Guatemala: La novela de facturas compradas – por Reny Mariane Bake

Guatemala: La novela de facturas compradas – por Reny Mariane Bake

El último informe de Latinobarómetro (2011) menciona que los avances en América Latina continúan silenciosamente sin atención. Ocho de cada 10 latinoamericanos están conectados con el mundo a través de celular, y cuatro de cada 10 hoy tienen un nivel de educación más alto que el promedio del hogar en que nacieron.

El informe también mide los desafíos a la democracia. El problema más importante para los latinoamericanos es la delincuencia y la seguridad pública. De las cosas que los ciudadanos latinoamericanos consideran le faltan a la democracia: reducir la corrupción (48%), garantizar la justicia social (33%), aumentar la participación ciudadana (31%) y la transparencia del Estado (31%). Sólo un 13% dice que a la democracia no le falta nada, que está bien como está. En el caso de Guatemala, falta: reducir corrupción (41%), justicia social (25%), aumentar transparencia del Estado (27%), falta participación ciudadana (26%) y consolidar los partidos políticos (14%).

Al sumar estas opiniones sobre Guatemala, el 68% de lo que le falta a la democracia está relacionado con la corrupción y transparencia. En otra parte del informe se menciona que el combate de la corrupción es un tema cultural, más que otra cosa y comenta sobre la “moral relajada” de las sociedades de permitir fraudes sociales.

Como la corrupción es uno de los lastres endémicos que atrasan el desarrollo de Guatemala, mientras leía el informe en Semana Santa, reflexionaba en la situación a la que he bautizado “Facturas compradas”: la misma relaciona a un par de personas conocidas, que incluyen a quien ocupa uno de los viceministerios de Finanzas. Para mí, el tema de fondo no es si fue culpa de ellos o de sus contadores, sino que en Guatemala pareciese que es “socialmente aceptado” que quien se encarga de cuidar el Presupuesto Nacional esté en algo así.

Casi al mismo tiempo, en Hungría renunció el Presidente por que le comprobaron que hace 20 años copió su tesis y en Costa Rica renunció el ministro de Finanzas por un escándalo de evasión fiscal. ¿Qué estándares queremos para nuestros funcionarios, especialmente aquellos que cuidan de nuestros dineros? El desarrollo lo lastra en buena medida la corrupción y el mal ejemplo de tolerar “dependiendo”. No es asunto de “me caen bien o no”, “es amigo, del partido, etc.”, sino que es un asunto de que no “ solo” nos exijan que paguemos más impuestos, sino que los que pagamos impuestos “exijamos” y cuestionemos a quienes cuidan y cómo se usan nuestros dineros. Eso se llama participación ciudadana y un 26% de guatemaltecos considera que es lo que le falta a la democracia. Cambiar imagen también es una de las tareas pendientes de AL según Latinobarómetro. Comencemos a cambiar la imagen que se tiene del país y qué se es “tolerante”. Exijamos ética, valores y ser ejemplo de vida para los jóvenes. Valores es lo que más se discute en las universidades y en las iglesias. ¿Qué estándares queremos en los funcionarios públicos?

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: