LA GUERRA PERDIDA

La guerra contra el terrorismo es un fraude de 6 Billones de dólares, mas que el coste de la Segunda Guerra Mundial.

la proxima guerra contra el terrorismo fraude estafa

Cuando Obama comenzó su campaña de propaganda para la reelección y a engañar a la opinión pública estadounidense con el pensamiento de que él tiene la intención de poner fin a la Guerra Afganistán-Pakistán, dijo que la “guerra contra el terrorismo” ha costado 1 billón de dólares en la última década. Si bien es una cantidad asombrosa de dinero, estaba siendo engañoso, una vez más.

Como usted puede haber oído, un estudio recientemente publicado por el Proyecto de Investigación Eisenhower en la Universidad Brown reveló que el costo de la guerra contra el terrorismo es significativamente mayor de lo que Obama ha dicho. La poca cobertura que el estudio recibió en la prensa citó 3,7 billones de dólares como costo total, y fue la estimación más conservadora. La estimación moderada, la que los medios de comunicación ignoran, fue de 4,4 billones de dólares. Además, los pagos de intereses de estos costos lo más probable es que la eleven mas de 1 billón más, lo que eleva el costo total de la guerra contra el terrorismo hasta por lo menos a 5.4 billones de dólares. El informe también señala que los siguientes costos ni siquiera se incluyen en este total:


“Estos totales no incluyen: Gastos médicos para los veteranos heridos de más de 65 años, los gastos para los veteranos pagados de los presupuestos del gobierno estatal y local, la ayuda prometida de 5,3 mil millones de dólares de ayuda para la reconstrucción de Afganistán, y las consecuencias macroeconómicas adicionales de los gastos de guerra incluyendo la infraestructura y el empleo.”

David Callahan, informando para The Policy Shop, resumió el informe de estimaciones de costos así:

“…Los costos totales directos e indirectos de las guerras en Irak y Afganistán puede exceder de 6 billones de dólares… Esta cifra proviene de la combinación de asignaciones del Congreso para las guerras de la última década (1,3 billones de dólares), el gasto adicional por parte del Pentágono en relación con las guerras (326 – 652 mil millones de dólares), el interés hasta ahora en el Pentágono por los créditos para la guerra, todo lo cual fue tomado en préstamo (185 millones de dólares), los costos médicos inmediatos para los veteranos (32 millones de dólares), gastos relacionados con la de ayuda exterior para la guerra (74 millones de dólares), los gastos de seguridad (401 mil millones de dólares), los costos médicos proyectados para los veteranos hasta el 2051 (589 – 934 mil millones de dólares), los costos sociales a las familias de los militares ( 295 – 400 millones de dólares), los gastos de guerra previstos para el Pentágono y la ayuda exterior cuando las tropas estén en dos zonas de guerra ($ 453 mil millones) y pagos de intereses de todos estos gastos hasta el 2020 ($ 1 billón de dólares)”.

Una vez que se suman todos estos costos, y también se considera el hecho de que estas guerras no tienen previsto un fin cercano, la guerra contra el terrorismo fácilmente nos va a costar más de 6 billones de dólares. Para poner los costes de la Guerra contra el Terrorismo en su contexto, de acuerdo con la Oficina de Presupuesto del Congreso, el costo total de la Segunda Guerra Mundial, ajustado por la inflación, fue de 4,1 billones de dólares.

Otro engaño más importante es el reportado presupuesto militar anual. El presupuesto militar para 2012 se cita a menudo en 690 mil millones de dólares. Una vez más, es una gran suma de dinero para un año. Sin embargo, cuando se suman todos los demás gastos militares que no se incluyen en este presupuesto, se encuentra que nuestro verdadero presupuesto anual total “probablemente excede de 1,5 billones de dólares.”

Para poner esto en perspectiva de costes, ya que el estadounidense promedio tiene poco conocimiento de cuánto dinero se trata, un billón son un millón de millones de dólares. Si se toman todos los déficits del presupuesto estatal y se combinan, los cuales están dando lugar a recortes en programas sociales vitales que tendrán un impacto negativo en la vida de millones de estadounidenses, se necesitaría una pequeña fracción de un billón 140 mil millones dólares (aproximadamente equivalente al pago anual de intereses militares), para equilibrar el presupuesto estatal y evitar cortes en todos los programas.

Cientos de miles de millones de dólares en fraude y despilfarro.

Cuando desglosas el gasto en la guerra contra el terrorismo, se ven cientos de miles de millones de dólares en fraude escandaloso y despilfarro en general. Cuando se trata de fraude, un informe del Departamento de Defensa reveló que:

“Los militares pagaron un total de 285 millones de dólares a más de 100 contratistas entre 2007 y 2009, a pesar de que esas mismas compañías estaban defraudando a los contribuyentes en el mismo período … Quizás lo más sorprendente es que miles de millones de dólares fueron a los contratistas que habían sido suspendidos o inhabilitados por el mal uso de fondos de los contribuyentes. El Pentágono también gastó 270 mil millones de dólares en 91 contratistas involucrados en casos de fraude civil … Otros 682 millones de dólares fueron a 30 contratistas declarados culpables de fraude criminal. ”

También ha habido varios casos en que miles de millones de dólares han desaparecido. Según una revelación reciente, la Reserva Federal expedió entre $ 6,6 mil millones a $ 18,7 mil millones para la reconstrucción de Irak, que fueron robados. La razón de que haya tal discrepancia en la cantidad robada en este caso se debe al hecho de que la Reserva Federal de Nueva York se niega a revelar la cantidad total. Este es sólo uno de varios casos en que miles de millones de dólares en ayudas a Irak y Afganistán han desaparecido. Por no hablar de los honorarios exorbitantes y obscenos de muchas compañías militares privadas. A principios de este año, la Comisión del Congreso sobre la Contratación en Tiempo de Guerra, reveló que “decenas de miles de millones de dólares se han gastado en contratistas militares privados en Iraq y Afganistán – y la cantidad gastada en la contratación privada ha aumentado drásticamente durante el gobierno de Obama.”

Cuando se trata de ejemplos impactantes de despilfarro, a los militares en Afganistán les cuesta 400 dólares un galón de gasolina, y solo los infantes de marina gastaron 800,000 galones por día. Otro informe revela que el ejército gasta $ 20,2 mil millones al año en aire acondicionado. Hay más absurdos de gastos militares de lo que imaginas. La lista sigue y sigue.

No hay que olvidar que los “propios auditores del Pentágono admiten que los militares no pueden dar cuenta de un 25 por ciento de lo que pasa. “Con estas medidas, el total estimado total de $ 1,5 billones en gasto militar anual significaría que 375 mil millones de dólares se despilfarran, por año.
La guerra es un fraude

Para cualquiera que busque esto, es fácil ver que el objetivo principal no es nuestra seguridad, son grandes ganancias para las empresas militares y los intereses globales de la banca. Como el famoso dos veces Medalla de Honor del Congreso, el General Mayor Butler  dijo:

La guerra es un fraude… sin duda el más rentable, sin duda, el más cruel … Es el único en el que las ganancias se cuentan en dólares y las pérdidas en vidas.

Se lleva a cabo para el beneficio de muy pocos, a costa de muchos. Gracias a la guerra unas cuantas personas hacen grandes fortunas.

Pasé 33 años y cuatro meses en servicio militar activo y durante ese período pasé la mayor parte de mi tiempo como hombre fuerte de los Grandes Negocios, para Wall Street y los banqueros.

En pocas palabras, fui un estafador, un gángster del capitalismo. ”

La élite global saca beneficios de la guerra, mientras que el público americano afronta los graves costos financieros. En este sentido, para no mencionar la pérdida de vidas y las libertades civiles, la guerra contra el terrorismo es una guerra contra el pueblo estadounidense. Como el presidente Eisenhower dijo, cada dólar gastado en la guerra es un dólar que no se gasta en educación, alimentación, salud, etc:

“Cada arma que se fabrica, cada buque de guerra en marcha, cada cohete disparado significa, en el sentido final, un robo a quienes tienen hambre y no son alimentados, los que tienen frío y no están vestidos. Este mundo armado no está gastando dinero sólamente. Está gastando el sudor de sus trabajadores, el genio de sus científicos, las esperanzas de sus niños. Esto no es una forma de vida en absoluto en ningún sentido real. Bajo las nubes de la guerra, es la humanidad la que cuelga de una cruz de hierro. ”

Una espiral hacia la Tercera Guerra Mundial

Cuando usted investiga el entorno geopolítico, tan temible como suena, usted llega a la conclusión de que si nos quedamos con el curso actual, nos dirigimos hacia una escalada de guerras. A medida que marchamos en espiral hacia la Tercera Guerra Mundial, con el colapso de las economías, las condiciones meteorológicas cada vez más extremas, los recursos limitados y la creciente demanda, la máquina militar de EE.UU. está creando enemigos y armando regímenes brutales en todo el mundo.

La relación clave de EEUU con Pakistán va de mal en peor. Los principales adversarios estadounidenses, tales como Afganistán, Pakistán, Corea del Norte, Venezuela, Rusia, Irak, Siria e Irán han ido creando alianzas sólidas con China. Obama sigue apoyando la guerra de Estados Unidos y la OTAN con Libia y la ofensiva militar liderada por Arabia Saudita contra los levantamientos populares en muchos países del Oriente Medio y África del Norte.

En esta región, Yemen, Siria, Bahrein, Somalia y Costa de Marfil, por nombrar unos pocos países, se están consumiendo en conflictos armados. Por no hablar de la escalada de los conflictos de Israel y Palestina, Líbano, Siria, Hamas, Hezbolá e Irán. La guerra muy poco publicada en los medios contra el tráfico de drogas internacional se está convirtiendo en mucho más violenta, con contratistas militares privados, una vez más obteniendo enormes beneficios.

Mezcle todos estas crecientes tensiones con el gasto militar fuera de control y los beneficios de la guerra, y tendrá usted los peores temores que tuvo Eisenhower, un mundo dominado por las empresas militares.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: