EFECTOS MUNDIALES DEL ATENTADO

Los atentados amenazan las aspiraciones de Mumbai de ser un centro financiero global

Por Geeta Anand y Jackie Calmes

MUMBAI—Los devastadores ataques terroristas del miércoles cerca de la Bolsa de Valores de Bombay y en los hoteles más exclusivos de la ciudad probablemente amenazarán los sueños de esta ciudad de convertirse en una capital financiera internacional.

“Esto impactará seriamente la imagen de Mumbai e India”, afirmó ‐Ishaat Hussain, director financiero de Tata Sons, la prominente sociedad inversionista india y miembro de la Comisión de Bolsa y Valores de India. “Luego de una serie de ataques terroristas que se registraron previamente este año, la impresión que se lleva el mundo es que no hay control, absolutamente ningún control en India”.

Hussain agregó: “Si yo fuera extranjero, tendría considerables dudas sobre viajar a India”. Los terroristas aparentemente identificaron a extranjeros para tomar como rehenes.

En los últimos años, los grandes bancos de Wall Street han sido optimistas sobre Mumbai, fortaleciendo en gran medida su presencia, en un esfuerzo por quedarse con una porción más grande de la economía india. Morgan Stanley gastó US$425 millones para comprar a su socio en una empresa conjunta, JM Financial Ltd. Por su parte, Goldman Sachs Group Inc. y Merril Lynch & Co. también se separaron de sus socios para establecer operaciones independientes.

Los impulsores de Mumbai buscaban expandir el caché de la ciudad para que rivalizara con Hong Kong y Singapur, los centros financieros preeminentes de Asia. El año pasado, flanqueados por altos ejecutivos bancarios, miembros de un comité de expertos presentaron un ambicioso informe para el gobierno que exponía una plan para lanzar a Mumbai a la esfera internacional, que incluía hacer cambios a la rígida estructura regulatoria del país. “Con estas fortalezas en capital humano, una industria de servicios de tecnología respetada globalmente y su propia influencia interna, India tiene muchas ventajas naturales para competir con éxito en este mercado”, afirmó el informe.

Sin embargo, a medida que la crisis financiera global empeora, bancos internacionales, desde Citigroup Inc. hasta Goldman Sachs, han anunciado despidos. Citigroup eliminó 1.000 empleos en su filial de crédito en el país, y varias decenas de empleados en sus divisiones de banca de inversión y corporativa.

Mumbai podría tener algo de consuelo en la experiencia de Nueva York luego de los ataques terroristas, ya que los mercados financieros y de bienes raíces de esa ciudad se recuperaron con bastante rapidez luego del 11 de septiembre de 2001. Y la economía india, aunque golpeada por la desaceleración global, tiene buenas perspectivas a largo plazo, y Mumbai tiene pocos rivales como centro financiero en el sur de Asia.

De todos modos, la respuesta de emergencia de Mumbai al embate del miércoles está recibiendo críticas. Ratan Tata, presidente del directorio de Tata Sons, que es dueño del hotel Taj Mahal, uno de los atacados por los terroristas, afirmó que la ciudad necesita una respuesta mucho mejor para la crisis.

“Mi mensaje es que si estamos viviendo en un entorno así, necesitamos una infraestructura que pueda hacerle frente a esto”, le dijo Tata a los periodistas. “Si no la tenemos, habrá mucha inseguridad para los ciudadanos”.

Como muchos otros centros financieros alrededor del mundo, la economía de Mumbai ha sufrido una desaceleración recientemente. Los agentes inmobiliarios en el sur de la ciudad, donde está ubicado el distrito financiero, afirman que la actividad económica está casi detenida. Los precios de venta y los alquileres cayeron un 20% en octubre con respecto a un año antes, señaló Shirin Mehta, una agente inmobiliaria. Mehta predijo otra caída de 25% en los próximos meses, aún antes de los atentados.

[mumfin]

Las tasas de ocupación en los hoteles de Mumbai también han caído. En el mismo lugar donde las empresas se quejaban de que esta ciudad no podía construir hoteles lo suficientemente rápido, la tasa de ocupación promedio en septiembre y octubre declinó por debajo de 60%, según Priya Paul, presidente de la Asociación Hotelera de India. Los hoteles que trabajan con clientes del castigado sector de los servicios financieros fueron los más afectados, aseguró Paul.

“Si los terroristas pueden atacar incluso el hotel Taj, el símbolo de Mumbai, es muy deprimente”, afirmó Rajeev Samant, fundador de Sula Vineyards, una bodega de vino india que hasta hace poco tenía prósperos negocios con una clientela de banqueros. “Es un golpe horrendo al símbolo de todo lo que es Mumbai. Será muy difícil recuperarse”. La ciudad, que una vez se regocijó cuando los indios que vivían en el extranjero regresaron a casa en busca de nuevas oportunidades en el mundo de las finanzas, ahora no tiene lugar para los que retornan.

“Es un desastre”, dijo Kartikeya Kaji, de 25 años. El joven renunció a su trabajo como analista en la firma de fusiones y adquisiciones Perella Weinberg Partners, en Nueva York, para mudarse a Mumbai. “He buscando en los bancos de inversión más importantes y ninguno está contratando”.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: