China aplasta económicamente a EEUU con juego sucio

la proxima guerra economica china estados unidos

Si estuviera jugando un partido contra un rival deshonesto y permitiera a su oponente mentir, engañar y robar todo lo que quisiera, ¿quién cree que ganaría? Hoy en día, China está aplastando a Estados Unidos absolutamente en el escenario económico mundial, pero con un juego apenas justo.

Ellos duchan literalmente a sus propias empresas con enormes subsidios gubernamentales, descaradamente roban tecnología, públicamente violan los derechos de la propiedad intelectual,  manipulan los tipos de cambio para que las empresas extranjeras no puedan competir con los precios chinos y colocan tarifas ridículamente altas en muchas clases de productos extranjeros.

En resumen, básicamente, hacen todo lo que pueden para salirse con la suya y darse una ventaja comercial. Este comportamiento depredador ha causado una enorme transferencia de riqueza desde los Estados Unidos a China. No es como si fuera sólo por una especie de “accidente” que ahora deben a China cerca de un billón de dólares. La verdad es que China no hace mas que pegar en la cara a América y América no hace mas que recibir. Somos como una esposa maltratada que simplemente vuelve  una y otra vez a por más. Es vergonzoso y debe parar.

Esta semana, el gobierno chino abofeteó aún mas con tarifas aún más altas para los coches y vehículos deportivos utilitarios fabricados en los Estados Unidos. Según el New York Times, estas nuevas tarifas llegan a un total del 22 por ciento de los precios de importación.

Las nuevas tarifas, hasta un total de casi el 22 por ciento de los precios de importación, probablemente tendrán una función principalmente simbólica, mas que reducir las ventas ya escasas de dichos vehículos en China. Otras tarifas e impuestos ya existentes han limitado las ventas de importaciones de Estados Unidos, ayudando a elevar sus precios de venta a alrededor de tres veces lo que los mismos coches y SUV cuestan en los Estados Unidos.

No hubo ninguna explicación por parte del gobierno chino para estas nuevas tarifas. El gobierno de Obama está diciendo que van a “estudiarlas”. Pero por supuesto, el gobierno de EE.UU. nunca hace mucho en estas cosas.

La verdad es que estamos en una guerra comercial unilateral y China nos está dando una paliza de cojones.

Permitimos a China enviar una cantidad infinita de productos a nuestro país de forma gratuita, y sin embargo nos siguen golpeando con tarifa tras tarifa a nuestros productos en su país.

¿En qué parte del mundo es eso “libre comercio”?

Según el New York Times, un Jeep Grand Cherokee que cuesta unos 27.490 dólares en los Estados Unidos, cuesta alrededor de $ 85.000 en China.

¿Cuándo vamos a decir que ya es suficiente?

China no está interesada en el libre mercado. Más bien, China hace todo lo posible para asegurarse de que sus empresas ganan.

Lo siguiente viene de un artículo reciente en el Christian Science Monitor:

Incluso antes de que el gobierno decidiera utilizar a las empresas estatales como los principales vehículos a través de las cuales bombear $ 586 mil millones en fondos de estímulo a la economía en 2008, Beijing impulsó a empresas “campeones nacionales” en los principales sectores de la alta tecnología. Perosigue la “innovación indígena” con políticas a favor de las industrias nacionales, y el gobierno tiene miles de otras formas de agrupamiento para las empresas locales, hasta que estén listos para comerse el mundo.

Los competidores extranjeros se quejan de que a las empresas chinas se les da a veces una o más de una serie de ventajas: terrenos gratis, préstamos a bajo interés, electricidad barata, preestrenos de las políticas del gobierno antes de que se anuncien, y ofertas fraudulentas para adaptarse a ellos.

Además, el gobierno chino no tiene ningún problema en permitir a sus ciudadanos cobrar salarios de esclavitud laboral. Esto le da a las empresas chinas una gran ventaja, y también hemos visto a miles de empresas occidentales cambiar puestos de trabajo desde el mundo occidental a China con el fin de sacar ventaja de estos bajos salarios.

Se nos prometió que “la globalización” sería muy buena para nosotros, pero la realidad es que se ha traducido en la pérdida de millones de empleos en Estados Unidos. Hoy en día, los trabajadores chinos trabajan en condiciones absolutamente horribles mientras hacen productos para llenar las estanterías de las tiendas en Estados Unidos. Lo siguiente viene de un artículo reciente en The Guardian:

En la fábrica de Hung Hing los investigadores encontraron que los 8.000 trabajadores hacen un máximo de 100 horas extras al mes, muy por encima del máximo legal. Los trabajadores dicen que tienen que firmar un documento de acuerdo de trabajar horas extraordinarias por encima del máximo legal. El salario básico era £ 132 por mes (hasta £ 250 como máximo, si se añadían las horas extraordinarias), pero los salarios se pagaban hasta tres semanas más tarde.

Los trabajadores se quejaban de la formación inadecuada de las máquinas de la fábrica y el año pasado un trabajador murió cuando se cayó en una máquina. Dijeron que eran frecuentes las lesiones y las preocupaciones sobre los productos químicos utilizados. También hubo quejas sobre la calidad de los dormitorios, donde se cortaba el agua para el lavado y los inodoros a las 10pm.

¿Cómo en el mundo van los trabajadores de los Estados Unidos a “competir” con puestos de trabajo en esos niveles salariales?

¿Podría su familia sobrevivir con sólo unos pocos cientos de dólares al mes?

A medida que China va creciendo, los Estados Unidos está en declive. Cada mes, más negocios, más empleos y más riqueza se transfieren desde los EE.UU. a China y nuestros políticos no están haciendo nada al respecto.

Hoy en día, Estados Unidos gasta aproximadamente 4 dólares en bienes y servicios procedentes de China por cada dólar que China gasta en bienes y servicios de los Estados Unidos.

¿Le suena “justo” eso?

El déficit comercial de EE.UU. con China se elevó a un récord histórico de 273,1 mil millones de dólares en 2010. Este fue el mayor déficit comercial que una nación ha tenido con otra nación en la historia del mundo.

De hecho, el déficit comercial de EE.UU. con China en 2010 era 27 veces mayor de lo que era en 1990.

Pero muy pocos de nuestros políticos parecen alarmados por esto.

Están contentos con simplemente seguir adelante haciendo negocios como siempre.

Mientras tanto, las entrañas económicas de este país están siendo arrancadas.

Como ya he escrito acerca de esto antes, un promedio de 23 instalaciones de fabricación se cerraron cada día en los Estados Unidos durante 2010. En general, los EE.UU. han perdido un total de más de 56.000 instalaciones de fabricación desde 2001.

Desafortunadamente, la mayoría de los estadounidenses desempleados no entienden nada de esto. Muchos de ellos se sienten como seres humanos inútiles, porque no pueden encontrar trabajo, y nadie les ha dicho que las grandes tendencias económicas son responsables de gran parte de nuestro desempleo.

El Instituto de Política Económica dice que desde 2001 Estados Unidos ha perdido aproximadamente 2,8 millones de empleos debido a nuestro déficit comercial con China por sí solo.

Sin embargo, seguimos permitiendo a China robar más y más de nuestro trabajo.

Por ejemplo, todas las carreteras de Estados Unidos y los proyectos de puentes se están subcontratando a empresas chinas. Sólo hay que ver el siguiente extracto de un artículo reciente de ABC News:

En Nueva York hay un proyecto de renovación de $ 400 millones para el puente de Alexander Hamilton.

En California, hay un proyecto de 7,2 mil millones dólares para reconstruir el puente de la bahía que conecta San Francisco y Oakland.

En Alaska, hay una propuesta para un proyecto de un puente de $ 190 millones.

Estos proyectos parecen sonar bien, pero gran parte del trabajo se va a empresas propiedad del gobierno chino.

“Cuando subsidiamos puestos de trabajo en China, no estamos creando riqueza en los Estados Unidos en absoluto”, dijo Scott Paul, director ejecutivo de la Alianza para la fabricación americana.

¿Esto os escandaliza? Debería.

Aunque usted no lo crea, la nueva torre del World Trade Center va a estar hecha con vidrio importado de China y acero importado de Alemania.

¿No hay empresas estadounidenses que puedan hacer esas cosas?

Incluso el nuevo monumento de Martin Luther King en el National Mall se hizo en China.

Y todo este desequilibrio en el comercio ha ayudado a proporcionar los fondos para hacer a los militares chinos mucho más fuertes.

Hace algunas décadas, el ejército chino era casi un chiste. Pero ahora China es una amenaza militar legítima de los Estados Unidos.

De hecho, los funcionarios chinos militares no tienen miedo de hablar abiertamente sobre la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial.

Por ejemplo, el general Zhang Zhaozhong dijo recientemente lo siguiente:

China no dudará en proteger a Irán, incluso con una tercera guerra mundial“.

La mayoría de los estadounidenses no se dan cuenta de esto, pero la realidad es que los militares chinos están mucho más avanzados y son mucho más poderosos de lo que solían ser.

Los Estados Unidos tuvimos una vez una enorme ventaja sobre China, debido a nuestro enorme arsenal nuclear estratégico, pero gracias a los tratados recientes con Rusia, el tamaño de nuestro arsenal estratégico nuclear se ha reducido en más del 90 por ciento.

Mientras tanto, China sólo sigue bombeando más armas nucleares. La verdad es que los Estados Unidos realmente no tiene ni idea de cuántas cabezas nucleares tiene China, y eso es algo muy atemorizante.

El pueblo estadounidense debe dejar de subestimar a China. La idea de que los Estados Unidos son la “única superpotencia” del mundo es un montón de tonterías. China se ha convertido en inmensamente poderosa económica y militarmente, y todos tienen que empezar a reconocer esto.

Y la verdad es que a China no le gusta mucho Estados Unidos.

China va a seguir pegándonos en la cara contra el suelo, siempre y cuando les dejemos hacerlo. Los chinos están perfectamente contentos con seguir tomando ventaja de los estadounidenses, y las autoridades chinas están absolutamente asombradas de que son capaces de salirse con la suya.

Nadie debe permitirse tomar ventaja de los estadounidenses. Cualquier político que apoye nuestras políticas comerciales actuales con China merece ser destituidos de su cargo.

Esperemos que el pueblo estadounidense despierte y entienda lo que está ocurriendo mientras todavía haya tiempo.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: