El gran engaño latinoamericano

Una nueva encuesta mundial revela que, sorprendentemente, los latinoamericanos están mucho más satisfechos con la educación pública de sus países que la gente de otras regiones que obtienen mucho mejores resultados en los exámenes estudiantiles y en los rankings universitarios.

Antes de explicar por qué esto debería ser motivo de preocupación en Latinoamérica, veamos los resultados de la encuesta Gallup de 40,000 personas en 24 países de la región, encargada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como parte de un estudio más amplio sobre los niveles de satisfacción en diversos rubros.

Cuando se les preguntó a los encuestados si estaban satisfechos con el sistema de educación pública de sus países –incluyendo las escuelas primarias, las secundarias y las universidades– la respuesta fue enormemente positiva.

El 85 por ciento de los costarricenses, el 84 por ciento de los venezolanos, el 82 por ciento de los cubanos, el 80 por ciento de los nicaragüenses, el 77 por ciento de los salvadoreños y más del 72 por ciento de colombianos, jamaiquinos, hondureños, bolivianos, panameños, uruguayos y paraguayos dijeron estar satisfechos con la educación pública de sus respectivos países.

Comparativamente, sólo el 66 por ciento de los encuestados en Alemania, el 67 por ciento de los estadounidenses y el 70 por ciento de los japoneses están satisfechos con la educación pública de sus respectivos países, según revela el estudio.

”Los latinoamericanos en general están más satisfechos con su educación pública de lo que justifican los resultados de los exámenes internacionales”, dice Eduardo Lora, el economista del BID que coordinó el estudio. “Están satisfechos sin fundamento”.

Los exámenes estandarizados internacionales para estudiantes de 15 años revelan que Venezuela, Paraguay, Bolivia, Honduras y República Dominicana, cuyos encuestados se mostraron más satisfechos de su educación pública que Japón, obtuvieron resultados promedio de un 35 por ciento más bajo que los estudiantes japoneses, según el estudio del BID.

En lo que hace a la educación superior, Latinoamérica –que tiene algunas de las universidades estatales más grandes del mundo– tampoco tiene un gran desempeño en comparación con otras regiones. Un ranking reciente de las 200 mejores universidades del mundo realizado por el suplemento de Educación Superior del Times de Londres, Gran Bretaña, no incluye ninguna universidad latinoamericana entre las 100 mejores del mundo, a pesar de que Brasil y México están entre las 15 economías más grandes del mundo.

Sólo tres universidades latinoamericanas figuraban en la lista de las mejores 200: La Universidad Nacional Autónoma de México (150), la Universidad de Sao Paulo, Brasil (196) y la Universidad de Buenos Aires, Argentina (197). En comparación, hay nueve universidades asiáticas entre las 50 mejores del mundo.

Cuando le pregunté por qué tantos latinoamericanos tienen una visión optimista de sus sistemas educativos, Lora me respondió que la mayoría de la gente en la región tiende a juzgar su sistema educativo por la calidad de los edificios escolares, o por el trato que reciben sus hijos en la escuela, más que por lo que los estudiantes aprenden.

En otras palabras, ha habido un gran avance en cuanto a la expansión de la educación –los índices de alfabetismo se han duplicado desde la década de los años 30, para llegar al 86 por ciento de la población de la región– pero no se ha producido un avance similar en la calidad de la educación.

”El peligro es que, si la gente está satisfecha, no existe la exigencia social de mejorar los estándares educativos”, me dijo Lora. “Paradójicamente, esa demanda sólo existe donde ya se han alcanzado los estándares relativamente más altos de la región, como Chile”.

Mi opinión: Por suerte, la gente de algunos países de la región es cada vez más consciente de la baja calidad de su sistema educativo, y de que eso impide que sus países se desarrollen más rápidamente en una economía global en la que las exportaciones basadas en el conocimiento son mucho más redituables que las materias primas.

El estudio del BID revela que sólo el 54 por ciento de los argentinos y el 45 por ciento de los peruanos están satisfechos con la educación pública de sus países. ¡Bien por ellos! Los mexicanos y los brasileños son algo menos conscientes de sus deficiencias educativas, aunque tampoco están entre los más ilusos: el 68 por ciento de los mexicanos y el 64 por ciento de los brasileños están satisfechos con sus respectivos sistemas de educación pública.

Sin embargo, la mayoría de los países de la región debería dejar de vivir en la negación. Al igual que los adictos a la droga o al alcohol, el primer paso para resolver su problema educativo debería ser reconocer que tienen un problema, para luego tomar medidas para solucionarlo.

”Nave espacial” para las FARC

BOGOTA

El presidente colombiano Alvaro Uribe aseguró ayer que las FARC deberán buscar una ”nave espacial” para esconderse y escapar de la persecución militar, al tiempo que se informó que recibió una llamada del mandatario francés Nicolás Sarkozy, cuyo país ha estado ligado a gestiones para liberar a secuestrados.

”Nos queda todavía parte del secretariado del terrorismo, del secretariado de las FARC. Y que no piensen que se van a recuperar. Que vayan pensando en una nave espacial que los conduzca a un escondite donde no les podamos llegar, porque la decisión nuestra es no permitirles escondite en ningún lugar de este planeta”, dijo Uribe en una ceremonia de ascensos de la policía, al sur de la ciudad.

Tanto el rescate de la rehén colombo-francesa Ingrid Betancourt y varios secuestrados, así como otros exitosos operativos militares este año contra esa guerrilla han hecho que el gobierno de Uribe destaque la debilidad del grupo insurgente y su jefatura colegiada, llamada “secretariado”.

El mandatario también se refirió al rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN), un grupo más pequeño que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, con el cual naufragaron contactos de paz con el gobierno en los últimos años.

”Que no se confíe el ELN. Esos cabecillas del ELN que posan de guerrilla inocente, cuando se advierte su riqueza y su participación en el narcotráfico; en algún momento los vamos a sorprender”, dijo Uribe.

En la ceremonia de la policía participó el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, quien reveló a los periodistas que el mandatario estaba retrasado en iniciar su discurso en la ceremonia porque minutos antes había recibido una llamada telefónica de Sarkozy.

Familia de Escobar intenta limpiar imagen del capo

function PopupPic(sPicURL, sHeight, sWidth) { window.open( “/static/popup.html?”+sPicURL, “”, “resizable=1,HEIGHT=” +sHeight+ “,WIDTH=” +sWidth); }

Pablo Escobar
Pablo Escobar

El martes fue un día de celebraciones religiosas en la ciudad colombiana de Medellín en memoria del capo Pablo Escobar, muerto hace 15 años por la policía, cuya familia busca resarcir su ”oculto rostro de bondad” con la venta de camisetas y recorridos en donde se cuentan sus secretos.

Como lo hace sin falta desde hace 15 años, Luz Marina Escobar Gaviria, hermana del capo, llegó el martes al mediodía hasta el cementerio Montesacro, al oeste de Medellín, para arreglar minuciosamente la tumba de Pablo, abatido el 2 de diciembre de 1993 por un comando élite de la policía.

Llegó con un vestido negro y una chaqueta blanca. Venía de participar en seis celebraciones religiosas, todas privadas, con las que hermanos, primos, tíos y sobrinos del mayor narcotraficante en la historia de Colombia, y tal vez del mundo, lo recordaron con bondad.

”Hoy fue un día de tristeza y mucho dolor por la ausencia de Pablo. Estuvimos donde familias amigas que nos invitaron a celebrar misas. La única celebración pública fue en la iglesia de La Candelaria, pero allí, como en casi todas nuestras actividades diarias, tuvimos que pasar de incógnito”, dijo.

En diálogo con la AFP, la mujer admite que su hermano ”hizo muchas cosas malas” y por ello pide perdón en su nombre. ”El fue un hombre bueno, pero luego se torció su estrella. Su error fue haberse metido en la política”, enfatizó.

”Ahora, el compromiso de nosotros (los familiares que vivimos en Medellín) es sacar a flote el oculto rostro de bondad de Pablo. Tenemos el compromiso de mostrar que él no fue el monstruo que quisieron presentar. Que fue un hombre bueno, un hombre con ambiciones pero también con mucho corazón”, añadió.

En ese propósito, la familia de Escobar planea, según la mujer, montar una fábrica de camisetas para “mostrar las muchas facetas de Pablo: el Pablo como líder comunitario, el Pablo amante de la naturaleza, el Pablo padre, hijo y amigo, el Pablo narcotraficante y, por qué no, el Pablo violento”.

”Las camisetas, (que se venderán a turistas, seguidores y detractores a manera de souvenires), se entregarán junto con una cartilla que “narra las más sorprendentes hazañas” del capo en su declaratoria de guerra sin cuartel al gobierno colombiano, precisó la mujer.

“También organizaremos recorridos turísticos por las caletas (escondites) que usó mi hermano durante los muchos años que duró prófugo y que gracias a que siempre estaban cerca de un río y con muchos animales, no permitieron que fuera hallado. En el recorrido, taxistas amigos y nosotros mismos iremos contando la verdadera historia de mi hermano.

Diremos varias verdades”, enfatizó.

‘Durante los 15 años que llevo viniendo al cementerio me ha tocado atender a muchos turistas, porque en los recorridos que ofrecen dicen muchas mentiras para sacarles el dinero. Muy pronto, con la ayuda de Dios, vamos a montar el verdadero `Tour de Pablo’, donde los turistas van a conocer su verdadero rostro”, agregó.

”A Pablo no lo mataron. El se quitó la vida. Siempre le dijo a mi madre que no hay mafioso que muera de muerte natural ni que muera de viejo”, concluyó la mujer tras pedir que en la entrevista se diga que ella “pide mil perdones por todo lo malo que hizo él”.

La casa donde Escobar fue abatido por la policía colombiana estuvo abandonada durante muchos años, y este martes, al cumplirse el 15 aniversario de su muerte, los medios locales informaron que recién fue vendida a un particular que tendría la intención de convertirla en un museo en su honor.

Entre tanto, en el exclusivo sector de El Poblado de Medellín, también está presente el ”fantasma” del capo. Las fachadas de lujosas edificaciones y bodegas que están a la venta advierten en sendos letreros que esa propiedad nunca perteneció al capo.

Su fama como gatillero, político inescrupuloso e implacable narcotraficante, fue tan grande para sus detractores como su lado ”altruista” lo fue para humildes habitantes de la ciudad, para quienes se convirtió en poco menos que su redentor.

En 1986 hizo construir 500 casas, en la que llamó ‘Ciudadela Medellín sin Tugurios’, y alojó allí a indigentes que vivían en un vertedero público. En ese sector, no se permite hablar mal de ‘El Patrón’, como le siguen llamando. Es rara la casa que no tenga una imagen del capo.

Ros-Lehtinen le cuelga el teléfono dos veces a Obama

function PopupPic(sPicURL, sHeight, sWidth) { window.open( “/static/popup.html?”+sPicURL, “”, “resizable=1,HEIGHT=” +sHeight+ “,WIDTH=” +sWidth); }

Roberto Koltun / El Nuevo Herald

Las bromas de la radio miamense tienen en máxima alerta a la congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen, quien este miércoles le colgó dos veces el teléfono al presidente electo Barack Obama pensando que se trataba de una falsa llamada para tomarle el pelo.

“No todo el mundo puede colgarle dos veces al presidente de Estados Unidos”, ironizó Ros-Lehtinen en conversación con El Nuevo Herald poco después del incidente.

El jocoso equívoco telefónico ocurrió alrededor de las 2 p.m. mientras Ros-Lehtinen visitaba algunas instituciones de su distrito congresional. Entonces sonó su teléfono celular mostrando un código de Chicago y una voz que se identificó como Obama le extendió un saludo, pero la representante cortó rápidamente la comunicación diciéndole: “Lo siento, pero pienso que esta es una broma de una de las estaciones radiales del sur de la Florida”.

Minutos después, el jefe de despacho designado por Obama, Rahm Emmanuel, la llamó manifestando incredulidad de que ella le hubiera colgado al presidente electo, pero Ros-Lehtinen volvió a dudar de la legitimidad del interlocutor y cerró el celular.

“A Sarah Palin le hicieron el chiste con una supuesta llamada de [el presidente francés] Nicolas Sarkozy y yo estaba en guardia para que no me embromaran”, relató.

Las cosas no comenzaron a esclarecerse hasta que un asistente de la congresista la localizó para informarle que el presidente de lA Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, el demócrata Howard Berman, necesitaba hablarle con carácter urgente. Ros-Lehtinen es la republicana de mayor rango en esa comisión.

Berman la contactó desde el aeropuerto de Los Angeles para confirmarle que había dejado dos veces al teléfono a Obama, pero Ros-Lehtinen no se convenció hasta que su colega de California no le ofreció las claves de un asunto de trabajo que sólo ellos dos conocen.

De inmediato volvió a sonar su celular y un afable Obama le comentó: “Es muy gracioso que hoy usted me haya colgado el teléfono dos veces”.

La oficina de Ros-Lehtinen emitió de inmediato un comunicado de prensa dando a conocer lo sucedido.

“Fue una conversación muy cordial”, dijo la congresista, quien felicitó al próximo presidente y elogió que se decidiera a “trabajar de manera bipartidista”. Obama también tuvo palabras de reconocimiento hacia ella por su reelección.

Según el testimonio de la legisladora, la breve conversación se centró en temas de relaciones exteriores y tocó particularmente el tema de la política hacia Cuba.

“Yo le recomendé que en las decisiones sobre Cuba consultara al senador Bob Menéndez y al representante Albio Sires [ambos cubanoamericanos demócratas]”, indicó Ros-Lehtinen. “Pero él gentilmente me dijo que tenía también disposición para consultarme a mí”.

El miércoles la congresista pudo hablar también con Hillary Clinton, nominada por Obama como la próxima secretaria de Estado, luego de que el día anterior Ros-Lehtinen no pudo contestar una llamada de la senadora por Nueva York debido a que se encontraba en una conferencia de prensa sobre seguridad aérea. La conversación giró en torno a Cuba e Israel.

Las trampas telefónicas tendidas a personalidades políticas como Hugo Chávez y Fidel Castro se han hecho frecuentes en la radio hispana de Miami.

En el 2003 los locutores cubanoamericanos Enrique Santos y Joe Ferrero lograron gastarle una broma a Chávez utilizando fragmentos con la voz de Fidel Castro.

Meses después fue Castro la víctima de la broma, creyendo que Chávez lo llamaba con carácter urgente desde un teléfono celular.

El pasado mes, ambos locutores trataron de embromar al comentarista Armando Pérez Roura, director de Radio Mambí, con una falsa llamada de Obama, quien intentaba supuestamente comunicarse con la emisora a través de un asistente que hablaba español.

Pérez Roura siguió la conversación con el presunto presidente por varios minutos y le deseó éxitos en su mandato, aunque después dijo conocer que se trataba de una jarana.

Chávez cuesta arriba para pagar nacionalizaciones

function PopupPic(sPicURL, sHeight, sWidth) { window.open( “/static/popup.html?”+sPicURL, “”, “resizable=1,HEIGHT=” +sHeight+ “,WIDTH=” +sWidth); }

Fotografia distribuida por el Palacio de Miraflores en la que se observa al presidente venezolano, Hugo Chávez (c), al saludar al público durante el acto de juramentación de Edgardo Parra (d) como nuevo alcalde de Valencia (Venezuela).
EFE
Fotografía distribuida por el Palacio de Miraflores en la que se observa al presidente venezolano, Hugo Chávez (c), al saludar al público durante el acto de juramentación de Edgardo Parra (d) como nuevo alcalde de Valencia (Venezuela).

Agobiado por el brusco descenso en el precio del crudo, el gobierno del presidente Hugo Chávez está enfrentando dificultades fiscales para cumplir con el pago de miles de millones de dólares por las nacionalizaciones de empresas de capital extranjero, entre las que se encuentran una cementera mexicana, una acerera con inversión argentina y un banco español.

Con la cesta del crudo venezolano cotizándose a unos $36 el barril, el gobierno está posponiendo además multimillonarias inversiones en países aliados como Nicaragua y Ecuador, anticipando una severa restricción de los ingresos fiscales para el 2009, que podría golpear la popularidad del presidente Chávez.

La administración chavista se vio obligada a posponer hasta enero el cierre de la compra de la sucursal venezolana del conglomerado español Santander, por falta de disponibilidad en los fondos de reserva del Banco Central de Venezuela.

Al mismo tiempo, no ha podido cumplir con los compromisos de pagos para la compra de la cementera francesa Lafarge, la suiza Holcim y la mexicana Cemex, que concentran más del 90 por ciento de la producción de cemento en el país.

Según fuentes consultadas por El Nuevo Herald, el gobierno estaría negociando un precio más bajo de estos conglomerados cementeros, argumentando que el impacto de la crisis financiera internacional afectó también el valor real de estas empresas.

Por otro lado, luego de varios meses de negociaciones, Caracas no ha podido cumplir con el cronograma de pagos por el 60 por ciento de las acciones de la siderúrgica Sidor, en manos del consorcio argentino Ternium.

“Desde que se anunciaron estas nacionalizaciones, el gobierno ha venido posponiendo los plazos de pago porque los fondos fiscales no alcanzan”, dijo Orlando Ochoa, economista independiente residente en Caracas, en declaraciones a El Nuevo Herald.

Según Ochoa, se estima que el gobierno de Chávez deberá desembolsar alrededor de $5,000 millones para cubrir los compromisos de las nacionalizaciones.

El economista indicó que pese a que el gobierno cuenta con un fondo de ahorros fiscales por el orden de los $20,000 millones “en recursos líquidos confirmados”, existen fuertes indicios de que los ahorros van a ser usados para aminorar el impacto del déficit fiscal en la economía venezolana en los primeros dos meses del 2009, cuando el gobierno planea realizar el referendo sobre la reelección presidencial.

“Chávez va a tratar de ganar el referéndum lo más pronto posible, antes de tomar medidas como la devaluación o aumentar impuestos, que pueden tener graves impactos políticos y sociales en Venezuela”, precisó Ochoa.

Alexander Guerrero, analista financiero y columnista del diario El Universal de Caracas, consideró que “con la caída del precio del petróleo, todo en Venezuela está en peligro, hasta el pago de los empleados públicos”.

“El problema es que no hay forma de determinar si el gobierno tiene ahorros suficientes para aguantar la caída de los precios del petróleo”, agregó.

Guerrero explicó que las dificultades del gobierno con las nacionalizaciones no se limitan al pago de las compensaciones a las empresas afectadas por la medida, sino que se incrementa porque deberá asumir un enorme pasivo laboral adicional.

“Las empresas nacionalizadas se van a convertir en un peso muerto fiscal, porque estas empresas van a pasar de generar flujo de caja a necesitar transferencias del gobierno para funcionar, como ha ocurrido con otras nacionalizaciones de este gobierno”, afirmó.

Según Guerrero, la situación fiscal de La Electricidad de Caracas y la telefónica CANTV, nacionalizadas en años anteriores por la administración chavista, va a comenzar a requerir inyecciones de dinero fresco para el 2009, porque “pasaron de ser empresas privadas a sociales, subsidiadas por el alto precio del petróleo”.

El impacto negativo de los precios del crudo venezolano está causando también serios problemas a los aliados de Chávez en el continente.

El mandatario venezolano podría verse imposibilitado de financiar un déficit de $100 millones que mantiene en jaque al gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega, luego de que organismos multilaterales de financiamiento de Estados Unidos y Europa suspendieran sus desembolsos argumentando un potencial fraude en las recientes elecciones municipales.

Adicionalmente, un alto funcionario de la estatal petrolera PDVSA anunció esta semana que Venezuela suspenderá por ahora el financiamiento de una nueva refinería en Nicaragua, a un costo de $4,000 millones, y de otro complejo de refinación en Ecuador.

Wednesday, December 3, 2008

Un liberal en Ecuador

Por Gabriela Calderón

El Universo

Carlos Enrique Ampuero Pareja (1929-2008) fue un científico, luego un esposo y padre de tres hijos. La vida de Enrique es una lección para todos los jóvenes que confunden el contribuir a cambiar el país con ambición de poder. Esa ambición puede llevarnos a creer que solamente nosotros, si llegásemos al poder, podemos resolver los problemas de los demás. Pero Enrique nos demostró que no es necesario llegar al poder para contribuir a cambiar el país. También es un ejemplo de un funcionario público honesto –una especie muy rara en Latinoamérica–.

Enrique comenzó su vida profesional en el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias del Ecuador (Iniap) en 1955. En esa época, como un ingeniero agrónomo graduado de la Universidad de Guayaquil y luego del Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas en Costa Rica, contribuyó con la investigación de métodos para combatir la sigatoka, enfermedad que amenazaba al banano y en los setenta con una investigación acerca de la roya del café.

Enrique llegó a ser director general del Iniap, puesto que tuvo que abandonar durante el gobierno de Roldós en 1979. En el Iniap los trabajadores habían estado acostumbrados a ser contratados por mérito, pero en 1979 fue invadido por personas que tenían poco o nulo conocimiento acerca de agronomía y Enrique se negó a aceptarlos. Cuando el ministro de Agricultura de ese momento, Rosado, insistió en que se acepte emplear en el Iniap a estas personas, Enrique renunció.

Luego trabajaría en Cornell University un año y en el Banco Interamericano de Desarrollo en proyectos agrícolas. Cuando se jubiló a sus 65 años, Dora y él decidieron regresar al Ecuador a promover una visión de país: una sociedad de ciudadanos libres y responsables. Dora se inspiró en sus profesores de economía de George Mason University y en varios think tanks liberales de Washington, DC. Ella convenció a Enrique de crear el Instituto Ecuatoriano de Economía Política (IEEP) y desde 1991 promueven incansablemente políticas públicas que, según su creencia e investigaciones, lograrían no solamente sacar al Ecuador de la pobreza sino permitirle a cada ecuatoriano más control sobre su vida.

Como director de programas e, informalmente, como fotógrafo de cualquier seminario del IEEP, Enrique trabajó los últimos años de su vida. Sin ninguna notoriedad pública, la cual nunca deseó. Sin ningún poder de imponerle su visión al resto de los ecuatorianos, lo cual tampoco deseó. Siempre sonreído y con la humildad que lo caracterizaba, el Dr. Ampuero influenció la vida de muchos jóvenes que hoy continuamos su trabajo y el de Dora.

Solo para mencionar a algunos: Pedro Romero es asistente de cátedra de estudios latinoamericanos en George Mason University y además candidato a un doctorado en economía de la misma universidad; Pablo Arosemena es el director ejecutivo de Ecuador Libre –otro instituto liberal de Guayaquil– y profesor de economía de la Espol; Joselo Andrade es el director del capítulo de Guayaquil del Movimiento Libertario del Ecuador; Carlos Molina es el conductor del programa Tribuna Liberal; Roberto Villacreses es investigador económico asociado del IEEP; y esta columna tiene mucho que ver con Enrique y Dora. Todos queremos cambiar el país y sabemos que no es necesario llegar al poder para hacerlo. Gracias Enrique.

Blanqueo K: es como confiarle a Drácula un banco de sangre

Por Roberto Cachanosky

Economía Para Todos

Antes de ira al tema que titula esta nota, le cuento. Viernes 28 de noviembre de 2008 a las 9 de la mañana. Sentado frente a mi computadora estoy listo para chequear los mails. Repentinamente se corta la luz. Veo si hay un problema en mi casa y no. Es toda la zona que está sin luz. El módem y la conexión inalámbrica no funcionan. Al rato, me llama mi secretaria: “No venga que en la oficina no hay luz”.

Dos cosas vinieron a mi mente mientras escribía esta nota con el resto de batería que tenía en mi notebook. La primera fue la época de Raúl Alfonsín cuando estaban los cortes rotativos de luz. Por lo menos, el ex presidente había tenido la gentileza y el coraje político de ordenar que se informaran los cortes rotativos de luz ante la crisis energética argentina, de esa forma, cada uno sabía, aproximadamente, cuándo iba a tener luz y cuándo no. Ahora, los K, con su modelo productivo, esconden la realidad. Informar los cortes rotativos implicaría reconocer su fracaso en este rubro. Para lo K, si los cortes de luz no se anuncian en los diarios, no existen. En todo caso pasarán a ser teorías conspirativas y desestabilizadoras de los medios.

La segunda cosa que vino a mi mente fue recordar que 3 días atrás había visto en televisión al diputado kirchnerista Depetri protestar contra los opositores porque venían denunciando que iba a ver una crisis energética y se había comprobado que tal cosa no existía. Las denuncias de colapsos en el sistema energético eran pura fantasía de los opositores, de los medios y de los analistas. Tal vez tenga razón Depetri. Los cortes de luz que vienen produciéndose en amplias zonas de la Capital y el Gran Buenos Aires son virtuales. Es la enfermiza mente de la gente que cree que no hay luz cuando en realidad, en el “país en serio” que prometió Néstor en la campaña de 2003, no existe posibilidad alguna de crisis energética. Y, al fin y al cabo, es lógico que después de 2 o 3 días de mucho calor, pueda explotar el sistema eléctrico. ¿En qué país en serio no hay corte de luz porque dos días seguidos hace mucho calor? Es más, ahora que lo pienso, seguro que esta crisis energética que nos imaginamos es fruto del efecto jazz.

Pero dejemos el corte de energía y aprovechemos la batería que me queda en la notebook antes de tener que buscar en el garaje de casa la vieja Lettera mecánica para seguir escribiendo. Vayamos al tema del blanqueo impositivo. Algo también inédito en Argentina. ¡Qué originales que son los Kirchner para adoptar medidas!

En nuestro país hubo infinidad de blanqueos impositivos y todos con escasos resultados positivos. ¿Por qué? Porque la gente le tiene pánico a las confiscaciones del Estado, potenciadas ahora por el matrimonio que ocupa la Quinta de Olivos, que hace tabla raza de los derechos de propiedad.

Pero hay un segundo punto que no es menor en la cuestión de los blanqueos, y en particular en éste que acaba de proponer el gobierno. La carga impositiva que soportamos los argentinos es agobiante. Mayor al calor de la semana pasada. En 2001 la carga tributaria total (impuestos nacionales más impuestos provinciales) era equivalente al 21% del PIB. En 2007 había llegado al 29,15% del PIB. ¿Qué nos ofreció el gobierno a cambio de estos 8% puntos adicionales de carga tributaria (unos $ 150.000 millones más que en 2001)? ¿Mejores hospitales, educación, seguridad o infraestructura? Si uno corrige la carga tributaria que soportamos por calidad del gasto público, la presión impositiva tiende a infinito. Con este solo dato, cabe preguntarse, ¿por qué blanquear capitales? ¿Para pagar más impuestos sin tener nada a cambio? ¿Para que, con esa velocidad que tiene este gobierno para cambiar de opinión, los confisquen una vez que fueron declarados? O tal vez los Kirchner piensen que hoy la Argentina tiene tantas oportunidades de negocios que la gente se desvive por invertir en Argentina y está dispuesta a pagar el costo del blanqueo para invertir en un país que entra en caída libre de recesión.

Para aplicar un blanqueo exitoso, más allá del debate moral del mismo, deben darse tres condiciones básicas: a) que la gente no tenga miedo a ser confiscada, b) tener un sistema tributario amigable. Con pocos impuestos, bajas tasas y una base imponible amplia. Es decir, que todos paguen, pero paguen poco, de manera de desestimular la evasión y c) que el país ofrezca negocios interesantes. Pretender blanquear capitales con este sistema impositivo es, por lo menos, un disparate. Y pretender hacerlo bajo un gobierno con fuertes inclinaciones a no respetar la propiedad privada, más ilógico aún. Finalmente, intentarlo en un momento de recesión es vivir en la luna.

Veamos solo algunos ejemplos de la voracidad fiscal. El impuesto a las ganancias se ha transformado en confiscatorio porque aplica el impuesto sobre utilidades inexistentes dado que no permite ajustar los balances por inflación. El impuesto a las ganancias ha crecido en estos últimos años, no porque haya habido tantas más ganancias, sino porque el Estado confiscó el capital y los ahorros de la gente al no ajustar los costos por inflación.

Segundo ejemplo, el impuesto al cheque. En Argentina, para pagar los impuestos, hay pagar un impuesto. Cuando mensualmente uno liquida su posición de IVA, paga un impuesto del 0,6% para pagar el impuesto al IVA. Es más, cuando deposita el pago con el IVA incluido, también paga el 0,6% sobre el IVA que luego tendrá que liquidar. Cuando se paga el impuesto a los salarios, se paga el impuesto al cheque. Cuando se paga el impuesto a las ganancias, se paga el impuesto al cheque. Este impuesto es claramente macroeconómicamente contraindicado y anticonstitucional. Pero claro, ¡¿qué idiotez la mía de hablar de respetar la Constitución en Argentina?!

Una vez más, hay que insistir en que, para que tenga sentido un blanqueo, primero hay que cambiar el sistema tributario. Hacerlo sencillo de liquidar. Con bajas alícuotas para desestimular el premio por evadir. Blanquear capitales sobre un sistema tributario confiscatorio del trabajo del contribuyente es absurdo porque nadie va a poner la cabeza en la boca del león. ¿Cómo razona el contribuyente que trabaja en el mercado informal? Si no entro en el blanqueo corro el riesgo que venga el Estado y me aplique multas y sanciones. Es decir, pierda parte de mi patrimonio. Si entro en el blanqueo el Estado, con este sistema tributario, me confisca mi trabajo y mi patrimonio por los impuestos que aplica, la forma en que los aplica y las tasas que impone. En cualquiera de los dos casos el Estado va a quitarme el fruto de mi trabajo, ahorros y capital. El hombre está en un punto de indiferencia. Si no entra al blanqueo se arriesga a ser sancionado. Si entra al blanqueo se asegura ser confiscado.

En síntesis, considerando el sistema tributario vigente y las violaciones al derecho de propiedad que ejercen los K, que alguien blanquee su situación impositiva es como confiarle a Drácula que se haga cargo de un banco de sangre.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: