó una contienda presidencial más de tres veces consecutivas. La reelección de Sarkozy, tras su victoria en 2007 y los triunfos de Jacques Chirac en 1995 y 2002, implicaría una cuarta victoria consecutiva para la derecha gaullista, que sería mucho más remarcable en vista de la situación económica en Francia, Europa y el mundo.

Más allá de estos factores estructurales e históricos, está la cuestión de las personalidades. En este sentido, la contienda no es tanto entre Hobbes y Rousseau como entre Bonaparte y Clement Attlee, el primer ministro británico de postguerra, famoso por su abulia (de quien Churchill alguna vez dijo “tiene mucho sobre lo cual ser modesto”). En otras palabras, la elección simplemente podría convertirse en una contienda entre el rechazo hacia Sarkozy y la falta de pasión por Hollande. Como resultado, la abstención -por lo general, considerablemente baja en las elecciones presidenciales francesas- puede desempeñar un papel importante.

Mientras tanto, en todo el espectro político predomina una sensación de lamento. “Si tan sólo pudiéramos tener un candidato más presentable que Sarkozy”, farfullan los conservadores. “Si tan sólo pudiéramos tener un candidato más carismático que Hollande”, es el estribillo del campo socialista.

En resumidas cuentas, esta campaña se destacará por la falta de atención que se les presta a los programas de los candidatos. Los franceses no perciben ninguna diferencia real entre un candidato en funciones que no cumplió con sus promesas y un retador cuyas premisas son insostenibles. Una negación suicida de la realidad parece unir a los candidatos y a sus seguidores, que no puede estar mejor formulada que de esta manera: “No aborden cuestiones serias, como el debate nacional, durante la campaña electoral, y nosotros no esperaremos que las confronten seriamente cuando estén en el poder”.

Consideremos la reciente tapa de The Economist, que muestra a Sarkozy y a Hollande como los dos personajes masculinos de la famosa pintura de Manet “Desayuno sobre la hierba”. Rodeados de mujeres desnudas, se supone que ilustran el “arte francés de vivir” que Francia ya no puede permitirse.

¿Dónde está Churchill y su llamado a las armas, al esfuerzo y al sacrificio? ¿Francia se está preparando para despilfarrar otros cinco años, sin importar el resultado de la elección?

Por supuesto, cuando soplan vientos fuertes y se está en altamar, la experiencia del capitán del barco cuenta. Sin embargo, dados los problemas de la economía francesa y las dificultades de la Unión Europea, para no mencionar las de la economía mundial en una era global, ningún presidente tendrá demasiado espacio de maniobra.

De manera que, en gran medida, los franceses votarán en base a la personalidad y al estilo personal, y no de acuerdo con los programas políticos de los candidatos. Aunque las probabilidades todavía favorecen a Hollande, el resultado puede ser más ajustado de lo imaginado. Pero, en términos generales, será “una elección por omisión”, disputada entre un retador aburrido que se niega a atacar y un candidato en funciones voluble que prefiere ponerse a sí mismo de espaldas contra la pared.

Dominique Moisi es el autor de The Geopolitics of Emotion (La geopolítica de la emoción).

‘LOS AMOS DE MÉXICO’

La historia de Carlos Slim

UN DIA COMUN EN NARCO-MEXICO!

‘Pay out’ y expropiación

Repsol YPF 2012-04-20

‘Pay out’ y expropiación

&quote&quoteCon el recordado “Yankee go home” se atentó a todas las propiedades, fundamentalmente americanas, en los países del cono sur. El occidente mísero vio complacido como se expulsaba a los americanos y nacionalizaban sus propiedades. La historia se repite.

Son dos términos que por su propia naturaleza tienen que ir de la mano, si pretendemos que la acción económica empresarial tenga sentido y se desenvuelva con la racionalidad económica que le es propia. Se trata de un nexo establecido sobre el más puro realismo de los hechos, de las ideologías y de los acontecimiento políticos, que no siempre seguros, en ocasiones, son más que probables.

Un viejo amigo mío, que ya no esta entre nosotros, me obsequió un día con una conseja que rezaba así: “no pidas a la vida cosas que no te puede dar, y mucho menos te enfades cuando no te las da”. Semejante sabiduría venía a dar al traste con mi rebeldía ante ciertas injusticias porque, a todas luces, tales injusticias eran la moneda común en las esferas en que se habían producido.

Algo así podría aconsejársele en estos momentos a Repsol YPF sometida a una decisión arbitraria y tercermundista. Interpréteseme bien; en modo alguno justifico ni disculpo la decisión del gobierno argentino en semejante tropelía. Mi consideración, sin embargo, va más lejos. ¿Pensaba la petrolífera española que Argentina era, por ejemplo Alemania? ¿Le ha sorprendido la decisión? Ya sé que desde hace al menos seis o siete meses la cosa se veía venir, pero el cálculo económico debe considerar esta probabilidad desde el principio.

La historia está aún cercana cuando, en la primera mitad de los años setenta, el argentino Raúl Prebish desarrolló el sentimiento nacional de dependencia en oposición a la llamada colonización económica basada en el intercambio desigual. Con el recordado “Yankee go home” se atentó a todas las propiedades, fundamentalmente americanas, en los países del cono sur. El occidente mísero vio complacido como se expulsaba a los americanos y nacionalizaban sus propiedades. La historia se repite, como se repite la complacencia de la izquierda española, doctrinalmente mísera. Al fin y al cabo, el Gobierno de Felipe González, también expropió/incautó las propiedades de Rumasa para venderlas a sus amigos. El resultado en Latinoamérica fue endeudamiento y pobreza por décadas.

El inversor debe distinguir claramente las condiciones del país al que se dirige: estabilidad de sus gobiernos, respeto al estado de derecho y, fundamentalmente, el respeto a la propiedad privada. Una inversión en un país como Argentina no puede plantearse con un período de recuperación (pay out) como el que se aplicaría para una inversión en Estado Unidos, Alemania, Suecia o cualquier país política y socialmente desarrollado. En estos países, el período de recuperación, tiene que ser necesariamente muy corto, pues, lo más probable es que la expropiación o, más aún, la incautación, apelando al interés nacional, se produzca.

Son países de inversiones que ellos critican por especulativas. Pero mientras tengan este riesgo, el cálculo económico exige que así sea. ¿Darán marcha atrás? Dependerá de la presión internacional que, mucho me temo, no sea demasiado grande. Al fin y al cabo, en la cesta hay huevos de distintas procedencias que se trata de preservar.

 

La Reina ha muerto, ¡viva la Reina!

Crónica rosa

La Reina ha muerto, ¡viva la Reina!

&quote&quoteNo salgo de mi asombro desde que a Zarzuela se les ha ocurrido decir que su Majestad va a continuar manteniendo el mismo círculo de amistades.

Con todo lo que está aconteciendo en el seno de la Familia Real después de los últimos hechos vividos, hasta el punto de que el propio don Juan Carlos se ha visto obligado a pedir disculpas por la imprudencia de irse a cazar a uno de los reductos mas elitistas del mundo, y sin olvidar que su relación con la tal Corinna ya es vox populi, no salgo de mi asombro desde que a Zarzuela se les ha ocurrido decir que su Majestad va a continuar manteniendo el mismo círculo de amistades.

Es como si Doña Sofía no existiera; me parece una falta de tacto tremenda. Como esto continúe así, cualquier día se va a poder escuchar el grito de “La Reina ha muerto, ¡viva la Reina!”

Ya sólo falta por ver a Don Juan Carlos y a la organizadora de cacerías juntos, y no precisamente practicando ese deporte que tanto les gusta.

Doña Sofía ya ha dejado claro con su actitud que no está por la labor de hacer más el paripé. Bien claro lo ha demostrado al no regresar de su viaje a Grecia nada más conocer la noticia de la caída del Rey. Un hecho muy poco acertado por parte de Su Majestad, que ha dado la impresión, de que su papel, como Primera Dama de España, pasara a un segundo plano.

El papel del Príncipe no puede ser más delicado. Sus propios padres se lo están poniendo cada vez mas difícil, y como no reaccionen, las consecuencias podrían a llegar ser muy graves.

El apellido de soltera de Corrinna es Larsen, ya que el título de princesa lo obtuvo por haber estado casada con un príncipe alemán que responde al nombre de Casimir zu Sayn- Wittgenstein Berteburg, del que se separó en el año 2005 después de cinco años de matrimonio. Es sabida su gran pasión por la vida social, a muy altos niveles, no sólo económicos, sino también de poder. Las cacerías las organiza a través de una empresa del Reino Unido para ese tipo de gente.

La rubia alemana pasa largas temporadas en España, sobre todo desde que se la ha vinculado sentimentalmente con Don Juan Carlos.

 

¿Quién es Corinna?

LA AMIGA DEL REY

¿Quién es Corinna?

La prensa alemana desvela quién es Corinna, la amiga del Rey, y que en muchos círculos se la relaciona sentimentalmente con él.

El Rey y Corinna

LIBERTAD DIGITAL

La princesa Corinna zun Sayn-Wittgenstein era una desconocida para la gran mayoría de los españoles hasta hace muy pocas fechas. Concretamente tras el accidente que sufrió en Bostuana en el que ella estaba presente y por la información en la que representó al Rey en un viaje a Arabia Saudí. El resto eran hasta ahora rumores sobre el grado de amistad que unía a esta alemana y al monarca español.

Esta estrecha relación de amistad ha dado la vuelta al mundo. Prensa de toda Europa y de América se hacen eco de este hecho. Aunque es principalmente Alemania, el país de Corinna,  el que está aportando más datos sobre esta denominada princesa.

De hecho, el Rey Juan Carlos y su amiga Corinna han sido portada del diario con más tirada de Alemania, el Bild Zeitung, que publica un extenso reportaje sobre el nuevo personaje del momento.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein no nació siendo princesa ni comenzó llamándose así. Nació como Corinna Larsen hace 47 años en el seno de una familia adinerada pero plebeya. Hija del Finn Bönning Larsen, representante en Europa de la Aerolínea Varig, y de la alemana Ingrid, que sigue viviendo en Frankfurt. Ya con Corinna de niña veraneaban en Marbella. De esta relación nacieron Corinna y su hermano Sven Erik. Su padre siempre llevó muy mal el estilo de vida por el que optó su hija desde muy joven.

Muy joven se casó con el empresario británico, Phillip Atkins, con el que en 1992 tuvo a una hija, Nastassi. Este matrimonio no duró demasiado y pronto se relacionó con el también multimillonario Gert Rudolf Flick, perteneciente a una de las familias propietarias de Mercedes. Sin embargo, finalmente no pudo llegar a comprometerse con él.

Fue justo después cuando consiguió su condición de princesa. En el verano de 2000 se comprometió con el príncipe alemán Casimiro Sayn-Wittgenstein, once años menor que ella. La celebración civil tuvo lugar en Londres. Meses más tarde se celebró la ceremonia religiosa siempre con la firme oposición de la familia del príncipe, tal y como relata Bild.

Tras apenas seis meses, el matrimonio se habría venido abajo y cuando nació su hijo Alejandro en 2002 ya vivían separados aunque el divorcio se produjo años más tarde, en 2005. Finalmente, consiguió mantener el apellido y, por tanto, el título de princesa.

En 2006 se produjo el primer encuentro entre la princesa y don Juan Carlos. En febrero de ese año el Rey viajo a Baden-Wuerttemberg y en la cena de gala en el castillo de Schöckingen se sentó con él en la mesa de honor. En mayo volvió a coincidir con él en los premios Laureus de Barcelona. Desde ese momento se ha movido siempre cerca del Rey entre la alta aristocracia europea. El diario alemán dice incluso que cuando el monarca español habla de Corinne en estos círculos se refiere a ella como su “compañera”. Y lo mismo hace ella con él.

Colombia: Desde la cumbre, los buitres nos esperan

Colombia: Desde la cumbre, los buitres nos esperan – por Dayi Sedano

En un articulo que publicó ayer el régimen cubano en el periódico Granma, titulado “Por la segunda independencia”, nos queda claro que los hermanos Castro tenían planeado sabotear la Cumbre de las Américas desde un comienzo; que junto a Chávez continúan fortaleciendo el modelo del socialismo del siglo XXI en Latinoamérica, y que a raíz de esos dos hechos, programan a su antojo las agendas de política exterior de los países alineados en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

En primera medida, como en una lista de objetivos alcanzados, en el artículo se nombra y “se aprueba” cada uno de los “nobles” gestos de los presidentes que se solidarizaron con el tema de la participación de Cuba, considerando o exigiendo su inclusión en la Cumbre de las Américas realizada en Cartagena. Casi que con libreto en mano, señalan el rol de los presidentes indecisos, los enfermos y los trabajosos de última hora en un cronograma que comenzó en el pasado mes de febrero cuando se reunió el ALBA en Caracas. Además, como para no desentonar con el tono de amistad, también agradecen la visita a la isla por parte del ave de mal agüero y hasta elogian su papel como anfitrión de la cumbre.

Entre los escándalos y los shows mediáticos que tuvieron lugar en Cartagena resultó fácil dejar en segundo plano que hoy los cubanos sobreviven a una cruel dictadura que no respeta sus derechos fundamentales ni sus libertades individuales y que sus tiranos no tienen ninguna intensión de transitar hacia la democracia, siendo éste el único requisito a cumplir para poder participar en las Cumbres de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En ese sentido, la dictadura cubana manifiesta que la Cumbre de las Américas sólo ha beneficiado al “Norte”, e insiste una y otra vez con su discurso antiamericano, igualmente promulgado por todos sus seguidores, de que todos sus males son producto de un supuesto bloqueo (bastante diferente del embargo que en realidad existe) de los Estados Unidos a la isla. Al respecto Chávez exigió “el fin del vergonzoso y criminal bloqueo a la hermana República de Cuba: Bloqueo que, desde hace más de 50 años, ejerce el imperio, con crueldad y sevicia, contra el heroico pueblo de José Martí”.

A esta altura, y con muchos de los países miembros siguiendo órdenes de los Castro, el Granma ordena: “de la OEA, ese cadáver insepulto, ni hay que hablar”.

Como segunda medida, si bien el tema de la despenalización del consumo y venta de drogas ilegales sentó algún precedente en esta cumbre, comparto que no tiene sentido discutirlo si no están presentes todos los representantes de los países responsables del narcotráfico en la región. Por ejemplo, entre los que aún dicen no tener posición definida en el debate se encuentra Venezuela, país que constituye un punto estratégico en la cadena de distribución de drogas ilegales, especialmente en camino hacia Europa. Y con Chávez en el poder, entre su enfermedad, su patrocinio a Cuba y sus esfuerzos e intereses impulsando el socialismo del siglo XXI, lo que más se necesita son recursos, y las drogas legalizadas no dejarían la misma utilidad.

Por último, es necesario reconocer que el escenario regional les ha facilitado las cosas a los hermanos Castro. Los pronósticos acerca de un consenso son bastante precarios, motivo por el que no fue posible la firma de un documento final de la cumbre. El intercambio económico entre pares ha sido desmotivado por altas deudas, inseguridad reglamentaria para la inversión, políticas proteccionistas, y la integración regional ha sido sustituida por tratados de libre comercio bilaterales, firmados especialmente con los Estados Unidos. Los reclamos territoriales, tales como las islas Malvinas por parte de Argentina o la salida al mar que exige Bolivia, vuelven a mojar prensa convirtiendo el anhelado debate constructivo en una mera búsqueda de votos de apoyo. Además, Colombia, el país que por su ubicación geográfica conecta las Américas y que durante el gobierno de Uribe combatió las guerrillas, atacó los cultivos de coca y fue especialmente reacio a la política de sus vecinos; ahora parece empezar a contagiarse de la misma enfermedad de la que padecen todos sus nuevos mejores amigos.

Hoy por hoy, en nuestra colorida región la libre circulación de personas se aprovecha para cruzar drogas o esconderse de la justicia en otros territorios; las empresas no se privatizan si no que son víctimas de la expropiación y estatización por parte de los gobiernos (como si “todo su desarrollo” les alcanzara para meterse con esos chicharrones); la supuesta integración regional sólo alcanza para la foto grupal; la política exterior incluye falsos voluntariados para la liberación de rehenes y preocupantes capítulos de negociación con terroristas; y hasta salen figuritas desubicadas que se atreven a sugerir en territorio ajeno que los terroristas de las FARC deberían consolidarse en un partido político… Venimos aprendiendo bien de los Castro.

Curioso que el Granma nos diga que “de Cuba se deben ocupar los cubanos”; porque “aquellos cubanos” andan ocupados en cosas que inmiscuyen a toda nuestra región latinoamericana.

 

Argentina: Cristina ya es más peligrosa que Chávez

Argentina: Cristina ya es más peligrosa que Chávez – por Jorge Oviedo

Si es por el ranking de los países donde los inversores tienen más miedo de no recuperar sus inversiones, la Argentina ya está peor que Venezuela. En realidad, está en un más que poco honroso puesto entre los primeros cuatro o cinco más riesgosos, según cómo se haga la estadística.

La atribulada España, a la que el gobierno de Cristina Kirchner le gusta poner como ejemplo de lo que es estar en problemas, ocupa el puesto 10° u 11°, según quién haga los reportes sobre los seguros contra default. De hecho, si se toman los reportes de los seguros más líquidos, la Argentina puede estar en segundo lugar.

Podría pensarse que la situación es producto de la confiscación de las acciones de Repsol en YPF, pero la Argentina ya estaba en mala situación en el primer trimestre y sólo empeoró un poco en el mes en curso. El clima de negocios ha empeorado muchísimo. La Presidenta sigue confiando en que los empresarios ganan mucho dinero aquí. Pero las cosas han cambiado, en particular para las empresas extranjeras. “Hasta octubre de 2011 podíamos «explicar» a nuestras casas matrices las extravagancias argentinas”, dice un alto ejecutivo, que reconoce que “las ganancias eran buenas y entonces se facilita la tolerancia”. Pero admite que las cosas cambiaron: “¿Qué les digo ahora que las ganancias no se pueden girar y ni siquiera se pueden dejar aquí en dólares?”

DINEROS ATRAPADOS

Hay quienes se quejan de que el Gobierno no sólo está trabando las compras de dólares y las importaciones, y además las remesas de utilidades. También, cuando autoriza, elige a las compañías que mejor se llevan con el Gobierno. “Vemos cómo a nosotros no nos dejan importar equipos que son imprescindibles y a nuestros competidores sí”, indicó un alto directivo de otra compañía.

En todas las empresas hay temor. “Si hicieron lo que hicieron con YPF, qué queda para los demás”, señaló otro empresario que cree que el Gobierno no reconoce límites.

El semanario inglés The Economist dedicó esta semana varios artículos a la incautación de acciones de Repsol. “Primero fueron por las AFJP, luego por las reservas del Central”, dijo en uno que tituló con una metáfora: “Feed me, Seymour”. El “Aliméntame, Seymour” refiere a la comedia La tiendita del horror, en que una monstruosa planta extraterrestre exige a su propietario víctimas para comer y poder continuar creciendo. El monstruo es, en la metáfora, el descontrolado gasto público argentino.

 

Argentina: Rizar el rizo

Argentina: Rizar el rizo – por Vicente Massot & Agustín Monteverde

¿Es mejor privatizar que estatizar? —Depende. Nadie que no fuese un cabezadura podría inclinarse por la variante enunciada en primer término teniendo como referente a la familia Eskenazi. Porque cuando Néstor Kirchner buscó y consagró a un socio privado, pensó en ese clan empresario. Pero nadie que no fuese un ignorante podría abrazar la segunda variante, asociada —como está ahora— la propiedad estatal de YPF a la discrecionalidad de Julio De Vido y Axel Kicillof. Estatizar o privatizar no es la discusión que deben entablar los argentinos. En todo caso el núcleo duro de la cuestión es cómo autoabastecernos, lo cual significa, en buen romance, de dónde salen la decisión y los recursos para explorar, incrementar reservas y aumentar la producción.

Cristina Fernández —virando en redondo respecto de la postura asumida junto a su marido en 1992, en oportunidad de la privatización impulsada por el gobierno menemista, y de la defensa cerrada que hizo en 2008, apenas asumida, del ingreso de los Eskenazi— optó el lunes por la expropiación lisa y llana de la tenencia accionaria del grupo Repsol.

Lo que llama la atención y pone de manifiesto las razones en virtud de las cuales el kirchnerismo ha ganado —salvo en su disputa contra el campo y en las elecciones legislativas del 2009— todas las batallas de orden táctico o estratégico —indistintamente— que dio en el curso de estos años, ha sido la forma como resolvió el asunto. Por de pronto no ocultó nunca su intención de avanzar a expensas de los españoles. Dos semanas atrás dijimos que en su habitual columna de los domingos, en Página 12, Horacio Verbitsky había dado por concluidas las dudas que aún existían en el seno del Poder Ejecutivo sobre el tema. Nada como leer al ex miembro de la organización Montoneros y las notas de fondo de Tiempos del Sur para interpretar hacia dónde apunta la Casa Rosada.

El kirchnerismo sabe lo que quiere y una vez determinado el rumbo vertebra un plan que pone en ejecución casi de inmediato. No hay que tener la bola de cristal a los efectos de darse cuenta de ello. Sin embargo, bastó que un borrador lanzado desde quién sabe dónde —adelantando la expropiación en marcha— fuese negado por un portavoz del oficialismo, para que prácticamente todos los analistas de fuste, el establishment económico en su totalidad y los peninsulares involucrados, con Brufau a la cabeza, hicieran una interpretación más cercana a sus deseos que a la realidad que se recortaba frente a sus narices.

Entre el sábado y el domingo pasados se dijo hasta el hartazgo que las amenazas españolas y las presuntas sanciones europeas y norteamericanas habían hecho entrar en razón a la presidente.

Que el costo de llevar adelante una estatización así sobrepasaba de tal manera los eventuales beneficios de la medida, que Cristina Fernández había ordenado desensillar hasta que aclarase.

Los motivos de la inventada postergación eran otros: el viaje a Cartagena. Regresar al país y sorprender a los bienpensantes con el anuncio del lunes al mediodía fue todo uno.

Poco importan aquí los detalles de la ley que será aprobada. Ni el determinar si la posesión en manos estatales de 51 % será mejor o peor que la dupla Brufau-Eskenazi. Lo trascendente desde el punto de vista político —el único que aquí interesa— es esto: la facilidad con que el gobierno ejecuta sus decisiones de carácter estratégico y la incapacidad de sus opugnadores para entender la naturaleza del kirchnerismo. Primero creyeron que el santacruceño iba a cambiar cuando afianzase su poder a costa de Duhalde. Presunción falsa. Después se entusiasmaron con la posibilidad de que su mujer, al colocarse la banda, mostraría el rostro humano y conciliador del matrimonio. A los pocos meses estallaba la guerra con el campo. En 2009, después de la derrota electoral, confiaron en que Néstor Kirchner finalmente se allanaría al diálogo, menos por convicción que por necesidad. Nuevo chasco. Ahora se comieron el amague de la solución negociada de YPF. Por eso unos han ganado y otros han perdido inclusive cuando obtuvieron dos triunfos de no poca monta.

Bien, ¿qué hay entonces hacia adelante? Si se tiene en cuenta que el kirchnerismo es, básicamente, cortoplacista, cuanto acaba de hacer no debe medirse en términos del año próximo o 2015, sino del año en curso. Por de pronto levantó una bandera y se envolvió en ella, que los argentinos veneran: la de la retórica nacionalista. No es poco para un pueblo tan sensiblero.

Además, calibró correctamente que cualquier reacción de las autoridades de Madrid no le harán mella a nuestro país. Romper relaciones o retirar al embajador no sirve de nada si la medida no va acompañada de sanciones. ¿Sanciones de la Unión Europea? —Seamos honestos, tal cosa no existe como instrumento de castigo. ¿El CIADI? —Pero si este gobierno es un experto en hacerle pito catalán a ese organismo, válido para los países con instituciones que tienen algo que perder en el mundo pero, al mismo tiempo, intrascendente para países parias con soja como la Argentina.

Es cierto que es imposible saber hoy cómo se le pagará la indemnización a Repsol; cuál será el programa de inversiones de YPF; qué destino tendrá la familia Eskenazi; si los chinos harán un joint venture con la nueva conducción de la empresa o cuánto costará importar energía en 2012. El largo plazo energético luce escalofriante. En el corto siempre se puede, con golpes de efecto y cajas confiscadas por el Estado, atenuar el costo de la fiesta y engañar a las masas que se mueven por emociones, a menos que flaquee el bolsillo.

Que se esta cebando una bomba es cierto pero también lo es que los mecanismos de retardo son muchos y algunos de los más importantes están en manos del gobierno. Cristina Fernández no huye hacia adelante convencida que frente al desbarajuste de su administración carece de otra alternativa que no sea quemar las naves y ponerle el pecho a las balas. Si lo hiciese supondría, al menos, que ha entendido el problema en el cual se ha metido, no sólo con la expropiación sino con la irracional política energética pergeñada por su marido y continuada alegremente por ella. Antes al contrario supone que está haciendo bien los deberes y cambiando el eje del capitalismo argentino. No es una mujer empeñada en dar batalla a caballo de unas convicciones que hacen agua. Es una fundamentalista que piensa siempre de manera binaria. Todo lo que hace está bien porque siempre le ha ido bien. Otro parámetro de medida no tiene y mientras la relación de fuerzas no sufra un cambio, imaginar alguna moderación de su parte en la consecución de su estrategia de dominación sería como estar en la luna de Valencia. Hasta la próxima semana.

Caso Aponte revuelve a la Venezuela preelectoral

EFE: Caso Aponte revuelve a la Venezuela preelectoral

Las denuncias del exmagistrado venezolano Eladio Aponte sobre la supuesta manipulación de la justicia por parte del jefe Estado de Venezuela, Hugo Chávez, y su Gobierno han revuelto el panorama político preelectoral, mientras la Fiscalía solicitó hoy a Interpol la inclusión del exjuez en su base de datos.

Miembros del Gobierno y del oficialismo salieron hoy al paso de las denuncias asegurando que Aponte está diciendo lo que le exige Estados Unidos como parte de una campaña de desprestigio para generar una crisis en el país, mientras la oposición señalaba que se trata de una “pelea de la corrupción”.

Aponte fue destituido hace un mes como magistrado del Tribunal Supremo (TSJ) por el voto unánime del oficialismo y la oposición en el Parlamento por supuestos vínculos con el narcotráfico, y específicamente su relación con el presunto narcotraficante Walid Makled, a quien facilitó una credencial de la Fiscalía General Militar.

El exmagistrado llegó el pasado martes a Estados Unidos tras pasar por Costa Rica, donde contactó con el Departamento Antidrogas de EE.UU. (DEA).

En una entrevista con un canal de televisión estadounidense Aponte aseguró que, como juez, recibió llamadas “desde el presidente para abajo” que le “daban las directrices de acuerdo con el panorama político” y aseguró que el propio Chávez le llamaba “directamente” para manipular casos.

Además aseguró que el vicepresidente Elías Jaua es quien “maneja la Justicia en el país”.

“El Ministerio Público solicitó hoy a la Policía Internacional (Interpol) incorporar en su base de datos la alerta roja contra el exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Eladio Aponte”, indicó la Fiscalía en un comunicado, por estar relacionado con Makled.

La Fiscalía venezolana también resolvió emitir la orden de aprehensión, “enajenar y gravar bienes”, así como bloquear e inmovilizar las cuentas bancarias del letrado.

En horas de la mañana, el presidente del Parlamento venezolano, Diosdado Cabello, había asegurado que Chávez jamás ha dado una instrucción a Aponte ni a ningún juez y acusó al exmiembro del Supremo de estar diciendo lo que le pide Estados Unidos.

Aponte “tuvo la oportunidad de ir a la Asamblea y en la Asamblea, delante de país, decir lo que tenía que decir, pero no tuvo el coraje, la fortaleza ni moral ni ética para pararse en la Asamblea”, dijo Cabello.

El dirigente chavista encuadró las palabras de Aponte en el marco de la campaña para las elecciones de octubre próximo, ya que, dijo, la oposición no tienen ninguna opción contra Chávez en las urnas.

Por su parte, Jaua llamó a los venezolanos a estar alertas porque “ya comenzaron las acciones de desprestigio contra Venezuela” para llevar al país a una “crisis política, del sistema de justicia, económica y moral” con vistas a las elecciones del próximo 7 de octubre.

Desde la trinchera opositora, el candidato a la Presidencia Henrique Capriles dijo respecto a las denuncias de Aponte: “no sabemos qué es peor, honestamente, si las declaraciones de ese magistrado o la respuesta de los altos personeros del Gobierno, pero eso es una pelea entre ellos, una pelea de la corrupción”.

Señaló, asimismo, que “un magistrado que hasta hace nada era una ficha del Gobierno” está dando declaraciones graves y “la respuesta del Gobierno es casi peor que las propias declaraciones de este magistrado. Bueno, están ahí hundiéndose en su pantano”, afirmó.

El Gobierno venezolano ya había sentado posición ayer por mediación del canciller, Nicolás Maduro, quien dijo que Aponte está “desprestigiado” y vendió su “alma” a la DEA.

“Es fácil entender que un prófugo de la Justicia, procesado por sus vínculos con mafias del narcotráfico y ya destituido, le ha vendido su alma a la DEA”, dijo este jueves Maduro.

Mientras tanto, desde Estados Unidos, el exembajador de ese país ante la Organización de Estados Americanos (OEA) Roger Noriega señaló que Aponte puede ser “el testigo perfecto” para investigaciones en Estados Unidos sobre “los capos del narcotráfico” en Venezuela.

“Aponte puede ser el testigo perfecto porque tiene conocimiento personal de la red delictiva, el modus operandi y un contacto personal con funcionarios de muy alto nivel que son los autores intelectuales de estos crímenes”, señaló Noriega en una entrevista que hoy publicó el periódico venezolano El Nacional

 

De repente con @ChavezOfficial: País de plastilina

De repente con @ChavezOfficial: País de plastilina

Querido diario,
Hace algunos días traidores a la patria y al proceso, que vendieron su alma a la DEA se fueron de boca floja a contar supuestas cosas de la revolución. Todo como parte de un plan para desacreditar a la gente honorable del proceso (o sea Yo) y a otros, para hacerme quedar mal ante el mundo y para hablar mal de la justicia en este país.

Pero en una cosa no se equivocó aquel Judas apátrida cuando se refirió a que “la justicia era como un plastilina”. Les cuento: A mí siempre me gustó la plastilina cuando estudiaba en aquel colegio de Sabaneta de Barinas. Claro sólo los niños ricos podían comprarla y era muy difícil para mí obtenerla, porque mis padres no podían costearla entonces los niños; hijos de la pequeña oligarquía barinesa presumían de su plastilina. Fue ahí cuando me di cuenta que yo necesitaba tomar el liderazgo del país y hacer de él mi obra de arte con aquel pegajoso juguete a base de petróleo.

Es que desde que aquellos jueces pusieron la plasta por el golpe de Abril de 2002, la plastilina ha sido la mejor herramienta para gobernar con mis propias manos.

 

Fue así como poco a poco el país lo comencé a moldear, para ajustarlo a las nuevas necesidades de la revolución.

1. La separación de los poderes representaba una amenaza para la estabilidad de mi gobierno así que todo lo uní con puentes de plastilina.
2. El poder judicial estaba tomando demasiadas decisiones que no me gustaron así que hice unos magistrados de plastilina para que tuviéramos mayoría.
3. La oposición estaba amenazando en desestabilizar la Asamblea Nacional así que tuve que crear una ley de sufragio de plastilina y que me aprobaran una ley habilitante de plastilina.
4. Hice jueces de plastilina para que todos los viernes se reúnan en la vicepresidencia para decidir sobre los políticos presos y sus absurdas condenas.
5. Casitas, carros y electrodomésticos de plastilina para el pueblo.
En fin he creado todo un mundo de plastilina forjado con mis manos, donde las cosas se pueden doblar o aplastar según la necesidad o el día. Donde soldados se hacen jueces y donde jueces se hacen prisioneros.
La gran revolución bolivariana es maleable porque así es mejor a la hora de improvisar.

Viviremos y venceremos!

Esteban Alias Mauricio.

Aléjese de los palacios el que quiera ser justo. La virtud y el poder no se hermanan bien.
Marco Anneo Lucano
#ElAutor

 

Armamento Nuclear Secreto en Israel [3/3]

Posibles escenarios sin Chávez

REAGAN VS OBAMA-ECONOMIA SOCIAL

La cárcel de la CIA en Polonia: ¿un secreto a gritos?

La cárcel de la CIA en Polonia: ¿un secreto a gritos?

La cárcel de la CIA en Polonia: ¿un secreto a gritos?
Imagen: AFP / Brennan Linsley / Pool

¿Es posible que la CIA haya estado torturando terroristas en territorio polaco? Durante varios años, la idea de que Polonia pudiera permitir que la CIA operase una prisión secreta en una remota región de su territorio fue tratada como una idea descabellada por los políticos del país, los medios y el público en general.

En una serie de revelaciones y declaraciones políticas, los líderes polacos han llegado más cerca que nunca de reconocer que los Estados Unidos mantuvieron un centro secreto de interrogatorios para sospechosos de terrorismo entre 2002 y 2003 en ese país de Europa del Este.

El primer ministro, Donald Tusk, dijo el jueves que Polonia se ha convertido en “víctima política” de la fuga de información por parte de funcionarios de Estados Unidos que sacaron a la luz aspectos del programa de indagaciones secretas.

“Polonia dejará de ser un país donde los políticos, incluso si están trabajando codo con codo con la mayor superpotencia, puedan hacer algún acuerdo por debajo de la mesa”, dijo Tusk, quien asumió el cargo cuatro años después de que el sitio fuera clausurado.

“Polonia es una democracia donde la legislación nacional e internacional debe ser respetada”, dijo Tusk.

Explicaciones tardías

Para algunos, estas declaraciones sonaron como un reconocimiento postergado de que Polonia permitió a los EE. UU. manejar el sitio secreto, donde sospechosos de terrorismo eran sometidos a duras tácticas de interrogatorio consideradas por los defensores de derechos humanos como torturas.

El pasado martes la historia dio un nuevo giro cuando un reconocido periódico polaco, Gazeta Wyborcza, informó de que los fiscales han acusado al ex espía jefe Zbigniew Siemiatkowski de haber permitido la existencia de este sitio. Siemiatkowski fue acusado de privar a los prisioneros de guerra de su libertad y permitir el castigo corporal.

Hasta el momento ni el ex presidente Bush ni la CIA han revelado oficialmente la ubicación de estos centros secretos en otros lugares del mundo, pero los funcionarios de Inteligencia, además de informes de aviación y grupos de derechos humanos, dicen que tales instalaciones también existieron en Afganistán y Tailandia, así como en Polonia, Lituania y Rumanía.

Grupos de derechos humanos creen que alrededor de ocho presuntos terroristas estuvieron retenidos en Polonia, incluyendo a Khalid Sheikh Mohammed, el autoproclamado cerebro de los atentados del 11 de septiembre; Abd al-Rahim al Nashiri, un ciudadano saudí acusado de orquestar el ataque en 2000 en el buque Cole en el que murieron 17 marineros, y Abu Zubaydah, un palestino sospechoso de terrorismo.

Ex dirigentes no sabían nada

El ex presidente Aleksander Kwasniewski y el ex primer ministro Leszek Miller, que gobernaron el país en ese entonces, han negado vehementemente la existencia de la prisión.

Sin embargo, han expresado su apoyo para el programa de interrogatorios con el argumento de que los EE. UU. y sus aliados estaban en guerra con los terroristas después de los ataques del 11-S y que se necesitaban medidas drásticas. “Siempre voy a estar del lado de las mujeres, los niños heridos y las víctimas de los ataques”, dijo Miller en una entrevista radial esta semana. Incluso el ex presidente Lech Walesa, luchador emblemático por la democracia, dijo que está “en contra de la tortura… pero esto es una guerra y la guerra tiene sus reglas particulares”.

Los defensores de derechos humanos dan la bienvenida a la nueva apertura de investigaciones de estos actos que van en contra de la Constitución polaca, y esperan que en el futuro las agencias de inteligencia puedan cooperar unas con otras, aunque siempre respetando las leyes y sabiendo que las cosas que hacen de manera encubierta, pueden revelarse tarde o temprano.

 

‘Méxodo’: huida masiva de mexicanos para escapar de la narcoviolencia

‘Méxodo’: huida masiva de mexicanos para escapar de la narcoviolencia

México critica a medios internacionales por centrarse en la violencia
 La huida masiva de mexicanos ante la escalada de violencia que se vive en el país debido al narcotráfico ha alcanzado unos índices tan impactantes que ya ha aparecido un nuevo término que caractiza este fenómeno: el ‘Méxodo’.

Según el periodista Jorge Ramos, el término fue aplicado por primera vez por Alejandro Alvarado, profesor de la Universidad Internacional de Florida, que ya está iniciando una investigación sobre este tema. “La militarización ante el problema del narcotráfico ha creado un clima de guerra, y muchos mexicanos de las zonas más afectadas están buscando seguridad en un país vecino. Para ellos, el mexicano es un Estado fallido, como lo es para todos aquellos que abandonan sus países por razones de seguridad”, en palabras de Alvarado que recoge el periodista.

Según el informe de estadísticas de la Procuraduría General de la República del pasado 5 de enero, la cifra de muertes de personas inocentes en el combate contra la delincuencia organizada en 2010 aumentó un 74% respecto a 2009. Concretando las cifras, en su edición del 15 de enero el diario El Norte de Monterrey informó de que en los primeros 14 días de 2011 en el país se registraron 507 homicidios, es decir, cada 40 minutos en México fallecía una persona en incidentes relacionados con el crimen organizado.

Miles de mexicanos huyen de la violencia de los narcos

Además de cobrarse vidas, la delincuencia organizada esta aparentemente agravando el ‘Méxodo’. Solo en Ciudad Juárez, urbe fronteriza con Estados Unidos sacudida por la violencia feroz de los cárteles de la droga, en los últimos tres años se ha registrado la huida de unas 230.000 personas. Este éxodo representa casi el 20% de la población de esta ciudad.

Una parte aplastante de los inmigrantes mexicanos huyen a Estados Unidos, no sólo para trabajar, sino también para salvar su integridad física y su vida. Según el Servicio de Ciudadanía y Migración, durante el pasado año 2.973 mexicanos pidieron asilo a Estados Unidos, cifra que contrasta con los 254 que lo solicitaron en 2009, lo que supone un índice récord y muestra un incremento del 1.000% en un solo año. Según Sharon Rummery, oficial de Relaciones Públicas del Servicio de Ciudadanía y Migración, de estas casi 3.000 solicitudes de asilo 2.320 fueron hechas ya en territorio estadounidense y solo 653 se hicieron antes de pasar la frontera.

Éxodo de ciudades enteras

Se han registrado hasta casos de huida de ciudades enteras, cuyos habitantes no querían jugarse la vida y se mudaron a Estados Unidos o a una región vecina. El ejemplo más dramático de tal abandono fue la ciudad norteña de Mier y su vecino municipio de Guerrero, que se habían convertido en el escenario de los feroces enfrentamientos entre el cártel del Golfo y los Zetas. A pesar de que las autoridades locales trataron de calmar a la población asegurando que la situación estaba bajo control, familias y grupos de personas abandonaron la zona. Ya nadie vive en las decenas de casas ubicadas en la zona fronteriza, no lejos de la ciudad estadounidense de Roma, en Texas, salvo algunos animales que vagabundean abandonados por sus dueños.

El municipio vecino de Miguel Alemán, a donde se dirigió la gente, se vio obligado a organizar el primer albergue en México para afectados por la violencia y pedir ayuda a EE. UU. para alimentar a aproximadamente 200 familias que abandonaron sus hogares. “Debido a que no sabemos cuánto pueda durar esto, estamos solicitando el apoyo de la población de Roma, Texas”, declaró a finales de 2010 Ángel Sánchez, portavoz de la Alcaldía de Miguel Alemán, poblado con más de 25.000 habitantes.

La ONU, preocupada por los impactantes índices de violencia en México

La comunidad internacional se muestra sumamente preocupada por los impactantes índices de violencia del país. La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, solicitó hace poco al Gobierno de Calderón que acelere las pesquisas sobre el reciente secuestro de unos cuarenta inmigrantes latinoamericanos ocurrido en diciembre. La respuesta del Gobierno fue: “El principio de responsabilidad compartida debe aplicarse no solo entre gobiernos, sino también entre estos y las organizaciones internacionales”. El Gobierno aseguró que gasta “cuantiosos recursos” en garantizar la seguridad de la cada vez más populosa migración que atraviesa el territorio mexicano rumbo a Estados Unidos. También anunció que prepara “una nueva ley migratoria que garantice los derechos humanos”.

 

Legisladores republicanos proponen legalizar las torturas

Legisladores republicanos proponen legalizar las torturas

Legisladores republicanos proponen legalizar las torturas
Imagen: AFP / Timothy A. CLARY5

Parece que el guión del gobierno de George Bush, donde los interrogatorios inhumanos y las torturas en las cárceles eran habituales, podría volver a usarse en un futuro no muy lejano.

La senadora republicana Kelly Ayotte propuso legalizar ciertos métodos de tortura que están oficialmente prohibidas. En el caso de ser aprobada, la propuesta de Ayotte anulará parcialmente la Orden Presidencial de Barack Obama, que permite solamente los interrogatorios legales.

Entre las propuestas de Ayotte está la de incluir en el Manual Militar de EE. UU. una lista secreta de los métodos de interrogatorio que se podrán aplicar a los presuntos terroristas y criminales de guerra.

Criticando la enmienda del republicano, la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) y otras 30 organizaciones mandaron una carta oficial al Senado estadounidense e insistieron en rechazar la propuesta, añadiendo que dañará la imagen de EE. UU. en el mundo.

En respuesta a las críticas de la ACLU, los candidatos presidenciales del Partido Republicano comentaron que los métodos de los interrogatorios actuales son demasiado suaves. El republicano Michele Bachmann declaró que la Agencia de Inteligencia Central (CIA, por sus siglas en inglés) había perdido su capacidad para torturar a los supuestos terroristas por el hecho de que el presidente Barack Obama apoya a la ACLU.

Entre las ‘torturas duras’ destacan prácticas como el simulacro de estrangulamiento, los golpes, la tortura con agua conocida como ‘submarino’ y el uso de grilletes, cadenas y porras de goma.

Guantánamo: la tortura que no cesa

El Gobierno estadounidense fue criticado por el trato inhumano de los presos. El centro de detención de Guantánamo, situado en una base naval de Estados Unidos en territorio de Cuba, es considerado por muchos como un “campo de concentración”. Numerosos detenidos están encarcelados sin que se les haya presentado una acusación oficial.

Según los datos de Amnistía Internacional en el centro de Guantánamo se aplican torturas con la autorización del Gobierno estadounidense.

Los ex detenidos cuentan que durante los años de encarcelamiento les obligaron a mantenerse despiertos o a vivir en un ambiente con música sonando a todo volumen, entre otras humillaciones físicas y psicológicas. El servicio médico tampoco se comportaba con demasiada humanidad. Por ejemplo, se llevaron a cabo amputaciones en casos en los que no era necesario cortar dedos infectados. No resulta sorprendente que se hayan producido varios suicidios y otros tantos intentos de quitarse la vida por parte de presos.

Al llegar al poder, el presidente Barack Obama prometió cerrar el centro de Guantánamo. Sin embargo, y pese a ser considerada una de las cárceles más caras de los EE. UU., el complejo sigue “funcionando”.

 

Cárceles secretas de la CIA: el Europarlamento sigue su investigación en Lituania

Cárceles secretas de la CIA: el Europarlamento sigue su investigación en Lituania

Cárceles secretas de la CIA: el Europarlamento sigue su investigación en Lituania
Imagen: AFP / Mandel Ngan

Una comisión especial del Parlamento Europeo visitará Lituania a finales de abril para investigar la existencia en el territorio de este país báltico de unas cárceles secretas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Los miembros de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) del Parlamento Europeo informaron de que del 25 al 27 de abril tienen previsto encontrarse con la presidenta del país, Dalia Grybauskaite, y también con el canciller lituano, el ministro del Interior y otros altos funcionarios del Gobierno y del Seim (el Parlamento) de Lituania. La lista de la LIBE incluye altos ex funcionarios de la Fiscalía y de la Inteligencia lituana.

Los investigadores de la alta comisión intentarán dilucidar si los líderes lituanos le permitieron a la CIA, de manera ilegal, establecer ese tipo de prisiones y si se cometieron torturas. Los eurodiputados plantean visitar también algunos lugares del país donde posiblemente pudieran ubicarse las prisiones secretas estadounidenses.

Traslados ilegales, desapariciones y torturas de detenidos

La LIBE está elaborando un informe sobre traslados ilegales, desapariciones y torturas de detenidos en Europa, como continuación de la investigación del Parlamento Europeo de 2007. La Comisión del Europarlamento ha denunciado que muchos estados de la Unión Europea ponen trabas a las investigaciones que se llevan a cabo sobre el tema.

La información sobre la existencia en Lituania de cárceles secretas de la CIA fue divulgada por una cadena de televisión estadounidense. Un ex oficial de la CIA ha informado acerca de la existencia de prisiones ilegales en el territorio de este país báltico donde se derivaban presos sospechosos de terrorismo y radicalismo islámico.

El ex funcionario de la CIA dijo que las prisiones funcionaron hasta 2005 y que los presos fueron objeto de duros tormentos durante los interrogatorios. Sin embargo, ex mandatarios y funcionarios de los servicios secretos lituanos negaron la existencia de cárceles secretas de la CIA en su territorio.

Prisiones secretas en el centro de Europa

En diciembre de 2009 una comisión del Seim concluyó que la CIA estableció dos cárceles secretas en este país europeo, una en la capital lituana, Vilnius, y otra en sus alrededores, después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en EE. UU.

Según conclusiones de la comisión parlamentaria, se debía investigar a funcionarios del Departamento de Seguridad del Estado por “abuso de poder” conforme al derecho lituano. El mismo 2009 la Fiscalía lituana abrió una investigación sobre este caso, pero el 14 de enero de 2011 la Fiscalía lo cerró por la “expiración del plazo de prescripción”.

Aun así, después del último informe de la LIBE, el Gobierno lituano ha reconocido que albergó prisiones secretas de la CIA.

Red paneuropea de cárceles secretas estadounidenses

Las dos cárceles en territorio lituano eran parte de una red de lugares secretos que la CIA operaba y controlaba en Polonia y Rumanía durante el Gobierno de George W. Bush hasta 2006.

Según la información publicada a finales de marzo pasado, un ex jefe de los servicios de Inteligencia polacos, Zbigniew Siemiatkowski, ha sido acusado formalmente en relación con los detenidos de la CIA recluidos en Polonia.

Además, se ha identificado un edificio en Bucarest, la capital de Rumanía, como presunto centro de detención de la CIA, y una investigación polaca sobre centros secretos se ha tambaleado en reiteradas ocasiones.

En septiembre pasado, el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg, exigió a Lituania, Polonia y Rumanía que dieran explicaciones sobre la existencia de sitios clandestinos de la CIA en su territorio.

 

Ciudades, desarrollo y bienestar

Ciudades, desarrollo y bienestar

por Oscar Ortiz Antelo

Oscar Ortiz Antelo es ex presidente del Senado de la República de Bolivia.

El economista y profesor de la Universidad de Harvard Edward Glaeser defiende una tesis que sorprende y contradice teorías comúnmente aceptadas: las ciudades son el espacio donde la gente vive mejor, encuentra oportunidades para superar la pobreza y afecta menos al medioambiente. Sus planteamientos, basados en investigaciones sobre la experiencia histórica del desarrollo urbano y en análisis estadísticos, son muy valiosos para sociedades como las latinoamericanas con un crecimiento urbano explosivo y una urgente necesidad de políticas públicas eficaces contra la pobreza.

En una reciente entrevista concedida a la revista Veja, Glaeser sostiene que las grandes aglomeraciones urbanas impulsan el crecimiento económico porque atraen a los ciudadanos más emprendedores y en ellas encuentran condiciones para desarrollar su potencial creativo e innovador. Igualmente muestra que solo los lugares con alta concentración de gente posibilitan inversiones de gran escala en infraestructura como hospitales, universidades, teatros o museos, facilitando el acceso de la gran mayoría a la salud, la educación y la cultura, lo que produce una fuerza de trabajo más capacitada y productiva.

Basado en sus investigaciones, el académico argumenta que incluso los más pobres, que viven en las zonas con menos servicios, cuentan con ingresos mayores que quienes habitan en el área rural y se benefician con mayores oportunidades de movilidad social y acceso a los servicios públicos.

Con relación al medioambiente, sus estudios demuestran que las ciudades, al concentrar grandes cantidades de personas en reducidos espacios físicos, evitan la destrucción de las áreas naturales, reducen el consumo de energía y posibilitan el desarrollo de la infraestructura de saneamiento básico, agua potable y energía que sería imposible atender si se fomenta la expansión ilimitada de las áreas residenciales. Desde este punto de vista, los edificios son una solución mucho más amigable para el medioambiente que las viviendas unifamiliares a las que estamos acostumbrados en los países de menor desarrollo.

En cuanto a los desafíos para lograr que las ciudades ofrezcan efectivamente condiciones que mejoren la calidad de vida del conjunto de la población, postula que es necesario priorizar la seguridad ciudadana y el transporte público, a los cuales los gobiernos deberían dedicar una parte sustancial de sus inversiones y adaptar soluciones ya experimentadas en muchas urbes del mundo.

Las sociedades latinoamericanas son altamente urbanizadas y esta tendencia continuará acentuándose. En Bolivia, por ejemplo, más del 70% de la población vive en poblaciones urbanas. Si queremos luchar contra la pobreza en serio, debemos complementar los esfuerzos que se realizan para atender la extrema pobreza de las poblaciones rurales, con políticas públicas que faciliten el desarrollo de ciudades intermedias y áreas metropolitanas que ofrezcan oportunidades de superación y condiciones de bienestar para la gran mayoría poblacional.

Diarios de EE. UU. la emprenden contra presidenta argentina

Diarios de EE. UU. la emprenden contra presidenta argentina

No obstante la situación, sondeos entre ciudadanos argentinos favorecen a la presidenta Fernández.

No obstante la situación, sondeos entre ciudadanos argentinos favorecen a la presidenta Fernández.
Foto: Reuters

Deberían sacar a Argentina del G-20 hasta que Fernández se digne a ‘comportarse como un jefe de Estado de verdad, y no como un matón’: WSJ.

En un editorial, el influyente diario financiero neoyorquino ‘The Wall Street Journal’ sostiene que tal expulsión supondría la mejor forma de llamarle la atención, ya que “la señora de Kirchner no está por acatar cualquier tribunal internacional”.

El diario profundiza en lo perjudicial para Argentina que resultaría la expropiación de YPF de la multinacional española Repsol, ya que va a “animar la fuga de capitales, que los controles severos y los perros rastreadores en los transbordadores que cruzan el Río de la Plata al Uruguay no han podido frenar”.

La decisión de la presidenta “tiene sentido cero para Argentina, tomando en cuenta su necesidad de capital extranjero para desarrollar reservas de crudo y de gas que se creen muy extensas”.

“Pero -continúa el editorial- si la historia sirve de guía, eso a la señora de Kirchner le da igual. Está intentando salvar su presidencia mientras que el modelo económico que heredó de su marido, el fallecido Néstor Kirchner, pierde fuelle”.

El periódico recuerda que al asumir el cargo en 2003, tras el fracaso de la paridad entre el peso y el dólar, “Kirchner impuso controles sobre los precios, derogó contratos, renunció a pagar las deudas, expropió bienes y ahuyentó a los inversionistas extranjeros”.

En la recuperación económica que se obtuvo después, “el crecimiento partió de una base reducida y se alimentaba de un tipo de cambio para el peso que era artificialmente bajo y un mayor proteccionismo, dirigido a generar demanda interna”.

Al mismo tiempo, Argentina se vio beneficiada por los bajos tipos de interés dictados por la Reserva Federa de EE. UU., que dieron lugar a un “boom en los precios de las materias primas que suponen una gran parte del PIB de Argentina”. “Ahora -advierte el Wall Street Journal- el ‘crash’ parece inevitable; la economía se ralentiza y las reservas internacionales se fugan”.

“Al robar Repsol -argumenta-, la señora de Kirchner pretende aprovecharse de los sentimientos nacionalistas” y hacerse con los suministros de petróleo y los medios para alimentar “la maquinaría del clientelismo político”.

Sin embargo, -sostiene el editorial- está impulsando la fuga de capitales.

WASHINGTON POST TAMBIÉN LE DA ‘PALO’

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha optado por el “populismo” del pasado al expropiar el 51 por ciento de las acciones de la petrolera YPF en manos de la española Repsol, aumentando su “aislamiento” del mundo y del progreso económico de sus vecinos, dice el diario ‘Washington Post’.

El diario sugiere que “aunque hay poco que el resto del mundo pueda hacer para evitarlo”, una forma de enviar una llamada de atención sería la expulsión de Argentina del G20 y propone que su vecino, Chile, “que ha superado con creces la Argentina en el desarrollo económico y político”, sea su sustituto.

En un artículo de opinión titulado “Argentina elige su pasado”, el diario apunta que cuando fue reelegida presidenta el pasado octubre tenía la opción de “continuar con el populismo autocrático que practicaba antes de las elecciones o llevar a su país hacia los mercados globales y el mundo democrático”.

Esta semana, con la nacionalización de la principal compañía petrolera del país, la presidenta “dejó clara su decisión”, dice el diario que señala que aunque se ganó el “aplauso doméstico” con esta medida, “garantizó que el aislamiento de Argentina del mundo y del progreso económico de sus vecinos, siga creciendo”.

Aunque la expropiación se ha presentado como “una recuperación de la soberanía” sobre una empresa cuya producción había estado cayendo, el diario considera que el descenso “se produjo en gran parte por malas políticas gubernamentales” y pone en duda que vaya ahora a mejorar.

“Además de causar una ruptura con España y con la Unión Europea, la nacionalización se limitará a mostrar que Argentina no es capaz de atraer el capital extranjero y la experiencia necesaria para explotar sus grandes reservas de petróleo y gas”, agrega.

El Post advierte de que “mientras que Brasil y México avanzan, integrándose en la economía mundial y con la consolidación de democracias estables, la Argentina de Fernández se dirige inexorablemente hacia otra crisis”.

El diario advierte que “el nuevo bandazo de la presidenta hacia la izquierda no es sólo una mala noticia para los empresarios”. “Los economistas que se atreven a denunciar la verdadera tasa de inflación -más del 20 por ciento- son objeto de procesamiento” y denuncia el “ataque a los medios independientes”, incluidos los dos principales diarios, ‘Clarín’ y ‘La Nación’.

EFE

Piden que se tomen medidas comerciales contra Argentina

Piden que se tomen medidas comerciales contra Argentina

José Manuel Durão, presidente de la Comisión Europea.

José Manuel Durão, presidente de la Comisión Europea.
Foto: EFE

El Parlamento Europeo (PE) dio este viernes su visto bueno a los líderes de la Unión Europea para que adopten acciones contra ese país.

Por amplia mayoría, la Eurocámara ha sacado adelante una resolución consensuada por los grandes grupos políticos en la que se pide a la Comisión Europea y al Consejo de la UE que valoren opciones como la “posible suspensión parcial” de Argentina del sistema generalizado de preferencias (SGP). De estas ventajas arancelarias se benefician en su entrada al mercado europeo los biocombustibles y la materia prima para producirlos, así como aceites de soja y girasol; aceites esenciales de limón; gambas y filetes de merluza congelados; zumos de cítricos; tabaco; mandarinas y uvas de mesa.

Según datos de 2010 facilitados por la Comisión Europea, las exportaciones argentinas hacia la UE que se beneficiaron de las ventajas aduaneras representaron 2.400 millones de euros, lo que supone cerca del 27 por ciento del total de las ventas de ese país al bloque europeo.

La suspensión de las SGP es la medida más agresiva que apunta la resolución de condena del Parlamento Europeo a la expropiación de la filial de Repsol, que ha conseguido 458 votos a favor, 71 en contra y 16 abstenciones. Sin embargo, el párrafo sobre la suspensión de las preferencias comerciales no fue apoyado por el grupo socialista europeo, que se mostró partidario -igual que los socialistas españoles- de que la solución más “inteligente” debe ser una “negociada” con Buenos Aires.

Ese párrafo fue aprobado por 332 votos a favor, 195 en contra y 16 abstenciones. Todos los grupos, a excepción de los Verdes/Alianza Libre Europea y la Izquierda Unitaria, han “deplorado” la decisión tomada por el Gobierno argentino de proceder a la expropiación de la mayor parte de las acciones de una compañía europea, ya que representa “una decisión unilateral y arbitraria”.

Además, consideran que la nacionalización de YPF supone un “ataque al ejercicio de la libre empresa y al principio de certidumbre legal, deteriorando así el clima empresarial para los negocios de la UE en ese país”. La resolución del PE constata que esta decisión “se refiere a una sola empresa del sector y tan sólo a una parte de su accionariado, lo que podría considerarse discriminatorio”, en su opinión.

Por otra parte, los eurodiputados han advertido en el texto que decisiones como la tomada por las autoridades argentinas pueden “enrarecer el clima de cordialidad y entendimiento necesarios” para cerrar las negociaciones en curso de un acuerdo de asociación UE-Mercosur.

“Para que esas negociaciones sean un éxito, las dos partes tienen que conversar en un espíritu de apertura y confianza mutua”, apuntan los eurodiputados. “La presión que pueda ejercerse con el acuerdo Mercosur, la presión política, es la mejor arma que la UE tiene contra Argentina”, han explicado fuentes del Parlamento Europeo.

La respuesta del PE a la decisión argentina se ha cocinado a lo largo de toda la semana, incluidos dos debates sobre la respuesta a dar a Buenos Aires con la alta representante de la UE, Catherine Ashton, y el vicepresidente de la CE, Antonio Tajani, quienes se sumaron al rechazo a la expropiación.

Tajani anunció el pasado miércoles que su gabinete ha anulado su agenda de encuentros con empresarios argentinos para la semana próxima y clamó que el caso YPF no es un conflicto solo de España sino de toda la UE, una idea en la que incidió Ashton y también la mayoría de eurodiputados españoles.

Los que han votado en contra de la resolución, como los españoles Raul Romeva (ICV) y Ana Miranda (BNG), defienden que se está “confundiendo los intereses de un país con los de una empresa” y que “el pueblo argentino tiene derecho a decidir sobre la gestión de sus recursos”.

Lo que está detrás del caso Repsol-YPF

Lo que está detrás del caso Repsol-YPF

Eduardo Olier
Kirchner-cristina-mano.jpg

Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina.

YPF era hasta la fecha de la intervención política del Gobierno Kirchner la filial argentina de la multinacional española Repsol, que poseía el 57,43% de su capital. Formando parte de este relevante grupo petrolero, YPF realizó en Argentina en 2011 inversiones superiores a los 3.000 millones de dólares y pagó 6.400 millones en impuestos, lo que la convirtió en el primer contribuyente del país, además de ser el mayor productor de hidrocarburos, gestionando el 32% de la explotación de petróleo y el 23% de gas: nada más lejos, sin embargo, de constituir un monopolio, pues allí operan también Esso, Oil Combustibles y Shell.

Repsol-YPF ha sido el objetivo fácil de unos dirigentes sin escrúpulos que, al hilo de una demagogia populista, pretenden tapar sus muchas faltas y, probablemente, enriquecerse con ello. Sin embargo, les será difícil ocultar que Argentina tiene la economía destrozada. La política de subsidios que los encumbró al poder ha llegado a su fin. Lo que empezó con una subida del 30% de los salarios de los funcionarios, y se acompañó con un caudal de subvenciones a múltiples sectores que superó, en 2011, la enorme cifra de 63.000 millones de pesos, se ha terminado. Subsidios que incluso llegaban al metro de la capital -el subte- cuyo precio se ha incrementado un 127% después de que el Gobierno actual lo traspasara a la ciudad de Buenos Aires quitándole la subvención. Un país que sin subsidios verá crecer la inflación y, con ello, la pobreza, que estadísticas fiables sitúan ya en el 44% de la población.

A lo anterior se añade la liberalización de los precios de los combustibles, que llevó a incrementos del precio del gasoil cercanos al 50% en 2011. Una situación que empeorará con la llegada del invierno, a lo que habrá que sumar los habituales cortes de electricidad. Un problema tradicional en Argentina, necesitada aún de cuantiosas inversiones en infraestructuras, que se completa con unos hábitos de consumo desproporcionados. Sin olvidar el precio del gas, cuyas compras realiza la sociedad pública Enarsa que, sorprendentemente, importa gas a un precio muy superior al obtenido localmente. Una empresa creada por Néstor Kirchner en diciembre de 2004 con el objetivo aparente de introducir la presencia estatal en un mercado privatizado desde los años noventa por Carlos Menem.

Argentina, ¿un Estado fallido?

Además, la crisis internacional aumenta las incertidumbres. A lo que se añaden otros factores como la actual sequía, la política de fuerte ajuste fiscal y, últimamente, las restricciones a las importaciones. Un escenario en el que ya se anuncia una contracción de la economía y, por tanto, menores ingresos para el Estado. La economía dejó de crecer hace meses, y las estimaciones para 2012 prevén un crecimiento del 3,4%, muy lejos del 9% de 2011. De ahí que el populismo del actual Gobierno le haya llevado a reclamar de nuevo las Malvinas, y a intervenir Repsol-YPF sin ningún soporte legal, utilizando para ello una incomprensible decisión política.

Un país que, según The Economist de marzo de 2011, estaría ya en la cabecera de los cinco Estados fallidos mundiales. Una sufrida Argentina dominada por una facción peronista que, al decir de este medio de comunicación, no tiene ningún interés en seguir las reglas del juego democrático y se opone violentamente a cualquier avance en este sentido; como tampoco le importa mejorar las condiciones de vida de los argentinos, muchos de los cuales tratan de huir del país. Un grupo donde la corrupción masiva se practica con total impunidad, y donde la justicia, según esta revista, está repleta de jueces politizados que incluso por orden del Gobierno negaron el año pasado un requerimiento de un alto tribunal suizo que investigaba un asunto de blanqueo de capitales proveniente de Argentina.

Y no sólo son los ingleses. También los Estados Unidos en este mes de marzo retiraron a Argentina la calificación de país preferente, sacándola del GSP (Generalized System of Preferences), con la justificación de que “Argentina no ha actuado de buena fe para reforzar las decisiones de arbitraje en favor de ciudadanos o empresas americanas”. A lo que han añadido el embargo de importaciones de vino y aceite de oliva.

Repsol ha sido la fácil excusa y la demostración palpable de la corrupción generalizada del Gobierno argentino actual, al cual no le serán suficientes las movilizaciones que en su favor realice la organización juvenil La Cámpora dirigida por el hijo de la presidenta, Máximo Kirchner, cuyo lema La fuerza de la juventud, la fuerza de un pueblo son huecas palabras que no evitarán el aislamiento internacional y el aumento de la pobreza del sufrido pueblo argentino.

Eduardo Olier, presidente del Instituto Choiseul España.

¿Tiene que comprar Repsol la participación de Eskenazi en YPF al perder el control?

¿Tiene que comprar Repsol la participación de Eskenazi en YPF al perder el control?

elEconomista.es
brufau

El predidente de Repsol, Antonio Brufau. Foto: Archivo

Repsol, cuya filial YPF fue nacionalizada por el Gobierno argentino hace escasos días, podría verse obligado a recomprar la participación en manos de la familia Eskenazi. En virtud a un acuerdo que firmaron en 2008, la petrolera española se comprometía a adquirir las acciones de los argentinos si Repsol dejaba de ser el socio mayoritario de YPF. Lo que está detrás del caso Repsol-YPF.

De acuerdo con los términos pactados, a los que ha tenido acceso Bloomberg, Repsol debería hacerse cargo también de las cargas financieras que pesan sobre el grupo Petersen debido a su desembarco YPF.

Esto daría un giro inesperado a la situación de Eskenazi, en una delicada posición por la deuda a la que debe hacer frente desde que Cristina Fernández de Kirchner decidió nacionalizar la filial de YPF. El holding argentino tiene que afrontar unos vencimientos anuales de unos 300 millones de dólares entre amortizaciones e intereses, derivados del crédito de 3.000 millones de dólares que solicitó en 2008 para entrar en YPF.

No es aplicable

Por lo pronto, Repsol ya se ha pronunciado asegurando que en un contexto de expropiación, como es el caso, el acuerdo “no es aplicable”, según ha afirmado el jefe de Medios Internacionales y Financieros de la petrolera española, Kristian Rix.

Por otra parte, dos abogados cercanos al proceso consultados por Bloomberg aseguran que Repsol podría repeler un movimiento de este tipo argumentando “fuerza mayor”.

El grupo Petersen, el grupo argentino Petersen, propiedad de la familia Eskenazi, mantiene su paquete de acciones en la petrolera, del 25,4%, tras el golpe de timón de Argentina, pero le podría costar asumir sus obligaciones financieras, que abonaba con el dividendo repartido anualmente por Repsol. De hecho, este punto era parte del acuerdo que firmaron hace cuatro años y con el que estuvo de acuerdo el anterior presidente de Argentina y marido de Cristina, el fallecido Néstor Kircnher.

Paraísos fiscales: Refugios de libertad

Paraísos fiscales: Refugios de libertad

Post image for Paraísos fiscales: Refugios de libertad

Imprime

Escrito por Gorka Etxeberria para Ahorro Tributario. El sector financiero offshore está creciendo a un ritmo varias veces superior al del PIB mundial. En los últimos años se ha acentuado la transferencia masiva de capitales desde los países convencionales hacia paraísos fiscales -estos refugios de libertad donde la gente se encuentra a salvo de la voracidad de Hacienda. Este boom de lo offshore presagia un futuro en el que los países “normales” se van a ver obligados a reconocer por fin la libertad económica de las personas y de sus empresas.

El siglo XX pasará a la Historia como el siglo del máximo protagonismo del Estado. Los Estados-nación compactos, con pretensión de uniformidad etnocultural y con vocación de compartimentos estancos tuvieron su mayor auge en la primera mitad del siglo. Su glorificación condujo al totalitarismo y, después de la terrible conflagración bélica de los años cuarenta, mantuvieron su vigencia durante cuatro décadas más a causa de la Guerra Fría. Sólo el abrupto e inesperado final de ésta —y de la correspondiente situación de bipolaridad— ha hecho posible que asistamos ahora a un considerable cuestionamiento del exceso de Estado, y pueda el ciudadano individual recuperar poco a poco fragmentos de la soberanía que, de forma tan sutil como implacable, le había ido arrebatando la insaciable maquinaria estatal. Casi todas las voces coinciden en señalar que, si efectivamente el siglo XX fue una centuria marcada por la hegemonía social, cultural, política y económica de los Estados, el nuevo siglo será el de la máxima devolución de poder a la persona.

Un indicio fundamental de esta tendencia podemos encontrarlo en el auge imparable de la resistencia ciudadana a las hasta ahora numerosas y frecuentemente dolorosas imposiciones del Estado en todos los órdenes de la vida. Esta resistencia, que constituye una auténtica rebelión silenciosa de las generaciones finiseculares contra el poder, ha tenido una multiplicidad de expresiones, desde la temprana revolución sexual de los años sesenta hasta la espiritual de los setenta y la moral de los ochenta, desde el movimiento mundial contra el servicio militar hasta la presión social en favor de la soberanía individual respecto a cuestiones como el aborto, la eutanasia o el consumo de estupefacientes, y desde el cuestionamiento de muchos elementos del Estado-providencia hasta la generalización y popularización de los paraísos fiscales y otras fórmulas de protección frente a la fiscalidad. En todos los casos expuestos, la persona ha reivindicado su libertad y el ámbito en el cual ésta se ejerce, es decir, su propiedad (la propiedad de su vida, de su cuerpo, de sus decisiones, de su trabajo y de su patrimonio). Esta reivindicación choca frontalmente con la autopercepción de los Estados, herederos directos del Antiguo Régimen, que se han civilizado y democratizado en su relación con las masas, pero no tanto en su relación directa con el individuo —relación que constituye la gran asignatura pendiente de la organización sociopolítica actual—.

El Estado tal como hoy todavía lo conocemos, pese a ser consciente de una acelerada deslegitimación por parte de las personas —a la cual, naturalmente, se resiste—, se percibe a sí mismo como el dueño último de cuantos recursos de toda índole se encuentran en su territorio, siendo los ciudadanos una especie de pseudopropietarios a quienes en cualquier momento se puede expropiar si es necesario (antes en nombre de la “patria” o del rey, ahora en función del “interés general” o de la sociedad). Esta condición de dueño último de todo y de todos, de señor absoluto de vidas y haciendas, se denomina “soberanía” y explica la arrogancia con la que los estados se han adueñado de todo tipo de bienes, desde el cuerpo y el trabajo de los seres humanos obligados a trabajar gratis para él (como soldados o en cualquier otra actividad) hasta tierras para construir autopistas, y, explica también el crecimiento desmedido de la presión fiscal a lo largo del siglo, que en algunos países occidentales ha alcanzado más del ochenta por ciento de los ingresos laborales de una persona o de los beneficios de la actividad empresarial, en lo que contituye una auténtica nulificación del autogobierno personal y una infantilización casi total de los seres humanos, con la administración pública como paternal tutor de todos los ciudadanos.

Este nuevo “sheriff de Nottingham”, como el malvado personaje de la novela “Robin Hood”, está siempre al acecho para quitarle a la gente lo que es suyo. Ha moderado sus maneras y ha convencido a la mayoría de la conveniencia de sus impuestos, deslumbrando a las masas con todo tipo de infraestructuras y sistemas de “protección” social (logros, ambos, que la gente habría alcanzado por sí misma y en mejores condiciones mediante esa espontánea organización social que llamamos mercado). Pero la base del sistema sigue siendo la expropiación, y por montos mucho mayores en el siglo XX que los antiguos diezmos.

El Estado enseña los dientes a cualquiera que cuestiona su soberanía, porque es plenamente consciente de que sin este atributo tan cuestionable y obsoleto —al menos en su formulación presente y con sus actuales contenidos—, se tambalearía y daría paso a una situación de máxima libertad en la que los soberanos serían directamente los individuos, y las escasas funciones a desempeñar por entes colectivos no justificarían un Estado como el actual sino uno cien veces más pequeño y limitado. Esto asusta a millones de personas con un interés directo o indirecto en la continuidad del statu quo, desde los empresarios mercantilistas que viven de la protección estatal frente a sus competidores extranjeros hasta los líderes sindicales, desde los enormes regimientos de funcionarios públicos hasta la clase política en pleno. Todos estos sectores representan una coalición formidable, invencible por el ciudadano solo en una confrontación directa con semejante monstruo.

Pero David está ganando a Goliat escapando del sistema, refugiándose en las oportunidades de afirmación de la soberanía individual que hoy permiten las nuevas tecnologías y la popularización de los transportes y las comunicaciones. ¿El Estado le sustrae su derecho a consumir marihuana? Vaya usted a Amsterdam. ¿Le impide abortar? Cruce la frontera o vuele al país más cercano con una legislación más liberal al respecto. ¿Le perjudica la debilidad de la moneda estatal? Protéjase cambiando su dinero a una moneda fuerte. ¿Le está robando a través de unos impuestos confiscatorios? Acuda a un paraíso fiscal. La globalización y la tecnologización de nuestra vida cotidiana son las grandes aliadas de la persona individual en su heroica resistencia frente al megaestado. Lo que no han conseguido los partidos políticos liberales o libertarios, ni los economistas “austriacos” ni el ejemplo de los grandes éxitos del sistema de pensiones chileno o de la revolución económica neozelandesa, lo están logrando los vuelos asequibles, las conexiones a Internet y, en definitiva, la abolición de las distancias en nuestro mundo.

Refugios de libertad

La presión fiscal, la política arancelaria y las diversas formas de intromisión del Estado en los asuntos de la gente son las causas principales, si no únicas, de que en el mundo existan hoy más de cuarenta paraísos fiscales. Es una constante histórica que allí donde alguien intenta limitar la libertad humana, otro se ingenia un sistema para preservarla. No se trata de lugares gobernados por perversos políticos locales decididos a minar la “base fiscal” de los países “normales”, ni de jurisdicciones corrompidas por el dinero de malvados millonarios. Se trata de países y colonias que de forma absolutamente ética y legítima ofrecen a la gente un respiro, una válvula de escape frente a la persecución, es decir, un refugio. De ahí viene su nombre original en inglés: “tax havens” (refugios fiscales), mal traducido al español como “paraísos”. Aunque la palabra “paraísos” es bastante ajustada a la realidad, en contraposición con el infierno fiscal que representa la Hacienda pública de las jurisdicciones ordinarias, creo que el nombre original, “refugios”, da una idea más precisa de lo que acontece en esos lugares. La gente se refugia, se asila. Y si siente esa necesidad es porque en sus lugares de origen ocurre algo injusto. Nadie se tomaría las molestias —y hasta los riesgos— de refugiarse en Liechtenstein o en las Bermudas si se le cobraran unos impuestos de un cinco o diez por ciento, si montar una compañía en los países “normales” fuera cuestión de horas y costara mil dólares, si la actividad empresarial o la simple gestión de los ahorros no fuera una carrera de obstáculos en la que uno percibe siempre en la nuca el aliento amenazador de esos perros de presa humanos: los inspectores de Hacienda.

Cuando una ley es injusta, la gente se resiste a cumplirla. Así, miles de jóvenes en todo el mundo se han resistido a cumplir el servicio militar —y muchos han ido a prisión por ello— y las sociedades generalmente les han dado la razón, hasta el punto de que este intolerable abuso estatal sobre la vida, el tiempo, el cuerpo y el trabajo de las personas ha quedado socialmente deslegitimado y está siendo abolido país tras país. Pues bien, aunque tenga un estigma social a veces insoportable —fomentado por la propaganda estatal pagada con los impuestos de la misma gente a la que se dirige—, el hecho de refugiarse en un paraíso fiscal no dista mucho conceptualmente, mutatis mutandis, de la insumisión a otro supuesto deber como es éste de prestar servicio armado al país.

Una palabra viene de inmediato a la mente cuando se discute la justificación moral de las obligaciones de toda índole que el Estado impone a las personas: “solidaridad”. La conclusión a la que el mundo está llegando tras las últimas décadas de rebelión individual en diferentes campos es que la solidaridad es una cualidad humana indisociable de la voluntad. Se puede incentivar pero no imponer, y suele aflorar por sí sola en cuantía suficiente —como demuestra el auge de las ONG— si se permite la actuación libre de la conciencia humana, en vez de organizarla desde un poder superior y paternal. La solidaridad es demasiado importante para dejarla en manos de los burócratas, y la gente empieza a darse cuenta de ello. La solidaridad forzada no es solidaridad sino abuso y expolio, y si se puede justificar en algún caso sería en muy contadas y excepcionales ocasiones, jamás como un mecanismo sistemático, articulado y planificado desde el poder político. ¿Es insolidario el emigrante que se lleva su capacidad intelectual y física a otro país porque las condiciones laborales creadas por la legislación corporativista y mercantilista le hacen imposible encontrar empleo? ¿Es insolidario el joven que se niega a perder un año de su vida —o su vida entera— en el servicio militar a esa entelequia que llaman “patria”? ¿Es insolidario quien refugia su dinero fuera de las fronteras nacionales, harto de que el “Gran Hermano” le succione su patrimonio para alimentar un sistema caduco e ineficaz? Insolidarios son quienes, ante cualquiera de estas situaciones, criminalizan al individuo en lugar de replantearse el sistema.

El auge de lo offshore

La palabra inglesa “offshore” (“fuera de la costa”) se emplea como sinónimo eufemístico de “paraíso fiscal”, ante la criminalización social a la que estas jurisdicciones han sido sometidas por los medios de propaganda estatales. El sector financiero offshore representa hoy, según los expertos, entre el diez y el quince por ciento de la riqueza mundial, cuando en 1994 no pasaba del cinco por ciento. El crecimiento es tan rápido que al término de la década de 2000 bien podría estar refugiado en estos lugares más de la mitad del capital mundial. Hasta hace unos años, los paraísos fiscales se consideraban como países y territorios reservados a grandes empresas y, sobre todo, a fortunas personales enormes. Pero la elevada presión fiscal del mundo desarrollado, que se ha reducido algo pero que sigue estando muy por encima de la medida esperada por la gente, junto a la simplificación y el abaratamiento de los viajes y las telecomunicaciones, ha hecho de lo offshore un entorno tentador y al alcance de cualquiera. Tener una cuenta cifrada o una sociedad exenta de impuestos ya no es un lujo, y en muchos casos es una necesidad.

¿Quién y cómo puede beneficiarse de los paraísos fiscales? En primer lugar son un refugio ideal para las personas que han ido ahorrando durante años y que o bien viven en países donde se les obliga a tener sus cuentas personales en una moneda nacional insegura (caso de varios países latinoamericanos) o bien han generado parte de su ahorro “en negro”, es decir, fuera del control estatal. En lugar de tener cantidades importantes debajo de la cama o perdiendo valor en la caja fuerte de un banco, ese dinero puede hacerse productivo realizando cualquier clase de inversión bursátil o simplemente manteniéndolo en una cuenta remunerada en un paraíso fiscal. Cualquier suma a partir de unos pocos miles de dólares justifica el recurso a estos territorios. Además, en los banco offshore se puede uno beneficiar de la ausencia de control de cambios y del uso exclusivo de monedas fuertes. Las cuentas bancarias normalmente admiten fondos en varias monedas, por lo que se puede diversificar cómodamente el capital teniendo en la misma cuenta una parte en dólares, otra en yenes y otra en francos suizos, por ejemplo. Las tarjetas de crédito emitidas por estos bancos se pueden utilizar en el país de residencia del interesado, y a veces sin dejar rastro. Y, por supuesto, estos bancos están obligados por ley a no suministrar información a las haciendas de los países “normales”, cosa que tampoco hace el propio gobierno del paraíso fiscal. Las cuentas se abren con enorme facilidad y las comisiones bancarias no son, por lo general, mucho más elevadas de lo habitual. Además de miles de bancos dedicados en exclusiva al negocio offshore, la mayoría de los principales bancos de cada país tienen bien organizada su estructura exterior y ofrecen a sus clientes todo tipo de facilidades para realizar y controlar sus depósitos, muchas veces sin siquiera desplazarse al paraíso fiscal en cuestión.

Empresarialmente, los paraísos fiscales constituyen en la actualidad una pieza clave del comercio internacional. En ellos se puede constituir una empresa en cuestión de horas, sin que se inmiscuya en ello la administración y por unas cantidades asequibles a cualquier bolsillo. Cada vez son más los profesionales independientes que cobran a sus clientes en el extranjero mediante este tipo de sociedades, cuyo precio no suele superar los mil quinientos dólares como mucho. Evitar la doble imposición, aliviar la carga fiscal que soportan y mantener el secreto de algunas operaciones comerciales son los principales motivos por los que las empresas acuden a un paraíso fiscal. No hay una sola multinacional que no tenga una sofisticada estructura offshore, y el tamaño de las compañías usuarias de estos territorios se ha reducido hasta alcanzar a muchas pequeñas y medianas empresas. Una de las ventajas del paraíso fiscal frente a la jurisdicción convencional es que la identidad de los verdaderos propietarios y administradores puede protegerse mediante figuras jurídicas que impiden a los Estados acceder a esa información. La extrema seriedad y confidencialidad de los despachos de abogados y del sector bancario son la clave del éxito de estos territorios, por lo que en la práctica totalidad de los casos uno puede estar tranquilo respecto a la seguridad de sus datos, de su identidad y de su patrimonio.

La hipocresía anti-offshore

Los Estados convencionales han reaccionado de dos formas ante el espectacular incremento del sector financiero offshore. Por una parte, han lanzado toda suerte de campañas de propaganda destinadas a deslegitimar y desprestigiar a los paraísos fiscales, presentándolos ante la opinión pública como nidos de terroristas, narcotraficantes y millonarios egoístas. Por otro, han intentado ponerle puertas al campo, legislando innumerables normas destinadas a dificultar el acceso de los ciudadanos a estos lugares y a asustar a la gente respecto a la utilización de un paraíso fiscal. Pero la realidad se impone y de nada le han servido a los Estados ni sus legislaciones liberticidas ni su hipocresía. Esta última tiene su mayor expresión en la tolerancia de facto de casi todos los grandes Estados frente a aquellos pequeños paraísos fiscales con los que comparten un mismo entorno geográfico y de idioma (Italia sobre San Marino, Francia respecto a Mónaco, Alemania con Luxemburgo, Gran Bretaña respecto a las islas de Man, Jersey y Guernsey, España frente a Andorra, Estados Unidos sobre Bermudas y Grand Cayman, etc.). Esa tolerancia se debe a la presión de la comunidad financiera de cada país, y a la preferencia de las haciendas públicas por mantener esas fortunas cerca, de forma que reviertan de una u otra manera en el país.

Los paraísos fiscales, salvo Suiza, suelen ser países minúsculos. Unos son antiguos y respetados microestados europeos. Otros son pequeñas islas del Caribe o del Pacífico sin muchos más recursos que el turismo y el sector offshore. Muchos son todavía países colonizados cuya escasa extensión y población les mantienen aún bajo depedencia política de la metrópoli, pero con una plena autonomía económica y fiscal. Todos ellos compiten entre sí por el aluvión de dinero que cada año huye de las economías ordinarias hacia el sector offshore. Son en la práctica totalidad de los casos territorios democráticos y con un correcto manejo de la economía doméstica. Algunos han logrado generar un elevadísimo nivel de vida para sus ciudadanos. Sin embargo, no faltan voces puritanas que exigen la anulación de sus “privilegios” y hasta la anexión a los países grandes cercanos, en el colmo de la arrogancia. Es lo que sucedió hace poco en Alemania, cuando se descubrió que el partido democristiano CDU tenía cuentas en Liechtenstein y hubo quienes se permitieron incluso reclamar la anulación de este pequeño país centroeuropeo. La OCDE intentó en 1998 y 1999 organizar a sus Estados miembros en una especie de cruzada contra el sector offshore, pero los mismos países que tanto vociferan contra los paraísos fiscales encontraron mil y un impedimentos para coordinarse. Tampoco las alarmistas conclusiones de la comisión Ruding del Parlamento Europeo motivaron acción alguna por parte de los Quince. En definitiva, la hipocresía no sirve cuando la realidad se impone, y la propaganda anti-offshore no es ni creíble ni eficaz. El dinero es de la gente y la gente quiere ser libre.

Un futuro “paradisiaco”

Los paraísos fiscales no son un mal sino un síntoma. La enfermedad que señalan es el prepotente soberanismo fiscal de los países frente a sus ciudadanos, la glorificación del Estado y la continua amenaza de éste a la propiedad de las personas y de las empresas. Esa y no otra es la dolencia, y la medicina que la combate se llama libertad económica. La globalización está suministrando a los individuos amplias dosis de ese medicamento milagroso. En el Occidente desarrollado hemos conquistado la libertad política, y América Latina se ha incorporado a ella tarde pero bien. Falta la libertad económica, y por ahora sólo los paraísos fiscales nos la proporcionan, mientras nuestros Estados nos la niegan. Además nos ayudan a forzarles para que nos la reconozcan de una vez. La tendencia apunta hacia un mundo donde el sheriffde Nottingham terminará recibiendo un sonoro y humillante corte de mangas y, en vista de no tener nada que recaudar por haber refugiado todos los aldeanos su dinero en el bosque offshore de Sherwood, bien custodiado por Robin Hood y sus amigos, se irá a casa con los bolsillos vacíos y dejará en paz, por fin, a las antiguas víctimas de su vampirismo convertidas ya en ex-súbditos económicamente libres.

La soberanía individual y el derecho a portar armas

La soberanía individual y el derecho a portar armas

Post image for La soberanía individual y el derecho a portar armas

Sobre el derecho a portar armas, escrito por Larry Nieves. Explicación del aspecto defensivo de la soberanía individual.

El derecho a portar armas se deriva directamente del derecho de propiedad que cada persona tiene sobre sí misma. ¿Puede usted negar que es el dueño de sí mismo? Negar tal hecho de la naturaleza no puede hacerse sin caer en una contradicción en términos, puesto que para afirmar algo usted necesita ser dueño de usted mismo, de sus cuerdas vocales si pretende decirlo, de sus manos si pretende escribirlo y en última instancia de su cerebro para pensar la idea.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de propiedad? Cuando hablamos de propiedad nos referimos a la posesión de algo y a la capacidad de disponer de ese algo (ambas condiciones deben cumplirse). De manera que decir que cada ser humano es dueño de sí mismo significa que cada quien está en posesión de su cuerpo y de su mente y además que está en capacidad de disponer de ellos, de moverse, trasladarse o quedarse tranquilo, usarlos o dejarlos inertes.

Si usted no fuese dueño de usted mismo, entonces alguien más lo sería, es decir, otra persona estaría en control de su cuerpo y de su mente. Usted sería un esclavo, mientras la otra persona sería su amo. Pero si queremos construir una sociedad de hombres libres (en aislamiento, cada persona es por definición absolutamente libre), no podemos permitir que unas personas sean dueñas de otras personas. Por lo tanto, un sistema ético para una sociedad libre debe comenzar por el derecho de propiedad de cada persona sobre sí misma.

Muy bien, cada persona es dueña de sí misma, nadie puede poseerla e igualmente ella no puede ser dueña de nadie más (el sistema ético es universal, es decir, se aplica por igual a todos).

Para poder ejercer el derecho de propiedad sobre usted mismo es esencial que no existan sobre usted interferencias o invasiones externas, es decir que usted sea libre. Cuando hablamos de libertad, nos referimos a la ausencia de coacción sobre el individuo. Una persona que no es libre es una persona obligada a actuar contrariamente a sus deseos, mediante el uso o la amenaza del uso de la violencia, es decir, medianta la coacción.

Ahora bien, si usted es dueño de sí mismo y para poder ejercer dicho derecho usted debe ser libre, se desprende lógicamente que usted también tiene el derecho de defenderse, a través de los medios que juzgue más convenientes, de la agresión no provocada de algún otro individuo. Si usted tuviera que pedirle permiso a su agresor para defenderse de él, entonces es evidente que el derecho a la propiedad sobre usted mismo sería no más que una entelequia, una bien intencionada que desaparecería en la práctica.

Es también un hecho natural que los seres humanos nacen y se desarrollan desigualmente, algunos tienen ciertas actitudes y gustos, miestras que otros tienen los contrarios u otros simplemente diferentes. Esta desigualdad innata y natural conlleva en particular a que ciertos individuos sean más fuertes, hábiles o diestros en el uso de la violencia. Similarmente, el resto será más débil, menos hábil o diestro en el uso de la violencia. En el paraíso, donde todos los seres humanos se aman entre sí, la violencia es innecesaria, puesto que jamás surge allí ninguna clase de conflicto. Desafortunadamente vivimos en un mundo imperfecto y por lo tanto para este segundo grupo es esencial responder a la pregunta: ¿cómo nos defendemos de aquellos que son más fuertes? La respuesta es que los más débiles pueden usar el poder de sus cerebros para crear herramientas que les ayuden a defenderse de los elementos antisociales de la comunidad: aquellos que prefieren el uso de la coerción para obtener su sustento sobre el uso del trabajo y el intercambio voluntario. He allí el origen de las armas.

Entonces, cada quien es dueño de sí mismo. Para ejercer ese derecho de propiedad original, usted debe ser libre, es decir, disfrutar de la ausencia de coerción. Como el mundo no es perfecto, usted debe pensar en formas de protegerse de posibles agresores y como no todos somos igual de fuertes surge la necesidad de usar armas para defenderse.

Hay unos quienes prefieren rendir este derecho a la defensa personal y delegarlo en la institución del estado. Ciertamente ellos tienen esa prerrogativa, al hacerlo están ejerciendo su derecho natural a actuar libremente. Para ellos, quizás el derecho a defenderse de un agresor es una excusa ridícula. Sin embargo, estos promotores del desarme civil y del monopolio estatal de la violencia fallan flagrantemente en al menos dos aspectos fundamentales (ciertamente fallan en muchos otros aspectos, pero dos serán suficientes acá). Si ellos se desarman y delegan el derecho a defenderse al estado, entonces, ¿quién los defiende a ellos del estado? Y en segundo lugar, si bien es correcto que ellos pueden ejercer su derecho a rendir sus armas, ¿con qué derecho pretenden que el resto de la gente haga lo mismo? El promotor del desarme debe responder estas dos preguntas satisfactoriamente si quiere convencernos de desarmarnos.

El arma per se no es maligna, maligno es el uso ofensivo que alguien pueda darle. Aquellos que pretendan usar armas como agresores deberán tener en cuenta que sus potenciales víctimas podrían estar tanto o mejor armadas que ellos mismos. Ese es un elemento disuasivo, sin duda. Pero suponiendo que aun así todavía existan agresores (y ciertamente siempre existirán agresores), pues estos deben enfrentar las consecuencias de sus actos de agresivos. En la sociedad anarcocapitalista tendrían que enfrentar a agencias profesionales privadas de protección y defensa, quienes se encargarían de repelerlos o, en caso de fallar en esto último, de perseguirlos, aprehenderlos y obligarlos a pagar una justa compensación a sus víctimas. En el mundo estatista actual, tendremos que depender del estado para proporcionar este servicio.

Si elimináramos todas las armas, ¿acaso desaparecería la violencia? No, simplemente los violentos usarían otros medios para ejercer sus deseos de conquista y opresión, palos y piedras, por ejemplo. ¿Es que entonces tenemos que abolir los palos y las piedras? Los promotores del desarme, si se acostumbraran a usar la lógica en su vida diaria, tendrían que proponer la abolición de los palos y las piedras.

Esta es una defensa del derecho a portar y usar armas defensivamente basada en el derecho natural, no está basada en argumentos utilitaristas, aunque ciertamente también se puede defender el derecho a portar armas en ese contexto.

Vale además decir que en este marco que hemos desarrollado acá no existe el concepto de “guerra preventiva”, definida como un acto de agresión contra un ente que no representa un peligro claro e inminente. El concepto de guerra preventiva, inventado por W. Bush y Cia. es una aberración inaceptable el concepto de guerra justa, es decir guerra defensiva. El uso de las armas al que abogamos acá es meramente defensivo

En defensa propia

En defensa propia

Post image for En defensa propia

A favor de la defensa propia, escrito por Guillermo Ramírez. Las armas como defensa legítima de la vida, libertad y propiedad de uno mismo.

Imagina que estás en tu habitación, en cama, durmiendo. Son las 3 de la mañana y tu esposa está a tu lado. Ambos intentan recuperar un poco de sueño antes de volver a arrancar la jornada laboral en apenas un par de horas. De repente un sonido extraño es detectado por tu oído y tu sentido natural de alerta hace que abras los ojos y busques en la oscuridad la fuente de ese ruido. A medida que tomas conciencia de tu ubicación y de la naturaleza de los sonidos tu cuerpo empieza a liberar adrenalina, tu corazón empieza a acelerarse y el letargo del sueño te abandona remplazado por una sensación de peligro. Tus ojos encuentran a un extraño hurgando tus cosas, revisando tus cajones, arma en mano. Afortunadamente tu también tienes un arma, está sobre tu mesa de noche, esperando a que la tomes.

Supongamos también que en ese mismo instante puedes presionar el botón de STOP de un control remoto mágico como el del personaje de Adam Sandler en la comedia con moraleja “Click” y logras parar el tiempo. En ese mismo instante, siendo invadido por un criminal armado y teniendo un arma a tu alcance cercano debes tomar una decisión:

  • a) Te haces del dormido y dejas que el maleante se vaya con tus propiedades, fruto de tu esfuerzo, y luego haces una denuncia policial. Sabes que te arriesgas a que nunca recuperes tus posesiones ya que es la norma en este tipo de situaciones pero decides hacerlo porque cazar al criminal es tarea de la Policía.
  • b) Forcejeas con el maleante inclusive amenazándolo con tu arma para que se rinda y deje tus posesiones en su lugar. Llamas a la policía que viene a recogerlo y se inicia un proceso judicial en su contra en donde probablemente ganes ya que fue detenido en delito flagrante. El riesgo es que el maleante busque venganza al salir de la cárcel o a través de amigos o familiares.
  • c) Tomas el arma de tu mesa de noche y sin mediar palabra disparas a matar. El maleante muere y tu argumentas defensa propia sabiendo que de cualquier manera la Justicia abrirá un proceso en tu contra por, muy probablemente, homicidio doloso con el atenuante de la excitación emocional. Te arriesgas a una demanda por resarcimiento económico de parte de la familia del maleante y a la presión de los grupos llamados de defensa de los derechos humanos. Así mismo disparar a herir para luego entregar a la policía trae los mismos inconvenientes que el punto B.

Ahora volvamos a la realidad. No tenemos ese control remoto mágico que nos permite utilizar tiempo parado para pensar y tomar la decisión que creemos correcta. El maleante está al acecho, cada vez más cerca y debes actuar. ¿Qué harás? ¿Qué decisión tomarás? ¿Defenderás a tu familia y a tu propiedad a todo lugar o buscarás ayuda de las agencias del Estado? Es una pregunta que todos deberíamos hacernos desde ya, en el seguro refugio de nuestra imaginación. Personalmente he pensado en esta situación durante mucho tiempo y mi mente ya está entrenada para tomar la legítima decisión de defender mi vida y mis posesiones aunque esto implique tomar la vida de quien decidió no respetar la mía.

Este es un llamado a la defensa propia como argumento legítimo para la protección de la vida y propiedad de cada uno. Es hora de que la Justicia del Estado deje de procesar a quienes, amparados en su derecho natural, defienden lo que es suyo.

Te pido que comiences a pensar en qué harías tú.

Gobiernos: Los mayores asesinos de la historia

Gobiernos: Los mayores asesinos de la historia

Post image for Gobiernos: Los mayores asesinos de la historia

Vídeo y artículo del canal No al Genocidio. Los Estados son las mayores instituciones terroristas-criminales de la historia de la humanidad, gran parte de los muertos de forma violenta son culpa del Estado, por acción (guerras) u omisión (te desarma para “protegerte”). Hay dos formas de morir violentamente a manos de otro, por un delincuente o un burócrata (policía, militar). Siglo XX, testigo de la brutalidad del Estado.

A lo largo del siglo XX, los Gobiernos (Estados1) han asesinado a más de 170 millones de civiles. La misma policía y ejército que supuestamente debían velar por su seguridad se encargaron de ejecutar las matanzas. A pesar de las campañas organizadas por Gobiernos progresistas, la realidad histórica es innegable: El desarme de la población civil es responsable de más muertes que la tenencia de armas.

Este pequeño documento muestra imágenes que los Gobiernos de toda índole (izquierdas o derechas) quieren borrar de tu mente: Los Gobiernos matan a su propia gente. El poder corrompe, y el poder absoluto de los Gobiernos actuales corrompe absolutamente. Como muestra este documento, los Gobiernos de cada país han asesinado más civiles en tiempos de paz que en guerras. Sus propios ciudadanos fueron las víctimas. Este es el proceso que lleva al Genocidio:

  1. Los Gobiernos desarman a la población civil con la excusa de garantizar la seguridad ciudadana.
  2. A continuación, el Gobierno se hace presente en cada aspecto de la vida civil. Cada crisis es empleada como excusa para expandir los poderes del Estado.
  3. La democracia se vuelve inoperante, pues los Gobiernos ya no temen la rebelión popular.
  4. El Gobierno inicia una campaña de promoción del odio que divide a la sociedad en grupos: Raza, religión, lengua, origen
  5. Una minoría es seleccionada como origen de todos los males.
  6. Grupos de milicianos, ayudados por la policía, intimidan, acorralan y exterminan a la población.

Ya ha ocurrido en Europa, y volverá a ocurrir. A no ser que la población civil aprenda la lección y exija a sus Gobiernos el Derecho Fundamental a la autodefensa.

Los Gobiernos de todos los Continentes son responsables de grotescos genocidios. No permitas que te confundan con su propaganda. Si no tienes el Derecho a defender tu vida y la de tu familia, eres un esclavo. Tu amo es el Gobierno, que te mantiene vivo en tanto sirvas sus fines. Y nadie es más esclavo que quien siéndolo se niega a reconocerlo.

Nota

1. Para indicar la diferencia entre gobierno y Estado, y el punto de vista de la idea anarquista;

Sheehan, Sean. Anarchism, Reaktion Books 2004, p. 25-26 “una distinción pertinente para el ideal anarquista es la diferencia entre el gobierno, refiriéndose al Estado, y gobierno, refiriéndose a la administración de un sistema político. Los anarquistas, como todos, tienden a utilizar la palabra gobierno como sinónimo de Estado, pero lo que es rechazado por la oposición apriori del anarquismo hacia el Estado no es el concepto de gobierno como tal, sino la idea de un Estado soberano que reclama y demanda obediencia, y si es necesario la vida, de sus súbditos”

Ciudadanos armados significan una ciudad segura

Ciudadanos armados significan una ciudad segura

Post image for Ciudadanos armados significan una ciudad segura

Escrito por John R. Lott, Jr. y traducido por Jorge Valín. Este artículo fue publicado originalmente en con el nombre Armed Citizens Mean a Safer City en LewRockwell.com. John Lott es economista y profesor del American Enterprise Institute versado en el estudio sobre la criminalidad, políticas antitrust, educación, control de armas y financiación de campañas políticas entre otros. Sus principales libros son The Bias against Guns y More Guns, Less Crime.

Es una de las ventajas de ser político. Mientras que las armas están prohibidas para los ciudadanos de Washington, D.C., los congresistas pueden llevar armas para defenderse dentro del Capitolio. Dos conocidos izquierdista, los senadores Chuck Schumer y Ted Kennedy tienen guardaespaldas armados. Las mujeres de los políticos, como la mujer del senador Tom Daschle, Linda, también tienen guardaespaldas. Indudablemente, esos políticos y sus familias tienen muy buenas razones para protegerse, pero otros americanos, especialmente esos que viven en lugares como Washington, con altos niveles de delincuencia, también quieren la misma seguridad que los políticos.

Gracias a Dios, la Cámara de los Representantes ha revocado finalmente la prohibición a las armas en Washington, D.C.

Mientras que esos políticos tienen protección en sus casas y ahí donde vayan, desde el 24 de septiembre de 1.976, el resto de ciudadanos de Washington, D.C. han tenido que vivir con la más restrictiva ley de armas de los Estados Unidos. La policía hizo cumplir la prohibición a las armas, y las leyes obligaban a que las armas largas estuviesen desmontadas, descargadas y bloqueadas. Así pues, con una tasa de asesinatos del 46 por 100.000 en 2002, el Distrito (de Washington) no le costó ganarse el título de la capital del asesinato de entre las ciudades con más de 500.000 habitantes. Pero antes de la prohibición, esto no había sido así.

El crimen empezó a crecer significativamente después de la prohibición. En los cinco años anteriores a que entrara en vigor la ley anti armas, en 1.976, la tasa de asesinatos cayó de un 37 a un 27 por 100.000. En los cinco años posteriores a la prohibición, la tasa creció hasta el 35 por 100.000. Durante este mismo periodo de tiempo los atracos bajaron de 1.514 a 1.003 por 100.000 habitantes, y después subieron más de un 63% hasta llegar a 1.635 atracos por cada 100.0000 habitantes. La tendencia de los cinco años posteriores a la prohibición no es una algo puntual. De hecho, mientras que la tasa de asesinatos ha variado en el tiempo durante estos 30 años, sólo en una ocasión la tasa de asesinatos se ha situado por debajo de 1976 (cuando empezó la prohibición).

Estos descensos de criminalidad anteriores a la ley, y posteriores aumentos aprobada la ley, fueron mucho más grande que en sus estados vecinos de Maryland y Virginia. Por ejemplo, la tasa de asesinatos cayó durante estos cinco años anteriores a la ley 3,5 veces más que en sus estados vecinos; y cuando se aprobó la ley subió 3,8 veces más.

El proyecto de ley pretendía “restaurar los derechos de auto defensa en el hogar”. Cuando la prohibición se aprobó los criminales tuvieron menos preocupaciones, ahora los ciudadanos estaban desarmados. Esto provocó que los robos aumentaran en un 56% en cinco años. Mantener sin munición, descargadas y bloqueadas las armas largas es como no tener armas, y por lo tanto, no sirven para defenderse. El tiempo medio de respuesta de la policía en la región era de 8 minutos y 25 segundos, uno no siempre tenía la suerte de poder esperar la llegada de la policía.

Seguramente no se pueda culpar a la prohibición de todos los males que ocurrieron en la región, y es que el departamento de policía tuvo muchísimos problemas para cumplir sus mínimos así como problemas de gestión y conflictos de tipo moral por sus actuaciones. Pero incluso ciudades con mejores departamentos de policía también tuvieron altas cotas de criminalidad después de la prohibición. En Chicago la prohibición empezó en el año 1982. Tenía un sistema informático que era la envidia del país, las instalaciones policiales más modernas y una de las redes de coordinación más efectivas. Realmente la ciudad consiguió una impresionante reducción del crimen en los primeros años, pero la prohibición a las armas no funcionó a la hora de reducir la violencia.

La tasa de criminalidad en la ciudad de Chicago bajó del 27 al 22 por 100.000 en los cinco años anteriores a la prohibición, y después de ésta, subió por encima del 23. El cambio es más dramático cuando lo comparamos con los cinco vecinos del condado de Illinois: la tasa de asesinatos pasó de ser de 8,1 veces más alta que sus vecinos en 1977 a 5,5 veces en 1982; y luego subió hasta ser 12 veces más alta en 1987. Mientras que los datos de robos no están disponibles para los años inmediatamente posteriores a la prohibición, desde 1985 (primer año en el que el FBI empezó dar datos) la tasa de robo se disparó.

La ironía respecto al debate sobre las armas es que los líderes nacionales del partido Demócrata, al menos en público, dicen que los americanos tienen el derecho a poseer armas para la autodefensa. Por ejemplo, John Kerry dijo que: “creo que la constitución, nuestras leyes y nuestras costumbres protegen el derecho de los ciudadanos a poseer armas”. El senador John Edwards dijo: “creo que la segunda enmienda protege el derecho de los americanos a poseer armas para fines como cazar y la autodefensa…” El senador Tom Daschle, también afirmó su soporte a la segunda enmienda en anuncios radiofónicos en su ajustada campaña en el sur de Dakota. El apoyo de éstos políticos al derecho individual de llevar armas para la autodefensa no encaja para nada con las amenazas obstruccionistas al proyecto de ley para acabar con la prohibición cuando llegó al senado.

Los defensores de la prohibición dicen que la ley falló porque muchas armas permanecieron en el Distrito y en las áreas vecinas de Chicago, pero es que no trajo siquiera la más pequeña reducción del crimen. Todos queremos sacar las armas a los criminales. El problema es que prohibir las armas sólo desarma a los ciudadanos que son respetuosos con la ley mientras que deja libres a los criminales para que saquen a gente todo lo que quieran.

A %d blogueros les gusta esto: