Los sanguinario “Zetas” se mezclan con migrantes

Los sanguinario “Zetas” se mezclan con migrantes

Grupos de trata de personas y del crimen organizado estarían desplazándose hacia México procedentes de Centroamérica por los mismos canales de tránsito que los refugiados y migrantes económicos, advirtió la especialista Laura Zamudio González.

La directora del Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Iberoamericana (UIA) comentó que, al parecer, cuando Los Zetas regresan a este país lo llegan a hacer en oleadas de migrantes de tránsito rumbo a Estados Unidos y con refugiados.

Zamudio González subrayó que por ello es de suma importancia reconocer quiénes sí son sujetos de ese derecho y quiénes no.

Comentó que antes era fácil identificar a los refugiados pues por lo general se desplazaban de forma individual o en pequeños grupos, pero ahora llegan en masas donde se mezclan con migrantes económicos, solicitantes de asilo político y redes criminales.

Señaló que esa situación hace muy difícil para el Estado mexicano brindar protección a los solicitantes de refugio político.

La internacionalista participó en el seminario Ley sobre Refugiados y Protección Complementaria, en el que Rubén Barbado Sánchez, de la ACNUR, recordó que la condición de refugiado, acto declaratorio de carácter universal, se otorga a las personas que deben abandonar su país de origen para garantizar su vida o libertad.

El oficial Asociado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expuso que por lo menos 33.9 millones de personas son desplazadas de manera forzada en el mundo; 10.55 millones son refugiadas.

De igual forma 41% de los refugiados y solicitantes de asilo son menores de 18 años, en tanto que 49% de la población que protege el organismo son mujeres y niños.

Javier Urbano Reyes, coordinador del Programa de Asuntos Migratorios (Prami) de la UIA, expresó que la ley es un mecanismo de reconocimiento a los solicitantes de refugio, pero sólo abre la puerta en torno al tema.

Planteó en ese sentido que la integración social de los refugiados corresponde a diversas instancias del Estado, como las secretarías del Trabajo y de Desarrollo Social, que deben emprender políticas públicas que integren como ciudadanos a los refugiados, en virtud de promover, generar y aumentar el respeto a sus derechos humanos.

Dijo que México debe reconocer la característica especial de protección a los refugiados, para luego poder pasar a un esquema de promoción de su ciudadanía, pues no se debe “hablar del refugiado como si fuera una condena social, sino como un mecanismo de transición”.

Para Javier Urbano es importante que la Ley sobre Refugiados y Protección Complementaria no se quede pasmada, sino que sea una herramienta que trascienda y movilice a una persona, de ser un refugiado, a ser un ciudadano. México enviaría un buen mensaje al mundo al reconocer el potencial ciudadano del refugiado, dijo.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: