ZAPATERO REGALA EL DINERO DEL PUEBLO AL MILLONARIO AL GORE

Las 30.000 copias españolas costarán 580.000 euros que saldrán del bolsillo del contribuyente y, para más inri, se exhibirán en los colegios para que nuestros escolares se traguen la andanada propagandística del millonario farsante.

Tan sólo los presuntos documentales de Michael Moore son tan sesgados y presentan la información de un modo tan vergonzosamente parcial como el trabajo que le ha valido a Al Gore el premio Nobel de la Paz. Los credenciales de Una verdad incómoda no pueden ser peores. Es un documental interesado que prima la agenda política del lobby ecologista sobre las cuestiones de orden científico relativas al cambio climático. En lugar de presentar todas las diferentes opiniones que los climatólogos tienen al respecto se centra en un paradigma, el del CO2, que ha sido desautorizado por buena parte de la comunidad científica. Y lo peor es que lo presenta como el único válido.

Aparte de esto, los numerosos ejemplos de los que Al Gore se vale a lo largo del documental son perfectamente rebatibles con ejemplos opuestos que, naturalmente, el ex vicepresidente no menciona. Lo único que queda claro en la hora y media larga que dura Una verdad incómoda es que se acerca algo parecido al apocalipsis y que haremos bien en someternos a los dictados del propio Gore y de sus compañeros de viaje si queremos salvarnos.

El hecho es que con una producción tan mediocre y tan plagada de incorrecciones y medias verdades Al Gore se está haciendo de oro. Ha conseguido ser de nuevo primera plana de todos los diarios del mundo tras su sonoro fracaso en las presidenciales del año 2000 y está agrandando su ya crecida fortuna con conferencias que imparte por todo el globo a precios astronómicos. España, gracias a una clase política ignorante y presumida que, naturalmente, le adora, se ha convertido en uno de sus principales destinos.

Factura cantidades mareantes por charlas de una hora y, como premio añadido al de la Academia Sueca, el Gobierno Zapatero ha comprado 30.000 copias de su documental. Esto resulta especialmente chocante, porque la supuesta filantropía y desinterés del norteamericano contrasta con el amor que siente por el dinero, que, por descontado, no destina a frenar el cambio climático que predica.

Tan escandaloso es lo suyo que hasta la Justicia británica ha desaconsejado la emisión de su película en las aulas, ordenando que, si se hace, se explique previamente su sesgo ideológico. Las 30.000 copias españolas costarán 580.000 euros que saldrán del bolsillo del contribuyente y, para más inri, se exhibirán en los colegios para que nuestros escolares se traguen, por las buenas o por las malas, la andanada propagandística de un millonario farsante que, esta vez sí, va a colar su caduca mercancía a un país entero. Porque aquí, la Justicia, ni está ni se la esperaba.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: